Aspectos Generales (Continuación)

Por Enrique Gil Calvo, profesor titular de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid (EL PAÍS, 24/02/07):

En contra de lo que era lógico esperar, la estrategia de oposición radical que ejerce el Partido Popular (PP) contra el Gobierno de Zapatero se está intensificando al acercarse el ciclo electoral que cerrará la legislatura. Esto es sorprendente, pues lo razonable hubiera sido una secuencia de dos fases equilibradas: una etapa sostenida de oposición frontal, destinada a cohesionar a sus bases sociales y afianzar su fidelidad; y un último tramo, al acercarse las elecciones, de retorno al centro, a fin de buscar el voto moderado de las clases medias que deciden el resultado electoral.…  Seguir leyendo »

Por Wifredo Espina, periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació

Zapatero es el Anti-Suárez. Desde su primer día de presidente de gobierno, toda su actitud y todos sus pasos llevan a pensar que no es equivocada esta apreciación.

Adolfo Suárez instauró el espíritu de la Transición y la impulsó hasta llegar al gran pacto de convivencia de todas las fuerzas políticas y sociales. Rodríguez Zapatero está deshaciendo aquel pacto y se está cargando su espíritu reconciliador, que permitió establecer la democracia en nuestro país.

Suárez concilió las grandes fuerzas políticas –de izquierda y de derecha- para que redactaran y aprobaran la Constitución que nos ha dado el periodo más largo de estabilidad política y social.…  Seguir leyendo »

Por Álvaro Delgado-Gal (ABC, 22/02/07):

EL deterioro de la política en España ha adquirido un ritmo que los aficionados a la música calificarían de vivace, con visos de ir a más y rematar en prestissimo. Se trata de un hecho sin duda emocionante, pero también de una pésima noticia para quienes estiman que la conmoción constante de las reglas de juego genera caos y pone en riesgo la pervivencia del sistema. El gobierno democrático cobra cuerpo, y eficacia, gracias a una combinación adecuada de orden y desorden. La lucha por el poder es fatalmente brutal, y se encuentra, por lo mismo, en tensión permanente con las normas que asociamos a la convivencia civilizada.…  Seguir leyendo »

Por Jordi Gràcia, profesor de Literatura Española en la UB y autor de Estado y cultura. El despertar de una conciencia crítica bajo el franquismo (EL PAÍS, 22/02/07):

El déficit democrático que daña hoy a la derecha visible en España puede tener algún origen más complejo que la mala digestión de la derrota de hace tres años. Más complejo y sobre todo más preocupante, porque compromete la magnanimidad comprensiva que la oposición antifranquista puso de su parte para hacer la transición de la dictadura al Estado democrático.

En demasiados individuos asociados y avalados por la actual derecha rebrota una autoafirmación ideológica y política que prácticamente había desaparecido de la circulación pública y está siendo rehabilitada en ese entorno.…  Seguir leyendo »

Por Benigno Pendás, profesor de Historia de las Ideas Políticas (ABC, 17/02/07):

Alientan a los «okupas». Pagan actos a los antisistema. Exigen libertad para las drogas. Comprenden las formas de vida «alternativas». Simpatizan con los «altermundialistas». Predican el laicismo, venga o no venga a cuento. Algunos políticos con responsabilidad de gobierno (ministros, alcaldes, consejeros autonómicos, concejales) sorprenden a la opinión pública con sus querencias radicales. No les importa dejar un flanco débil a la crítica de la gente sensata. ¿Es un fenómeno espontáneo? No del todo, creo. Algo hay, por supuesto, de sectarismo y de ignorancia sobre las formas razonables del socialismo democrático en un país desarrollado.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Zarzalejos, director de ABC (ABC, 11/02/07):

Las posiciones políticas son siempre relativas porque están en función de las circunstancias. Por esa razón, María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta primera del Gobierno, venía siendo considerada -tanto en lo ideológico como en lo político- como moderada en relación con la radicalidad de actitudes, comportamientos y decisiones del presidente del Gobierno y del Ejecutivo como tal. Sin embargo, en una huida hacia delante propiciada por los sucesivos fracasos gubernamentales, la vicepresidenta ha perdido ese capital de fiabilidad que le otorgaba su aproximación más ecuánime que otras a los grandes asuntos políticos.…  Seguir leyendo »

Por Valentí Puig (ABC, 10/02/07):

DEL 11-M al atentado de la Terminal-4 algo ha estado alterando el tono de la vida pública española y aunque, fuese indefinible, lo que se constata es que su efecto es como una herrumbre muy preliminar, como una sorda incitación a procesos -aún remotos y ciertamente remediables- de deterioro y discordia. Sobreviene en un período de crecimiento económico ininterrumpido. Si en aspectos desventurados sintoniza con otros procesos en la vida europea, su naturaleza es más bien autóctona y deriva de los males de la patria. España aparece como indispuesta consigo misma y la causa es ETA.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Zarzalejos, director de ABC (ABC, 04/02/07):

EL síntoma más alarmante de la inanidad gubernamental -de su vacuidad y futilidad-es que no le es reconocida socialmente su autoridad moral -que esa no se gana en las urnas-; ni se respeta su autoridad ejecutiva -que esa sí le corresponde, plena y legítimamente. El socialismo radical de Rodríguez Zapatero abunda en todos los complejos típicos de la izquierda anquilosada, propia de etapas históricas superadas en Europa. La alergia de la izquierda antigua al ejercicio efectivo de las facultades administrativas y reglamentarias se manifiesta en este Ejecutivo de manera eruptiva y cursa patológicamente como una crisis galopante de parálisis y autismo político.…  Seguir leyendo »

Por Eugenio Trías, filósofo y miembro del Consejo Editorial de EL MUNDO (EL MUNDO, 30/01/07):

Pensar en inquietantes escenarios de Novísimos o Postrimerías puede ser un apropiado estupefaciente: nos aleja del marasmo de mezquindad y mediocridad en que la vida política local española se halla sumida. Por múltiples razones, llevo varias semanas leyendo el Libro de la Revelación. Esa lectura me permite tomar distancias respecto a eventos demasiado próximos.

Respondo al deprimente espectáculo de los políticos locales modificando drásticamente el escenario de mis lecturas. Mi atención puede, entonces, girar hacia tiempos y espacios remotos: los más apartados de la cotidianeidad política y periodística.…  Seguir leyendo »

Por Ignacio Sánchez Cámara, catedrático de Filosofía del Derecho Universidad de La Coruña (ABC, 30/01/07):

La situación política española suscita tristeza y perplejidad. Es de buen tono, de una impecable corrección política, deplorar el declive de la cortesía, el partidismo rampante y ramplón, la falta de sentido cívico y de responsabilidad, y la apoteosis del fanatismo sectario. Y queda bien repartir mandobles admonitorios a diestra y siniestra, y exigir la recuperación del diálogo y la concordia entre los dos grandes partidos, y su acuerdo en los grandes asuntos de Estado. Pero lo que ya empieza a resultar impertinente es indagar a quién le corresponde la responsabilidad principal, a menos, eso sí, que uno, aunque sea faltando a la verdad, eche la culpa a la derecha de toda la vida que, como siempre, termina por echarse al monte antidemocrático.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Zarzalejos, director de ABC (ABC, 28/01/07):

Alea jacta est. La suerte está echada. Algo así -como Julio César- ha debido decirse a sí mismo Mariano Rajoy para acometer una nueva y decisiva fase de su liderazgo en el Partido Popular. Presentarse ya «como alternativa» y no «como oposición» para afirmar rotundamente que se produce «un proceso de degradación del Estado» y asegurar que continuará al frente de su partido después de las elecciones generales -sea cual fuere el resultado que obtenga-, al tiempo que hace una severa y contundente llamada al orden interno en su organización, son los hitos -verbales y políticos- del presidente del PP que viene ahora desafiado por su propia apuesta.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Muñoz Molina, escritor (EL PAÍS, 27/01/07):

La política española resulta tan difícil de explicar al extranjero porque está toda entera contaminada de delirios, algunos de ellos tan difundidos, tan arraigados, que casi todo el mundo ya los confunde con la realidad. El delirio ha sustituido a la racionalidad o al sentido común en casi todos los discursos políticos, y los personajes públicos atrapados en él lo difunden entre la ciudadanía y se alimentan a su vez de los delirios verbales y escritos de unos medios informativos que en vez de informar alientan una incesante palabrería opinativa. La actualidad no trata de las cosas que ocurren, sino de las palabras que dicen los políticos, de los cuales no se conoce apenas otra cosa que sus exabruptos verbales.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Estella, profesor titular de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III de Madrid (EL PAÍS, 22/01/07):

«No basta con ser mayor de edad y tener la nacionalidad española; hace falta algo más para ser presidente». Lo dijo Mariano Rajoy, después de su bochornosa actuación en el debate parlamentario en el que se discutió sobre lo indiscutible: por qué se había roto el alto el fuego (como si el Gobierno, y no ETA, tuviera algo que decir al respecto). La pretensión de Rajoy era descalificar, una vez más, al presidente del Gobierno: un añadido a sus continuas acusaciones de que el presidente «es un ignorante», «un bobo», «un cándido» o un «soñador», por utilizar solamente algunos de los más suaves improperios que el líder de la oposición le brinda habitualmente.…  Seguir leyendo »

Por Gregorio Morán (LA VANGUARDIA, 20/01/07):

El pasado 18 de diciembre, bien entrada la tarde, el cecijunto presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y su secretario general, el humorista Ángel Acebes, con la meliflua compañía de Ana Botella, de profesión sus labores, asistieron al parece de buena gana a un bautizo. Había abundante público; la variada canallesca en su facción hirsuta, bastante macizo de la raza cosecha del 75, y mucho adosado. El acto pasó desapercibido al conjunto de la prensa guerrera salvo la incólume Tribuna de Salamanca.Y yo, como siempre, me enteré tarde; apenas ayer. Ahora bien, informado debidamente del acontecimiento puedo asegurar que el recién nacido expuesto ante el público allí congregado resultó un monstruo; un ser informe, despreciable, como el aborto de unas ratas, efímero porque está llamado a morir de consunción y sin esfuerzo alguno, ni siquiera como aquellos hijos que antaño ponían en el torno de la inclusa para que las monjitas trataran al menos, ya que no de hacerles el milagro imposible de insuflarles sangre y vida, donde solo había saliva y excrementos, si de enterrarlos bajo la sagrada protección.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Rivera (EL CORREO DIGITAL, 19/01/07):

Hace sólo unas fechas que murió Gerald Ford, el único presidente norteamericano no elegido, que alcanzó tan alta dignidad al tener que sustituir al rufián pillado de Richard Nixon. De Gerald Ford se contaba un chiste malévolo, en el sentido de que era un hombre capaz de hacer dos cosas a un tiempo: andar y mascar chicle. Nuestro presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, ha recibido el acoso permanente de quienes el 14-M se llevaron la morrocotuda sorpresa de perder unas elecciones al ser pillados por rufianes, cuando éste fue capaz de capitalizar la mala leche que se había ido acumulando en el tiempo del ‘aznarismo’.…  Seguir leyendo »

Por Felix de Azúa, escritor (EL PAÍS, 12/01/07):

No me canso de contarlo. Hace ya varias décadas, un amigo con quien compartía estudios de filosofía estuvo acudiendo a mi casa durante un par de meses para ayudarme con un texto de Descartes. Solíamos comenzar hacia el mediodía y acabábamos a la happy hour, cuando la copa es un puro esplendor. Andaba yo entonces muy colado por Schubert, de quien sonaba siempre en el tocadiscos alguna de sus sonatas para piano, rectamente calificadas por Brendel de «sonámbulas». Mi amigo nunca había oído otra composición que el «¡Ay de mí!» de los sanfermines, ni se había interesado jamás por la música, de modo que no le molestaba tenerla de fondo.…  Seguir leyendo »

Por Fernando Sánchez Dragó, escritor, autor de la obra reciente Muertes paralelas. Presentará Diario de la Noche en Telemadrid a partir del próximo 22 de enero. (EL MUNDO, 10/01/07):

Y proclamación, mediante ella, de los Derechos Universales de la Literatura. Decía Nietzsche que «sólo como fenómeno estético se justifican eternamente la existencia y el mundo». Así es, aunque así no os parezca. Lo sabía de niño, lo olvidé en mi juventud, lo negué luego, lo reconozco ahora. Sólo un anciano, al que la edad torna invulnerable, puede atreverse a decir en la Europa de hoy, depresiva, represiva y mojigata, que la estética es su ética y que siempre había sido, para él, así.…  Seguir leyendo »

Por Felipe González, ex presidente del Gobierno (EL PAÍS, 29/12/06):

Todo se convierte en áspera disputa, cargada de descalificaciones, vacía de contenido político real. Cuando se abusa de esa forma de hacer política, si eso es política, la crispación que responsables de la cosa pública más sectores mediáticos protagonizan termina trasladándose a la ciudadanía, haciendo el clima irrespirable.

En la lucha democrática siempre hay cierta dosis de juego sucio. No hay sistema conocido que se vea libre de esto. Pero tiene límites y temo que éstos se están rebasando ampliamente. Lo he vivido en los últimos años de mi mandato y todavía algunos recurren a las viejas consignas para atacar al Gobierno actual, lo que muestra la escasez de sus argumentos.…  Seguir leyendo »

Por Eugenio Trías, filósofo y miembro del Consejo Editorial de EL MUNDO (EL MUNDO, 19/12/06):

En una cena de amigos y familiares, el pasado verano, se inició la conversación por las acostumbradas rutas de la política local. Para evitar una estéril y tediosa incursión en los tópicos de siempre, que en los últimos tiempos pueden dar lugar a viscerales enfrentamientos, se me ocurrió dar un giro a la conversación suscitando un tema diferente -y algo exótico-, un tema que a todos nos importa (tanto o más que el pronóstico respecto a elecciones próximas). Comencé, de forma socrática, a interrogar a unos y a otros sobre sus creencias relativas a lo que sucede tras la muerte: ¿es la muerte el fin definitivo de nuestra vida?…  Seguir leyendo »

Por Francisco Bustelo, profesor emérito de Historia Económica en la Universidad Complutense, de la que ha sido rector (EL PAÍS, 18/12/06):

A quienes creemos en el progreso, los retrocesos, lógicamente, nos sientan muy mal. Si son grandes, como ocurre últimamente, incluso nos ronda la tentación de sumarnos a la muchedumbre de escépticos que piensan que esto, es decir, la política, o más bien la humanidad, no tiene arreglo. Dios no permita que se nos contagie tal dislate. La vacuna consiste en aferrarse a cualquier atisbo de cambio a mejor, con la esperanza de que las mejoras se consoliden y avancemos un poco más hacia ese mundo en paz y sin pobreza extrema con el que tan ingenuamente soñamos los progresistas.…  Seguir leyendo »