Social

Cuando era una niña estuve dos meses internada en un hospital de mi ciudad. Los primeros días los pasé inconsciente. Pero cuando desperté de la alta fiebre, cuando pude incorporarme por primera vez en la cama, comencé a preguntar, cada mañana, cada atardecer y cada noche, cuándo podría volver a mi casa. Con el techo de la sala de hospital como único paisaje, el tiempo no transcurría. Nadie se aventuraba a decirme que los médicos no sabían cuándo iba a dejar de mirar ese techo blanco, iluminado desde atrás de mi cama por una ventana a la cual yo no podía acceder, pero cuya luz me despertaba deseos imposibles de cumplir.…  Seguir leyendo »

Gol de Iniesta para dar el Mundial de 2010 a España. REUTERS

En Oviedo, siendo soltero, a Francisco Franco le apodaban «el Comandantín». Su novia, Carmen Polo, pertenecía a una rica familia que no veía con buenos ojos a Francisco, un bajito anodino que vivía en una pensión. Aquel bajito sería un héroe en Marruecos, ganaría una guerra y acaudillaría un país.

Alfredo Landa era otro bajito anodino que hacía reír a los españoles persiguiendo suecas en las playas. Tanto representaba el carácter del español medio, que uno de los lemas de nuestra afición en la final del Mundial de Sudáfrica fue: “¡Cuidado, Holanda, que viene Alfredo Landa!”.

Cuando apareció en la gran pantalla con bigote y una desazón en la mirada, cuando apareció siendo el detective Areta, José Luis Garci temió las risas del público; pero este no rio y Alfredo empezó a cimentar su prestigio: ganaría el premio al mejor actor en el Festival de Cannes y tres goyas.…  Seguir leyendo »

Hastiados del mundo

Estas semanas de aislamiento han sido también, gracias a la tecnología, semanas de hipercomunicación. Probablemente, todos hayamos recibido una cantidad mucho mayor de mensajes, en diversos formatos y en las diversas redes, de los que recibimos habitualmente. Este incremento en el volumen de mensajes ha tenido un doble efecto, sin duda positivo. Por un lado, nos permitía ir tomándole el pulso al cambiante humor de los diferentes sectores de nuestra sociedad, aparentemente unidos al principio de todo esto y luego enfrentados, en algunos momentos de forma agria y cainita. Pero tanta información, a la que se podría añadir la recibida a través de los medios de comunicación más clásicos, centrados todos ellos casi en exclusiva en el mismo asunto, también nos ha permitido componernos una cierta imagen de conjunto del estado de ánimo colectivo.…  Seguir leyendo »

Bastante tienen con sobrevivir

Mascarillas (elijan ustedes el tipo), máscaras, caretas y tapabocas ya las ha probado todas José K., al que la camisa no le llega al cuerpo, aterrorizado como está ante el maldito bicho. Ha pensado en la escafandra del Museo Naval y la máscara de gas que un día probó. Nada le gusta, nada le sirve, nada le protege como él quisiera, viejo, viejo y viejo, que lo mismo te ve Isabel Díaz Ayuso en la calle Colegiata, un suponer, y te manda a una residencia madrileña. Y no es el momento. “Tengo miedo de cerrar los ojos, tengo miedo de abrirlos”, que decían en El proyecto de la bruja de Blair.…  Seguir leyendo »

Ya antes de la pandemia, la soledad representaba una de las mayores amenazas al bienestar y la salud pública. A pesar de la tecnología, de las nuevas formas de comunicación, de la industrialización y de la mayor riqueza en ciertos países, cada vez más personas en las últimas décadas han sentido una creciente sensación de aislamiento social. Lamentablemente, la situación que estamos atravesando ha llevado esto al extremo.

Los seres humanos somos básicamente seres sociales. Nuestra necesidad de conexión con los demás es más que un simple sentimiento: es un imperativo biológico arraigado en miles de años de evolución humana. Hemos sobrevivido como especie no porque tengamos ventajas físicas, como la fuerza o la velocidad, sino por nuestra capacidad de conectarnos e interactuar en grupos.…  Seguir leyendo »

La tasa de pobreza relativa (personas cuya renta disponible está por debajo del 60 por ciento de la media nacional), que por fin empezó a caer en 2017 tras subir durante una década a causa de la Gran Recesión, está aumentando de nuevo y de manera más pronunciada. Oxfam Intermón calcula que esta tasa llegará hasta el 23,1 por ciento, desde el 21,5 previo a la pandemia. Puede que no parezca mucho, pero elevaría el número de pobres en 700.000 personas, hasta los 10,8 millones. Se calcula que el coeficiente de Gini (que mide la desigualdad en la distribución de renta), en el que representa la igualdad perfecta y 100 la desigualdad perfecta, aumentará desde el 32,5 anterior a la pandemia hasta el 34,2.…  Seguir leyendo »

El pasado viernes, 291 diputados de diferentes formaciones políticas entre las que se encuentran los dos partidos mayoritarios (PSOE y PP), Podemos y Ciudadanos, aprobaron en el Congreso una Proposición no de Ley para combatir el negacionismo de la Violencia de Género. Esta PNL instaba al Gobierno a, como dice su nombre, combatir los discursos que niegan la existencia de ese tipo de violencia.

Sin entrar en la cuestión sobre los orígenes y el comportamiento de la violencia en el hogar, pues ni soy una experta ni me gustaría tirar por la borda años de investigación académica, cabe destacar la ligereza con la que en un texto de no más de 4 páginas se hace referencia a la misma.…  Seguir leyendo »

Una de las muchas fechorías de Sísifo fue encadenar a la Muerte cuando esta vino a buscarla. Durante tres días la tuvo presa. Nadie podía morir. El inframundo se quedaba vacío y la Tierra se asfixiaba bajo el peso de los vivos. Como dignos descendientes de Sísifo, también nosotros nos resistimos a morir. No entendemos que la muerte no es la cara opuesta de la vida, sino aquella parte suya que la sostiene y la hace posible. Sin muerte no hay vida. Todo ser vivo se alimenta de otros y crece en el espacio que otros desalojan. Que en el universo (y en política) las fuerzas opuestas no son contrarias (ni enemigas) sino complementarias es algo que, desde Parménides, tenemos dificultad para entender.…  Seguir leyendo »

Nunca he conocido a ninguna persona que se considere experta en economía por tener mucho o poco dinero en el bolsillo. Es lógico que sea así en tanto la economía es una ciencia y existe un quórum sobre el hecho de que es preciso ir a la Universidad para ser llamado economista y haber leído a Marx para ser considerado marxista.

Con el feminismo sucede justo lo contrario que con la economía. En el debate macro —y a menudo también en el micro— parece que el hecho de haber nacido con o sin vagina convirtiera a cualquiera en más o menos experto en teoría feminista.…  Seguir leyendo »

Pienso mucho en cómo narraremos estos días de los que venimos. Qué palabras encontraremos, cuáles elegiremos, de qué manera las usaremos; qué narrativas darán cobijo a lo que todavía hoy, aquí delante de la pantalla del ordenador, hace que siga siendo imposible encontrar las palabras justas o adecuadas para la multitud que no deja de murmullar aquí dentro. Escribo y por el cuaderno merodean hormigas, estos días he puesto la mesa de trabajo justo delante de la huerta. Aquí, mi única compañía trabajando son las patatas y las calabazas, también alguna mirla que cruza demasiado cerca, con un insecto en la boca llamando a las crías que se esconden en los arriates debajo de los setos, indecisas todavía para volar y dependiendo de los padres que siguen cuidándolos como si siguieran en el nido.…  Seguir leyendo »

Durante los últimos años el movimiento feminista ha logrado grandes conquistas sociales e institucionales, permeando el sentido común y produciendo cambios de fondo. Sin embargo, después de un periodo de crecimiento exponencial, están apareciendo fracturas cada vez más profundas y asistimos a diario a enfrentamientos muy violentos, especialmente en las redes sociales. Mucha gente que se ha acercado al feminismo en este tiempo observa esos debates con interés, pero sin poder comprender del todo lo que está en juego en estos conflictos. ¿Qué está ocurriendo? La disputa entre PSOE y Unidas Podemos explica parte de lo que vemos, pero esto no va solo de un conflicto entre partidos.…  Seguir leyendo »

La historia de la humanidad es, en gran medida, la de las luchas ciudadanas por los derechos y la dignidad de las personas. El planeta, la paz y las personas son tres de los pilares fundamentales de nuestro patrimonio común y la posibilidad de disfrutar de un futuro basado en el bienestar depende en gran medida del entendimiento de las naciones. La Agenda 2030 ha supuesto un impulso sin precedentes para fijar las bases que orienten ese futuro y fundamenta su éxito en la creación de alianzas para el logro colectivo. Nadie debe quedarse atrás y nadie debe de eludir la responsabilidad de contribuir a la construcción de ese bienestar.…  Seguir leyendo »

Pues sí, Pablo Alborán se ha declarado homosexual después de la covid. Como si existiera alguna relación entre lo que hemos pasado los últimos meses y su necesidad de comunicar su orientación sexual públicamente. De hecho, el vídeo donde nos explica que es gay, arranca así: “Como sabéis el mundo nos está dejando algunas noticias agridulces, últimamente. Todos nos sentimos extraños, nos replanteamos la vida, el trabajo. Lo que nos hace feliz y lo que no”. Por eso, después del encierro, Alborán ha tenido una necesidad incontrolable de expresar de manera contundente cuál es la relación con su cuerpo, cual es en definitiva su subjetividad.…  Seguir leyendo »

La retirada temporal de la película Lo que el viento se llevó del catálogo de HBO por “racista” me ha hecho pensar en esa triste afición del ser humano (o de sus individuos más extremistas) de ignorar o intentar borrar la Historia, en lugar de usarla como recordatorio de nuestros aciertos y nuestros errores.

Censurar en los tiempos de internet, además de absurdo, tiene poco que ver con la sociedad abierta en la que todos deberíamos trabajar. Una costumbre, la de censurar, que da la razón a aquellos que quieren seguir tratando a los ciudadanos como menores de edad, como si no estuvieran preparados para entender el contexto histórico de cualquier obra artística.…  Seguir leyendo »

La lógica sutil de la norma

Lo confieso: he sido un mal ciudadano. Todavía en la fase cero, y en Barcelona, salí a la calle fuera del horario “del paseo” para los de mi franja de edad y me encontré por casualidad con un amigo y ahora vecino, al que saludé apartándome la mascarilla, para que pudiese ver mi sonrisa. Él hizo otro tanto. No sé si estuvimos a dos metros de distancia. Juraría que no. Pero lo peor no es eso. Lo peor es que salía para ir a acompañar a otro amigo que sufrió una operación grave justo antes del estallido de la epidemia, y que se ha pasado toda la convalecencia confinado a solas en casa.…  Seguir leyendo »

Yo no vengo a justificar mi presencia ni mi existencia. Tantos años escuchando argumentos antirracistas en boca de quienes nunca sufrieron discriminación alguna ha acabado por dejarnos sin palabras cuando pretendemos alzar la voz contra todas las formas de racismo que vivimos nosotros, nuestros padres y nuestros hijos, cualquiera de los que, por procedencia, por características externas y sobre todo por pobreza, somos sistemáticamente considerados otros. Ya nadie habla de raza para justificar su racismo, ni siquiera quienes lo tienen en los pilares fundamentales de sus postulados ideológicos, pero la raza ha sido hábilmente sustituida por otros eufemismos que vienen a significar lo mismo: cultura, nacionalidad, procedencia, origen son solo algunos de los palabros que hoy manejamos para referirnos a quien consideramos distinto, sí, pero distinto en tanto que inferior.…  Seguir leyendo »

El Gobierno español ha avanzado en la buena dirección al introducir el ingreso mínimo vital (IMV), pero pronto descubrirá que tiene que ir mucho más lejos. El plan corre el riesgo de fracasar porque el Gobierno no ha sido lo bastante valiente, aunque la ministra responsable haya declarado que el programa será permanente y no solo una medida de emergencia.

En una pandemia se debe tener siempre en cuenta el principio de que, si se permite que quede algún grupo vulnerable, toda la sociedad lo será también. En este contexto, el Gobierno tiene que prepararse para una segunda o incluso una tercera oleada de casos, en las que las muertes por covid-19 y el «exceso de fallecidos» inducido por la enfermedad dejará nuevas cicatrices tanto en la sociedad como en la economía durante años.…  Seguir leyendo »

«¿Adónde iremos a parar con este desdichado fenómeno de desdiferenciación sexual?», se preguntaba D. Santiago Ramón y Cajal en 1932 (La mujer, Aguilar, p. 113). «Mucho me temo -se responde- que en el futuro el ángel del hogar se convierta en antipático virago, y que el amor, supremo deleite de la vida, se transforme en onerosa carga impuesta por el Estado para fabricar a destajo obreros y soldados». Se trata de una de las muchas reflexiones que Cajal vierte en este opúsculo, juicios que la prologuista Margarita Nelken -célebre diputada socialista que se opuso al sufragio femenino- tilda de: «… profundísimos unos, al parecer más ligeros en su humorismo otros, impregnados todos de la agudeza que corresponde al privilegiado nivel de su autor… todos rezumantes de ternura para con el sexo que él ve encarnado en el devotísimo recuerdo de la madre y la amorosa y respetuosa gratitud hacia la madre de sus hijos…».…  Seguir leyendo »

La COVID-19 ha llegado a nuestras vidas como esos huracanes de la costa de Asia o del mar Caribe que se insinúan con un viento suave para tornarse calladamente aterradores y en instantes arrasar con todo. A demasiados les ha arrebatado la vida y lo ha hecho de forma cruel, en soledad. Si en algo hay consenso en esta sociedad persistente en la división, los bandos y la confrontación estéril es en que la Covid-19 se ha cebado con los mayores. El 87% de las personas que han fallecido desde el inicio de la pandemia son mayores de 70 años y las residencias han quedado diezmadas.…  Seguir leyendo »

Solos en la batalla. Silencio, eco, sin cánticos, sin aplausos, sin miradas de expectación, sin gritos, sin silbidos, sin feedback después de cada acción. ¿Cómo les afectará a los jugadores la ausencia de su querida afición?

Ésta es la situación que vivirán los jugadores profesionales de fútbol y otros deportistas al tener que jugar, de momento, a puerta cerrada. ¿La causa? La epidemia presente, la COVID-19, un inesperado rival al que se va haciendo frente, pero no sin muchos sacrificios.

La pregunta que surge al analizar la situación descrita es: ¿No es el ambiente propio de un entrenamiento o, como máximo, de un partido amistoso?…  Seguir leyendo »