Memoria Histórica

Imagen del videojuego 'Battles for Spain'.

La mayor parte de los juegos de guerra, también algunos vídeos de YouTube o series, estilizan o deforman el pasado para potenciar las habilidades de los jugadores. Usan la ficción, buscan la distracción, pero no proyectan directamente ideologías sobre sus contenidos más allá de los valores culturales que la industria del ocio ha ido modulando desde su nacimiento. Los de la Guerra Civil española que están en el mercado, títulos como Malnacidos, Civil war o Battles for Spain, tampoco traspasan esa lógica del juego. Estilizan las figuras bélicas con todos los estereotipos de “lo español”: desde lo exótico oriental al bandolero y la Carmen de las guerras napoleónicas, a la miliciana sedienta de amor, con un diseño inspirado en Tomb Raider.…  Seguir leyendo »

Kant, Negrín y la memoria democrática

No hay ley que sea incontrovertible, máxime si esta quiere cerrar las heridas del mayor trauma experimentado por la sociedad española hasta el momento. Es el caso de la Ley de Memoria Democrática, pendiente de ser aprobada en el Senado. Se ha escrito mucho y de muy diverso signo sobre sus contenidos. Para reforzar el objetivo de reconciliación nacional que la sustenta, quizás no sobre apuntar otra posible lectura, surgida de la idea que lanzó Negrín en junio de 1938 y deducible del imperativo categórico de Kant (1785).

Ante todo, es justo subrayar que en el preámbulo de la ley se confirma la meta de “articular una respuesta del Estado para asumir los hechos del pasado en su integridad, rehabilitando la memoria de las víctimas, reparando los daños causados y evitando la repetición de enfrentamientos y cualquier justificación de violencia política o regímenes totalitarios”.…  Seguir leyendo »

Ley de Memoria Democrática: la ruptura del consenso nacional

El Senado ha escenificado la voluntad de ruptura del consenso nacional sobre el «pacto constitucional» y el espíritu de la Transición por parte del Gobierno y del partido socialista de Sánchez. La decisión de la Mesa de la Cámara de vetar las comparecencias de destacados protagonistas de la Transición (Marcelino Oreja, Rodolfo Martín Villa, Soledad Becerril, Rafael Arias-Salgado, Carmela García Moreno y Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona) solicitadas por el Grupo popular, a las que habrían podido agregarse las de destacados representantes del partido socialista (Felipe González, Alfonso Guerra, Javier Solana, Virgilio Zapatero, Fernando Ledesma, por ejemplo) no es un asunto de mero trámite parlamentario.…  Seguir leyendo »

Toda obra humana puede tener aspectos positivos y negativos, luces y sombras. De ello quiere olvidarse ¿deliberadamente? el actual desgobierno al redactar la Exposición de Motivos del proyecto de ley 121/000064 de Memoria Democrática cuando menciona a la II República resumiendo el quinquenio republicano (1931-1936) con estos adjetivos pletóricos de júbilo y optimismo a raudales: «…proceso inclusivo, tolerante, de igualdad, justicia social y solidaridad…». La Exposición de Motivos vuelve a la carga alabando el paraíso republicano mencionando sesgadamente las «avanzadas reformas políticas y sociales de la Segunda República Española».

Algunos miembros de la izquierda española (no todos, como luego veremos) y la totalidad de la extrema izquierda y la ultraizquierda española (que haberlas haylas) quieren hacernos creer una historia de la II República Española y la Guerra Civil cuya tesis, muy en resumen, sería: hito histórico sin precedentes lo fue la II República, período de prosperidad, altas conquistas sociales, culmen de la igualdad y del reformismo, logrando las mujeres un papel relevante jamás visto hasta entonces...…  Seguir leyendo »

El 14 de julio el Congreso de los Diputados dio luz verde al proyecto de Ley de la Memoria Democrática. Se ha cumplido la primera fase del trámite del proyecto, por lo cual pasará al Senado, donde sin duda obtendrá los votos necesarios para su entrada en vigor. No cabe esperar que la responsabilidad moral de algunos de los representantes de la mayoría lo impida. Se consumará, por tanto, la aprobación de un proyecto de Ley de la Memoria Democrática que falsea la historia y el proceso ejemplar de la Transición, en el que se logró la reconciliación entre todos los españoles tras una desoladora guerra civil y la larga y pavorosa dictadura posterior.…  Seguir leyendo »

La retirada oficial de un monumento del espacio público es una medida extrema. Incluso cuando está plenamente justificada, se trata de una decisión próxima a la iconoclasia. Aunque no haya destrucción material del símbolo relegado (iconoclasta, en sentido literal, es el “rompedor de imágenes”), suele llevarse a cabo sin un plan de recontextualización de la obra que permita a las generaciones presentes y futuras conocer su historia y las razones de su desplazamiento de la plaza pública. Por lo general, el monumento se abandona en un trastero municipal, inaccesible y polvoriento, o en el depósito suburbano de un museo de arte o historia que difícilmente encontrará medios y oportunidades para integrar la pieza, casi siempre de formato intratable y calidad discutible, en sus colecciones permanentes.…  Seguir leyendo »

En 1976, al tiempo que Adolfo Suárez era nombrado presidente del Gobierno, Libertad sin ira, del grupo Jarcha, se convertía en el himno de la Transición política. Era una canción cuya letra empezaba así: «Cuentan los viejos que en este país hubo una guerra…», y con eso de «viejos» se estaba refiriendo a los protagonistas de la II República y a los que participaron en la guerra civil, aquellos que, en la Transición, queriendo superar las heridas de las dos Españas y de la lucha fratricida, se entendieron y reconciliaron. Desde entonces han pasado 46 años y, ahora, los nietos de aquellos «viejos», se dedican a reescribir esa historia y, al tiempo que aprueban leyes de Memoria democrática, para eliminar a unos de ellos, canonizan a los otros, como es lo que han hecho con esa subvención de 200.000 euros que el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado para una exposición sobre el dirigente del PSOE y de la UGT, y presidente del Consejo de Ministros durante la guerra, Francisco Largo Caballero, del que el ministro Miguel Iceta ha declarado «que muchos nos sentimos legítimamente orgullosos» y que es necesario «recuperar» su historia.…  Seguir leyendo »

Guerra de sordos

Desde los comienzos de la democracia, la Guerra Civil eclipsó el estudio de otras etapas, imponiendo la visión de un pasado español atrasado y violento. Nuestra historia era una lucha de sucesivas guerras civiles que culminaban en 1936. Su mayor reto a comienzos de los años 80 pasaba todavía por superar el debate, la guerra de cifras, de la naturaleza fratricida y violenta de los españoles. Los estudios locales y regionales, promovidos por las nuevas instituciones culturales autonómicas, siguieron durante años centrados en el recuento de víctimas como base de memoriales o actos conmemorativos.

Mantuvieron así una historia de las dos Españas que había que equiparar para superar, pero, sobre todo, para no herir a nadie.…  Seguir leyendo »

Un elemento clave, significativo y curioso de la arquitectura jurídico-política del franquismo fue la Ley de Sucesión de 1947, por la que el Estado español salido de la Guerra Civil se constituía formalmente en reino con Francisco Franco como jefe del Estado.

Dicha ley contenía un artículo 6 que decía:

"En cualquier momento el jefe del Estado podrá proponer a las Cortes la persona que estime deba ser llamada en su día a sucederle, a título de rey o de regente, con las condiciones exigidas por esta ley, y podrá, asimismo, someter a la aprobación de aquéllas la revocación de la que hubiere propuesto, aunque ya hubiese sido aceptada por las Cortes".…  Seguir leyendo »

Cataluña: historia ficción

España padece una descarada manipulación de su Historia que no pocos eruditos a la violeta, según la definición satírica de Cadalso, no sólo asumen sino que proclaman como artículo de fe. Aparte de en la mal llamada memoria histórica, ahora democrática, la mayor falsificación de la historia se produce en Cataluña.

Un llamado Institut Nova Història (INH), radicado en Barcelona, nos ilumina con sus descubrimientos por lo que debemos agradecerle ser la lumbrera que rompe las sombras historiográficas. Algunos de estos doctos personajes descubrieron el origen catalán de Colón, de Cervantes, y hasta de Erasmo que para esos genios era hijo de Colón.…  Seguir leyendo »

Nehru y la guerra de España

El 26 de octubre de 1930, mientras cumplía condena en la prisión de Naini, el futuro presidente del Partido del Congreso y primer ministro de India, Jawaharlal Nehru, escribió una carta a su hija Indira por su cumpleaños. Esta misiva, en la que Nehru compartía con una niña de 13 años sus reflexiones sobre una India independiente, sería la primera de una serie que, a partir del 1 de enero siguiente, le haría llegar con inalterable regularidad. La correspondencia con Indira se publicaría bajo el título de Glimpses of World History una vez que Nehru quedó en libertad, componiendo un volumen que sobrepasa el millar de páginas.…  Seguir leyendo »

Manuel Fraga y Fidel Castro juegan al dominó en Láncara. Efe

La Ley de Memoria Democrática, todavía en trámite parlamentario, prevé elementos simbólicos, a mi juicio relevantes, en el contexto de una joven democracia urgida de saber de dónde viene y hacia dónde va. Esto, sin perjuicio de constatar su compleja ejecución en aspectos vinculados con las libertades de expresión y asociación.

Manuel Fraga y Fidel Castro juegan al dominó en Láncara. Efe

Ni siquiera en consensos globales ya asentados —como la consideración delictiva de la apología al nazismo, y el antisemitismo— ha sido fácil lidiar con el asunto, jurídicamente hablando. Una democracia fuerte quizás atine a enfrentarlo ecuánimemente, pero la politización de la Justicia española y el sectarismo gubernamental no auguran un proceso satisfactorio en España.…  Seguir leyendo »

“La gente se acostumbró a no tener ideas acerca del pasado”, llegó a afirmar Max Aub en su desgarrador diario La gallina ciega (1971), obra donde describió, de manera incisiva, su primera visita a España tras haberse exiliado en México poco después del final de la Guerra Civil. El escritor, nacido en París de padre alemán y madre francesa, dedicó casi la totalidad de su vida a desentrañar la historia de nuestro país desde un patriotismo que, acaso por la misma circunstancia del destierro, se exacerbó hasta conducirlo al dolor que se desvenda en esas páginas. Porque Aub era español; a pesar de dominar las lenguas que hablaban sus padres, decidió aferrarse al castellano para componer su literatura, y su principal preocupación fue tal vez analizar, imaginar y desmenuzar un conflicto bélico que, hasta hoy, sigue provocando desencuentros.…  Seguir leyendo »

¿Mitos democráticos?

En 1918, un efímero gobierno socialista de Baviera, encabezado por un poeta judío, Ernst Toller, y del que formaban parte artistas, economistas libertarios, comunistas diversos y algún tronado, adoptó importantes medidas culturales, casi todas ellas orientadas a asegurar el acceso de los ciudadanos a la alta cultura. Entre otras cosas, abrió la Universidad de Múnich a todo el mundo. Con una excepción: la historia, una disciplina que el gobierno consideraba "hostil a la civilización".

Cuando noto que mis convicciones radicales se debilitan, me basta con recordar este suceso para tonificarme. Cada vez vuelvo con más frecuencia sobre aquel momento de gloria.…  Seguir leyendo »

La presencia del brazo político de ETA entre los actores que han pactado la última entrega de la ley de "memoria" se ha convertido en el argumento más recurrente para criticarla. No es para menos. Que aparezca como promotora de la "memoria democrática" una organización que pretendió -con las armas en la mano- la voladura de la Transición, que obstaculizó la consolidación de la democracia y acosó a quienes personificaban sus instituciones y a los representantes de los partidos constitucionalistas, y que hoy homenajea a los protagonistas de estos hechos, supone un alarde de poca memoria y ninguna democracia.

Pero siendo esto relevante, conviene apartar un momento el foco de Bildu, pues pudiera pensarse que sin Bildu, el texto de la mal llamada "memoria democrática" sería aceptable.…  Seguir leyendo »

La reconstrucción de la Europa de posguerra se asentó sobre un pacto de Estado para conocer y asumir su pasado, empezando por reparar simbólica y económicamente a las víctimas de la barbarie. Pacto que en España sigue siendo necesario para que la sociedad acepte la memoria como algo justo y necesario, no como algo político y partidista. Una posición consensuada que en nuestra historia reciente se consiguió en la Transición, a pesar de la incertidumbre, la amenaza involucionista, el peso de la violencia y el terrorismo. Las primeras menciones a una “transacción” pacífica y ordenada de poderes se dieron en los meses finales de la guerra civil, seguidas en parte del exilio, hubo que esperar a los años cincuenta para que se dieran las primeras réplicas al relato de la dictadura.…  Seguir leyendo »

Si el líder dice que tal evento no ocurrió, pues no ocurrió. (George Orwell, 1984)

José Luis Rodríguez Zapatero, al que vuelven a pasear últimamente como al Cid por Valencia, se inventó eso de la memoria histórica, que consistió en recordar solo lo que a él le interesaba. Pedro Sánchez, que ha sido su mejor alumno, cambió lo de “histórica” por “democrática”, para obviar de la ecuación cualquier amenaza de rigor académico.

Para sacar adelante la Ley de Memoria Democrática el presidente ha pactado con Bildu, de forma que los herederos de ETA van a poder reescribir la Transición, tal y como el socialismo hace desde hace tiempo con el franquismo.…  Seguir leyendo »

Américo Castro: cincuenta años después

Hace hoy exactamente cincuenta años. Es el 25 de julio de 1972, es decir, el día de Santiago (precisamente el día de Santiago). Un anciano solitario que se aloja en el hotel Rigat Park de Lloret de Mar baja a la playa de Fanals. Cuando ya se ha internado en el mar y está nadando sufre un desvanecimiento. Unos bañistas consiguen rescatarlo y lo trasladan a un hospital de la localidad, en el que, al poco, un médico certifica su fallecimiento debido a «asfixia por sumersión» tras haber sufrido un colapso cardiaco. La documentación hallada en sus ropas permite identificarlo: Américo Castro Quesada, de 87 años.…  Seguir leyendo »

El filólogo, historiador y crítico literario español Américo Castro.

25 de julio de 1972. Un anciano de 87 años sale del Hotel Rigat Park y se adentra en las aguas de la playa de Fenals, en Lloret de Mar. Tras unos minutos nadando se siente mal; pese a ser rescatado, muere poco después. Ese anciano era Américo Castro, nombre mayor de la vida intelectual hispánica del siglo XX.

Sin la Guerra Civil de 1936 la vida de Castro hubiera sido muy otra. Nacido en Brasil, hijo de emigrantes granadinos, llegó a España con cuatro años. En Granada se licenció en Derecho y Filosofía y Letras; marchó a París y amplió estudios en la Sorbona en una fase crucial de su formación.…  Seguir leyendo »

El historiador es intérprete más que notario de lo que sucedió. Es decir, toma partido. Por poner un ejemplo, Ricardo de la Cierva y Hugh Thomas firman dos versiones distintas de los mismos hechos, pero ni uno ni otro consiguió retratar los sucesos de la Guerra Civil con totalidad, que es donde se ampara lo objetivo. Si cada individuo es poliédrico, qué podríamos decir de un grupo humano, por más equidistante que el historiador pretenda mostrarse.

El mero enunciado de los hechos, sin embargo, tiene que ser objetivo: la decisión de Franco, como jefe del Estado, de conceder títulos nobiliarios a su libre parecer, por ejemplo.…  Seguir leyendo »