Social (Continuación)

Pienso mucho en cómo narraremos estos días de los que venimos. Qué palabras encontraremos, cuáles elegiremos, de qué manera las usaremos; qué narrativas darán cobijo a lo que todavía hoy, aquí delante de la pantalla del ordenador, hace que siga siendo imposible encontrar las palabras justas o adecuadas para la multitud que no deja de murmullar aquí dentro. Escribo y por el cuaderno merodean hormigas, estos días he puesto la mesa de trabajo justo delante de la huerta. Aquí, mi única compañía trabajando son las patatas y las calabazas, también alguna mirla que cruza demasiado cerca, con un insecto en la boca llamando a las crías que se esconden en los arriates debajo de los setos, indecisas todavía para volar y dependiendo de los padres que siguen cuidándolos como si siguieran en el nido.…  Seguir leyendo »

Durante los últimos años el movimiento feminista ha logrado grandes conquistas sociales e institucionales, permeando el sentido común y produciendo cambios de fondo. Sin embargo, después de un periodo de crecimiento exponencial, están apareciendo fracturas cada vez más profundas y asistimos a diario a enfrentamientos muy violentos, especialmente en las redes sociales. Mucha gente que se ha acercado al feminismo en este tiempo observa esos debates con interés, pero sin poder comprender del todo lo que está en juego en estos conflictos. ¿Qué está ocurriendo? La disputa entre PSOE y Unidas Podemos explica parte de lo que vemos, pero esto no va solo de un conflicto entre partidos.…  Seguir leyendo »

La historia de la humanidad es, en gran medida, la de las luchas ciudadanas por los derechos y la dignidad de las personas. El planeta, la paz y las personas son tres de los pilares fundamentales de nuestro patrimonio común y la posibilidad de disfrutar de un futuro basado en el bienestar depende en gran medida del entendimiento de las naciones. La Agenda 2030 ha supuesto un impulso sin precedentes para fijar las bases que orienten ese futuro y fundamenta su éxito en la creación de alianzas para el logro colectivo. Nadie debe quedarse atrás y nadie debe de eludir la responsabilidad de contribuir a la construcción de ese bienestar.…  Seguir leyendo »

Pues sí, Pablo Alborán se ha declarado homosexual después de la covid. Como si existiera alguna relación entre lo que hemos pasado los últimos meses y su necesidad de comunicar su orientación sexual públicamente. De hecho, el vídeo donde nos explica que es gay, arranca así: “Como sabéis el mundo nos está dejando algunas noticias agridulces, últimamente. Todos nos sentimos extraños, nos replanteamos la vida, el trabajo. Lo que nos hace feliz y lo que no”. Por eso, después del encierro, Alborán ha tenido una necesidad incontrolable de expresar de manera contundente cuál es la relación con su cuerpo, cual es en definitiva su subjetividad.…  Seguir leyendo »

La retirada temporal de la película Lo que el viento se llevó del catálogo de HBO por “racista” me ha hecho pensar en esa triste afición del ser humano (o de sus individuos más extremistas) de ignorar o intentar borrar la Historia, en lugar de usarla como recordatorio de nuestros aciertos y nuestros errores.

Censurar en los tiempos de internet, además de absurdo, tiene poco que ver con la sociedad abierta en la que todos deberíamos trabajar. Una costumbre, la de censurar, que da la razón a aquellos que quieren seguir tratando a los ciudadanos como menores de edad, como si no estuvieran preparados para entender el contexto histórico de cualquier obra artística.…  Seguir leyendo »

La lógica sutil de la norma

Lo confieso: he sido un mal ciudadano. Todavía en la fase cero, y en Barcelona, salí a la calle fuera del horario “del paseo” para los de mi franja de edad y me encontré por casualidad con un amigo y ahora vecino, al que saludé apartándome la mascarilla, para que pudiese ver mi sonrisa. Él hizo otro tanto. No sé si estuvimos a dos metros de distancia. Juraría que no. Pero lo peor no es eso. Lo peor es que salía para ir a acompañar a otro amigo que sufrió una operación grave justo antes del estallido de la epidemia, y que se ha pasado toda la convalecencia confinado a solas en casa.…  Seguir leyendo »

Yo no vengo a justificar mi presencia ni mi existencia. Tantos años escuchando argumentos antirracistas en boca de quienes nunca sufrieron discriminación alguna ha acabado por dejarnos sin palabras cuando pretendemos alzar la voz contra todas las formas de racismo que vivimos nosotros, nuestros padres y nuestros hijos, cualquiera de los que, por procedencia, por características externas y sobre todo por pobreza, somos sistemáticamente considerados otros. Ya nadie habla de raza para justificar su racismo, ni siquiera quienes lo tienen en los pilares fundamentales de sus postulados ideológicos, pero la raza ha sido hábilmente sustituida por otros eufemismos que vienen a significar lo mismo: cultura, nacionalidad, procedencia, origen son solo algunos de los palabros que hoy manejamos para referirnos a quien consideramos distinto, sí, pero distinto en tanto que inferior.…  Seguir leyendo »

El Gobierno español ha avanzado en la buena dirección al introducir el ingreso mínimo vital (IMV), pero pronto descubrirá que tiene que ir mucho más lejos. El plan corre el riesgo de fracasar porque el Gobierno no ha sido lo bastante valiente, aunque la ministra responsable haya declarado que el programa será permanente y no solo una medida de emergencia.

En una pandemia se debe tener siempre en cuenta el principio de que, si se permite que quede algún grupo vulnerable, toda la sociedad lo será también. En este contexto, el Gobierno tiene que prepararse para una segunda o incluso una tercera oleada de casos, en las que las muertes por covid-19 y el «exceso de fallecidos» inducido por la enfermedad dejará nuevas cicatrices tanto en la sociedad como en la economía durante años.…  Seguir leyendo »

«¿Adónde iremos a parar con este desdichado fenómeno de desdiferenciación sexual?», se preguntaba D. Santiago Ramón y Cajal en 1932 (La mujer, Aguilar, p. 113). «Mucho me temo -se responde- que en el futuro el ángel del hogar se convierta en antipático virago, y que el amor, supremo deleite de la vida, se transforme en onerosa carga impuesta por el Estado para fabricar a destajo obreros y soldados». Se trata de una de las muchas reflexiones que Cajal vierte en este opúsculo, juicios que la prologuista Margarita Nelken -célebre diputada socialista que se opuso al sufragio femenino- tilda de: «… profundísimos unos, al parecer más ligeros en su humorismo otros, impregnados todos de la agudeza que corresponde al privilegiado nivel de su autor… todos rezumantes de ternura para con el sexo que él ve encarnado en el devotísimo recuerdo de la madre y la amorosa y respetuosa gratitud hacia la madre de sus hijos…».…  Seguir leyendo »

La COVID-19 ha llegado a nuestras vidas como esos huracanes de la costa de Asia o del mar Caribe que se insinúan con un viento suave para tornarse calladamente aterradores y en instantes arrasar con todo. A demasiados les ha arrebatado la vida y lo ha hecho de forma cruel, en soledad. Si en algo hay consenso en esta sociedad persistente en la división, los bandos y la confrontación estéril es en que la Covid-19 se ha cebado con los mayores. El 87% de las personas que han fallecido desde el inicio de la pandemia son mayores de 70 años y las residencias han quedado diezmadas.…  Seguir leyendo »

Solos en la batalla. Silencio, eco, sin cánticos, sin aplausos, sin miradas de expectación, sin gritos, sin silbidos, sin feedback después de cada acción. ¿Cómo les afectará a los jugadores la ausencia de su querida afición?

Ésta es la situación que vivirán los jugadores profesionales de fútbol y otros deportistas al tener que jugar, de momento, a puerta cerrada. ¿La causa? La epidemia presente, la COVID-19, un inesperado rival al que se va haciendo frente, pero no sin muchos sacrificios.

La pregunta que surge al analizar la situación descrita es: ¿No es el ambiente propio de un entrenamiento o, como máximo, de un partido amistoso?…  Seguir leyendo »

“De una vacuna contra el hambre y las guerras, de esa no se ocupan”. Lo dice una anciana de negro riguroso sentada en lo que bien pudiera ser una silla de enea, pañuelo en la cabeza y dos canastos de mimbre a sus pies sobre el suelo.

La escena la dibuja de forma magistral El Roto en una de sus agudas, críticas y poéticas viñetas. Ensimismados en contar enfermos, muertes, ingresos o PCR durante tres meses, ha llegado el momento de levantar la vista de las curvas más famosas de la actualidad y detenerse, quizás ahora más que nunca, en algunas de las más graves injusticias que en nuestro país se han cronificado sin que nadie haya sido capaz de atajarlas: si no son el hambre y las guerras, sí lo son, al menos en nuestro país, la pobreza y la desigualdad que afectan a millones de personas y acechan a muchos otros.…  Seguir leyendo »

Mapa 1. Índice de vulnerabilidad provincial de la violencia de género. Elaboración de las autoras.

El confinamiento estricto que hemos tenido que soportar durante varias semanas como medida de protección contra la COVID-19 ha traído consigo que aumente otra pandemia ya existente pero que se encuentra en la sombra: la violencia contra las mujeres. Así lo señaló ONU Mujeres en su declaración del 6 de abril.

Destaca que el confinamiento aviva la tensión y el estrés, refuerza el aislamiento de las mujeres que tienen compañeros violentos y las separa de las personas y los recursos que mejor pueden ayudarlas.

Pese a que las medidas de confinamiento se van relajando progresivamente, la situación dista mucho de haber vuelto a la normalidad, por lo que se siguen manteniendo muchas de estas barreras que impiden rebajar la nueva intensidad del problema, ya muy elevada antes del estado de alarma.…  Seguir leyendo »

Existe algo más deseado entre los escritores de cualquier generación que la gloria literaria, que esa mezcla equilibrada de prestigio entre los críticos y celebridad entre los no lectores. Algo más valioso incluso que unos cuantos enemigos incansables (que, como sabemos, pueden mediante su inquina multiplicar el alcance de cualquier autor y convertir al anónimo en maldito).

Es el porvenir soñado por casi cualquier intelectual español y consiste en cuidar, de nueve a tres, de un par de plantas de interior en el despacho más recóndito y oscuro de una secretaría de estado irrelevante. Al fin y al cabo, de poco le sirvió a Baudelaire pasear por el París de Baudelaire, sobre todo porque ninguno de sus vecinos se enteró a tiempo de que aquella ciudad y sus puentes sobre el Sena pertenecieron durante algunos años a un espectro flacucho que escribía poemas sobre las prostitutas.…  Seguir leyendo »

La mejor respuesta a una crisis es reaccionar con rapidez y enfrentarla desde el minuto cero. Y para poder enfrentarla hay que estar preparado. Cuando una nación se ve golpeada por una crisis, solo la determinación y la urgencia del ahora, apoyado todo sobre una sólida estructura de respuesta inmediata, ayuda a salir de ese laberinto tan humano de culpas, reproches y desconcierto.

La devastación provocada por la covid-19 ha pillado por sorpresa a las naciones del mundo. La sorpresa generó una reacción lenta y la lentitud colocó ante el espejo las ineficiencias del tejido institucional de cada país. No soy yo quien pueda ofrecer soluciones.…  Seguir leyendo »

Desde hace poco más de cuatro meses dirijo un ministerio cuyo nombre empieza por Inclusión, un concepto que nunca hasta ahora había llevado ninguna cartera ministerial y que, en mi opinión, tiene un importante significado. Los cambios que han experimentado nuestras economías en las últimas décadas han tenido dos consecuencias sociales insuficientemente atendidas políticamente. Por un lado, un aumento de la distancia entre quienes pueden aprovecharse de las oportunidades generadas por la nueva economía y quienes encuentran obstáculos para hacerlo. Por otro, una sensación muy generalizada de vulnerabilidad e incertidumbre respecto a cómo la intensificación de estas transformaciones puede condicionar nuestro bienestar futuro.…  Seguir leyendo »

El ruido como fórmula

Al igual que los ruidos, los objetos, portes y vehículos son también símbolos estéticos y éticos de quienes se pronuncian o se quejan. Pero si les menciono este asunto es por contraste, para ponerles en valor algunas cosas actuales que siendo importantes no suenan. Y cuanto más ruido hacen quienes cargados de privilegios también se jactan de tener la voz más alta, más necesitado está lo que no suena de darse a ver. Cuesta aprender que lo callado esconde peligros y valiosas respuestas que dejamos pasar, entretenidos en la bulla de quienes quieren que se hable de ellos, pero no hablar con otros ni construir juntos.…  Seguir leyendo »

Tras dos meses de confinamiento por la COVID-19, el comienzo de la desescalada nos ha traído escenas muy variadas, muchas de ellas de buen comportamiento cívico, otras reprobables. Las calles y parques se han llenado de ciudadanos con sus zapatillas de correr, la bicicleta o los patines, recuperando el hábito del deporte al aire libre después de semanas recluidos en las casas. Ese afán por ocupar los espacios públicos muestra la importancia social del deporte base.

Como ocurre con todas las coyunturas de crisis, se pueden aprovechar para abordar cambios en las políticas tradicionales o bien continuar con las mismas de siempre.…  Seguir leyendo »

Este artículo va a caducar pronto. Se publica horas antes de la aprobación del Real Decreto que dará vida al Ingreso Mínimo Vital (IMV) y lo escribo esperando estar totalmente equivocada.

España es, según datos de Eurostat para el último año disponible, el segundo país con mayor pobreza infantil. Algo más de un millón de niños viven por debajo del umbral de pobreza severa; y para ellos y ellas el Ingreso Mínimo Vital es una política maravillosa. Es un primer paso (esperemos que el primero de muchos) con el que el Estado español empieza a devolverle a las rentas bajas una deuda adquirida con años de protección social regresiva —las familias con mayores ingresos reciben más prestaciones que las que menos—, ineficiente e ineficaz en la lucha contra la pobreza y la desigualdad.…  Seguir leyendo »

Angustia, estrés, ansiedad, imposibilidad de desconectar, aislamiento… Todos estos síntomas han reportado los apresurados estudios realizados en las últimas semanas sobre personas que trabajaban desde casa, especialmente mujeres. ¿Era esto el teletrabajo?

Resulta casi obligado que los artículos escritos durante esta pandemia debida al coronavirus incorporen algún tipo de autorreferencia, sea en forma de crónica o de formato experiencial. Y sí, también yo he sido teletrabajadora en gran parte del confinamiento a que hemos estado sometidos. Así pues, he podido contrastar directamente la literatura que hasta el momento teníamos sobre esta fórmula laboral.

He podido comprobar, como tantas otras personas, que lo que hemos vivido es una forma de trabajo a distancia, con gran despliegue tecnológico y facilidad de desempeño, pero sin algunos de los requisitos básicos del teletrabajo, como un buen control de los riesgos laborales que lleva asociados, una organización basada en objetivos individualizados, o una combinación necesaria con la presencialidad en el lugar de trabajo.…  Seguir leyendo »