Constitución

Con motivo de la crisis institucional en la que nos ha situado el proceso independentista de Cataluña, están apareciendo propuestas, como esos «referendos pactados» o esa «hoja de ruta» hacia el modelo federal, donde es preciso diferenciar lo que son pactos de naturaleza contractual de los que emanan de las normas de la razón, siempre sujetas a refutación, como fueron los pactos de La Moncloa donde el debate versó sobre un programa previamente elaborado, de lo que son acuerdos de naturaleza constitucional, como el que nos condujo a la Constitución de 1978 donde para alcanzarlo, mediante el diálogo y la negociación, sólo se contó con una brújula orientadora de la dirección legitimadora del proceso.…  Seguir leyendo »

Una Constitución bigénero

Como siempre hago cuando me propongo emitir alguna observación y comentario sobre declaraciones orales, he visto y oído atentamente el vídeo que contiene la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, doña Carmen Calvo Poyato, ante la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, el pasado día 10 de julio. Emulando a los taquígrafos de las cámaras —solo que sin saber taquigrafía— he anotado con exactitud lo que dijo. Y a fe que dijo cosas dignas de comentarse.

Empezaré por lo que manifestó en ultimísimo lugar (y espero que el lector me admita, en gracia a mis esfuerzos transcriptores, el uso de las comillas): “Cuando este Gobierno, feminista, con más mujeres y [sic, por “que”] hombres, fuimos a la toma de posesión, a algunas nos costaba trabajo prometer como ministros, fundamentalmente porque éramos ministras”.…  Seguir leyendo »

Profeso el mayor respeto a la Real Academia Española y a todas las ilustres personas que forman parte de la corporación que tan dignamente dirige. Precisamente en virtud de ello me permito expresarle encarecidamente un ruego. Lo voy a decir lisa y llanamente: declinen, por favor, la invitación del Gobierno de elaborar un dictamen sobre la revisión del lenguaje de la Constitución.

Lo pueden hacer cortésmente. Conforme a sus estatutos vigentes (sancionados por el Rey Juan Carlos I por Real Decreto de 9 de julio de 1993) no figura ni directa ni indirectamente entre sus atribuciones y misiones la evacuación de este tipo de dictámenes.…  Seguir leyendo »

Sesión de trabajo. Cuatro de los siete padres de la Carta Magna —Gabriel Cisneros, Miquel Roca, Manuel Fraga y Jordi Solé Tura— en plena Constitucional del Congreso.

Con la bendición de las urnas, el presidente Suárez podía seguir adelante con su plan. En la práctica, los comicios de junio serían –y fueron– constituyentes. Hasta 12 fuerzas consiguieron representación en las Cortes, de las cuales siete participaron de la elaboración de la Constitución. Se quedaba fuera el PSP-UP del viejo profesor Tierno, que obtuvo seis diputados. En aquel momento, el PSC era el partido más votado en Cataluña, donde cosechó 15 escaños.

El 27 de julio se creó la Comisión Constitucional del Congreso y el 1 de agosto se eligieron los ponentes. Los partidos mayoritarios querían una ponencia reducida a cinco miembros.…  Seguir leyendo »

Durante los numerosos debates en las Cortes Generales para la tramitación y aprobación de la Constitución Española hubo encendidas y emotivas intervenciones sobre aspectos muy diversos: desde la identidad territorial a la autonomía regional pasando por la vigencia de la monarquía. Los medios de comunicación se hicieron eco de discusiones sobre la forma del Estado, los derechos de los trabajadores, la cuestión religiosa o las libertades civiles. Sin embargo, ningún miembro de las Cámaras consideró necesario pronunciar un apasionado parlamento a favor de la igualdad entre hombres y mujeres como un derecho incontestable que la Constitución que elaboraban debía reconocer explícitamente.…  Seguir leyendo »

Mejorar el modelo constitucional

En las sesiones que celebra la Comisión del Congreso sobre la reforma del modelo autonómico se percibe que los comparecientes más próximos al Partido Popular rechazan reformar la Constitución invocando la inexistencia de consenso para esa reforma. Nada nuevo porque el partido conservador lleva muchos años difundiendo lo que es una profecía autocumplida.

Además de un pacto político, una Constitución es una norma jurídica que, como todas las disposiciones normativas, debe adaptarse a los cambios sociales de cada momento. Si todavía está vigente el Código Civil que data de 1889 es porque ha sido reformado más de cincuenta veces y la propia Ley Orgánica del Tribunal Constitucional de 1979 ya ha sido modificada en siete ocasiones.…  Seguir leyendo »

Se está convirtiendo en un lugar común hablar de la reforma de la Constitución. Cuando entramos en su cuadragésimo aniversario, numerosas propuestas se están presentando. La organización territorial está en el centro de los análisis. Se denuncian las insuficiencias, los problemas y los defectos; se ofrecen alternativas y soluciones. Sin embargo, pocos se están ocupando en mostrar aquello que, estando contemplado en la Constitución, los políticos se han entretenido en marginar. Me refiero a la Alta Inspección educativa del Estado.

La Constitución establece, en el artículo 27, que los poderes públicos deben inspeccionar el sistema educativo. El reparto competencial hizo posible que a las comunidades les correspondiese la inspección ordinaria, mientras que al Estado la denominada Alta Inspección.…  Seguir leyendo »

La reforma constitucional ha aparecido como un remedio casi mágico para resolver muchos problemas del actual régimen democrático español. Pero la reforma es muy difícil porque requiere mayorías cualificadas en las dos cámaras (y su repetición tras unas elecciones para temas de derechos y la Corona), así como un referéndum. Una buena salida seria desconstitucionalizar algunos temas para que pudieran ser objeto de cambios legislativos más asequibles.

España es uno de los países de Europa con menos reformas constitucionales: en 39 años solo ha habido dos, ambas derivadas de la Unión Europea. En cambio, todos los países democráticos tienden a revisar sus constituciones periódicamente.…  Seguir leyendo »

El año próximo cumplirá 40 años la actual Constitución española, la novena en la historia de nuestro país, que nació para establecer un nuevo marco legal y de convivencia que sustituyera al que estuvo vigente durante los años del franquismo. Su fecundidad durante este tiempo ha sido difícilmente cuestionable, pero en los últimos días numerosas voces insisten en la necesidad de reformarla, porque lo consideran necesario para resolver problemas graves de nuestro país. En las páginas de este mismo diario se ha apuntado a menudo que España padece una triple crisis, socioeconómica, política y territorial, y que una reforma constitucional podría venir a paliarla.…  Seguir leyendo »

La Constitución roza los 40 años, la edad del demonio meridiano contra el que proviene el salmo 91. El azote que devasta en las horas centrales del día, las de mayor calor, cuando uno está más débil. En la tradición monacal, a esa hora se produce el peor ataque: la acedía, la tentación por la que el monje se vuelve perezoso y descuidado… y pierde la esperanza. España vive una crisis de acedía democrática, de pérdida de ilusión en algo que nos una; es un tiempo de echar las culpas siempre al otro, de pereza e incluso de crispación para convivir.…  Seguir leyendo »

Hace años que los congresos de constitucionalistas españoles reflejan un estado de opinión largamente favorable a la reforma constitucional. A su oportunidad, a su necesidad. Y, últimamente, a su urgencia. Pregunta: si, desde posiciones científicas distanciadas entre sí, pueden ponerse de acuerdo tantos especialistas… ¿por qué la política no? La respuesta: pende, ahora, de la comisión parlamentaria a iniciativa socialista que arranca a rebufo de una crisis como no habíamos visto otra. Trabajo tiene por delante, con razones y motivos acumulados de tanto posponer lo inevitable.

1. Las Constituciones se defienden reformándolas. Preservar la utilidad de los pactos de la Transición y de la Constitución del 78 —rígida y por tanto blindada (arts.167 y 168 CE)— exige, tras 40 años, disponerse a retocarla en lo que haya perdido sintonía con los tiempos.…  Seguir leyendo »

Ante el empecinamiento del PSOE por que se remodele la Constitución, buscando impenitentes el encaje de esos nacionalismos que desencajan España, el presidente Rajoy evoca la actitud flemática, en consonancia con su propio carácter, del párroco aquel de la localidad onubense de Beas al que sus feligreses rogaban que accediera a sacar en rogativa a la Virgen de Clarines para que se acabara la pertinaz sequía que asolaba al pueblo.

Al cabo de algunas semanas, y harto de las requisitorias que recibía a cada paso que daba, este cura con fama de trabucaire tiró la teja y dio su brazo a torcer.…  Seguir leyendo »

Desde un punto de vista histórico, lo que caracteriza a las constituciones y las distingue del resto de normas jurídicas es que son normas de crisis. Nacen siempre en el contexto de las grandes crisis históricas de la vida de los pueblos. El poder constituyente es un poder de crisis porque actúa siempre en los momentos de mayores convulsiones políticas y sociales. Ello contrasta con el dato indiscutible de que para elaborar un buen texto constitucional se requieren unas condiciones de tranquilidad, sosiego y reflexión. Por eso podemos decir que las constituciones surgen siempre cuando tienen que hacerlo, pero eso ocurre en el peor momento posible.…  Seguir leyendo »

En memoria de José Manuel Maza, un jurista prestigioso y valiente como deben ser los que necesita la Constitución.

La Constitución española de 1978 -el próximo año se conmemora su 40 aniversario- posee varias características que son insólitas en nuestro constitucionalismo y que la convierten en uno de los grandes éxitos que España como Nación ha conocido en su historia. Para empezar hay que señalar -aspecto que no se valora suficientemente -que es la única Constitución española que se ha aprobado mediante la reforma de la anterior, es decir, según el procedimiento de reforma que incluían las Leyes Fundamentales del franquismo, aunque no fuesen una verdadera Constitución.…  Seguir leyendo »

¿Es tiempo de reformas constitucionales? Lo es, sin duda, pero las circunstancias no acompañan. En efecto, la actual composición política del Congreso de los Diputados no facilita, más bien impide, los amplios acuerdos que estas reformas requieren. Probablemente tres partidos puedan entenderse para alcanzar este tipo de reformas: el PP, el PSOE y Ciudadanos. Pero otros difícilmente las secundarán, bien porque son partidarios de separarse de España, bien porque cuestionan los actuales fundamentos de nuestra democracia y pretenden iniciar un proceso constituyente sobre bases distintas a las actuales para acabar con lo que denominan “régimen del 78”. Ambos sectores —nacionalistas y populistas— coinciden, como mínimo, en un aspecto: no hay que reformar la actual Constitución, hay que destruirla.…  Seguir leyendo »

La Constitución de 1978 es un texto al que los españoles le debemos los mejores años de nuestra Historia. Los socialistas estamos orgullosos de nuestra Constitución. Es lógico. El PSOE es el partido que más contribuyó a su elaboración y puesta en marcha. De los que la redactaron, somos los únicos que quedamos en pie. Es un texto que, en muchos aspectos, refleja nuestros valores. De nuestro puño y letra se redactaron sus artículos más importantes. Asumimos los valores constitucionales y los defendemos.

La Constitución Española de 1978 ya tiene 39 años. De su trayectoria, llama la atención que solo haya sido reformada dos veces, las dos a iniciativa de la UE y para aspectos muy puntuales.…  Seguir leyendo »

Cuando parece que finalmente hay una posición mayoritariamente favorable a iniciar un proceso de reforma constitucional, se oyen algunas pintorescas excusas de ciertas formaciones políticas para no involucrarse en ese proceso: la reforma estará tutelada por el Tribunal Constitucional, la misma institución que hizo naufragar el Estatut aprobado en el 2006. Y nada más alejado de la realidad jurídico-constitucional española. Conviene, pues, analizar brevemente el papel que corresponde jugar al Tribunal Constitucional en una hipotética reforma de la Carta Magna.

El proceso de reforma constitucional podrá estar sujeto al control del Tribunal Constitucional, como cualquier otro procedimiento de nuestra vida político-constitucional.…  Seguir leyendo »

España atraviesa su mayor crisis territorial en la historia de nuestra joven democracia. Una crisis que crece en las crisis económica, institucional y democrática de nuestra última década. Nuestros problemas territoriales son de largo aliento y están ligados a prácticas propias de las democracias de baja calidad. Señalaré los más evidentes. 1) Ausencia de un espacio de representación institucional efectiva de los pueblos, regiones, comunidades, países y naciones que componen España. 2) La escasa claridad de la ley de financiación autonómica, los cálculos del Cupo y los fondos de compensación, así como la generalización de prácticas parlamentarias que permiten a partidos de implantación autonómica lograr beneficios financieros o competenciales no equitativos gracias a su condición de llave en votaciones estratégicas.…  Seguir leyendo »

Estos días en que nuestra Constitución cumple años vale la pena recordar algunas fechas: 20 de noviembre de 1975, muerte de Franco; 4 de enero de 1977, Ley para la Reforma Política; 15 de junio de 1977, elecciones a las Cortes constituyentes; 31 de octubre de 1978, aprobación de la Constitución por las Cortes, ratificada en referéndum el 6 de diciembre de 1978. Fue brevísimo el lapso de tiempo en que se establecieron las bases jurídicas de la convivencia. España se enfrentaba a la necesidad de un nuevo orden para acomodarse a las exigencias democráticas de las que habíamos quedado descolgados.…  Seguir leyendo »

En un momento histórico en que quien más quien menos tiene su propuesta de reforma constitucional, es notable que un artículo como el 155 —concebido como cautela de Estado pero de modo casi formulario— se haya aplicado por primera vez y esté funcionando. Aún con circunloquios y rasgos victimistas, incluso el independentismo lo ha aceptado como marco electoral. ¿Qué más podía esperarse? Ha sido como verificar con buen resultado una bisagra que estaba ahí, más ilustrativa que operante. Ahora sabemos que funciona según el espíritu y la letra. Por supuesto, constatar la fortaleza de la Constitución no inhibe a los políticos más radicales que exigen acabar con lo que llaman régimen de 1978 mientras en todas las franjas de moderación —en Cataluña y en el conjuntol país— queda claro que lo que se propone para substituir ese régimen iba a generar más inestabilidad institucional, económica, inseguridad jurídica y aislamiento.…  Seguir leyendo »