Democracia

Los padres de la Constitución, y los responsables políticos de entonces, tuvieron siempre la preocupación de dar estabilidad a los gobiernos del futuro evitando caer en reiteradas crisis, a veces frecuentes en algunos regímenes parlamentarios. Se quería que nos alejáramos del modelo italiano para parecernos lo más posible al modelo alemán. En ese sentido la medida más sobresaliente y destacada que se decidió adoptar fue la llamada Moción de Censura Constructiva regulada en el artículo 113 y siguientes de nuestra Constitución.

La moción de censura consiste en que con una sola y única votación puede censurarse al presidente del Gobierno de turno y, al mismo tiempo, investir al nuevo presidente que ha de reemplazarle.…  Seguir leyendo »

Tengo para mí que avanzar dentro del camino personal o colectivo pide cultivar, de vez en cuando, la actitud de detener el paso para revisar de dónde venimos y a dónde vamos y cómo seguiremos caminando. Pararse a reflexionar tranquilamente sobre lo vivido y lo construido o destruido. Hay que hacer esas paradas porque la experiencia no es lo que pasa en abstracto ni solamente lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa. Así lo expresó Aldous Huxley, y yo lo hago mío dentro de la tradición del discernimiento de Ignacio de Loyola en la que he sido formado.…  Seguir leyendo »

Todo parece apuntar a que vivimos en una democracia de los incompetentes. Hablamos de una ciudadanía que decide y controla, pero lo cierto es que carecemos de las capacidades necesarias para ello por falta de conocimiento político, por estar sobrecargados, incapaces de procesar la información cacofónica o simplemente desinteresados. El origen de nuestros problemas políticos reside en el hecho de que la democracia necesita unos actores que ella misma es incapaz de producir. Una opinión pública que no entienda la política y que no sea capaz de juzgarla puede ser fácilmente instrumentalizada o enviar señales equívocas al sistema político.

La política nos resulta incomprensible.…  Seguir leyendo »

Un dirigente, un líder que quiera serlo realmente, tiene que convertirse en autoridad, es decir, en hombre o mujer con valores, ambiciones autolimitadas y respeto a la razón y a la verdad. En este punto, y en tiempos convulsos de posverdad, conviene recordar a Erasmo, quien en La educación del príncipe cristiano, hizo una analogía especialmente hermosa y certera: que el preceptor o asesor que envenena con malas ideas o malos consejos el corazón de un príncipe es tan criminal como el canalla que envenena un pozo de agua del que bebe una población entera y con eso envenena a todo el mundo.…  Seguir leyendo »

La ciénaga

Quien piense que vivimos sólo una grave crisis política se engaña. La degradación política (inmensa, pero no total) y la degradación social (profunda, pero tampoco total), se nutren de una grave crisis moral. Y no se pueden corregir los síntomas superficiales sin acometer la curación de los morbos profundos. Consideremos dos ejemplos recientes.

El primero es el video como cacería humana. Dejemos ahora, faltaría más, la evaluación de la conducta de la cazada. El cadalso no es lugar para evaluar. Habíamos quedado, desde Kant y antes, en que la persona es lo que nunca puede ser medio y sólo fin en sí.…  Seguir leyendo »

Los últimos procesos electorales en EE.UU. y en Europa han avivado la discusión entre las políticas que impulsan «movimientos identitarios» y las que reivindican la «ciudadanía». Las primeras favorecen los intereses de grupos específicos y las segundas privilegian los aspectos formales del procedimiento democrático, como garantía de igualdad en la sociedad civil. El debate jurídico y político resulta complejo, pero saca a la luz algo que incumbe a los actores de la vida social: ¿cómo fomentar que la política no acabe reduciéndose a la defensa de intereses particulares –a veces mediante lobbies muy poderosos– o a una protección abstracta del interés general?…  Seguir leyendo »

Resulta una obviedad para quien lleva tantos años escribiendo en los periódicos declarar respeto por la indiscutible libertad de expresión que, según Salman Rushdie, es un bien escaso, y probablemente por ello nos aclara: «Sería terrible dejar a los fanáticos marcar sus límites». Rushdie padeció a esos fanáticos. La publicación de su novela «Versos satánicos» en 1988 llevaría a su condena a muerte en un edicto religioso, o fatwa, que decretó el ayatolá Jomeini por su supuesto contenido blasfemo para el islamismo. El escritor vivió años escondiéndose y bajo protección.

En sus páginas sobre España, un desencantado Orwell, combatiente del trotskista POUM en el frente de Aragón durante la Guerra Civil, que estuvo a punto de morir asesinado por los comunistas, escribe: «Todos creen en las atrocidades del enemigo y no en las de su bando, sin preocuparse de las pruebas», concluyendo que «la verdad se convierte en mentira si la expresa el enemigo».…  Seguir leyendo »

En los últimos meses se han producido en España varios casos relacionados con la libertad de expresión. Entre ellos hay diferencias, pero se han agrupado, por razones de oportunidad periodística y porque la aceleración del debate público hace que el Zeitgeist cambie con las estaciones y tengamos un caso Dreyfus por semana. En ocasiones, como ocurrió con los raperos Valtónyc o Pablo Hasel, había una sentencia judicial que los condenaba a prisión por enaltecimiento del terrorismo y calumnias e injurias a la corona; el primero también fue condenado por amenazas no condicionales. Otras veces, como sucedió con la obra de Santiago Sierra, una institución presionó para que no se expusiera una obra, algo que no es propiamente censura.…  Seguir leyendo »

Durante todos estos meses de crisis y conflictos, se han escuchado numerosos lamentos por “la falta de diálogo” y el “fracaso de la política”, así como apelaciones a “soluciones políticas” y a la “política con mayúscula”. Algún opinador en este diario ha llegado a decir que “poner en marcha el aparato institucional en defensa de la legalidad vigente no deja de ser una manifestación de impotencia política”. Cabe argumentar exactamente lo contrario: poner en marcha las apelaciones a “la política” muestra la debilidad del aparato institucional y la legalidad vigentes.

Se ha evocado, por ejemplo, el contraste entre el actual conflicto de Cataluña y la negociación entre el presidente del Gobierno Adolfo Suárez y el presidente catalán en el exilio Josep Tarradellas, que llevó al restablecimiento provisional de la Generalidad.…  Seguir leyendo »

El mundo del derecho en su conjunto está perdiendo aceleradamente protagonismo e influencia en las sociedades democráticas europeas y muy en concreto en España. La causa de ello es muy clara. No estamos siguiendo de cerca –a veces ni de lejos– los intensos cambios sociológicos y económicos que se están produciendo en nuestra época ni parece que nos inquiete lo más mínimo la intensa y acelerada revolución tecnológica y científica que vamos a vivir durante largo tiempo. Parece que hubiéramos olvidado que la misión del derecho es regular la conducta de las personas, facilitar la convivencia social y asegurar las libertades individuales, todo ello en armonía y coherencia con la cultura, los valores y las realidades de la sociedad en las que cumple esa misión.…  Seguir leyendo »

Se ha convertido en un mantra político y, como tal, no cesa de repetirse: para regenerar nuestro sistema hay que conseguir la democracia interna en los partidos políticos. Por democracia interna en los partidos se suelen entender dos cosas: el funcionamiento democrático interior de estas organizaciones en la elección de sus órganos de gobierno -esta obligación está establecida en nuestra Constitución, en su artículo 6-, y la elección por los militantes de los candidatos que finalmente presenta el partido a cada una de las elecciones en las que comparece.

Mientras que la organización democrática interna, aparte de su obligatoriedad legal, es una particularidad que debería preocupar únicamente a los simpatizantes de cada una de estas organizaciones (ocurre igual con la democracia interna en el Real Madrid, en el Colegio de Abogados de Barcelona o en la Asociación de Amigos de la Ópera de Ciudad Real); la segunda característica, la que se conoce popularmente como primarias, la designación por la militancia de los candidatos a los comicios, sí es una medida que afecta directamente a los ciudadanos: primero, por la imagen que se crea respecto al sistema político ante el que nos encontramos, y, en segundo lugar, porque la elección de una u otra persona afecta directamente al refrendo de una lista cerrada que, posteriormente, convalida el ciudadano.…  Seguir leyendo »

El régimen electoral es pieza clave del Estado constitucional, habilita la participación ciudadana, transforma sus votos en escaños, hace operativo el principio democrático y el pluralismo político en las instituciones. El sistema electoral determina la calidad democrática en función de su capacidad de generar la representación política de una sociedad.

Quienes hoy integramos Actúa vemos necesaria una profunda regeneración de nuestro sistema democrático que implique la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG), tanto en la aplicación del principio básico de proporcionalidad votos-escaños como en la naturaleza abierta o cerrada de las listas electorales, la financiación de partidos, la representación paritaria mujeres-hombres, la prohibición de publicidad abusiva o inauguración de obras en campaña, o la lucha contra el transfuguismo.…  Seguir leyendo »

De la corrupción como metonimia

Todas las épocas históricas han conocido naciones que han ejercido primacía sobre otros pueblos y les han impuesto sus costumbres por la fuerza o como consecuencia de la irrefrenable tendencia humana a imitar al superior, y al mismo tiempo a odiarle.

Dicen algunos estudiosos del tema que la corrupción forma parte de nuestro legado romano, aunque pienso yo que con menor o mayor intensidad ha sido vicio presente en las demás culturas que han contribuido a configurar nuestro ser nacional. Es de hecho un mal que revela el acertado juicio del Eclesiastés sobre la constante repetición de las conductas humanas a lo largo de la historia: «Lo que fue, eso será.…  Seguir leyendo »

Creen los carinistas que cualquier tiempo pasado fue mejor. Carina se lo robó a Manrique y éste a saber a quién. Paradojas de la vida mortal, esta es una idea que, de tan intemporal, no puede ser cierta. La explicación es sencilla: nos cuentan los neurólogos que, de entre nuestros recuerdos, tendemos a filtrar las experiencias negativas.

Pero lo dicho no quita para que, según muchos, estemos tocando fondo: ¡la Policía intentando detener a Joaquín Reyes disfrazo de Puigdemont! Este es un ejemplo con el que hoy algunos pretenden mezclar lo ridículo con la sombra amenazante del franquismo revivido para así obtener el precipitado deseado: una España peor que esperpéntica, goyesca.…  Seguir leyendo »

Repaso al Consejo de Estado

A la vista del lamentable papel del Consejo de Estado al dictaminar contra el Gobierno sobre la propuesta de investir como presidente de la Generalidad a Puigdemont, lúcidamente advertida en solitario por el constitucionalista Jorge de Esteban (El Consejo de Estado se equivoca, EL MUNDO 27/1/2018), no está de más reflexionar acerca de dónde viene, para qué sirve y cómo funciona esta institución; así como sobre los, a mi juicio, improcedentes fundamentos de su dictamen.

El actual Consejo de Estado ni fue creado por Carlos V ni tiene nada que ver con el modelo de la Constitución de Bayona (arts. 52 a 60) ni de la Constitución de Cádiz (arts.…  Seguir leyendo »

Acaso no haya nada que revista tanta transcendencia en un sistema político como la ley electoral. Si, como sugirió Freud, lo político es una esencia que determina la estructura del poder, si jalona el marco en donde se produce la relación de dominación innata a toda organización humana, el modo de seleccionar a los que ejercen el mando es el factor clave que perfila su naturaleza específica.

En la medida en que una Constitución no consiste sino en las reglas del juego político de una sociedad que ha integrado en su acervo los valores conquistados en las revoluciones burguesas, y que terminan reflejando su statu quo, la ley electoral tiene reservada una función tan capital que bien puede ser considerada una ley fundamental con potencia constituyente, esté o no incardinada en la Constitución formal.…  Seguir leyendo »

Cada día son más las decisiones políticas y normativas que nos afectan y que se toman por las instituciones de la UE. En ellas, nuestros ministros en el Consejo y nuestros representantes en el Parlamento Europeo las discuten, las negocian y las aprueban junto con nuestros socios de los demás países de la UE.

Y, sin embargo, en la mayoría de los casos, estos debates no están presentes en la agenda política española mientras se están discutiendo y decidiendo. No se habla de ellos en el Parlamento nacional, ni en los autonómicos; y tampoco se informa ni se opina en los medios de comunicación.…  Seguir leyendo »

Por mucho que nos admiremos del triunfo de Ciudadanos en las últimas autonómicas de Cataluña, fruto de su probado coraje en la defensa de las libertades civiles de todos los españoles y de la nación que las garantiza y protege, su discurso no pocas veces se contagia de ese victimismo nacionalista ocupado en blandir un espantajo al que llaman Espanya, y al que hay que destruir con buenos golpes de hoz para llegar a esa tierra promisoria, “rica y plena”, que imaginaron els segadors. Lo digo por la polvareda que ha levantado Albert Rivera respecto de nuestra Ley Electoral. Ahora resulta que la LOREG es la responsable subsidiaria de que la clara y persistente mayoría no nacionalista quede infrarrepresentada en el Parlamento catalán.…  Seguir leyendo »

La playa política

Estás en la playa y hace mucho calor. La arena arde, pero caminas y caminas en busca de un puesto de helados. Y, cuando llegas, no te encuentras uno, sino dos chiringuitos contiguos. Qué poca deferencia con el cliente. ¿Por qué no están repartidos a lo largo de la playa para minimizar los desplazamientos de los bañistas? Lo mismo en la carretera. Conduces en reserva varios kilómetros. Y, cuando das con una gasolinera, resulta que hay dos estaciones de servicio, casi idénticas y adyacentes.

No has tenido mala suerte. No es la ley de Murphy. Es la teoría de Hotelling, un modelo económico para entender por qué empresas que ofrecen los mismos bienes con precios parecidos no se distribuyen uniformemente por el territorio.…  Seguir leyendo »

Reforma electoral de parte

Las reformas electorales son excepcionales. Los partidos que tienen el poder para llevarlas a cabo, los grandes, suelen rechazarlas puesto que se benefician de las reglas existentes. Y los partidos que quieren las reformas, los pequeños, carecen de apoyos para lograr su aprobación. Cuando se inician procesos de reforma electoral, es necesario que los partidos compartan un modelo de representación democrática, un cierto acuerdo sobre el problema que debe ser modificado y una relativa certidumbre sobre los efectos de las medidas que proponen. Además, es importante recordar que las nuevas reglas de juego deben de aspirar a ser estables y, por tanto, tienen que ser aprobadas por consenso.…  Seguir leyendo »