¡Ay de los príncipes de la paz!

Con el discurrir del tiempo, como los buenos caldos, la figura carismática de Josep Tarradellas, primer presidente de Cataluña tras la restauración democrática, se agiganta comparada con algunos de los pigmeos que le sucedieron en el cargo. A ello contribuyeron sus indudables dotes de estadista -lo demostró a la salida de su crispada entrevista con Suárez en La Moncloa en octubre de 1977-, su sentido institucional y su visión integradora desde la intuición certera de que Pujol emprendería el camino de la ruptura con España.

Ello le granjeó respeto y estima dentro y fuera de Cataluña. Nunca olvidaría el día en el que, acompañado de su mujer, entró en un restaurante de Segovia y los comensales le dispensaron, puestos en pie, una ovación de aúpa a quien tenía bien claro que, en política, se podía hacer todo menos el ridículo.…  Seguir leyendo »

La hora del juez

Mi liberada:

Me contaron que el primer día que se vio frente al juez instructor y después de que éste dictara su prisión cautelar, uno de los procesados por el asalto nacionalista a la democracia española no daba crédito a lo que estaba pasando. Resumió ante un próximo su ánimo hundido diciendo que siempre pensó que para esas fechas ya estaría viviendo en una república. Y que lo que estaba sucediendo, crudamente, es que iba camino de la cárcel. Sus palabras no fueron dichas en tono irónico ni cínico, sino que eran rectamente sinceras. Comprendí la desmoralización del encausado. Durante los años del Proceso conocí a muchas personas que creyeron lo mismo.…  Seguir leyendo »

España no es nación de naciones

El concierto de Año Nuevo, además de un ritual de bienvenida, es una fecha marcada en rojo para quienes mantenemos un idilio con la música, y también, una evocación de la Viena imperial, donde se bailaban valses bajo arañas de cristal. Soy más de la marcha Radetzky que del rap. La televisión o la radio nos transportan a aquella sociedad elegante, cosmopolita y cultivada regida por el emperador Francisco José, el marido de Sisí, que tuvo su canto de cisne a comienzos del siglo XX, como describió magistralmente Stefan Zweig en El mundo de ayer. Sin embargo, el pastiche del imperio austrohúngaro fue el detonante de la Primera Guerra Mundial, y al término de la contienda, se cuarteó en diferentes países.…  Seguir leyendo »

Estatua de Beau Brummell en Londres.

El lunes 13 de mayo de 2013, cené con Corinna en mi restaurante favorito de Londres. La recién autodefinida como “amiga entrañable” del rey Juan Carlos aceptó mi invitación para compartir los mullidos asientos de terciopelo verde de Wiltons, un clásico del pescado exquisito, a punto de cumplir 300 años de existencia.

Su enclave, al final de Jermyn Street, la calle de la moda masculina, justo enfrente de Turnbull and Asser, la camisería de James Bond y el Gran Gatsby, tiene un significado. Ese significado queda elevado al cuadrado por la estatua de bronce que parece vigilar el derecho de admisión ante su entrada: está dedicada a Beau Brummell, representado con su levita, chistera y bastón como arbiter elegantiarum de la era georgiana, en calidad de favorito del Príncipe Regente y futuro Jorge IV.…  Seguir leyendo »

Solía decir Calvo Sotelo para defender su LOAPA que el Tribunal Constitucional no tumbó su contenido sino el instrumento, esto es, que declaró parcialmente inconstitucional que el objeto de lo regulado se hiciese por Ley Orgánica. Calvo Sotelo pensó que la LOAPA pondría coto al abuso que los nacionalistas pretendían hacer del Título VIII de la Constitución. Por entonces se empezó a emplear la noción de nacionalismo; hasta ese momento era mucho más común hablar de regionalismo.

Tras los pactos autonómicos de 1981, cada comunidad quería hacer de su Estatuto un sayo. Calvo Sotelo pretendía que todos los estatutos tuviesen un tronco común, definir un modelo autonómico coherente.…  Seguir leyendo »

La cultura del análisis de datos

“¡Datos! ¡Datos! ¡Datos!”, exclamó con impaciencia. “No puedo fabricar ladrillos sin arcilla”. Sherlock Holmes, en El misterio de Copper Beeches, de Sir Arthur Conan Doyle

Poco antes de la huelga por la igualdad de las mujeres que el 8 de marzo movilizó a la población en toda España, EL PAÍS publicó una información con un impactante gráfico que mostraba la influencia de la maternidad en la carrera profesional de las mujeres y cómo con su primer hijo se produce una caída en sus ingresos respecto a los hombres que persiste durante el resto de sus vidas. Este estudio, referido a Dinamarca, fue posible porque este país tiene una política vanguardista de datos abiertos, que ha permitido a investigadores de todo el mundo acceder a los registros administrativos y personales de su población desde los años setenta.…  Seguir leyendo »

El 18 de junio de 2014 tuvo lugar la abdicación del rey Juan Carlos I. Tras casi cuarenta años como jefe de Estado, su persona dejó de estar amparada por el régimen de inviolabilidad previsto en el artículo 56 de la Constitución y su nuevo estatus, rey emérito, le situó en una situación imprevista hasta ese momento en nuestro ordenamiento jurídico.

Para remediar esta situación, el Gobierno de Mariano Rajoy impulsó primero y el Parlamento aprobó después la Ley Orgánica 4/2014, por la que se modificó la Ley Orgánica 6/1985 del Poder Judicial (BOE 12 de julio de 2014). Entre otros artículos se reformaron el 55 bis de la LOPJ, el cual quedó redactado de la siguiente manera: “Además de las competencias atribuidas a las Salas de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Supremo en los artículos 56 y 57, dichas Salas conocerán de la tramitación y enjuiciamiento de las acciones civiles y penales, respectivamente, dirigidas contra la Reina consorte o el consorte de la Reina, la Princesa o Príncipe de Asturias y su consorte, así como contra el Rey o Reina que hubiere abdicado y su consorte”.…  Seguir leyendo »

El gesto simbólico de Pedro Sánchez y los ministros de prometer su cargo sin la presencia del crucifijo ni la Biblia abriga la esperanza de que pueden producirse cambios importantes en las relaciones entre política y religión y, más en concreto, entre la Iglesia católica y el Estado español. Todos los presidentes anteriores prometieron o juraron su cargo delante del crucifijo, la Biblia y la Constitución, colocados al mismo nivel, con la carga simbólica de confesionalidad católica que implicaba.

Siempre me ha resultado difícil definir al Estado español en su relación con la religión. Ciertamente no es un Estado ateo, que la persiga, ni laicista, que la reduzca a la esfera privada, como tampoco confesional, en la medida en que tenga una confesión única, ya que la Constitución afirma en el artículo 16.3 que “ninguna religión tendrá carácter estatal”.…  Seguir leyendo »

El fiasco de las nacionalidades

La inclusión del término “nacionalidades” en la Constitución de 1978 supuso un serio intento por resolver la cuestión nacional en tanto que el primero de nuestros problemas constitucionales, a enorme distancia hoy día de cualquier otro. En sí misma considerada, esta iniciativa aparecía como la operación posiblemente más ambiciosa de las adoptadas por el constituyente. Sin embargo, y al mismo tiempo, ha resultado ser la más desaprovechada, o la peor administrada. La más ambiciosa, porque encerraba la promesa de la superación de un modelo de comunidad política, como venía siendo el caso de la española desde la llegada de la modernidad, marcada por la hegemonía de una nacionalidad en detrimento de otras minoritarias.…  Seguir leyendo »

Por favor, no volváis a las andadas

Como científico e investigador he buscado siempre con sentido común la verdad del Universo y del hombre, así como el bien de todos; la realidad de los hechos ciertos y el amor verdadero, no la posverdad enredada e insidiosa. Tampoco he olvidado nunca el versículo bíblico que hace reflexionar al hombre: Memento homo, quia pulvis es et in pulverem reverteris. Como ciudadano del mundo que aspira a ser servidor de la paz y la justicia entre los hombres, soy muy consciente de la responsabilidad que nos corresponde sobre todo a los dirigentes de los diversos campos en los difíciles y críticos momentos actuales que vive nuestra Patria.…  Seguir leyendo »

Altafulla se alza sobre un suave promontorio cercano a la costa en Tarragona. Conserva un casco histórico de origen medieval cuyas calles empinadas culminan en una plaza dominada por dos imponentes construcciones: el Castell dels Monserrat y la Iglesia de Sant Martí; próximas y enfrentadas, simbolizan la ambivalente relación de afinidad y rivalidad entre el poder terrenal y el eclesiástico a lo largo de los siglos.

La antigua casa palaciega Cabestany, cuyos muros guardan el secreto de algún episodio glorioso durante la Guerra de la Independencia, allí llamada Guerra del Francés, nos acoge por cortesía de Daniel Vila Robert que actúa en esta ocasión como anfitrión de una tertulia que reúne periódicamente a un grupo plural de personas, en su mayoría profesionales y académicos catalanes que, desde distintas perspectivas ideológicas, tienen en común el deseo de conocer y la disposición a escuchar.…  Seguir leyendo »

Infraestructuras de Cataluña

Mi liberada:

Sin que sirva de precedente, tenía razón Pablo Iglesias cuando hace algunos días, al salir de la entrevista que los reunió, aseguraba que el Valido había abandonado la unilateralidad. Lo que no dijo es el motivo, tal vez porque es un motivo incómodo de mostrar. La unilateralidad se abandona cuando dos bandos en liza están de acuerdo en lo fundamental. Y el Valido e Iglesias están de acuerdo en que la salida a la crisis institucional, política y jurídica de Cataluña es un referéndum de autodeterminación. Y así piensa también parte de la mayoría que gobierna España.

El objetivo del hombre que tan frágilmente lidera el nacionalpopulismo, Pedro Sánchez, es consolidar y ampliar su mayoría en las próximas elecciones.…  Seguir leyendo »

En 2005, Hans Magnus Enzensberger publicó un ensayo titulado «Los hombres del terror. Un ensayo sobre el perdedor radical». En él afirma que perdedores radicales los hay por doquier: en barras de bar de los pueblos, en bancos y oficinas, en institutos y universidades, escuelas coránicas y mezquitas. Se trata de individuos que pasan desapercibidos viviendo en sociedad, callando y esperando, presas de la sensación de ser despreciados y humillados; el resentimiento nutre su sed de venganza y sus fantasías megalómanas. Quieren vengarse del mundo cuando llegue el momento. «El pretexto que desencadena la explosión final es básicamente secundario, por cuanto los violentos tienen la piel muy fina, de manera que para ofenderles basta una mirada o un simple chiste (…), tal vez una observación crítica de su mujer, el volumen de las música del vecino, una pelea de bar o el vencimiento de un crédito.…  Seguir leyendo »

Si algo ha caracterizado durante los últimos años el discurso político de Pablo Iglesias ha sido su ambigüedad respecto a la monarquía. Una ambigüedad que, por calculada, no puede ser calificada más que de oportunista. Oportunista en el sentido de que su estrategia en esta cuestión, como en tantos otros asuntos, se ha guiado siempre por conseguir una posición ventajista en el debate político: decir una cosa hoy, mañana otra distinta, en función de sus intereses partidistas. Sin importarle sus principios ideológicos, ni tampoco lo que él había dicho o su formación defendido en anteriores comparecencias públicas.

Por eso, no ha llamado la atención el mensaje lanzado por el líder de Podemos, después de reunirse el lunes 25 de junio con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en Barcelona: “Sólo desde los valores republicanos se puede construir un futuro en el que España y Cataluña compartan un Estado.…  Seguir leyendo »

¿Alguien es capaz de explicarse qué es lo que está pasando en España, donde vivimos una situación de golpe al Estado desde octubre del año pasado y de pregolpe desde varios meses antes? El golpe de Estado anterior se cortó radicalmente y nadie consideró que entrar en el Parlamento gritando y con una pistola en la mano fuera un hecho no punible, por ser, por ejemplo, un hecho teatral, aunque, eso sí, de muy mal gusto. Puestos a buscar excusas se pueden buscar, hasta considerar que fuera una broma pesada o una locura pasajera. Pero no. Como es lógico y natural, desde el primer segundo no cupieron interpretaciones posibles.…  Seguir leyendo »

Los padres de la Constitución, y los responsables políticos de entonces, tuvieron siempre la preocupación de dar estabilidad a los gobiernos del futuro evitando caer en reiteradas crisis, a veces frecuentes en algunos regímenes parlamentarios. Se quería que nos alejáramos del modelo italiano para parecernos lo más posible al modelo alemán. En ese sentido la medida más sobresaliente y destacada que se decidió adoptar fue la llamada Moción de Censura Constructiva regulada en el artículo 113 y siguientes de nuestra Constitución.

La moción de censura consiste en que con una sola y única votación puede censurarse al presidente del Gobierno de turno y, al mismo tiempo, investir al nuevo presidente que ha de reemplazarle.…  Seguir leyendo »

Quienes ya peinamos canas sabemos de algunas cosas más por viejos que por diablos. Nosotros también fuimos jóvenes y, como tales, deseosos de encontrar la piedra filosofal que convirtiera en oro todo lo que tocáramos. Nos llegamos a convencer de que «la letra con sangre entra» era uno de esos eslóganes que ponían en circulación nuestros predecesores cuando no habían descubierto metodologías que sustituyeran el castigo por la estimulación. «Se consigue más con miel que con hiel» fue una máximas que aplicamos cuando creímos que a una dictadura feroz, que utilizó durante cuarenta años la sangre, la hiel y el vinagre, debería sustituirla una democracia que se sirviera de la palabra y la miel para vencer a los que desconfiaban del proceso que iniciamos a la muerte del dictador.…  Seguir leyendo »

Fidel Castro llevaba un año en el poder cuando una noche en la televisión cubana (noviembre, 1960) lanzó una soflama contra España. Soltó que nuestra Embajada y varios sacerdotes españoles conspiraban contra su régimen. El embajador español, el vasco Lojendio, veía el programa en su residencia y no daba crédito. Indignado salió corriendo hacia el estudio de televisión y, bien porque el tráfico en La Habana era escaso o porque las peroratas de Castro eran muy largas –el cantante Antonio Molina confesó que una vez, sin poder marcharse, se orinó en los pantalones oyendo a Fidel predicar durante horas– nuestro representante tuvo tiempo de irrumpir en el estudio e increpar al político cubano repitiendo que estaba soltando una sarta de mentiras.…  Seguir leyendo »

“Cuando el valenciano Calixto III [Borgia] es elegido Papa, por toda Italia se oye un grito de indignación: ‘¡Un Papa bárbaro y catalán! [Entoncces en Italia a los ciudadanos de la Corona de Aragón se les llamaba “catalanes”, de forma poco amistosa, por su expansionismo militar y comercial en esas tierras] Advertid a qué grado de abyección hemos llegado los italianos. Por todas partes dominan los catalanes y Dios sabe hasta qué punto son insoportables con su dominio'”.  (B. Croce, ‘España en la vida italiana’, págs. 39-40).

Sobreponiéndose a la oposición, muchas veces hostil, de las familias italianas rivales (Orsini, Colonna, Sforza, Malatesta, Farnesio, De la Rovere…), los Borja (Borgia, italianizado) van a lograr desde su aparición en Italia como cortesanos de Alfonso el Magnánimo de Aragón –tío de Fernando el Católico y conquistador de Nápoles en 1442–, y a pesar de esta su condición extranjera, que dos de sus miembros sean elevados al solio pontificio: Alonso de Borja, convertido en el papa Calixto III (1455-1458), y su sobrino Rodrigo Borja, a partir de cuya ascendencia a la cátedra de San Pedro en 1492 con el nombre de Alejandro VI se inicia el período –la época de los Borgia por excelencia– que finaliza, tras la muerte de Alejandro en 1503, con la caída en desgracia de su hijo César, duque de Valentinois (muerto en 1507).…  Seguir leyendo »

Tengo para mí que avanzar dentro del camino personal o colectivo pide cultivar, de vez en cuando, la actitud de detener el paso para revisar de dónde venimos y a dónde vamos y cómo seguiremos caminando. Pararse a reflexionar tranquilamente sobre lo vivido y lo construido o destruido. Hay que hacer esas paradas porque la experiencia no es lo que pasa en abstracto ni solamente lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa. Así lo expresó Aldous Huxley, y yo lo hago mío dentro de la tradición del discernimiento de Ignacio de Loyola en la que he sido formado.…  Seguir leyendo »