Constitución (Continuación)

Por Pedro González-Trevijano, rector de la Universidad Rey Juan Carlos (ABC, 07/12/03):

Estamos en un año de celebraciones, y además, no hay duda, muy significativas. Conmemoramos felizmente el vigésimo quinto aniversario de la Constitución de 1978. Con toda certeza el evento más gozoso, sobresaliente y crucial de la Historia moderna de España. Una Constitución que nos ha investido como ciudadanos, al tiempo que ha hecho posible un ilusionante desarrollo integrado de los pueblos de España que hoy, mirando atrás, nos sigue pareciendo gigantesco y ejemplar.

Una Carta Magna que satisface, como ninguna de nuestras Constituciones pasadas, las más excelsas ideas de libertad y prosperidad, tanto por lo que atañe a sus elevados principios, como en lo que concierne a sus señeras conquistas.…  Seguir leyendo »

Señora presidenta, señoras y señores diputados y senadores:

Como Rey de España siento un particular orgullo y una honda emoción al dirigirme hoy a estas Cortes Generales con motivo del vigésimo quinto aniversario de nuestra Constitución, en este marco solemne donde reside la representación democrática del pueblo español.

Agradezco a la señora presidenta sus muy generosas palabras hacia la Corona y mi persona, a las que correspondo con la expresión de mi respeto y reconocimiento a estas Cortes Generales. La Reina, el Príncipe de Asturias y las Infantas se unen a mí para reiterar, ante ambas cámaras, el firme compromiso que anima a la Corona de servir a España y a todos los españoles, con lealtad a la Constitución y a todos los valores y principios que consagra.…  Seguir leyendo »

Por Juan Luis Cebrian (EL PAIS, 06/12/03):

El mes de diciembre de 1978 y las primeras semanas del año siguiente fueron testigos de un espectacular aumento de la violencia política en España. A los redundantes crímenes de ETA, que utilizó sus habituales métodos para hacerse notar, tanto durante la campaña previa al referéndum constitucional como en los días posteriores a la sanción real de la nueva Ley de Leyes, se añadió la ofensiva de grupos de insidiosa filiación, como los GRAPO, y de un par de bandas antiterroristas de la ultraderecha, organizadas o animadas por sectores del Ejército y la policía, que intensificaron sus acciones en el sur de Francia.…  Seguir leyendo »

Por Carmen Iglesias, de las Reales Academias Española y de la Historia (ABC, 06/12/03):

«Siendo los hombres libres, iguales e independientes por naturaleza, ninguno de ellos puede ser arrancado de esa situación y sometido al poder político de otros sin que medie su propio consentimiento». Estas palabras seminales de John Locke, padre fundador del liberalismo, inauguran la historia constitucional occidental; sólo a partir de ese consentimiento es posible el pacto social y político para vivir en una comunidad ordenada en que se satisfagan las necesidades permanentes de paz, libertad y seguridad. Ese pacto constitucional se sanciona por la mayoría, obliga a todos, y es la carta fundacional que no puede ser alterada en su fondo básico -paz, libertad, seguridad- y sólo modificada en su forma bajo ciertas condiciones previamente determinadas en el propio pacto.…  Seguir leyendo »

La Constitución nació en el último cuarto del siglo pasado, pero con la vocación de mantenerse viva durante un largo periodo de tiempo. El texto que hoy festejamos nació con la vista puesta en el siglo XXI, abierta a las influencias de lo que pasaba en España y en el mundo, y consciente de que su supervivencia dependía de su capacidad de comprensión y adaptación a las nuevas transformaciones de la sociedad.

En su 25º aniversario, este suplemento subraya ese espíritu preguntando a políticos y juristas qué ha quedado desfasado
y qué debería hacerse para garantizar su paso firme en el siglo XXI.…  Seguir leyendo »

Por Pedro González-Trevijano, rector de la Universidad Rey Juan Carlos (ABC, 05/09/03):

Estamos asistiendo estas semanas a un debate sobre el sentido y el alcance de la Constitución española de 1978. Pero lo más sorprendente es que, en lugar de destacarse sus logros -sin caer en un chauvinismo constitucional-, congratulándonos por la conmemoración de su vigésimo quinto aniversario, se desvirtúen su naturaleza y cualidades. En este sentido, el entendimiento de nuestra Norma Fundamental como una mera «disposición transitoria» se aproxima a un dadaísmo constitucional.

El dadaísmo, expresión acuñada por Tristán Tzara en la época de las vanguardias históricas, no propugnaba ninguna modalidad de arte nuevo.…  Seguir leyendo »