Modelo Territorial

Podría servir la Ley de Claridad canadiense para resolver la situación creada en Cataluña desde 2012? Aunque su trasposición a España no fuera, naturalmente, de forma mecánica y literal, ¿su filosofía de fondo podría inspirar algún tipo de solución?

Hace unos días, en un desayuno organizado por el Foro Nueva Economía de Madrid, Roger Torrent, presidente del Parlamento de Cataluña y miembro de ERC, propuso un “pacto de claridad” que, por la utilización de ese término, parecía aludir a la famosa ley de Canadá. Sin embargo, la propuesta fue muy distinta. El primer indicio de esta diferencia está ya en el mismo término “pacto” en lugar de “ley”.…  Seguir leyendo »

En septiembre de 2017 asistimos a lo que vengo denominando plenos de la vergüenza en el Parlamento de Cataluña. Los días 6 y 7 de aquel mes, sin respeto del reglamento parlamentario, ni del Estatuto de Autonomía, ni de la Constitución o del Derecho internacional, el rodillo secesionista de la Cámara autonómica aprobó las denominadas leyes de desconexión. Todo encaja perfectamente en el concepto de Kelsen sobre golpe de Estado cuando afirma que no siempre se realiza mediante un levantamiento armado comportando el uso de la fuerza, sino que puede también darse cuando ilegalmente se sustituye el orden jurídico-constitucional por otro, sin tener en cuenta los procedimientos establecidos.…  Seguir leyendo »

Lo común impropio

Mi liberada:

Desde hace tiempo algunos miembros del constitucionalismo -Mercè Vilarrubias, Juan Claudio de Ramón o Joaquim Coll, entre otros- propugnan un cambio en la política lingüística española. Sus objetivos han acabado detallándose en el libro de Vilarrubias, Por una Ley de Lenguas (Deusto). En las primeras líneas del prólogo De Ramón avanza el porqué profundo del empeño y la ambición de su iniciativa: «El problema territorial español es un problema, ante todo, lingüístico (…) La clave del descontento reside en el perdurable deseo de un conjunto no desdeñable de ciudadanos españoles de disponer de un Estado propio para la lengua con la que se identifican».…  Seguir leyendo »

G. K. Chesterton tuvo la suerte de no vivir para comprobar que tenía razón. En numerosos artículos escritos durante más de una década, este genial escritor, tan habituado a trabajar con pistas en sus novelas detectivescas, se esforzó por dar a conocer las señales que permitían pronosticar la Segunda Guerra Mundial.

Con gran lucidez, Chesterton hizo notar que el término comúnmente empleado para referirse al acuerdo que puso fin a la Primera Guerra Mundial fue el de «armisticio», y no el de «paz». Sus artículos, auténticas joyas, eran muy explícitos con respecto a algo que todos sabían en el fondo, pero que muy pocos querían reconocer: que lo que se había firmado con Alemania no era una paz duradera, sino una tregua.…  Seguir leyendo »

Acaba de nacer en Cataluña una plataforma de apoyo mutuo y autodefensa formada por profesores, funcionarios y mozos de escuadra a la que han dado el creativo y evocador nombre de Las Termópilas. A las víctimas de la Logse hay que recordarles que cuando los persas amenazaban con invadir Grecia, 300 espartanos (dice la leyenda) se apostaron en el desfiladero de las Termópilas decididos a detener el avance del ejército invasor con sacrificio de sus vidas, para dar tiempo a las poleis a organizar sus ejércitos. Esto hizo posible la mítica victoria de Salamina. Los griegos, como los historiadores españoles del siglo XV no se cansaban de repetir, tuvieron héroes pero sobretodo tuvieron el talento de alimentar estupendos historiadores que los hicieron inmortales.…  Seguir leyendo »

Una hora de España

Tomo el título de Azorín, del maestro en el arte de ver. Pero no me sitúo, como él en su obra, frente a la España de la segunda mitad del siglo XVI, sino ante la España de hoy, la de esta hora crucial. A los que gustan trajinar con eso de la «memoria histórica», quizá interese la respuesta que Italo Calvino dio a quienes recabaron su opinión acerca del régimen de Franco. El autor de Las ciudades invisibles, desvinculado ya del Partido Comunista, caracterizó a dicho régimen como «un largo paréntesis en el proceso de descomposición de España». Se me ocurre relacionar la opinión del escritor italo-cubano con la solemne exhortación de Unamuno –nuestro gran vizcaíno– expresada años antes, en 1917, en El Gráfico, de Nueva York: «Porque hay que estar bregando a diario para que la España geográfica, terrenal, económica, no sea sino el cuerpo de la otra, de la España histórica o celestial».…  Seguir leyendo »

Kant en Barcelona

Desde que el juicio a los dirigentes separatistas catalanes quedase visto para sentencia, no son pocos los comentaristas que -en las tribunas y en las redes- han dirigido otra vez su atención hacia el tipo penal de la rebelión, por lo general para cuestionar su pertinencia, mientras lamentan que los poderes públicos hayan apostado por la «solubilidad jurídica» del problema político representado por el sentimiento separatista. Se trata de prolongaciones del ya conocido argumento de la judicialización de la política que reclama para la política autonomía respecto del Derecho. Ni que decir tiene que quienes denuncian esa judicialización no hacen sino incurrir en una inversa politización de la justicia que adopta varias formas: cuestionamiento de la rectitud de los jueces, exigencia de una sentencia laxa que facilite las cosas a los actores políticos o, en fin, la reclamación de un indulto para quienes ni siquiera han sido aún condenados y afirman jactanciosos que volverían a hacer lo que hicieron.…  Seguir leyendo »

La ley de la claridad un trasplante difícil

De modo recurrente, se alude a una “ley de la claridad” para enmarcar un hipotético referéndum en Cataluña. La referencia obvia es la conocida como Ley de la Claridad referendaria canadiense, inspirada por el politólogo Stéphan Dion, entonces ministro del Gobierno de Ottawa. Cualquier alusión local a esa norma me parece inapropiada, y quisiera explicarlo con algún detalle.

El nombre oficial de la ley es “Ley para hacer efectiva la exigencia de claridad formulada por el Tribunal Supremo de Canadá en su dictamen sobre la secesión de Quebec”. En 1980 y en 1995, el Gobierno provincial de Quebec había convocado referendos que, con preguntas algo confusas, planteaban de hecho la separación de la provincia francófona.…  Seguir leyendo »

Para un mapa sin territorio

Hay un dístico de Schiller que dice: “¿Alemania? ¿Dónde está ese país? No hay modo de encontrarlo. Donde empieza la Alemania de los sabios, acaba la de los políticos”. Pertenece a la colección de los Xenias, escritos indistintamente por Schiller y por Goethe. Da igual ahora la autoría. Tampoco importa mucho aquí el detalle de que en los últimos años del siglo XVIII se recurriese a la palabra gelehrt —que en propiedad significa sabio, o estudioso, o muy anacrónicamente “intelectual”—, y no a la que bien entrado el siglo XIX se impondrá en su lugar, a veces con estridencia patriotera: kultur.…  Seguir leyendo »

El discurso justificativo del secesionismo catalán asume tres principios argumentales: que es posible una secesión simple y cordial que no amenaza el futuro del Estado español, que es un proceso justo y que no hay acción política violenta. Creo que existen buenos argumentos para justificar que los tres son falsos, pero aquí quiero fijarme tan solo en un aspecto parcial del tercer supuesto: el de la no violencia.

Digo parcial porque no hablo ahora ni de la presunta violencia que ponderan nuestros tribunales ni de la violencia estructural que pueda estar sufriendo en su empresa o escuela un no secesionista catalán.…  Seguir leyendo »

Valga esta reflexión una vez hemos traspasado el umbral de las elecciones que han completado el escenario del destino político español y se han constituido los ayuntamientos, incluido el de Barcelona.

A grandes rasgos, los sondeos y vaticinios se han cumplido con variaciones a la alza o a la baja para alegría o desesperación de quienes han quedado afectados por la sorpresa, aunque sigo pensando que las estrategias partidistas muchas veces desdibujan o falsean la auténtica y verdadera voluntad popular. En el caso de la Ciudad Condal, por ejemplo, los acuerdos postelectorales que se han alcanzado son pactos anti natura, capaces de romper sus débiles costuras como se ha visto en lugares donde inmediatamente después de tomar posesión han reventado.…  Seguir leyendo »

El dilema Gladstone

Pocos asuntos se han demostrado en la historia tan potencialmente desestabilizadores del sistema democrático como la puesta en riesgo de la integridad territorial del Estado, especialmente cuando el peligro procede del interior. Una crisis de esas características solo se puede abordar, con sólidas posibilidades de éxito, desde un sistema democrático que reconozca una profunda autonomía territorial. Uno y otra, sistema democrático y autonomía, están indisolublemente unidos. No solo en España. Los países con profunda diversidad interna han encontrado y garantizado la paz política cuando han optado por un sistema federal y han acertado al combinar una profunda y amplia autonomía con el establecimiento de los instrumentos de integración adecuados para garantizar la estabilidad política.…  Seguir leyendo »

José Antonio de Yturriaga, embajador de España, especialista mundialmente reconocido en una de las ramas más complejas del Derecho internacional como es la del Derecho del Mar y hombre de vocaciones multifacéticas, acaba de publicar su libro «Cataluña vista desde fuera», guía imprescindible para quienes traten de encontrar algún sentido al llamado «problema catalán» que hoy envenena la vida de la Nación. Se trata de un volumen de más de seiscientas páginas que, sin embargo, se lee con la facilidad que proporcionan la solvencia intelectual de su autor y unos índices temáticos y onomásticos de gran utilidad. Tras una breve introducción histórica, un capítulo analiza los rasgos básicos del Principado para continuar con una exposición de conceptos técnico-jurídicos con especial atención a los de nación, autonomía, federalismo, «derecho a decidir» y autodeterminación.…  Seguir leyendo »

Si en Cataluña se te ocurre decir que estás en contra de la mal llamada “inmersión lingüística” lo más probable es que te caiga una lluvia de insultos y descalificaciones. Da igual que tus argumentos sean veraces y fácilmente demostrables porque te acusarán de mentir; da igual que en cualquier parte del mundo proponer más de una lengua vehicular sea considerado progresista, porque te acusarán de facha; da igual que estudiar en las dos lenguas oficiales sea más justo porque te acusarán de querer crispar…

Esto último es importante porque según el pensamiento nacionalista, ampliamente aceptado por socialistas y podemitas, en Cataluña todo el mundo está de acuerdo con “l’escola catalana” y quien diga lo contrario lo único que pretende es dividir a la sociedad y crear un problema donde no lo hay.…  Seguir leyendo »

El juicio del procés ha tenido de todo. Una parte bufa en la que los testigos aseguraban que el referéndum ilegal lo organizó «un tal Toni»; otra inesperada, como la declaración de Trapero, que para librarse de la cárcel se habría subido al caballo de Vox, y una violenta y tumultuaria, reflejada en videos interpretables, que sugería que quien se empeña en madrugar, pidiendo paz pero buscando que le peguen, lo acaba consiguiendo.

Pero, más allá de las anécdotas, el juicio ha dejado enseñanzas. Las prodigó el presidente del Tribunal, bien asistido por seis magistrados de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que con su moderatio proporcionó esplendor a nuestro Estado de Derecho y confianza a todos aquellos que desean vivir en un país serio.…  Seguir leyendo »

1. Cataluña jamás será independiente

Pero no porque no lo quiera el Estado. O porque no lo quieran el PP, el PSOE y Ciudadanos. O porque no lo quieran los españoles. Sino porque no lo quieren ni siquiera los mismos catalanes separatistas.

2. No le pidas sacrificios a un burgués del siglo XXI

El compromiso con la independencia de la burguesía catalana no ha ido mucho más allá de unos cuantos lazos amarillos en la solapa. En la práctica, los catalanes han demostrado, por activa y por pasiva, no estar dispuestos a arriesgar medio gintonic en el envite. No digamos ya cinco minutos de wifi.…  Seguir leyendo »

Alfred Bosch, le conseiller régional à l’Action extérieure, aux relations institutionnelles et à la transparence du gouvernement de la Catalogne, a publié dans Libération le 5 juin une tribune dans laquelle, tout en soulignant l’importance du rôle pro-européen de la Catalogne, il réclamait la solidarité internationale face à une situation où, à son avis, «les députés élus [catalans] et leurs électeurs ont été privés de leurs droits démocratiques et politiques pour des raisons purement politiques». Ces propos ainsi que d’autres affirmations de cet article nécessitent des clarifications importantes.

Il est vrai qu’en mai, les bureaux du Congrès et du Sénat du Parlement espagnol ont décidé, à la majorité, de suspendre le statut de parlementaires de quatre hommes politiques catalans.…  Seguir leyendo »

El juicio del procés se encamina ya hacia su última escena. Como en toda obra humana, y la aplicación del Derecho lo es, el desenlace dependerá en alguna medida del carácter de su autor. Así de simple, por mucho que medien mazos y puñetas. Naturalmente, la condena la impondrá la Ley, pero su gravedad (rebelión o sedición) la decidirá en parte la personalidad del juez Marchena en cuanto que autor principal.

Dependerá de cuál sea su inclinación mayor: o el compromiso ciego con la Justicia, aunque se hunda el mundo, asumiendo el coste de un fallo no unánime y exponiéndose al riesgo de una revisión allende los Pirineos; o el posibilismo, más calculador, optando por el blindaje de un consenso pleno y la segura complacencia de sus colegas europeos.…  Seguir leyendo »

Somos lo que somos y venimos de dónde venimos, es decir, del pasado individual y colectivo, en otras palabras, de nuestra propia historia; la de España y la de Cataluña, a veces juntas, a veces revueltas. Entraron en el siglo XXI juntas, sin embargo, ahora andan revueltas. Desde las elecciones autonómicas del 21 de diciembre de 2017 se han sucedido no uno, sino varios plebiscitos para determinar la fuerza de cada una de ellas en el sistema democrático. En el Parlament de Cataluña los tres partidos independentistas (ERC, JxCat o neo convergentes y CUP) consiguieron el 47,5% de los votos. Esa es su fuerza, que no es poca.…  Seguir leyendo »

Las aritméticas parlamentarias han reactivado la retórica complaciente de los nacionalistas vascos. Con asombro, escuchamos decir que se ofrecen a pactos para consolidar el progreso en Navarra. Y que apuestan por la moderación y el entendimiento para garantizar la estabilidad y gobernabilidad de España.

Bajo su propaganda interesada se encuentran los riesgos del país. Mientras los nacionalistas alcanzarían más territorio, poder y dinero, otros obtendrían ahora las ventajas de sus apoyos para gobernar durante un tiempo. Y juntos endosarían a la sociedad española los inconvenientes y daños constitucionales a largo plazo. Esos pactos beneficiarían injustamente a unos pocos a costa de perjudicar indebidamente a la mayoría de los españoles, y anticiparían daños futuros en Cataluña.…  Seguir leyendo »