Monarquía (Continuación)

En el discurso de despedida política el rey Juan Carlos justificó su abdicación diciendo que hacía falta que una generación más joven emprendiera “las transformaciones y reformas que la coyuntura exige“. Parece que el monarca es consciente de la grave crisis que sufren casi todas las instituciones surgidas de la transición y también del desprestigio de la misma corona. Sin embargo, ¿esta situación se soluciona simplemente abdicando y cambiando de rey? Creo que no.

La institución monárquica en la España contemporánea ha pasado por numerosos momentos de crisis y de impopularidad, por eso comparar la situación actual con los dos precedentes más próximos tal vez pueda ser útil.…  Seguir leyendo »

Leo (La Vanguardia del pasado martes) una despedida del expresident Pujol al Rey casi displicente y su consideración terminal de la monarquía en España, negando a la Corona cualquier virtualidad, tras la abdicación de don Juan Carlos, de ayudar a “un buen encaje de Catalunya en España“. Sabe el expresident de la Generalitat cuánto le respeto. Se lo he dicho personalmente y lo he escrito tantas veces cuantas ha sido necesario reivindicar fuera de Catalunya su aportación extraordinaria a la estabilidad de la democracia española.

Sin embargo, sorprende que la ciaboga independentista del fundador de CDC conlleve necesariamente una amnesia de sus implicaciones en los éxitos y fracasos que se han producido en España durante el casi cuarto de siglo en que él fue president de la Generalitat.…  Seguir leyendo »

En los últimos días se han producido en España dos acontecimientos, estrechamente ligados con el futuro de nuestro país: las elecciones europeas y la abdicación del rey Juan Carlos I. Ante ellos una serena reflexión se hace imprescindible.

El resultado de las elecciones europeas tendría que haber hecho saltar las alarmas en los partidos políticos mayoritarios y en las instituciones. El aumento de los votos en el haber de partidos habitualmente minoritarios y el espectacular surgimiento de otros nuevos, como Podemos, son muestra fehaciente de que buena parte de la ciudadanía experimenta una profunda insatisfacción. No se trata ya sólo de manifestaciones en la calle ni de proclamas en las redes sociales, sino de que un buen número de ciudadanos, en voto secreto, ha expresado su rechazo contundente a lo que se está haciendo, tanto en la Unión Europea como en España.…  Seguir leyendo »

La transición se tejió con tres mimbres: el secreto, la improvisación y el fingimiento. Como música de fondo, el miedo. Hicieron lo que quisieron porque era tanta nuestra inexperiencia política después de tantos años de franquismo que hasta los partidos políticos, que estaban para eso, no tenían ni idea, aunque fingieran tenerla. Sólo los jefes estaban en el secreto.

Salió bien la transición. Mejor para unos que para otros, todo hay que decirlo, y como fue breve y cargada de ansiedad apenas dio tiempo para forrarse a unos pocos. De la muerte de Franco (noviembre de 1975) a la abrumadora victoria del PSOE (octubre de 1982).…  Seguir leyendo »

It was a sign of the times that the news that King Juan Carlos of Spain was abdicating his throne appeared on the Twitter account of the royal house before the king announced it in person. Within minutes a follower had already posted a response — perhaps tongue in cheek, perhaps with genuine dismay: “Who’s going to take care of this account now?”

Well, Crown Prince Felipe will — at least in a figurative sense, as he will succeed his father. In another sign of the times, it will be a rare direct transfer of the Spanish crown from a ruling king to his son, an indication of how bumpy the relationship between the country and its monarchs has been historically.…  Seguir leyendo »

« Juan Carlos le Bref », sobriquet dont le dirigeant communiste Santiago Carrillo avait affublé le nouveau roi au moment de sa prise de pouvoir, vient d’abdiquer. Après trente-neuf ans d’un règne tout compte fait pas si bref que ça. Après trente-neuf ans d’un règne qui l’a vu passer de l’état de jeune roi fringant et populaire à celui de vieux monarque usé par les ans et les scandales. Juan Carlos abdique parce qu’il n’en peut plus, parce qu’il reconnaît ne plus avoir la légitimité suffisante pour gouverner, et parce qu’il espère par son geste redorer le blason de la monarchie espagnole.…  Seguir leyendo »

EL president Tarradellas, republicano histórico, aceptó de Su Majestad el Rey Juan Carlos I el título de marqués de Tarradellas. Sentía por el Rey una admiración solo semejante al cariño que le profesaba. Después de 37 años de exilio en Francia, sus ideas políticas obviamente habían madurado y su visión era harto distinta a la del día siguiente de su salida hacia el exilio. Recuerdo una noche en la que, con mi padre y un buen amigo, nos invitó a cenar en su casa para visionar de un tirón la serie inglesa de televisión sobre la Guerra Civil española que Televisión Española adquirió, pero nunca llegó a emitir.…  Seguir leyendo »

El 2 de junio no es un día cualquiera en la Maison de Victor Hugo, en el número 6 de la Place des Vosges, la plaza más antigua de París y, sin duda una de las más bellas. Fue un 2 de junio de 1841 cuando el autor de Los Miserables ingresó en la Academia Francesa después de dos intentos fallidos en los cinco años anteriores. Todo lo relacionado con Victor Hugo -además de escritor, también político y, en menor medida, pintor, como se observa en los dibujos expuestos al público en el que fue su apartamento del Marais durante 16 años- goza en Francia de un recuerdo permanente, como corresponde a quien está considerado una de las figuras clave de la democracia francesa y de la Tercera República.…  Seguir leyendo »

Las abdicaciones, por lo visto, se han puesto de moda entre los monarcas europeos. Renunció el Papa Benedicto, achacado de aún más años y agravios físicos que el Rey de España. Le siguió la reina Beatriz de Holanda, a pesar de estar bien de salud y de haber superado las crisis, ya casi olvidadas, provocadas por la conducta repetidamente inmoral y corrupta de su padre: en la casa real holandesa, la renuncia a favor de herederos jóvenes y activos es casi una tradición. Luego vino la dimisión de Alberto de Bélgica, colmado de escándalos sexuales, pero también en la línea tradicional de su dinastía, donde la abdicación es una forma más o menos normal de entregar la corona al sucesor que sea.…  Seguir leyendo »

El rey Juan Carlos ha abdicado. Supongo que decisiones de esta naturaleza son siempre sorprendentes; requieren sigilo, prudencia y un cierto grado de cálculo oculto. Pero después del shock inicial, la cuestión nos proyecta varias preguntas y muchas incertidumbres que no se han planteado con las abdicaciones de otros monarcas europeos. Es necesario reconocer que hoy en día, afirmado el sistema democrático, las instituciones se legitiman por la expresión dentro de la ley de los ciudadanos y por su utilidad. En algunos países con historias menos convulsas que la nuestra, la tradición, la historia, limitada por la voluntad ciudadana, es fuente de legitimaciones de hecho.…  Seguir leyendo »

El Partido Comunista de España -en Catalunya, el PSU-, Comisiones Obreras, el catalanismo de Jordi Pujol y, con más frialdad, el Partido Nacionalista Vasco, fueron piezas básicas para el asentamiento de la monarquía constitucional en España. Los centristas -azules, tecnocráticos y variopintos- fueron los ingenieros y los socialistas se monarquizaron cuando las tablas y los cables ya estaban tendidos. A Felipe González y a Nicolás Redondo los tuvieron que llevar a rastras a la firma de los pactos de la Moncloa.

Los comunistas aceptaron el Rey y la bandera roja y gualda en una memorable conferencia de prensa de Santiago Carrillo, el 16 de abril de 1977, cuando aún no se había secado la tinta de los ejemplares de Mundo Obrero que presentaban a Juan Carlos como un títere de Franco.…  Seguir leyendo »

La abdicación de S.M. del Rey ha dado lugar, como era lógico, a múltiples comentarios, unos más técnicos que otros y algunos poco acertados. Nos encontramos en un momento histórico fundamental para España. La abdicación de un Rey es un acto político esencial, que no deja de influir en las demás instituciones del Estado y que, por ello, hay que tratar con mucha delicadeza. ¿Cómo se va a abordar desde el punto de vista jurídico la abdicación? El Gobierno aprobó ayer un proyecto de ley orgánica de un solo artículo que se limita a establecer el hecho consumado de que el Rey abdica.…  Seguir leyendo »

La abdicación, que no renuncia (porque ello afectaría a sus herederos) ni dimisión (porque, en cuanto Jefe del Estado, no tiene superior), del Rey Juan Carlos I es una metáfora del cambio de época de nuestra democracia, abre la puerta a un tiempo nuevo, aunque lo viejo no acabe de morir, y suscita algunos problemas constitucionales interesantes. Uno primero es que estamos en presencia de una abdicación, que es un acto complejo de sucesión en la Corona, compuesto de tres momentos: la comunicación del Rey de su voluntad de abdicar (lo que sucedió el lunes 2 de junio); la aprobación mediante ley orgánica de la abdicación (artículo 57.5 de la Constitución Española, CE) y, por último, la proclamación del nuevo Rey ante las Cortes Generales (art.…  Seguir leyendo »

La abdicación del rey Juan Carlos se ha comparado con las de la Reina de Holanda y el Rey de Bélgica. Pero el rey Felipe VI podría tomar mayor inspiración en el jefe del Estado de Italia. La República italiana es un régimen parlamentario, en el que el jefe del Estado tiene poderes ceremoniales, como el español, pero no solamente. Como la Constitución italiana, y como la gran mayor parte de las que están en vigor en los sistemas parlamentarios europeos, la Constitución española establece que el jefe del Estado también debe arbitrar y moderar el funcionamiento regular de las instituciones.…  Seguir leyendo »

La historia se encargará de estudiar los casi cuarenta años del reinado de Juan Carlos, que acaba de abdicar de forma inesperada pero no imprevista. En el primer borrador de su trayectoria como Rey se puede afirmar que la aportación de Juan Carlos a la transición y a la paz política y social en España en su largo reinado es innegable. No se recuerda un periodo tan largo de libertades y progreso.

Procede del franquismo, y fue Franco quien le nombró, a pesar de que en su breve anuncio de abdicación dijo: “Heredo el legado histórico de la monarquía española de mi padre”.…  Seguir leyendo »

The other day, I was sitting enjoying a cool drink in one of the great squares of Europe, the Plaza Mayor in Salamanca, with its 88 arches and 274 ironwork balconies surrounding the wide granite space fringed with café tables in the hot spring sunshine. The café outside which I sat was the Novelty, which had been the daily resort of Miguel de Unamuno, author of The Tragic Sense of Life.

From the balcony above my right ear he had proclaimed the Republic in 1931. He was lucky enough to die in his bed on the last day of 1936, having declared the Civil War that broke out in that year “an epidemic of madness”.…  Seguir leyendo »

I saw the abdication of the King of Spain on TV. It brought back memories of black and white images from the morning in 1975 when my father woke me up to watch the proclamation of the same Juan Carlos as King by the Cortes Generales, General Franco’s mock parliament.

The dictator had died just days before, but it was difficult for me to interpret the connection. To some of my father’s friends who came to converse with him in whispers in a room full of smoke, the whole thing was a sham – the continuation of the dictatorship under a new name.…  Seguir leyendo »

En este país últimamente vamos de sorpresa en sorpresa. Nos estábamos reponiendo de la conmoción del resultado de las elecciones europeas, que demuestran que se ha trastocado todo el mapa político español, cuando ayer a las 10.30 el presidente Rajoy comunicó a través de la televisión y la radio que el Rey Juan Carlos le había informado de su decisión de abdicar en su hijo el Príncipe de Asturias. El presidente del Gobierno subrayó que el Rey cree que este era el mejor momento para hacerlo.

Sea lo que fuere, nos encontramos con el quinto caso de un monarca español que estando en el poder abdica o renuncia a sus derechos.…  Seguir leyendo »

Habrá quienes busquen velados impulsos en la abdicación del Rey. Sin embargo, creo que las grandes decisiones, aquellas que tienen dimensión trascendente, hay que analizarlas a la luz de la historia grande, no a la sombra de historietas. Por eso, querría subrayar dos de las características que concurren en la decisión del Rey: la sabiduría y el patriotismo.

No son rasgos que descubra yo ahora en la personalidad de Don Juan Carlos. A lo largo de mi trayectoria, he tenido el honor de tratar con el Rey desde dos posiciones privilegiadas: la Presidencia del Congreso y el Ministerio de Defensa. En la primera, Don Juan Carlos me recordó que al presidente de las Cortes le corresponde constitucionalmente el consejo al Rey sobre las grandes decisiones que afectan a la Corona.…  Seguir leyendo »

Con la abdicación del Rey Juan Carlos I hacía ya tiempo que se especulaba. Ayer, de sopetón, nos fue anunciada, sólo una semana después de las elecciones europeas que supusieron un varapalo para PP y PSOE, que en cuestiones de Estado –como ya nos explicó en su día Rubalcaba– actúan a la par; varapalo que en Cataluña hay que multiplicar por tres. No es sólo que los partidos que defienden el derecho de los ciudadanos a votar el 9 de noviembre su futuro obtuvieran un gran resultado, es que el PSC (cada día más PSOE) y el PP obtuvieron unos resultados históricos por malos.…  Seguir leyendo »