Aspectos Generales (Continuación)

Por Ignacio Sotelo, catedrático excedente de Sociología (EL PAIS, 04/05/04):

Poco me gusta, pero por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a empezar refiriéndome a un artículo que publiqué en este periódico el 21 de enero. Relacionaba las elecciones del pasado 14 de marzo con las celebradas el 1 de marzo de 1979 por el hecho de que ambas se hayan celebrado al inicio de una etapa de nuestra historia constitucional. En los 25 años que ha durado la que acaba de concluir, se ha consolidado la democracia y hemos conseguido integrarnos en Europa, generando un desarrollo económico y social verdaderamente deslumbrante.…  Seguir leyendo »

Por Horacio Vázquez-Rial (ABC, 03/05/04):

AL parecer, si nos atenemos a lo que sostienen unos cuantos notables socialistas y parasocialistas, las razones por las que el PSOE ganó las elecciones del 14 de marzo son de índole variada, pero todas ellas compartidas por el electorado. Un electorado hasta cierto punto imaginario, que no les dio la mayoría absoluta, aunque ellos hablen hoy como si la tuvieran, y que en cambio otorgó cerca de diez millones de votos al PP, desmintiendo aquello del noventaytantos por ciento de la población tras las pancartas del «no a la guerra», proporción decididamente imaginaria.

¿Comparte el electorado socialista la idea de que el atentado del día 11 se debió a la participación española en las tareas de reconstrucción de Irak, ya que no en la guerra misma, tan breve como librada en exclusiva por el ejército americano?…  Seguir leyendo »

Javier Gómez de Liaño es abogado y magistrado excedente (EL MUNDO, 01/05/04):

Una semana después de las pasadas elecciones generales escribí en esta misma tribuna un artículo que titulé Dos cartas sobre la mesa. La primera iba dirigida al presidente del Gobierno en funciones; la otra, al que entonces llamé presidente in pectore y hoy lo es en servicio activo. Pues bien, al cabo del tiempo transcurrido y coincidiendo con la constitución del nuevo Ejecutivo, vuelvo a tomar la pluma para insistir en mi cauto optimismo.El pueblo español expresó su voluntad en las urnas el 14 de marzo en unas circunstancias de terror, inquietud y zozobra -el atentado del 11-M no era para menos- que no deben ponerse como ejemplo de normalidad democrática, y el nuevo presidente, aunque ya se sabía con bastante antelación, ha formado un gobierno de ocho mujeres y ocho hombres que constituyen un equipo, en términos generales, bastante aceptable.…  Seguir leyendo »

Por Fernando Savater, catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid (21/04/04):

En los cuentos de nuestra infancia -que algunos nunca hemos renunciado a releer- siempre se inclinan por lo menos tres hadas sobre la cuna de los recién nacidos. Y les profetizan venturas o desventuras, según la calaña de las susodichas y los contenciosos que tienen abiertos con los padres de la inocente criatura. En realidad, tales augurios no son simples anticipaciones de lo porvenir, sino bendiciones o maldiciones activadas por las hechiceras que se cumplirán años después por arte de magia. Claro, que el cuento también demuestra, triunfalmente, que, pese al augurio de las videntes y la mala idea de las brujas, el pequeño príncipe o la inocente princesita pueden lograr finalmente derrotar a lo peor de su destino, a veces gracias al coraje de la espada, a la amistad inesperada de un genio o al beso certero de un pretendiente que no retrocede ante los dragones.…  Seguir leyendo »

Por Pedro Schwartz (LA VANGUARDIA, 21/04/12):

José María Aznar esperaba retirarse con aplauso. Había traído la prosperidad económica a España, había apoyado a las dos democracias más antiguas en una renovada lucha por la libertad, había hecho frente a la matonería de Francia y Alemania en el seno de la Unión Europea, había intentado mantener los nacionalismos de campanario dentro de nuestra Constitución, y había renunciado después de dos legislaturas, como prometió. Pero estos logros han contado poco para una mayoría de votantes españoles, que no han podido aguantar la tensión de encontrarse en guerra contra dos terrorismos, el nacional de ETA y el mundial de Al Qaeda.…  Seguir leyendo »

Por Vicenç Villatoro, ex director general de la CCRTV (EL PERIÓDICO, 20/04/04):

Hace unos años, se puso de moda distinguir en la socialdemocracia europea entre dos caminos diversos, aunque ambos, en su momento, victoriosos: Blair o Jospin. ¿Blair y, más tarde, Schröder representaban el valor del talante? Llegaban al poder con programas más bien centristas, pero con una propuesta de cambio de cultura política, con un talante amable y participativo. Venían a decir que en unos momentos en los que, en la política europea, no existen grandes márgenes, no se distinguen mucho las políticas de centro-derecha de las de centro-izquierda, lo que importa es la cultura política, las maneras, los gestos.…  Seguir leyendo »

Por Jorge de Esteban, catedrático de Derecho Constitucional y miembro del Consejo Editorial de El Mundo (EL MUNDO, 17/04/04):

El debate de investidura que acaba de celebrarse ha puesto de manifiesto sobre todo que ha cambiado radicalmente el tenso ambiente de la última época de los gobiernos de Aznar. En efecto, en el Congreso de los Diputados se ha asistido en estos días a un clima de distensión, con formas y usos casi versallescos, que no existió, como digo, en la etapa anterior. Desde luego, algo tiene que ver en ello la nueva Presidencia del Congreso, a la que ha accedido uno de los políticos más educados y experimentados del PSOE, que goza además de un cierto sentido del humor, lo que no es frecuente en lo s políticos.…  Seguir leyendo »

Por Jose Luis Martínez Ibáñez, periodista (EL PERIODICO, 15/04/04).

De regeneracionismo, este país sabe mucho y ha disfrutado poco. Desde finales del XIX, la alquimia ideológica montada para sintetizar un sistema de purificación de la vida política que pusiera remedio a los males desencadenados por el desastre colonial español se ha ido repetidamente al traste, alumbrando en sus descalabros nuevos movimientos reaccionarios que nos alejaban, más si cabe, del pensamiento y el desarrollo de cada época. Y en la búsqueda de esa ansiada y esquiva regeneración --manto al que no hizo ascos la aristocracia y la burguesía, usándolo para tapar sus vergüenzas y despropósitos--, España fue oscureciendo, se desanimaron sus hombres y mujeres, se alcanzaron cotas épicas de retroceso e injusticia social y se cayó en la larga noche de 40 años.…  Seguir leyendo »

Por Salvador Giner, Catedrático de Sociología de la UB (EL PERIODICO, 14/04/04):

Cuando un nuevo Gobierno toma posesión, tras una victoria electoral, en la fecha (o cerca de ella) del aniversario de nuestra República de 1931 no faltarán quienes vean felices augurios. A muchos, sin embargo, no nos parece que deba temblar aún el Reino de España. A pesar de ello la coincidencia de fechas, así como las opiniones manifestadas públicamente por el señor Rodríguez Zapatero, invitan a hacer algunas reflexiones de cariz republicano.En varias ocasiones, el dirigente de PSOE ha expresado en los últimos años un vivo interés por la teoría política del republicanismo.…  Seguir leyendo »

Por Antonio García-Trevijano es abogado y comentarista político (EL MUNDO, 14/04/04):

Durante sesenta años los españoles no han experimentado la política en el sentido propio de la palabra. El general Franco la desterró.Ocupó su lugar la Administración Pública. Admitir la existencia del conflicto social o político habría sido la negación de la legitimidad de la dictadura. Más grave que la ilicitud de una huelga era su publicación como noticia. El más leve disentimiento de la opinión oficial constituía delito de sedición.

Tan intensa fue la educación en un único espíritu nacionalista, tanto el miedo de que la más inocua de las libertades nos hiciera volver a las andadas de la política, que a la muerte del dictador los dirigentes de los partidos clandestinos pactaron con los agentes de la dictadura sustituir la unidad mediante la fuerza por la unidad mediante el consenso.…  Seguir leyendo »

Por Enric Sopena, periodista (EL MUNDO, 13/04/04):

Inmediatamente después del 12-M de 2000, Mariano Rajoy, director entonces de la campaña electoral de la derecha, declaró ante el Comité Ejecutivo del PP: «En el futuro los argumentos sobre el franquismo, la derechona y el ataque a las libertades están abocados al más estrepitoso fracaso». Comprensiblemente eufórico tras una nítida mayoría absoluta, añadió que las encuestas -tanto las propias como las ajenas- les habían ratificado que esta vez la fase final de la campaña había jugado a su favor, lo contrario de lo acontecido en 1996.

Por su parte, José María Aznar, estimulado asimismo por la euforia de una victoria aplastante, se lanzó a emitir sentencias, sentar doctrina y vaticinar el futuro.…  Seguir leyendo »

Por Javier Pérez Royo, Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla (EL PERIODICO, 13/04/04):

La democracia no es más que un proceso de autodirección política de la sociedad a través de un Estado representativo. La sociedad es excesivamente compleja para poder tomar decisiones y tiene que sintetizarse políticamente en un Estado que sea capaz de tomarlas por ella. Dichas decisiones tienen que ser tomadas en un régimen parlamentario por poderes de naturaleza política, Parlamento y Gobierno, que sean elegidos directa e indirectamente por los ciudadanos mediante el ejercicio del derecho de sufragio. Estos poderes de naturaleza política son el núcleo esencial del Estado.…  Seguir leyendo »