Modelo Territorial

1. Mentiras en la BBC

La BBC entrevista a Quim Torra, con el exótico criterio periodístico habitual en los medios anglosajones a la hora de informar sobre España, y este vocea una de las mentiras más ruines de todas las que se han podido escuchar durante las últimas semanas: España no ha ordenado el confinamiento de los ciudadanos en sus casas, como a él le gustaría.

La BBC no contrasta el dato, puesto que este encaja a la perfección en sus prejuicios, y el resultado es un clavo más en el ataúd del prestigio internacional de España por cortesía de ese nacionalismo catalán con el que Pedro Sánchez volverá a negociar en la mesa de diálogo cuando todo esto pase.…  Seguir leyendo »

«Pedro, ¿tú sabes qué es una nación?” Quien así habla es Patxi López y estamos en el debate de las primarias del PSOE. Un observador externo quizá pensaría que quien fuera el único lehendakari no nacionalista hasta la fecha se dispone a hacer una defensa de la nacionalidad vasca frente a su oponente, el presidente Pedro Sánchez, pero nada más lejos de la realidad. El objetivo es otro y López da en la diana: Sánchez balbucea una respuesta sobre sentimientos colectivos antes de que el exlehendakari afirme que los socialistas jamás reconocerán una nación jurídica que no sea la española. Es un momento melancólico, un verdadero fin de ciclo avant la lettre, pues el debate, seguido de la rotunda derrota de López, fue el último baile de una narrativa socioliberal que desacralizaba las identidades colectivas y que muchos creímos que era una apuesta política firme, ética y, sobre todo, permanente.…  Seguir leyendo »

La caja de Pandora

No, seguramente no lo han olvidado aún. A mediados de febrero, en una intervención en el Parlament, la alcaldesa de Vich recomendó a sus afines que no empleasen el castellano si por ventura se tropezaban con un tipo que «no parece catalán». ¿Cómo da muestras de ser catalán o no catalán el que todavía no ha tenido ocasión de pronunciar una sola palabra? Misterio. Dejémoslo estar, y centrémonos en consideraciones más al alcance de quienes no poseemos el instinto racial. El lance de la alcaldesa despertó en mí una sensación familiar, lo que se conoce como un «déjà-vu». De pronto, se hizo la luz.…  Seguir leyendo »

Cataluña la victoria de la ficción

El relato ha vuelto. Ustedes lo conocen. España está en deuda con Cataluña. Mejor dicho, continúa en deuda, porque el maltrato es ancestral. Ingenuos, los catalanes en el 78 confiamos en que por fin seríamos escuchados. Nada más falso. Después de años de contribuir a la gobernabilidad, insatisfechos, depositamos nuestra última esperanza en un nuevo Estatuto. Pero una vez más nos encontramos con el desprecio y la falta de diálogo: un arbitrario recorte y hasta un partido de gobierno recogiendo firmas en contra del Estatuto. El independentismo fue la natural reacción al último intento catalán de buscar encaje en España.

Cada una de las afirmaciones contenidas en el párrafo anterior es falsa.…  Seguir leyendo »

Definitivamente, parece que la maldición de España se confirma: los españoles servimos para descubrir continentes, forjar imperios y dominar el ancho mundo, pero no para gestionar las tareas de ventanilla.

El fracaso nos domina cuando se trata de sobrellevar nuestra vida diaria como Estado, con el aburrimiento y la monotonía de los quehaceres que le son propios, aquellos cuya buena gestión determina el éxito real de un país, como tan bien entendió (aunque ahora parece que ya no tanto) ese eficaz “pueblo de tenderos” que es el inglés.

Por eso, aunque no haya Napoleón, Capeto o protestante que se nos resista, nunca desperdiciamos la más mínima oportunidad de tropezarnos en nosotros mismos, en un infatigable afán por retratarnos como una extraña combinación de nación heroica y Estado casi fallido.…  Seguir leyendo »

Inmediatamente después de publicarse en el BOE el Real Decreto Ley de 16 de noviembre de 1978, sobre Gestión Institucional de la Seguridad Social, la Salud y el Empleo, quien suscribe recibió una llamada telefónica del consejero sin cartera de la Generalidad de Cataluña y parlamentario en el Congreso por Convergència i Unió, Sr. Pujol, que preguntaba si, cómo consecuencia de aquél, «los catalanes tendrían que pagar las pensiones de los de Almería». La conversación entre el ministro proponente de aquella norma y el acreditado nacionalista puede hoy considerarse el primer acto de una sempiterna narración reivindicativa de aquella comunidad sobre la parcela más solidaria del Estado español.…  Seguir leyendo »

Representantes de poco más de 11 millones de españoles (la suma de los votos de los cuatro partidos sentados en la mesa de la Moncloa presidida por Sánchez y Torra) se reúnen en la Moncloa para decidir el futuro de España y de 46 millones de españoles.

El objetivo es tan descabellado y desproporcionado que, aunque hagan trampas propias de los totalitarios y populistas, no será fácil que lo admitamos los 35 millones de españoles restantes.

Los constituyentes de 1978 se aseguraron de que la reforma o el derribo constitucional, si se producía, fuera el resultado de un amplio y cualificado acuerdo de los representantes de la Nación española.…  Seguir leyendo »

Unamuno lengua de acero

Presidía las Cortes Constituyentes de la República don Julián Besteiro y en los primeros frescos de aquel mes de septiembre de 1931 se discutía la cuestión de la lengua y la obligatoriedad de conocer el español. Se hablaba de si debía decirse «español» o «castellano». Y la voz afilada y potente de don Miguel de Unamuno se alzó ese 18 de septiembre sentenciando: «El español, lo mismo me da que se le llame castellano, yo le llamo el español de España, el español de América, y no solo el español de América, sino el español del extremo de Asia, que allí dejó marcadas sus huellas y con sangre de mártir el imperio de la lengua española, con sangre de Rizal».…  Seguir leyendo »

La España raptada y la mesa del mayor delito

«¡Con una mesa tan bien servida cómo pensar en cambiar de régimen!», exclaman casi al alimón y con notable algazara dos rivales encarnizados de la política francesa como Fouché y Talleyrand. El entrecomillado corresponde a uno de los más lúcidos diálogos contenidos en La cena, la aplaudida obra del dramaturgo Jean-Claude Brisville. Situándolos en torno a un mantel de hilo surtido con las mejores viandas, el autor galo recrea el encuentro –con nocturnidad y alevosía– en el que estos dos príncipes de la política francesa de inicios del siglo XIX se reúnen para conciliar sus enfrentados intereses y repartirse –compartiendo las ostras de Arcachon y los patos de Rouen– el mando de una convulsa Francia invadida por los ejércitos de la Triple Alianza tras la debacle napoleónica de Waterloo.…  Seguir leyendo »

Reencuentro en la boca del lobo

Lo peor de la Mesa de Negociación que se escenificó el miércoles por la tarde en la Moncloa, ocurrió por la mañana. O sea, antes de empezar. Concretamente, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Sánchez acababa de eludir la pregunta de Casado sobre cómo piensa «garantizar la igualdad entre los españoles», con el más socorrido de los tópicos, dentro del género «lecciones, las justas». ¿Cuál es el problema del PP? Pues que «ustedes confunden la igualdad con la uniformidad».

Entonces le tocó el turno a la portavoz de Junts, Laura Borràs, en plena huida hacia delante para convertir la imputación por amañar contratos, que beneficiaron a su peña, en parte de la persecución de la Justicia española contra el independentismo.…  Seguir leyendo »

1. El título de este artículo no es mío –por desgracia porque es brillante– sino de Paco Mariño. Mariño ha logrado sintetizar en sólo unas palabras la mejor conclusión posible para el acto propagandístico de Carles Puigdemont en Perpiñán.

2. Antes, los españoles viajaban a la localidad del sur de Francia para ver El último tango en París. Ahora viajan a ella para ver El último tongo de Puigdemont.

3. En 1972, los españoles viajaban a Perpiñán para escapar de la mojigatería del régimen franquista del Caudillo. En 2020, los catalanes nacionalistas viajan a Perpiñán para rendir pleitesía a su caudillo regional, que no es más que un prófugo de la Justicia.…  Seguir leyendo »

La mesa de la vergüenza es una sinécdoque mendaz que llama «Cataluña» a dos partidos. Presenta como igual lo desigual con ridícula solemnidad y nos cuela un diálogo Cataluña-España, torpe modalidad de onanismo nacionalista. También suplanta a dos parlamentos y ocasiona un agravio comparativo a las autonomías sanas.

Es un timo de trileros que escamotean la sota o entrecruzan aprisa cubiletes para que perderemos de vista la bolita. El primer partido del Parlament no está presente y, lo que es más importante, jamás lo estaría pues su especialidad es detectar sinécdoques, asimetrías, ridiculeces, onanismos, suplantaciones y timos nacionalistas, empezando por los del PSC, que tiene en la mesa a Salvador Illa.…  Seguir leyendo »

El sistema de pensiones es uno de los pilares fundamentales del Estado de bienestar. Los que mejor lo saben son los ciudadanos: cuando se pregunta a los españoles por los problemas que más les preocupan, el futuro de las pensiones está siempre entre los primeros puestos.

El asunto es tan importante que lo recoge la Constitución en su artículo 50, en el que se dice que “los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”.

El sistema de pensiones es un auténtico contrato social entre generaciones, pero también es un pacto entre territorios.…  Seguir leyendo »

Salvo imprevisto sobrevenido, la mesa de diálogo sobre el llamado «conflicto político» entre España y Cataluña se pone hoy en marcha bajo el signo de un peculiar desencuentro de partida. Es así porque la reunión congregará a representantes del Gobierno nacional con representantes del Gobierno autonómico, si bien estos últimos se ven a sí mismos como representantes de una nación que trata bilateralmente con otra. Algo parecido sucede con los contenidos de la negociación: mientras el Gobierno plantea la enésima potenciación del autogobierno regional, los líderes separatistas hablan de amnistía y autodeterminación. Puede así aplicarse a los partidos nacionalistas el celebrado chiste de Pantomima Full: «En su cabeza era espectacular».…  Seguir leyendo »

Contaba Giovanni Guareschi las desventuras de unos campesinos algo sinvergüenzas que, en tanto los americanos avanzaban por la península italiana en el caos de la destitución de Mussolini, se apropiaron de un tanque abandonado, decían, por las tropas alemanas en retirada. Lo escondieron cuidadosamente en un granero, decididos a aprovecharlo como tractor. Llegada la paz, comprobaron que no estaban capacitados para una transformación de tal envergadura: ¿qué hacer?, ¿cómo explicar la posesión del armatoste? Tenían que evitar que se les involucrara en actividades subversivas. Angustiados, pidieron consejo al alcalde comunista del pueblo, que puso en movimiento la maquinaria del partido para hacerlo desaparecer.…  Seguir leyendo »

Razonaba Robert Nozick que los pilares de las democracias liberales se yerguen y sostienen sobre la autonomía intelectual de sus ciudadanos. Por ello, los regímenes totalitarios, y también quienes aspiran quiméricamente a establecerlos, entienden que el mejor modo de someter a un pueblo consiste en el adoctrinamiento acientífico. Todo demagogo sabe que sus argumentos sólo prenderán en las mentes más anquilosadas y que el campo mejor fertilizado para sembrar las semillas de su ideología es aquél en el cual se ha desvirtuado la historiografía y el resto de las humanidades. Notorio es que el secesionismo catalanista ha arraigado porque la Generalidad ha impuesto un sistema educativo dogmático cercenador de la autonomía intelectual que reclamaba Nozick.…  Seguir leyendo »

Quiero creer que nuestro mal Gobierno
Es un vulgar negocio de los hombres
Y no una metafísica — Jaime Gil de Biedma

Hace ya demasiado tiempo que el periódico me sorprende cada mañana con la nueva ausencia de un amigo. Su memoria reverdece entonces en medio de la tristeza y la gratitud que su recuerdo empeña. La reciente desaparición de Jean Daniel, que se sumó a la muy sentida de Plácido Arango, me ha sumido en la reflexión inevitable sobre las muchas horas que pasamos juntos, bien conversando personalmente, bien enfrascado yo en la lectura de sus libros. Esta es por cierto la relación más íntima que puede uno mantener con cualquier escritor, el lugar donde se establece el diálogo más sincero, en el que florecen las dudas y se ahuyentan las convicciones.…  Seguir leyendo »

Las palabras racistas de Anna Erra, alcaldesa de Vic, causaron bastante sorpresa fuera de Cataluña pero aquí ya estamos acostumbrados. Aunque los beneficios del bilingüismo están demostrados por diferentes disciplinas científicas, en Cataluña, una importante parte del movimiento separatista se muestra manifiestamente en contra.

Por ejemplo, en 2015, Pau Vila publicó el libro El bilingüismo mata y, meses después, apareció el Manifiesto Koiné contra el bilingüismo, firmado por las dos últimas consejeras de Cultura de la Generalitat.

Si las máximas responsables de la cultura en Cataluña están contra el bilingüismo, imagínense cómo estamos todos aquellos que creemos en una sociedad abierta y plural donde los hablantes de todas las lenguas sean respetados.…  Seguir leyendo »

Cuarenta años después del referéndum andaluz que cambió el inicial diseño constitucional de una España de dos velocidades, el río Ebro vuelve a configurarse como una frontera política entre las autonomías de régimen común y las que apuntan, en el mejor de los casos, cada vez más nítidos rasgos confederales. El proceso de centrifugación administrativa a favor de Cataluña y Euskadi ha sido una constante de todas las legislaturas con mayorías inestables, pero ha llegado a un punto más allá del cual el Estado amenaza con disolverse en esas dos comunidades como consecuencia de un fenómeno de licuación constante. En su diferente intensidad reivindicativa, los nacionalistas vascos y los separatistas catalanes han intuido en la debilidad de Pedro Sánchez la ocasión idónea para pasar a otra fase: la de un cambio de régimen diluido bajo la apariencia suave de un diálogo o un «reencuentro» que disfrace la áspera realidad de un perseverante chantaje.…  Seguir leyendo »

Y ahora, León

Seguramente, cuando Javier de Burgos, en 1833, diseñó la división provincial que todavía perdura, no pudo imaginar que su benemérito esfuerzo (crear circunscripciones más pequeñas para que fuesen más funcionales y útiles, si bien sin llegar a las dimensiones de los departamentos franceses) terminaría originando tantos dislates. Agrupó las provincias en «reinos» y regiones, atendiendo a criterios de homogeneidad y solidez desde el punto de vista geográfico; a reminiscencias históricas y a coincidencias culturales aproximadas, pero aquello no era exacto ni perfecto, sino puntualmente subordinado a intereses y caciquismos locales. Hizo lo que pudo y así disfrutamos de absurdos como el Condado de Treviño o el Rincón de Ademuz, enclaves de unas provincias en otras que no producen sino disfunciones y resentimientos.…  Seguir leyendo »