Política Exterior

Urgencias latinoamericanas

Más allá del anecdotario que nos tiene ocupados últimamente, hay un sinnúmero de razones para explicar la importancia de América Latina para la política española. Hay 1,5 millones de españoles en América Latina y 1,3 millones de latinoamericanos en España. El 24,5% de los ingresos de las compañías del IBEX 35 proceden de allí. Somos el segundo país en volumen de inversiones (detrás de EE UU) y ello constituye el 30% de nuestras inversiones en el mundo. Diez empresas del IBEX tienen más del 20% de su negocio en América Latina y hay más de 100.000 empresas españolas que exportan a América Latina.…  Seguir leyendo »

Asumir que la relación entre España e Iberoamérica y el Caribe es una de las prioridades de la acción exterior española es una idea tan generalizada entre la élite política española, que pocos son capaces de explicar los términos de beneficio mutuo de esa relación geoestratégica. Se trata ya de un lugar común, y por ello no nos preguntamos siquiera el por qué y, sobre todo, el para qué.

La falta de reflexión previa hace que afloren más disensos que consensos cuando los actores políticos y sociales plantean líneas programáticas o acciones concretas a realizar. Un ejemplo: Venezuela. La carencia de objetivos y contenidos claros se hace evidente en los momentos de formación de los nuevos gobiernos, cuando aparecen las divergencias sobre dónde ubicar a la región en el organigrama del ministerio encargado.…  Seguir leyendo »

En un ecosistema, los distintos organismos vivos que lo componen interactúan entre ellos y, además, con el medio físico en el que se encuentran. Podemos encontrar organismos individuales, grupos de organismos de la misma especie, interacciones entre dos especies, interacciones entre grupos más numerosos de especies.

Como si de un ecosistema se tratase, en la cooperación al desarrollo española encontramos distintos actores y niveles que la configuran y le dotan de vida. Uno de esos niveles es la cooperación descentralizada: la que se realiza desde las entidades locales y las comunidades autónomas. Una propuesta que se constituye en el rasgo diferenciador de la cooperación española y que hunde sus raíces en el tejido social de ciudades y pueblos.…  Seguir leyendo »

En situaciones sin aparente solución, da la sensación de que la buena voluntad no busca alternativas sino refugio. Este es el caso del laberinto del galeón San José, la reciente declaración de Bogotá, del 18 de octubre de 2019, entre la vicepresidenta colombiana y los ministros españoles de Asuntos Exteriores y de Cultura, ofrecía una coincidencia de buenos propósitos por ambos gobiernos sobre que el patrimonio cultural subacuático es indivisible y no admite un fin comercial y asimismo acordaba «explorar y considerar mecanismos que permitan materializar la oferta de cooperación científica y cultural del Reino de España al Gobierno de Colombia en torno al proyecto del galeón San José».…  Seguir leyendo »

Razonaba Robert Nozick que los pilares de las democracias liberales se yerguen y sostienen sobre la autonomía intelectual de sus ciudadanos. Por ello, los regímenes totalitarios, y también quienes aspiran quiméricamente a establecerlos, entienden que el mejor modo de someter a un pueblo consiste en el adoctrinamiento acientífico. Todo demagogo sabe que sus argumentos sólo prenderán en las mentes más anquilosadas y que el campo mejor fertilizado para sembrar las semillas de su ideología es aquél en el cual se ha desvirtuado la historiografía y el resto de las humanidades. Notorio es que el secesionismo catalanista ha arraigado porque la Generalidad ha impuesto un sistema educativo dogmático cercenador de la autonomía intelectual que reclamaba Nozick.…  Seguir leyendo »

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está acostumbrado a cambiar de parecer. Sin pudor, sin vergüenza, sin importarle las consecuencias. En política interior nos sorprende con cada nueva contradicción -aunque a fuerza de costumbre la sorpresa va menguando-.

Ahora su último viraje se da en política exterior. El pasado 12 de febrero durante la sesión de control al gobierno se refería al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, como «líder de la oposición». No pasó desapercibido ese lapsus y se le exigió rectificar. Una rectificación que todavía no ha llegado.

Y no llega porque el presidente del Gobierno español se ha reafirmado en lo que realmente cree.…  Seguir leyendo »

El extraño viaje de la número dos de Maduro vino a turbar la paz en la política de imagen del Gobierno. Desde su formación, el tándem formado por Iván Redondo y Pablo Iglesias venía administrando sin dificultades su hegemonía en el espacio de la comunicación política, con el viento a favor de las reiteradas exhibiciones de torpeza de sus adversarios. Tanto Pablo Casado como Inés Arrimadas se entregaban con entusiasmo a plantear exigencias y a pronunciar diagnósticos catastrofistas, de modo que sofocaban lo que pudieran haber sido críticas eficaces. Muchos españoles, entre ellos dirigentes socialistas, podían mirar con desconfianza una política catalana cuya apariencia es que Pedro Sánchez está dispuesto a hacer concesiones de todo tipo, por ahora procesales y económicas, a un independentismo muy dividido en tácticas pero convergente en fines.…  Seguir leyendo »

En sus tres décadas y media de existencia, el sistema español de cooperación para el desarrollo ha logrado acumular experiencia y capacidades técnicas, consolidar instituciones y depurar procedimientos de gestión. Hoy se hace una cooperación, sin duda, más compleja y ambiciosa que antaño. Pero ese proceso se ha desplegado en un entorno normativo e institucional crecientemente inadecuado y con una recurrente penuria de medios (técnicos y financieros). De este último rasgo solo se salva el breve período de la primera legislatura de Rodríguez Zapatero, donde la ayuda experimentó un importante —aunque desordenado— crecimiento. Iniciada la crisis económica al final de la década pasada, aquel proceso expansivo se revirtió y la cooperación al desarrollo entró en una senda de continuado declive, hasta situar las cifras de nuestra ayuda en niveles cercanos a la irrelevancia.…  Seguir leyendo »

Ábalos o cómo fusilar al suplente del suplente

Cuando investigué la historia humana de los últimos fusilados del franquismo, me impresionó especialmente el caso de Ángel Otaegui Echevarría, un mecánico de Azpeitia, conocido como «Caraquemada», por el color oscuro de su tez. A Otaegui se le acusaba de suministrar información sobre el cabo de la guardia civil, Posadas Zurrón, asesinado por ETA. Un consejo de guerra le condenó a muerte, como cooperador necesario, por el procedimiento sumarísimo, implantado durante el último verano de la vida del dictador para hacer frente a la escalada terrorista.

En el último Consejo de Ministros celebrado antes de las ejecuciones, Franco indultó a cinco miembros del FRAP y al etarra Garmendia, condenado como autor material del asesinato del cabo.…  Seguir leyendo »

Reparto geográfico de la ayuda española

Hace pocos días, tomaban posesión los cuatro nuevos Secretarios de Estado de un Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación reestructurado para esta legislatura. Entre otros cambios, desaparece la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe (SECIPIC). A la vez que se recupera la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional (SECI), las relaciones con América Latina se trasladan a la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores que pasa a incorporar Iberoamérica y el Caribe en su título.

La reestructuración del ministerio ha generado una cierta agitación en los pequeños sectores de la cooperación española, los analistas del desarrollo y de las relaciones internacionales y los latinoamericanistas.…  Seguir leyendo »

Puede estar tranquilo el lector que no voy a escribir sobre la enésima versión de la visita de la vicepresidenta de Venezuela a Madrid ni de los desarreglos de sueño del fementido ministro Ábalos ni del probable chantaje al Gobierno de España ni sobre si hubo desembarco de decenas de maletas (¿droga? ¿dinero público? o ¿folletos sobre para la Feria Internacional de Turismo a repartir por el ministro del ramo?). Ni siquiera voy a comentar lo que este embrollo sugiere: que la política exterior de España se ha roto con el Ejecutivo de coalición. Se puede decir en inglés o en español: España no ha vuelto; ni está ni el presidente confía en la ministra.…  Seguir leyendo »

Dijo el periodista español Alberto D. Prieto, en una de sus crónicas sobre Venezuela en EL ESPAÑOL, que “España es la madre patria. Con un doble papel -como toda madre- de comprender y reconvenir, guiar y corregir, cuidar al hijo y dejarlo libre. Venezuela -el gobierno de facto-, entre tanto, se reivindica soberana, exige resolver sus problemas sin injerencias externas…y al tiempo pide ayuda”.

Se refería Prieto al polvorín que se ha vuelto la embajada española en Caracas por la presencia de Leopoldo López, uno de los temas que más trastocan las relaciones del régimen con el “gobierno amigo de España” (Maduro dixit).…  Seguir leyendo »

Delcygate Todas las noches de un día

Tras vérsele el miércoles hundido en su escaño del Banco Azul de las Cortes, deslizándose ojeroso por el escurridero de sus supercherías, el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, parecía un insomne que hubiera soportado «todas las noches de un día». Como el título de la obra que escenifica en Madrid Alberto Conejero, uno de los grandes dramaturgos del momento y finalista este año del Premio Valle Inclán de EL MUNDO y El Cultural. Fue incapaz de aclarar la índole real de su clandestina reunión –envuelta en la neblina de la nocturnidad y alevosía del aeropuerto de Barajas– con la vicepresidenta de la narcodictadura venezolana, Delcy Rodríguez, quien tenía prohibida su entrada en territorio europeo acusada de crímenes de lesa humanidad y de corrupción.…  Seguir leyendo »

La política exterior de la Transición

Ingresé en la Carrera Diplomática hace cincuenta y cuatro años. De entre mis primeros destinos, me gusta destacar especialmente estos dos: primer secretario en la Misión Permanente ante las Naciones Unidas, con Jaime de Piniés, y consejero en Londres, a las órdenes de Fraga y el Marqués de Perinat. Luego me trasladaron a Madrid, en septiembre de 1978, donde desempeñé los puestos de director del Gabinete Técnico del Ministro, secretario general técnico y director general de Europa y Asuntos Atlánticos. A partir de 1983, fui destinado de nuevo al exterior y dirigí las embajadas en Bulgaria, Unión Soviética, Federación de Rusia, Grecia y Canadá.…  Seguir leyendo »

La ministra del mundo exterior, con su visión cósmica vedada a los terrícolas, se raya cuando le preguntan si el gobierno sigue considerando a Guaidó el líder adecuado para sacar a Venezuela de su actual situación: «He dicho todo lo que tenía que decir», repetía y repetía. ¿Y qué tenía que decir? Que Guaidó es presidente y líder de la oposición.

De entrada sospeché que la ministra era una nueva versión de R2-D2, y que en su programación simplemente no había nada más sobre Venezuela. ¿Qué iba a decir la pobre? Luego contemplé la posibilidad de una lectura cuántica de Guaidó: quizá estaba sugiriendo un caso de superposición.…  Seguir leyendo »

La diplomacia, entre la seducción y el abandono

Desde que Joseph Nye estableciera su famosa teoría sobre el poder blando, las relaciones internacionales han sido escenario de un sinfín de desencuentros entre quienes consideran que es más importante la diplomacia de la seducción y los partidarios del palo y la zanahoria. El creciente deterioro de aquella ha permitido que el nuevo desorden mundial trate de organizarse más a base de amenazas y recompensas que de la atracción que pueda suscitar cada país a sus potenciales aliados. La pérdida de poder blando por parte de España en las regiones en que prioritariamente residen los intereses y las oportunidades de su liderazgo, Iberoamérica y la Unión Europea, amenaza con convertirse en una enfermedad crónica tras los bandazos, inexplicados e inexplicables, de una política exterior cada día más errática y cortoplacista.…  Seguir leyendo »

La política exterior de España podría resumirse con tres de sus más célebres políticos y su acercamiento a la crisis de Venezuela. Un expresidente, Felipe González, defiende a la oposición frente al régimen de Nicolas Maduro; otro, José Luis Rodríguez Zapatero, la ningunea; y el actual líder español, Pedro Sánchez, la apoya un día y la ignora al siguiente. Si todo esto resulta incoherente, aún hay más: los tres pertenecen al mismo Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Es hora de que España mantenga un mínimo de consistencia, defina qué quiere para América Latina y aproveche su propia experiencia para apoyar la democracia en el continente.…  Seguir leyendo »

A no dudarlo, la peripecia de Ábalos y Delcy no ha terminado. No así. No ahora. Con cada nueva versión de la visita nocturna nos hemos ido acostumbrando a una estética de pistas de aeropuerto en la madrugada, coches de incógnito y aviones privados. Ábalos se ha convertido en el protagonista de una serie a la europea: un tipo duro, lacónico, a veces iracundo. Podría ser uno de esos actores franceses cuyo personaje va ganando atractivo a medida que lo conocemos. En una serie americana no es imaginable alguien así. En una europea, quizás escandinava, el perfil es convincente.

Él tiene un encargo desagradable, es el último recurso del presidente, el que recibe llamadas cuando se mete en la cama y no protesta porque no hay otro para trabajos tan delicados, ni uno en todo el aparato del Estado, pues lo que hay que hacer compromete a ese Estado.…  Seguir leyendo »

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, no recibió a Juan Guiadó, inaceptable desplante a un admirable luchador por la democracia venezolana, reconocido por más de 50 naciones y todos los organismos humanitarios del mundo.

Guaidó, en cambio, se entrevistó con Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, con la canciller de Alemania, Angela Merkel, con Emmanuel Macron, presidente de Francia, con Justin Trudeau, primer ministro del Canadá y con líderes de la Unión Europea.

Sanchez evitó ese encuentro en cumplimiento del siniestro -y oprobioso- acuerdo con Podemos, partido político financiado por la dictadura venezolana, que le entregó sus votos en el Parlamento a cambio, entre otros compromisos, que no afecte al régimen genocida y corrupto de Maduro.…  Seguir leyendo »

Hace exactamente 40 años, ardió la Embajada de España en Guatemala, incendiada por unidades del Ejército y de la policía local. Murieron 37 personas y se salvaron dos: el embajador de España, Máximo Cajal, y un indígena que estaba entre la treintena de oriundos del Quiché que habían ocupado pacíficamente la cancillería para reclamar la intercesión de España contra la persecución de que eran objeto por parte del Ejército guatemalteco. El pobre indígena fue luego sacado a la fuerza por la policía de la habitación de hospital, ejecutado y tirado a la cuneta. A Cajal lo salvaron los amigos. La intención del Gobierno guatemalteco bien clara estaba: eliminar testigos y principalmente al embajador de España, tachado en Guatemala (y en algunos pasillos del poder en Madrid) de peligroso revolucionario.…  Seguir leyendo »