Modelo Territorial

La frase más memorable del año, pronunciada por una de las diputadas cuyos votos hicieron posible la investidura de Pedro Sánchez y el nuevo Gobierno de coalición –Montse Bassa, de ERC–, ha sido la sorprendente declaración: «Me importa un comino la gobernabilidad de España». El sentimiento, apestando a odio a la democracia, no es tan extraordinario como podríamos pensar. Su equivalente se puede encontrar en los discursos pronunciados por políticos españoles mucho antes de la época contemporánea. Hace exactamente dos siglos, en 1820, el Estado español, enfrentado al golpismo y al conflicto civil, obligó a su Rey y a sus Cortes a llegar a un acuerdo político basado en la aceptación de la Constitución.…  Seguir leyendo »

L´Estaca

«El abuelo Siset me hablaba al amanecer, en el portal, mientras esperábamos el sol y los carros veíamos pasar» (L’Estaca, Lluís Llach). He asistido a lo largo de mi vida a muchos conciertos de Llach, siempre con llenos absolutos, en Cataluña y en Madrid, que parece que esto último se le olvidara incluso a él mismo. Y es precisamente ese respeto y admiración lo que hace que lamente profundamente la deriva que Lluís Llach, el político independentista, ha tomado y que le lleva a protagonizar ridículas escenas que bien podría haberse ahorrado en su biografía. Una de ellas ocurrió a mediados de noviembre.…  Seguir leyendo »

Carles Puigdemont en Bruselas en octubre de 2019Credit...Kenzo Tribouillard/Agence France-Presse — Getty Images

El “Soneto 29” de William Shakespeare celebra al amor salvador. En sus versos un hombre derruido vive su mala estrella en soledad. Carece de las habilidades de otros, no tiene apostura ni artes. “Envidio a este el talento y al otro su poder / y con lo que más gozo, no me siento contento”. Pero allí está el amor, dice Shakespeare, para compensar las heridas y los contratiempos de la vida: “Me da solo evocarte, dulce amor, tal riqueza, / que entonces ya no cambio mi estado por un reino”.

Me gustaría escuchar esos versos, en catalán, de boca de Carles Puigdemont, el expresidente de la Generalitat autoexiliado en Bélgica.…  Seguir leyendo »

Ni lenguaje propio tiene ya el PSOE de Pedro Sánchez. Palabra a palabra, en el acuerdo PSOE-PNV, todo el texto es propiedad de los nacionalistas vascos y, en el que firman con ERC, todo lo que está y lo que no está ha sido decidido por Oriol Junqueras. El Partido Socialista protagoniza un gobierno que lleva dentro el virus contra nuestra identidad nacional compartida, la que nos define como españoles. Consecuencias de lo que Santos Juliá calificaba como «desbandada socialista».

Nuestro mejor historiador de la España contemporánea, en sus investigaciones recogidas en Transición, advirtió del riesgo que suponía para el Estado constitucional la renuncia del PSOE a su obligación de ser alternativa a los nacionalistas en País Vasco, Cataluña, Baleares, como ahora, en Comunidad Valenciana o Navarra.…  Seguir leyendo »

Pasó hace muchos años. En 1978 participé en el primer congreso legal del PCE, con la delegación del pecé de Euskadi. Recuerdo del episodio cuatro cosas. Una fue el surrealista debate en sección sobre Lenin, donde el dirigente catalán dedicó media intervención a proponer su abandono y otra media a conservar el leninismo. Otra fue el duo de canciones mineras que se montaron en un descanso Dolores Ibarruri y Roberto Lertxundi. Luego siguió una cordial conversación, en la cual traté sin éxito de convencer al observador Javier Pradera de que el PCE se democratizaba de verdad y no de fachada. La prueba de que él tenía razón llegó pronto.…  Seguir leyendo »

Con el brexit ya encarrilado, el debate público británico se ha reconfigurado vertiginosamente. Atrás quedan los tres años de purgatorio en el que el país estuvo expiando los pecados de su indecisión tras el sorpresivo resultado del referéndum de 2016. Los políticos centran ahora su energía, atención e ingenio hacia los asuntos domésticos que habían quedado relegados pero que urgían reformas: una seguridad social insostenible, infraestructuras decrépitas, desigualdades regionales y sociales, etc. Sin, embargo, un asunto brilla por su ausencia: Escocia.

El Partido Nacionalista Escocés (Scottish National Party, SNP) obtuvo un triunfo aplastante en las pasadas elecciones británicas (48 de los 59 escaños escoceses y el 45% del voto regional).…  Seguir leyendo »

Casi nadie discute hoy que España no estaba preparada para abordar el golpe posmoderno que sufrió en 2017. Los separatistas lo sabían y por ello aprovecharon y aún aprovechan todos los resquicios legales que nuestra garantista democracia les ofrece para sacarnos a todos de quicio con sus mil argucias. Fracasaron en su principal objetivo, la independencia, pero se mantienen vivos en el segundo: desprestigiar y desestabilizar a la democracia española.

Pues bien, mucho me temo que aún estamos menos preparados para afrontar con inteligencia el Protectorado 3.0 que anuncié el pasado 29 de septiembre en esta misma tribuna y que ya se ha materializado en la oferta del PSOE al separatismo: inmunidad judicial futura, blanqueamiento de los delitos pretéritos y privilegio cantonalista, aun a costa de los derechos de más de la mitad de los catalanes, nuevamente humillados.…  Seguir leyendo »

Por qué hay que mantener el Estado autonómico

La unidad de la nación y la descentralización territorial del poder, plasmada en el Estado de las autonomías, son dos pilares sobre los que se asienta la Constitución española de 1978.

Nuestro modelo de descentralización política no responde al federalismo clásico emanado de la Constitución norteamericana de 1787, sino que es un modelo original creado por la Constitución española de 1931 como respuesta a una serie de condicionantes históricos y políticos.

La fórmula flexible de la II República consistía en un sistema que permitía la autonomía política en determinadas partes del territorio, siempre dentro del “Estado integral”. En la España republicana sólo se aprobaron Estatutos de Autonomía para Cataluña, País Vasco y Galicia, territorios en los que habían surgido a lo largo del siglo XIX fuerzas nacionalistas que demandaban el autogobierno.…  Seguir leyendo »

Ser ciudadano español, en 2020, supone un esfuerzo de funambulismo mental propio de Unamuno. El 10-N fue un cuadro ejecutado bajo la técnica pictórica de la anamorfosis. Al final parecía que votaba una cosa y… ¡salió otra!. La investidura nos regaló un efímero pactismo paralegal. Su destino es una onírica reforma de nuestra Norma Fundamental.

La bisagra fueron los concentracionarios de koljoz junto a una minoría nacionalista redibujando a placer nuestro orden constitucional. En esa granja de ideario cantonal se fortifica su Mesa de Diálogo. Concebirá Estatutos ensoñadores de independencia. Su soflama revanchista no tiene freno tras la sentencia del procés.…  Seguir leyendo »

El historiador Tony Judt, a partir de una referencia del poeta Heinrich Heine a la necesidad de pasar por el bautismo para incorporarse de pleno derecho al horizonte cultural europeo, afirma que, tras los crímenes del régimen nazi, el reconocimiento del holocausto es la puerta de entrada en el horizonte cultural europeo. Según el historiador inglés no se puede ser europeo de pleno derecho, no se puede ser culturalmente europeo, no se puede ser demócrata en su radical sentido si no es a través del reconocimiento de lo que significa políticamente el holocausto: le negación de la humanidad del diferente, la negación de su dignidad de ser humano.…  Seguir leyendo »

La primera condición para que la mesa bilateral de negociación entre el Gobierno de España y el Govern de Cataluña pueda llegar a algún resultado es aprender la lección del fracaso colectivo de octubre de 2017.

Aquello fracasó porque no hubo comunicación directa entre las partes y prevaleció la desconfianza mutua. Como en el juego del dilema del prisionero, los dos jugadores obtuvieron un resultado peor del que habrían obtenido si Puigdemont hubiera convocado elecciones y Rajoy se hubiera abstenido de suspender la autonomía. Pero ninguno de los dos se fiaba del otro. Rajoy tenía el fundado temor de que, si se abstenía de aplicar el artículo 155, Puigdemont aún tendría más incentivos para eludir las acusaciones de traidor y las 155 monedas de plata y hacer su declaración unilateral de independencia.…  Seguir leyendo »

Identidades complejas y nacionalismos

Tendemos a simplificar las cosas y, metidos en pelea, a simplificar todavía más. Los buenos y los malos; la victoria de unos, la derrota de otros. Pero si estamos en un forcejeo que ya ha durado, y va a durar, siglos, será mejor corregir la tendencia. Reservarnos un espacio de reflexión un poco alejado del campo de batalla para abarcar sus muchas peripecias; atender a nuestros sentimientos y a los de aquellos que combatimos pero con quienes habrá que seguir viviendo, en la propia casa o la de al lado, y con paredes de cristal. Esto se aplica al proceso de hacer Europa, con todos sus pueblos y naciones, y al de hacer España.…  Seguir leyendo »

Rodolfo Martín Villa: leonés de Santa María del Páramo. Nacido en 1934. Hecho de la misma piedra basáltica que el Estado, fue ministro de la Gobernación, de Administración Territorial y vicepresidente del Gobierno en la Transición española. Hombre astuto y de mirada baja, su palabra pesa. El asunto Castilla y León es cosa suya. Ese es el mito y todo lo tejido en aquellos años posteriores a la Constitución de 1978 entra dentro de la leyenda. En 1983 la región preautonómica Castilla-León (la conjunción copulativa vino después, la única y espectacular victoria del leonesismo) estaba en entredicho. El PSOE estaba a favor de la autonomía, AP quería segregar a León de la misma y el partido con más votos, UCD, era mayormente favorable a convertir León en autonomía uniprovincial valiéndose del artículo 143 de la Constitución.…  Seguir leyendo »

Finalmente, se ha perpetrado el gobierno sanchestein que se empeñan en llamar “de progreso” pese a contar con el apoyo de nacionalistas y separatistas que, como sabemos bien los que llevamos años sufriendo sus regímenes, de progresistas tienen poco. Eso sí, en manipular el lenguaje son auténticos especialistas.

En Cataluña, desde la época del pujolismo, estamos acostumbrados a que los nacionalistas retuerzan el lenguaje para que las palabras signifiquen lo que ellos quieran o inventarse conceptos, normalmente eufemísticos, que resultan incomprensibles para la comunidad internacional. De hecho, en algunos casos, no saben ni cómo traducirlos, tal y como sucede con “derecho a decidir” o “lengua propia”.…  Seguir leyendo »

Leí, no hace mucho y con cierto estupor, una noticia en la que se explicaba que el establishment catalán vería en Artur Mas una buena alternativa para «devolver a Junts per Catalunya a la senda del catalanismo moderado». Sin duda, estamos ante una campaña de blanqueamiento de la figura de Artur Mas y del PDeCat que pasa por el famoso movimiento de Poblet del que poco más se ha sabido y que, según múltiple rumorología, estaría preparando un asalto al poder de las siglas de Junts per Catalunya. Un episodio más de la lucha por el poder de aquellos que han sido depurados de sus cargos por Carles Puigdemont.…  Seguir leyendo »

Cataluña y el derecho a la autodeterminación

Al día siguiente del mensaje navideño del Rey, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, aludió al mismo: “Ayer oíamos que Cataluña era una seria preocupación. No, lo que es una seria preocupación es el Estado español en Europa. Un Estado que vulnera los derechos humanos, que incumple las resoluciones de los tribunales de justicia europeos y que niega a los catalanes su derecho inalienable a ejercer la autodeterminación”.Naturalmente, todas estas acusaciones son un disparate sin fundamento alguno aunque por razones de espacio no vamos a refutarlas. Solo pondré en cuestión el último inciso, que he destacado en cursiva: ¿Cataluña tiene derecho a la autodeterminación?…  Seguir leyendo »

¿Tenemos la obligación de suicidarnos? El título del panfleto publicado por Winston Churchill el 24 de septiembre de 1924 en el «Nash Pall Mall» no dejaba lugar a dudas. Bajo su punto de vista, el apoyo británico a la Liga de Naciones era necesario en nombre del interés común. La desaparición de la vida civilizada no era una opción. Tampoco la melancolía. Con su retranca habitual, tras observar su gran éxito de difusión, un cuarto de millón de copias vendidas en dos semanas a ambas orillas del Atlántico, escribió a Lord Robert Cecil y le señaló: «¿Ve usted que no soy tan imposible de regenerar, como usted ha supuesto?».…  Seguir leyendo »

Pedro Sánchez ha sido investido presidente del Gobierno, entre otras defecciones, por el acuerdo entre el PSOE y el PNV, cuyo punto 4 propone el cambio de la «estructura del Estado» para atender a las «identidades territoriales» y los «sentimientos nacionales de pertenencia» que hay en Cataluña y el País Vasco. En la misma línea, hemos escuchado a sus otros socios de investidura. Unas semanas antes, el primer secretario del PSC afirmó que había contado nueve naciones en España (las dos citadas, más Galicia, Aragón, Valencia, Baleares, Canarias, Andalucía y Navarra); porque sus estatutos de autonomía «dicen que son nacionalidades, o nacionalidades históricas.…  Seguir leyendo »

En un Estado de Derecho que merezca tal nombre, la actuación de los operadores jurídicos se rige por el principio de legalidad, consagrado en el artículo 9 de nuestra Constitución. Este principio tiene dos vertientes diferentes según se aplique a los ciudadanos y demás personas jurídicas privadas o a los poderes públicos: los primeros pueden hacer todo aquello que no esté prohibido por la ley (principio de libertad: “Lo que no está prohibido por la ley no puede ser impedido”, decía la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano) mientras que los poderes públicos solo aquello que le autoriza el ordenamiento jurídico (principio de atribución).…  Seguir leyendo »

«Nada se opone, por lo tanto, a considerar España una ‘nación de naciones’, puesto que nuestra voluntad de vivir juntos se articula en la voluntad de ser, íntegramente, catalanes, castellanos, vascos o mallorquines. Una vez más, la Monarquía española puede ser un Estado plurinacional». Quien así hablaba, el 13 de enero de 1977, no era ningún miembro del Partido Comunista. Tampoco un militante de izquierdas. Ni tan siquiera, un exaltado nacionalista.

Iniciado ya el proceso constituyente con la aprobación a finales de 1976 de la Ley para la Reforma Política, Miguel Herrero de Miñón, entonces mano derecha del ministro de Justicia, Landelino Lavilla, pronunció una conferencia en el Club Siglo XXI de Madrid –espacio de debate y encuentro de las élites políticas y económicas durante la Transición– con el título de Regionalismo y Monarquía.…  Seguir leyendo »