Aspectos Generales

Signos inequívocos anunciaban el fracaso: sociedad líquida, políticas superficiales, diversiones banales… Pero la Fortuna jugaba fuerte a la ruleta y -para ser sinceros- no nos iba mal del todo. Y de pronto, llegó la pandemia. Nuestras vidas sufrieron una brusca conmoción. Nuevas preocupaciones, antes remotas o insospechadas: confinamiento, mascarillas, teletrabajo, reuniones telemáticas, clases on line, estado de alarma, incluso «toque de queda»… Acaso el anticipo desmesurado y profético de una sociedad virtual, con la certeza de una temible crisis económica y de un desafío global (todavía poco definido) al Estado constitucional; es decir, a la sociedad menos injusta de la historia.…  Seguir leyendo »

Hace ya varios años que los barómetros del CIS registran como uno de los principales problemas del país a los políticos. No voy a agotar este espacio intentando corregir una creencia que posiblemente venga alimentada por la forma o, mejor dicho, falta de ella, con la que se desarrolla el debate público.

El siglo XXI está siendo en estas primeras décadas especialmente convulso prácticamente a nivel mundial. Apenas empezábamos a recuperarnos de una profunda crisis económica cuando una pandemia asola el planeta privándonos, entre otras muchas cosas, de los abrazos y la compañía.

Cuando peores son las condiciones sociales y económicas, mayor es la radicalización y el sectarismo, la crispación y el miedo, la confrontación y el desprecio.…  Seguir leyendo »

Resulta pedagógico analizar la reacción de los gobernantes alemanes frente a la epidemia. Existe allí una legislación de excepción –sería nuestro artículo 116 CE– aprobada en mayo de 1968 como una modificación de la Constitución. A nadie se le ha ocurrido invocar los instrumentos en ella contenidos para afrontar los efectos del virus actual. La respuesta legislativa, más comedida, ha consistido en la reforma de una ley que el Parlamento alemán tiene aprobada desde enero de 2001. Se trata de la conocida como Ley de protección contra las infecciones.

Como nosotros contamos con un Estado descentralizado, tiene interés recordar las competencias en esta materia y su reparto entre la Federación (el Estado) y los Länder (nuestras comunidades autónomas).…  Seguir leyendo »

Querida Mrs. Von der Leyen

Cuando un país de la Unión tiene graves problemas financieros solicita un rescate económico, pero cuando los problemas son de derechos civiles, lo pertinente es un rescate político. Cierto es que a un gobierno solo se le puede deponer con votos, y mi interés no es rendir al Gobierno, aunque me gustaría hacerlo, sino impedir que altere las reglas del juego, que es lo que le pido.

Mi preocupación sobre el tema tiene su origen en 1978, durante un viaje en avión de Madrid a Moscú, en el que se sentó a mi lado un escritor chileno encantador, amigo íntimo de Neruda y galardonado con el premio Nacional de Literatura.…  Seguir leyendo »

España, como el resto del planeta, está en guerra contra el enemigo más feroz que ha conocido la humanidad desde la Segunda Guerra Mundial: el Covid-19. Y para vencerlo, sumadas a la búsqueda tecnológica y científica de una vacuna y de remedios médicos, son necesarias las mejores virtudes del pueblo español: unidad, valor y amor. En este amor como virtud clásica, nuestras Fuerzas Armadas son nuestro pueblo; y nuestro pueblo es nuestras Fuerzas Armadas, porque cada militar nace ciudadano del pueblo español. Recíproca identidad en el amor, porque bajo cada uniforme en el pecho del militar palpitan inseparables el amor como soldado a la Patria con el amor como ciudadano al pueblo español.…  Seguir leyendo »

El Covid-19 es un desconocido. No sabemos su ciclo de vida e ignoramos cuándo habrá una vacuna o su eficacia. Lo que sí sabemos es que existe, que está entre nosotros. Ante su existencia podemos sucumbir o convivir con él.

El impacto de esta segunda ola de infecciones masivas del Covid-19 ha convertido la pandemia en el tema principal de la campaña de las elecciones americanas desvelando dos estrategias de lucha  opuestas entre sí. Trump es partidario de las cuatro medidas esenciales (distancia, evitar locales cerrados sin ventilación, mascarilla, y atención a grupos de riesgo) y mantener la economía lo más abierta posible.…  Seguir leyendo »

Estamos viviendo un tiempo cuajado de incertidumbre. Aún no hemos asimilado en toda su magnitud enorme la dimensión de la pandemia, Covid-19, que cual negro nubarrón anuncia una poderosa tormenta y como todo fenómeno social de carácter global las consecuencias son muy variadas, y todas negativas. La primera se refiere a la salud, que está tomando un cariz muy preocupante. Las cifras de afectados y fallecidos -en el mundo y en España- son un número cada vez más alarmante que exige medidas enérgicas y certeras que eviten la catástrofe. Ahí juega un papel fundamental la responsabilidad personal, pues por muchas normas que se dicten, si no tomamos conciencia de que debemos tomar medidas precautorias cada uno de nosotros, será difícil librarnos de contagios.…  Seguir leyendo »

¿Quién iba a sospechar, cuando el pasado jueves el Congreso ratificó en su puesto a Pedro Sánchez rechazando de forma clamorosa la moción de censura con que se pretendía su cese, que el agradecimiento del Presidente del Gobierno iba a concretarse, apenas tres días más tarde, en el mayor desprecio que nuestro legislativo ha sufrido en los últimos 39 años?

Y es que la pretensión de Sánchez de requerir al Congreso para que prorrogue por seis meses el estado de alarma que acaba de declarar equivale a privar durante ese mismo lapso de tiempo a la institución que más genuinamente representa a la ciudadanía de toda capacidad de decisión sobre la naturaleza o el alcance de las graves medidas que se prevén, sustituyendo su efectiva capacidad de control por la mera rúbrica de un cheque en blanco que trasferirá todo el poder al Presidente y a aquéllos en quienes tenga a bien delegarlo.…  Seguir leyendo »

Tratando de encontrar una explicación al sorprendente comportamiento de Pablo Casado en el debate de la moción de VOX, uniendo informaciones, viajes, y circunstancias coincidentes paso a relatar una serie de conversaciones políticas. “Se non è vero, è ben trovato”

Bilbao, martes, 20 de octubre. Sede del PNV, Sabin Etxea. Reunidos Ortuzar, Urkullu, y Aitor Esteban. Inicia la conversación Ortuzar:

-Aitor, esto que nos dices ¿es información o sólo una impresión?

-Las dos cosas. El «no» del PP en la moción va a ir dirigido a escenificar una ruptura con VOX y posibilitar la Gran Coalición que exigen Merkel y Macron.…  Seguir leyendo »

Negar al aliado es regalar la victoria al adversario

El discurso de repuesta del presidente del PP, Pablo Casado, a modo de desquite político y personal, a la moción de censura del líder de Vox, Santiago Abascal, ha obrado la paradoja de suscitar mayores y más estruendosas felicitaciones cuanto más alejados se encontraban sus autores de los postulados liberales del centroderecha y más próximos al Gobierno de cohabitación socialcomunista. Es de temer que la ofuscación del jefe del principal partido de la oposición le haya cegado y no haya tenido la cautela de perro viejo de la fábula de Samaniego. Al verlo saciar su sed en el río sin dejar de correr a la vez, un taimado cocodrilo le encomienda: «¡Bebe quieto!».…  Seguir leyendo »

Los acontecimientos que estamos viviendo crean incertidumbre, miedo y desconcierto. Estos sentimientos se han convertido en nuestros vecinos y se han empadronado en nuestro vivir diario. Por otra parte, no acabamos de afrontar los verdaderos problemas que tenemos entre nosotros. No es bueno poner la vida y la historia de un pueblo en una única dirección. No se puede estar comenzando siempre como quien inicia todo desde cero, ayuno de toda tradición. No podemos permitirnos que cada generación comience a pensar España, a construir la sociedad, a descubrir la verdad, o a realizar el bien desde la nada. Pensar España significa también volver con amor la mirada a todo lo pasado.…  Seguir leyendo »

El estado de alarma es una previsión constitucional para crisis graves que, como cualquier instrumento, por sí mismo no resulta malo ni bueno. Lo que lo ha convertido en un tabú político es el abuso manifiesto de su aplicación que durante la primavera cometió el Gobierno al utilizarlo para anular la transparencia, ningunear al Parlamento y amparar caprichos como el de colocar a Pablo Iglesias en el comité de los servicios secretos. Esa borrachera de arbitrariedad, que llegó a extremos pintorescos, irritó a una población sometida a un largo encierro en el que se le habían confiscado sus derechos, y que sintió como un lógico agravio que las razones de fuerza mayor sirvieran de pretexto a una exhibición de poder sin barreras ni contrapesos.…  Seguir leyendo »

Casado ya tiene galones

¿Qué opinión puede merecer quien, a los pocos días del estreno de una película, que casi nadie ha podido ver todavía, reproduce el mismo golpe de efecto final del guión cinematográfico, supuestamente fruto de un alarde de emotividad espontánea, como colofón de un debate parlamentario?

Como mínimo que es un oportunista. Pero el juicio moral se endurece necesariamente si la materia prima de ese golpe de efecto, copiado y, por lo tanto impostado, son los nombres y apellidos de las 800 víctimas de ETA.

Eso es lo que hizo Santiago Abascal el miércoles, imitando la lectura que el activista Tom Hayden hace de los nombres de los soldados que morían en Vietnam, mientras tenía lugar la interminable vista oral por sus protestas durante la Convención Demócrata de 1968.…  Seguir leyendo »

La afición de Pablo Iglesias a citar los nombres de referentes liberales y conservadores que obviamente no ha leído, y si ha leído no ha entendido, alcanzó este jueves momentos de chocante extravagancia.

Iglesias citó a Angela Merkel, a Emmanuel Macron, a Antonio Cánovas del Castillo e incluso a Donoso Cortés, que si por algo destacó no es como referente de Cánovas –el propio Cánovas citaba a Francisco Pacheco como su principal influencia–, sino como primer gran teórico del reaccionarismo español. El de «inteligencia, autoridad e historia», tres conceptos incomprensibles para el populismo de izquierdas español.

Como explica el psicólogo social Jonathan Haidt en su libro La mente de los justos, los estudios han demostrado que los conservadores suelen comprender bastante mejor el pensamiento de los progresistas que viceversa.…  Seguir leyendo »

¿De verdad el vencedor de la moción de censura ha sido Pablo Casado? Quiero decir más allá de los papeles, de la burbuja político-mediática. ¿Quemar los puentes con los votantes de Vox lo consolida como alternativa real, viable, a Sánchez? ¿Poner un cordón sanitario a varios millones de españoles cuyo voto mantiene en el poder a Ayuso y a Almeida, a Moreno Bonilla y a López Miras es una buena idea?

Solo se puede responder afirmativamente a esas preguntas desde la convicción de que Vox es una incomodidad pasajera. Que sus votos son prestados, que se irán (que se están yendo ya) al PP una vez Casado ha aclarado que se trata de un partido despreciable -«el de la España grande y libre», o sea franquista- y que su presidente es más despreciable aún, pues «pisotea la sangre de las víctimas del terrorismo».…  Seguir leyendo »

El vencedor de la moción de censura de Santiago Abascal contra Pedro Sánchez ha sido Pablo Casado. El PP necesitaba un proyecto, una idea a la que aferrarse, y parece que la ha encontrado. No se trataba de apoyar a uno frente a otro, sino de colocar a ambos en el mismo bloque, en esa España alterada que preocupa. ¿Quién puede negar que la crispación social va en aumento, o que el ataque a las instituciones democráticas es cada vez más descarado y peligroso?

El ambiente de odio social, alimentado por unos y otros, es palpable día a día. El temor a molestar a alguien con una opinión política o una bandera no se vivía en España desde hacía décadas.…  Seguir leyendo »

De vuelta al Tercer Mundo

A los años que van desde 1976, en que Adolfo Suárez ascendió a la presidencia del Gobierno, hasta 1982, en que el PSOE ganó las elecciones, se les designa comúnmente como la Transición, porque durante ese período la política española recorrió el camino desde la estructura dictatorial que había construido el franquismo a la democrática que construyeron los españoles en su conjunto, unos con su gestión política, los más con su voto. El pueblo español mostró una voluntad casi unánime de abrazar la democracia y desechar para siempre el autoritarismo. Yo diría sin embargo que, además de transitar hacia la democracia, el pueblo español transitó también del Tercer Mundo al Primero.…  Seguir leyendo »

Las mociones de censura en España han funcionado más para alimentar el postureo presidenciable de los partidos que la presentan —su capacidad de liderar la oposición parlamentaria y defender un programa alternativo de gobierno— que para sustituir al Gobierno de turno. Hasta ahora, solo una de las cuatro mociones presentadas en el Parlamento ha tenido éxito, la de Pedro Sánchez en mayo de 2018, mientras que en las comunidades autónomas lo hicieron cinco de un total de veintiuno. Esto es así porque para tumbar al Gobierno en el sistema español no basta con retirarle el apoyo: se necesita un candidato alternativo que consiga ser investido por una mayoría en la Cámara.…  Seguir leyendo »

Estado aluminoso y nación dividida

España está dando la medida de sí misma entrado el siglo XXI y el balance está siendo decepcionante. La historia nos ha puesto por desgracia ante el reto colectivo de gestionar una auténtica calamidad pública y, más allá de honrosas excepciones como nuestros sanitarios, docentes y Fuerzas Armadas y de seguridad, estamos fallando como país, tanto a nivel político, como institucional y social.

El desenlace es frustrante. Tanto que volvemos a la casilla de salida de la centenaria anormalidad histórica al compararnos con lo hecho por la mayoría de los países de nuestro entorno europeo. Algo sobre lo que discutieron generaciones de intelectuales en el pasado y que, si no rectificamos a tiempo, puede poner las bases de un auténtico colapso nacional.…  Seguir leyendo »

Un hatajo de fachas

Gracias a la clarividencia de algunos de los ministros que por ventura nuestra nos gobiernan, podemos comprender que eso del patriotismo, el amor a España y el respeto a sus símbolos es solamente un espantajo, un señuelo. Lo utilizan los fachas para oponerse a la modernización de nuestro país que, con admirable perseverancia, intentan llevar a cabo las fuerzas progresistas y democráticas. Conviene desenmascarar a esos fachas, poniendo de manifiesto sus errores.

Ya en el siglo XVIII, un ingenuo asturiano rechazó colaborar con el general Sebastiani, que intentaba traer a España las luces del progreso, con esta frase: «Yo no sigo un partido sino la santa causa que sostiene mi patria».…  Seguir leyendo »