Democracia

La mayoría de los españoles no tenemos recuerdos significativos de una época anterior a la Constitución de 1978. Menos del 20% de quienes ahora vivimos en España tenían más de 13 años en el momento de su promulgación; por lo que para más del 80% de nosotros Franco es tan solo un nombre en los libros de Historia o una parte de los relatos que nos contaron nuestros padres o abuelos.

Somos nativos democráticos, formados ya en una sociedad que respondía a los principios y valores que se consolidaron en Europa occidental tras el fin de la II Guerra Mundial y que se extendieron a Europa central y oriental tras la caída del Muro de Berlín.…  Seguir leyendo »

Cuando el general Franco muere en 1975, todos los líderes de los partidos políticos democráticos en la clandestinidad miraron, sin excepción, hacia el Rey Juan Carlos. Todos de una manera u otra, directa o indirectamente, desde España o desde el exilio, sabían lo que el Rey Juan Carlos y sus colaboradores más íntimos querían para España, que era exactamente lo mismo que todos ellos querían, libertad, y a su vez, todos ellos lo enmarcaban en un espíritu de convivencia en democracia que empapaba la sociedad española.

Después de 40 años de dictadura, consecuencia de una terrible guerra civil, consecuencia a su vez del destrozo de la II República por los socialistas prosoviéticos y los comunistas, la sociedad española, los ciudadanos españoles también miraban al Rey Juan Carlos.…  Seguir leyendo »

La Comisión de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa solicitó a la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho, más conocida como «Comisión de Venecia», el 1 de octubre de 2019, un informe sobre los supuestos de sanción penal que el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH) permite ante iniciativas, por medios pacíficos, de representantes políticos o de la sociedad civil de cambios constitucionales radicales, incluidos la independencia o la autonomía máxima de una parte del territorio nacional. El viernes pasado ha publicado sus conclusiones. Para que el lector no especializado se haga rápidamente una composición de lugar y de la importancia del documento, debe saber que los dictámenes de la Comisión de Venecia influyen poderosamente en las decisiones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).…  Seguir leyendo »

De la democracia española se dicen cosas tremendas. Se compara a los políticos con un virus, se reclaman expertos que decidan por encima de ellos, o se los desautoriza como impostores. De las instituciones unos afirman que nuestro modelo de democracia se está agotando —eso cuando nos perdonan la vida— y otros que está amenazado. No es por la pandemia, se repite desde hace años, pero cómo no endosarle también la infeliz situación en la que nos encontramos.

Dado el clima de las tertulias puede parecer paradójico que la valoración de la democracia en España, cuando se expresa en privado o con un juicio apartado de la presión ambiental, sea francamente buena y tienda a mejorar.…  Seguir leyendo »

Responder a las grandes cuestiones que determinan el futuro de las civilizaciones no suele ser fácil. Los pronósticos tienden a fallar. Quienes aciertan suelen ser aquellos que se equivocaron en muchos otros ámbitos, por lo que su valía depende más de su actitud intelectual temeraria que del rigor de sus análisis.

Nadie se pudo anticipar a la caída de una civilización, ya fuera esta la griega, la romana o la maya. Por ello, el estudio de las civilizaciones es cosa de historiadores, quienes miran al pasado; y los pronósticos sobre ellas, en lugar de materia científica, suele ser materia de adivinos, astrólogos y prestidigitadores.…  Seguir leyendo »

Están en vigor Constituciones que no fueron aprobadas en referéndum. La observación viene al caso porque, como los ojos del Guadiana, emerge el debate acerca de si, al haber sido aprobada la Constitución por referéndum del pueblo español en 1978, buena parte de la población actual no se habría pronunciado sobre ella, y, como consecuencia, habría perdido su legitimidad; porque se aplica sin que ésta la haya votado.

Esgrimen quienes defienden tan peregrina idea que la Constitución debería ser votada por cada generación. Se hacen aparentemente eco del lema que Jefferson acuñó en sentido revolucionario, estimando que cada 20 años se tenía que renovar el «espíritu constituyente».…  Seguir leyendo »

El enfrentamiento entre la mayoría y las minorías parlamentarias –y entre las diversas minorías en que dentro de estas se articulan– es la esencia del parlamentarismo europeo o, lo que es lo mismo, el ser esencial de la democracia en Europa. Este enfrentamiento, siempre que se respete el fair play político, es tanto más vivo cuanto más avanzada sea la democracia. Se ignora la esencia del parlamentarismo cuando se critica la dureza de los debates parlamentarios (palabra tópico: «crispar») porque el debate legitima a la oposición, no como un grupo hostil al que se pueda ignorar, despreciar o tratar de absorber en la mayoría parlamentaria, sino como un engranaje insustituible que representa la quintaesencia del gobierno democrático.…  Seguir leyendo »

Democracia sin demócratas

«Haga como yo, no se meta en política». Esa conocida frase, atribuida a Franco, traduce el histórico desprecio popular de los españoles por la clase política desde la Restauración borbónica –y causa había para ello–, aunque de una manera periódica ya se encargaran los militares de avivar ese sentimiento a favor de soluciones dictatoriales. Entre farsas parlamentarias y pronunciamientos de espadones, durante dos siglos el espíritu democrático en nuestro país no pudo pasar de ser un anhelo, crispado en su permanente frustración y desbordado por la vía de la revolución incendiaria. Con el brevísimo paréntesis de la II República, sólo en 1977 y hasta el momento, España ha conseguido dotarse de una democracia formal homologable con las más avanzadas del mundo.…  Seguir leyendo »

I. Dentro de la necesaria separación de poderes, toda sociedad organizada como Estado dispone hoy día, al menos, de una asamblea o cámara para el debate y la aprobación de las leyes que han de regir la convivencia entre sus nacionales.

Quedan atrás épocas históricas en las que los pueblos eran gobernados solamente por una persona, una familia o un grupo social, aunque, en ocasiones, se acompañasen de un órgano constituido por miembros de confianza para su asesoramiento o consulta no vinculante.

Por otra parte, no auguramos un fructífero futuro para el modelo legislativo de corte totalitario basado en un partido excluyente, que elimina toda discrepancia y que subsiste gracias a una férrea disciplina.…  Seguir leyendo »

En estos tiempos tan innovadores de nuestro siglo XXI, la novedad del momento es una pandemia que pone en cuestión la capacidad de nuestras sociedades democráticas avanzadas para prever el futuro y controlarlo. La sociedad siempre ha sabido de sus límites: al fin y al cabo está compuesta por supervivientes transitorios. Pero la sociedad moderna tiende a disimularse ese saber. Hoy lo intenta de muchas maneras, incluida la de proyectarse hacia los espacios extraterrestres; y algunos sueñan incluso con hacerse en ellos un habitáculo, el equivalente al trastero de un apartamento de Manhattan de unos pocos metros cúbicos, a recorrer en estado de ingravidez.…  Seguir leyendo »

Figura 2. Dimensiones de la calidad democrática para España (V-Dem 2020), 2009-2019

Tema

Este análisis estudia la calidad de la democracia española a partir de la medición comparativa y cronológica que realiza el índice internacional de referencia V-Dem.

Resumen

El nuevo Informe del proyecto Varieties of Democracy (V-Dem) actualiza la evaluación comparada de la calidad democrática en 179 países. España sigue manteniendo una valoración estable y elevada, y esta vez queda en el 9º lugar del mundo en el Índice de Democracia Liberal, el principal de los distintos rankings que incluye el proyecto. Se acredita así que el sistema político español habría superado una década tan convulsa como la de 2010 a 2020, logrando preservar un alto nivel democrático.…  Seguir leyendo »

Sobre la elegancia democrática

Que LA democracia constitucional, tal como hoy es entendida paradigmáticamente, sea el mejor sistema de organización política, no es una casualidad, sino la consecuencia de haber llevado más lejos que ningún otro modelo la división de poderes. Desde ya hace mucho tiempo, sabemos que la garantía de los derechos ciudadanos depende de que el poder se reparta entre distintas autoridades con funciones diferenciadas. Al constatar que todo poder corrompe, Lord Acton solo plasmó en una frase de éxito el resultado de una penosa experiencia histórica como colectividad. Ahora sabemos también que cualquier organización humana parece someterse a una despiadada ley de entropía, en cuya virtud tiende siempre al desequilibrio y la degradación.…  Seguir leyendo »

Si alguien acude al Diccionario de la RAE en busca del significado de «partitocracia» se encontrará con que dicha palabra no figura entre las 80.000 que lo forman. ¿Quiere decir que no existe? Evidentemente, no. Nos dirán oficialmente que la razón de su no inclusión en el Diccionario es que no es una palabra de uso común extendido en un ámbito representativo. Y puede que tengan razón. Pero tengo para mí que el verdadero motivo es que a «partitocracia» no le gusta que hablen de ella, prefiere pasar inadvertida por temor a que llegue a saberse lo que significa y qué se esconde tras ella.…  Seguir leyendo »

La libertad es respeto a la verdad

En las últimas semanas el Estado de Derecho se ha visto sometido a una presión hasta ahora desconocida. Es cierto que los intentos golpistas de 1981 y 2017 entrañaron gravísimos desafíos constitucionales, pero entonces los ciudadanos percibimos que se defendía nuestro régimen de libertades. Sin embargo, en estos días, somos bastantes los que tenemos la sensación de que no sucede lo mismo, como si el virus también hubiera infectado al Estado de Derecho.

Un real decreto del pasado catorce de marzo declaró el estado de alarma que aún padecemos. Esta norma legal no la firmó el presidente del Gobierno, sino la vicepresidenta primera, y lo hizo más de veinticuatro horas después de haberse anunciado solemnemente el día anterior.…  Seguir leyendo »

Lo estamos viendo. El que más sufre no es el tirano ni el malvado, y los hay por todas partes, y ellos también son humanidad y de eso debemos partir si queremos vivir en una sociedad libre, justa y en paz.

Los humanos no somos buenos por naturaleza, nacemos sin principios y somos capaces de todo, por eso necesitamos policías y tribunales. La idea de que la maldad y la desigualdad entre los hombres es efecto de la sociedad, que la política es la pervertidora, es una idea demasiado romántica.

No es así. La humanidad soporta cualquier realidad. ¿Cómo podría decirlo?…  Seguir leyendo »

En los duros momentos que estamos viviendo en el mundo en general y en Europa en particular es fácil que muchos ciudadanos se pregunten si nuestras democracias liberales están en condiciones de combatir una pandemia como la que nos asuela. Al fin y al cabo, las cifras europeas están empeorando las de China, así que es una pregunta muy legítima. Sin duda, el primer objeto de cualquier contrato social entre un Estado y sus ciudadanos (ya se trate de una autocracia, una democracia iliberal o una liberal) es velar por su vida, su salud y su seguridad.

Pues bien, lo primero que hay que señalar es que la epidemia se originó en China, y no por casualidad.…  Seguir leyendo »

La Junta Electoral Central cumple 43

No es un aniversario redondo, pero ayer se cumplieron cuarenta y tres años que denotan inequívoca madurez, en este caso orgánica, la de la Junta Electoral Central, cuya institucionalidad y coesencialidad al ser democrático nuestro Estado de Derecho debe subrayarse y celebrarse, especialmente en un contexto en el que han trascendido ataques, desautorizaciones e insinuaciones propulsadas desde la representación de intereses propios y parciales y, por tanto, absolutamente infundados.

El Real Decreto-Ley de Normas Electorales 20/1977, de 18 de marzo, norma rectora de las elecciones a la Cortes Constituyentes y de las dos elecciones legislativas siguientes, tomó como una de sus decisiones fundamentales la configuración de una Administración Electoral autónoma e independiente del Ejecutivo, como garantía primaria de las elecciones libres, abiertas y competitivas.…  Seguir leyendo »

El verdadero fantasma que recorre nuestras democracias no es la extrema derecha sino el desconcierto acerca de qué hacer con ella, cómo combatirla con justicia y eficacia: si hemos de dialogar, si entramos en una confrontación que implique aceptar su marco mental o si tratamos de introducir una agenda alternativa… En esta decisión nos jugamos mucho porque son menos preocupantes las provocaciones de quienes se nos oponen abiertamente que nuestros errores a la hora de hacerles frente. Con diagnósticos equivocados y reacciones torpes por nuestra parte no es extraño el crecimiento de tales adversarios.

Las estrategias de combate están siendo más rotundas que eficaces: líneas rojas, cordones sanitarios, limitaciones a la libertad de expresión, exclusión de interlocutores, ampliación de los delitos (como la reciente propuesta de penalizar la apología del franquismo).…  Seguir leyendo »

Atravesamos tiempos difíciles, quizá críticos, en España. Tras abandonar las mejores décadas de nuestra historia, nos hallamos al pie de distintas encrucijadas respecto a cuyas decisiones finales el futuro nos madrugará en versiones muy distintas.

No parece necesario intentar cambiarlo todo para que nada cambie, como le sugerían al príncipe de Salinas en la Sicilia pre-burguesa. Pero sí convendría modificar algunas cuestiones fundamentales para asegurar las conquistas que el espíritu de la Transición, con todos sus defectos, nos dejó como legado. Cuanta más perspectiva logramos respecto de aquella época, más aleccionadora parece.

Nuestra sociedad ha cambiado tanto en los últimos cuarenta años que resultaría anacrónico contemplar con excluyente nostalgia esos tiempos pretéritos.…  Seguir leyendo »

Con esa tendencia tan humana a edulcorar lo problemático, hemos convertido la definición clásica de democracia -«la menos mala de las formas de gobierno»- en «la mejor forma de gobierno», verdad a medias al superar a las demás, pero sin ser la mejor posible, y olvidando sus fallos, que, como todo en este mundo, tiene. Sus inventores, los griegos, con el espíritu práctico que les caracterizaba, no tuvieron el menor inconveniente en utilizar remedios muy poco democráticos para combatir tales carencias: cuando la democracia había degenerado en demagogia, sin haber forma de restablecer la ley y el orden, buscaban entre sus patricios el que les parecía más honesto, ecuánime e idóneo para el cargo y le nombraban tyrannos, tal como suena, con plenos poderes para restablecer la convivencia civilizada.…  Seguir leyendo »