Aspectos Generales

El hombre que cambió Valencia llegó, contra pronóstico, de Cartagena. De temprana vocación política, Eduardo Zaplana Hernández-Soro (1956) recaló en las filas del PP después de la desintegración de UCD, donde había dado sus primeros pasos mientras cursaba la carrera de Derecho en Alicante.

Bien casado en Benidorm con Rosa Barceló, hija de un próspero empresario local con la que tuvo tres hijos, la mujer más famosa en su currículum político es sin embargo Maruja Sánchez, inventora del tamayazo avant la lettre. Sin la intervención de esta concejal socialista es probable que Zaplana no hubiera desarrollado su exitosa carrera política.…  Seguir leyendo »

La casta de los descastados

En 1989, el escritor Manuel Arroyo Stephens, fundador de la editorial Turner, publicó un genial libelo de manera anónima bajo el equívoco título Contra los franceses o sobre la nefasta influencia que la cultura francesa ha ejercido en los países que le son vecinos, y especialmente en España y que luego reeditó, ya sin enmascarar su autoría. En verdad, más que un ataque a la cultura gala, el pasquín era un reconocimiento a su habilidad para saber venderse a las mil maravillas. A este propósito, el reconocido editor y hombre de letras ponía el foco en la controvertida personalidad de un tal Ducis, quien se ajustaba como guante en mano a la frecuentada cita de Schopenhauer: “Su vanidad siempre fue mayor que su talento”.…  Seguir leyendo »

La crisis del sistema

Más de una vez he escuchado que la ola antisistema que en la última década ha afectado a muchos países del mundo, en distintas expresiones de populismo, nacionalismo, xenofobia y otros fenómenos radicales contra el orden establecido, no había alcanzado sustancialmente a España, o al menos lo había hecho en un grado insuficiente como para sacudir de forma significativa las estructuras de poder dominante.

La ausencia de propuestas políticas claramente antieuropeas, la inexistencia de un sentimiento de rechazo popular a los extranjeros o la debilidad de las organizaciones de extrema derecha y de extrema izquierda, nos ha llevado en ocasiones a la conclusión de que en España el sistema había conseguido resistir con más vigor que en otros lugares al empuje de las fuerzas singulares surgidas originalmente de la crisis económica de 2008.…  Seguir leyendo »

El exministro de Economía se compró un ático de lujo en La Moraleja.

Sí. Si Irene y Pablo, la realeza de Podemos, se hubieran casado este sábado en Windsor, con el boato propio del momento, vivirían en el Palacio de Kensington y nadie les estaría preguntando acerca de sus méritos y deméritos para tener una casa tan buena, tan jóvenes como son. Se sentirían tan tranquilos que no tendrían que convocar al pueblo, en este caso a las bases de Podemos, para someter a votación su futuro político con una pregunta no escrita: “O nosotros sí podemos tener chalet o no podemos seguir en Podemos”.

Eso sí, Irene y Pablo vivirían en una casita más pequeña que la de Galapagar: en 125 metros repartidos en dos habitaciones, con living, comedor y un mini jardín, que es el apartamento que Isabel II ha asignado a su nieto para iniciar una nueva vida con su esposa actriz.…  Seguir leyendo »

La idea se teclea cada vez más en las redes antisociales, esas fantásticas herramientas que podrían dinamizar la democracia y no dejan de devaluarla. El partido naranja sería el lado joven y peligroso de la gaviota. Falangito, facha, españolista, machista, ultraliberal, extrema derecha o el rufianesco extremo centro son algunos de los calificativos más repetidos. Aunque ninguno de ellos resista el más mínimo análisis racional, en la era del trending topic, cuando la materia gris cotiza a la baja, el retuit está garantizado.

Falta poco más de un año para el 26-M, una multicita electoral que incluirá europeas, municipales, autonómicas y quién sabe si generales.…  Seguir leyendo »

Partidos cerrados

Hace ahora cinco años reflexionando sobre el origen de la debilidad de nuestras instituciones un grupo de amigos (Luis Garicano, Carles Casajuana, César Molinas y yo misma) llegamos a la conclusión de que el principal problema eran los partidos políticos y que cualquier reforma en profundidad sería inviable sin cambiar la forma en que funcionaban. Como dice César Molinas con su habitual claridad los partidos políticos funcionan rematadamente mal y esto es muy grave porque son la piedra de toque de nuestras democracias representativas de corte liberal. De esa convicción surgió el llamado Manifiesto de los 100 -por el número de personas relevantes de todos los ámbitos que lo suscribieron- que proponía una profunda reforma del funcionamiento interno de los partidos para garantizar más transparencia, más democracia interna, más contrapesos efectivos, más participación de afiliados y simpatizantes y mayor rendición de cuentas a la ciudadanía.…  Seguir leyendo »

Catalá, Zoido y Méndez de Vigo entonan 'Soy el novio de la muerte'

Escribió Unamuno, en su ensayo sobre El individualismo español (Ensayos,Aguilar, 1942) que “El humorista americano Wendell Holmes habla en una de sus obras de los tres Juanes: de Juan tal cual él se cree ser, de Juan tal cual le creen los demás y de Juan tal cual es en realidad”. El comportamiento de cada uno de nosotros gira alrededor de esas tres percepciones, mezclándose unas con otras, resaltando unas más que otras o tratando de ocultar aquellas que más pueden perjudicar la imagen que queramos transmitir.

Dependiendo del trabajo o de la actividad que ejerzamos, deberemos tener un comportamiento u otro en función de lo que creamos que los demás esperan de nosotros.…  Seguir leyendo »

Hace una veintena de años recorrí la viejísima aldea de Malula, a no muchos kilómetros de Damasco. Es el único enclave sirio con un 90% de población cristiana y uno de los tres en los que se habla arameo, la lengua de Cristo. Recuerdo aquella pacífica Malula luego doliente, y el proverbio arameo: «No tires piedras en el manantial donde has bebido», ante un artículo de Cayetana Álvarez de Toledo a quien leo siempre con gusto. Su artículo se titula «Cuéntanos por qué te afiliaste al PP».

Es una reflexión vehemente y dura sobre cómo ve la realidad del partido al que perteneció, aunque la autora no responde a la pregunta que le da título.…  Seguir leyendo »

María Elvira Roca tiene escrito lo siguiente: «Los sindicatos andan perdidos en la nebulosa de los tiempos y convertidos en gestores verticales de dineros públicos más o menos corruptos o inútiles […] La disolución sindical tiene mucho que ver con el desfondamiento de las izquierdas».

Pero esa decadencia sindical no se debe a las malas o buenas prácticas, sino a la organización del trabajo o, dicho en otras palabras, a la desaparición de las grandes concentraciones de trabajadores sobre el mismo terreno en las empresas industriales clásicas. Como no podía ser de otra manera, la dispersión de los trabajadores redujo la posibilidad de realizar grandes asambleas en aquellas enormes naves de antaño, y con ello la dificultad de producir apoyos masivos de carácter sindical.…  Seguir leyendo »

El actual Gobierno español es el más minoritario en cuarenta años y apenas puede hacer aprobar una ley o un presupuesto. España es el único país de la Unión Europea cuyas finanzas públicas continúan, nueve años después, bajo control de la Comisión mediante el llamado Procedimiento de Déficit Excesivo. El Gobierno se limita, por tanto, a enviar al Parlamento la ratificación de las directrices europeas y a gesticular de cara a la galería. No hay mayoría gubernamental ni legislativa y no sabemos si la hay presupuestaria.

A pesar de tal impotencia política colectiva, cunde como nunca el tribalismo y la confrontación.…  Seguir leyendo »

Los cinco errores que acabaron con Cifuentes

El asunto de Cristina Cifuentes nunca ha obedecido, o al menos solamente, a la falsedad de un máster, ni mucho menos al hurto de dos tarros de crema, como demuestra el hecho de que existan muchos políticos que pasan toda su vida llevando a sus espaldas cargas más pesadas. El episodio hay que inscribirlo en la guerra interna que está librándose en el Partido Popular, si bien el desencadenante son cinco graves errores cometidos por la ya expresidenta de la Comunidad de Madrid que paso a enumerar.

1.- En primer lugar, Cifuentes jamás debía haber aceptado el regalo de un títulode máster, y mucho menos haber permitido que se vertiera un aluvión de mentiras, se falsificaran actas o se presionara a profesores para salir airosa de este asunto.…  Seguir leyendo »

Algo de optimismo justificado

Estamos pasando, sin duda, por momentos duros para España. Un intento muy grave de secesión en una de nuestras más ricas y pobladas regiones que, después de meses de fortísima confrontación, no ha encontrado todavía una solución razonable pese a los potentes instrumentos constitucionales utilizados, aunque quizá con excesiva mesura. Un complejo panorama judicial en el que los principales partidos políticos se encuentran enfangados en interminables querellas por corrupción. Censuras parlamentarias y durísimas presiones, fundamentadas en incomprensibles comportamientos personales, que han provocado cambios en cargos políticos muy relevantes. Declaraciones sorprendentes, probablemente en defensa de los servicios propios pero que han proporcionado buen combustible a los partidarios de los incendios.…  Seguir leyendo »

Cifuentes y el canal de las desdichas

Al igual que las cerezas, las desgracias se entrelazan entre sí e irremediablemente unas llevan a otras. Por eso, confirmando todos los augurios, Cristina Cifuentes no sólo ha tenido finalmente la absurda muerte política que se le presagiaba, lo que le ha costado la Presidencia de la Comunidad de Madrid, sino que ha sido víctima de un cruel asesinato civil a manos de enemigos íntimos.

En cierta ocasión, con motivo de la inauguración de la nueva sede de la Generalitat en Madrid, el entonces president Maragall se presentó exhibiendo deliberadamente el libro de Leonardo SciasciaLos apuñaladores. Era una clara alusión a José Montilla, quien acababa de ser elegido en el PSC para que lo heredara en el Palacio de San Jaime y que encajó el rejonazo con muda impavidez.…  Seguir leyendo »

La limpiadora sorda

“Yo no soy cleptómana”, me dice Cristina Cifuentes desde el fondo del pozo de su angustia. La presidenta caída quiere salir al paso de la etiqueta que se ha colocado sobre su cadáver político, como si fuera una mariposa perforada por un alfiler y clavada sobre un corcho. “Nunca he sido cleptómana ni padezco ningún trastorno de este tipo y desde luego jamás he estado en tratamiento por algo así”.

Lo que me explica del que describe como “famoso video” coincide, sustancialmente, con la versión que dio en su comparecencia póstuma: “Fue un incidente fruto de un simple despiste involuntario que se solventó sobre la marcha.…  Seguir leyendo »

Grabado sobre las ejecuciones a guillotina durante la Revolución Francesa.

Cristina Cifuentes pensaba hacerse su sexto tatuaje en el cuello, pero no le ha dado tiempo. No le han dado tiempo. Los suyos se lo han cortado antes. Ya lo advertía el gallego Pío Cabanillas: “Al suelo que vienen los nuestros”.

A “Cifu” le ha pasado como a Chalier, el sacerdote de Lyon devenido en uno de los líderes que proliferaron como setas en la Revolución Francesa. Puso en su ciudad como altar una piedra de la Bastilla destruida y meses después acabó estrenando la guillotina. ¡Quién se lo iba a decir aChalier! Y quién se lo iba a decir a Cristina Cifuentes.…  Seguir leyendo »

También las organizaciones, incluso las que más amas y de las que has formado parte buena parte de tu vida, tienen derecho a suicidarse, y es algo que aunque me duela tengo la obligación de respetar, porque creo en la libertad y en la autonomía de personas y organizaciones, incluso para equivocarse. Lo que no se me puede pedir, además, es que asista en silencio y mucho menos que colabore con un suicidio que para mí y muchos ciudadanos de izquierdas no tiene sentido ni razón política.

Asisto con estupor a una suerte de eugenesia política de ocasión en dramáticos plazos o actos que creo que es imprescindible denunciar, negar y combatir, precisamente cuando a pesar de más de dos años de inmersión de IU en el grupo parlamentario de Podemos, sus empecinados y casi heroicos electores se mantienen vivos y con clara expectativa al alza en contraste con el estancamiento del conjunto.…  Seguir leyendo »

Aznarismo

Quien afirma la inexistencia del aznarismo como estructura de poder y como relato vigente, no carece de razón: el aznarismo no existe. Salvo como icono fóbico. Y en consecuencia el PP, tampoco. Esto no quiere decir que el PP fuera Aznar. Pero sí quiere decir que contra Aznar no puede haber PP. El partido ha pretendido hacer como que ese hecho carecía por completo de relevancia, que no tendría consecuencias, que su permanente desmarque de aquello que se supone que habría querido Aznar bastaba para encontrar un acomodo confortable y una posición apacible ante la opinión pública. Pero la realidad indica alguna otra cosa.…  Seguir leyendo »

El caso Cifuentes y la gestión de esta crisis permiten extraer algunas lecciones acerca de qué está pasando en el centro derecha español. Las encuestas, y las tendencias que se traslucen de ellas, confirman una realidad que no requiere de mucha hermenéutica ni de grandes elaboraciones teoréticas. Para entender lo que le sucede al partido que venía representando casi en exclusiva al centro derecha español no es necesario acudir a la renovada hegemonía gramsciana de Podemos en el discurso político e intelectual. Ni tampoco al lakoffiano “no pienses en un elefante”, del que hicieron gala los socialdemócratas que creían construir el nuevo régimen para acabar reivindicando los hábitos del ancient regime y volver a la libertad de los antiguos, donde “aun en las relaciones más domésticas, la autoridad intervenía” (Benjamin Constant),

Marco Aurelio, el emperador filósofo, nos da una pista en sus Pensamientos para uno mismo que bien sirve para comprender los males que aquejan al centro derecha español y a nuestro sistema político: “la mejor defensa es no parecerte a ellos” (VI, 6).…  Seguir leyendo »

Las noticias recientes sobre los currículos de algunos políticos permiten reflexionar mirando al futuro. Parece que embellecer el currículo es una práctica que afecta a todos los partidos aunque muy marginalmente. La transparencia, el celo periodístico y una cierta vergüenza ayudan a conocer algunos casos. El embellecimiento busca construir una imagen resaltando méritos que se presentan como veraces sin serlo. Puede ocurrir cuando se busca trabajo, pero ¿tiene sentido en una cámara de representación cuando se está sometido al escrutinio público?

A diferencia de muchas otras ocupaciones, la política representativa no tiene ningún requisito de entrada; no es necesario que nuestros parlamentarios sepan hacer algo en especial, ni siquiera que tengan estudios de ningún tipo.…  Seguir leyendo »

Hasta aquí llegó la Transición. Cuatro décadas no son poco; más de una generación ha durado el ejercicio de la democracia levantada sobre los escombros del franquismo. Los españoles hemos vivido los mayores niveles de libertad y progreso de nuestra historia. Pero el proceso está llegando a su término. La sociedad se muestra apática, carente de respuestas frente a nuevos problemas. Por vez primera en mucho tiempo la convivencia civil está amenazada; los consensos básicos sobre la que se asienta se han resquebrajado.

Los partidos que protagonizaron este largo período de normalidad democrática están cayendo víctimas de una incapacidad progresiva para acoplarse a la realidad, y una gran mayoría de ciudadanos no se siente por ellos representada.…  Seguir leyendo »