Social (Continuación)

Por Antón Costas, catedrático de Política Económica, UB (EL PERIODICO, 09/11/03):

Probablemente recordarán la noticia del despido de una cajera de un centro comercial porque fue pillada en falta en el «test de honradez» a la que fue sometida por la empresa. El test consistió en introducir sin su conocimiento un billete de 10 euros en la caja de la empleada y ver cual era su comportamiento al hacer arqueo al final de la jornada. Me gustaría que la noticia hubiese aclarado qué sucede cuando falta dinero al hacer caja, con lo fácil que debe ser equivocarse con el cambio en el trajín que se traen las cajeras a lo largo de una jornada.…  Seguir leyendo »

Por Manuel Jiménez de Parga, presidente del Tribunal Constitucional (ABC, 08/10/03):

Va mejorándose la protección jurídica de los españoles que alcanzan la edad superior. Los abuelos podrán mantener la relación con los nietos aunque los padres de éstos se separen o divorcien. La posible nulidad de un matrimonio no afectará a los vínculos afectivos de quienes fueron (y son) abuelos y nietos. El legislador no quiere quedarse atrás como se quedaron, vista la presente realidad social, los autores de la Constitución de 1978.

Es cierto que hace 25 años no se daba la importancia que hoy se da al alargamiento de la vida.…  Seguir leyendo »

Por Juan A. Herrero Brasas, profesor de Etica en la Universidad del Estado de California, Northridge (EL MUNDO, 09/09/03):

El derecho a la igualdad de oportunidades para competir por un puesto de trabajo se deriva del principio constitucional de igualdad ante la ley, garantizado en términos inequívocos por el artículo 14 de la Constitución. Sin igualdad no hay justicia, porque igualdad y justicia son, esencialmente, una misma cosa.

No hay duda de que en el sistema de liberalismo económico en que se enmarca nuestra sociedad hay desigualdades estructurales que hacen que algunas personas tengan oportunidad de prepararse mejor que otras y, consecuentemente, de competir con ventaja en el mercado laboral.…  Seguir leyendo »

Por Xavier Sala i Martin, miembro de la Fundació Catalunya Oberta, la Columbia University y la UPF (LA VANGUARDIA, 15/04/03):

El otro día estaba en la universidad cuando escuché a dos estudiantes planear futuras actuaciones contra la guerra. “Acabo de tener una brillante idea –decía uno–, primero te abres de piernas y yo te pego una gran patada en los cataplines; después me abro yo, y me la pegas tú a mí. Así le daremos una lección a esos imperialistas norteamericanos.” “Fantástico –dijo el otro–. Seguro que los rectores catalanes considerarán que nuestro comportamiento es ‘formativo y enriquecedor’.”

No. Es broma.…  Seguir leyendo »

Por Ana Palacio, Ministra de Asuntos Exteriores (EL PAIS, 04/04/03):

Recibo un telegrama en el que el portavoz del PSOE y candidato a la alcaldía de Valencia me pide disculpas por lo que califica de «infortunado comentario efectuado en el pleno del Ayuntamiento» el pasado 29 de marzo, y me indica no estar «en su ánimo, en ningún momento, ofenderme». Y, como la intervención se realizó en un foro público, y, además, el mismo señor Rubio ha sido prolijo en declaraciones sobre este asunto a los medios de comunicación a lo largo de estos días, me ha parecido oportuno realizar, también con publicidad, los siguientes comentarios.…  Seguir leyendo »

Por Julián Marías, de la Real Academia Español (ABC, 27/03/03):

Se está generalizando una curiosa táctica que se podría definir así: gritar contra alguien lo que éste defiende. Se usa contra un supuesto adversario algo que constituye su propia actitud, aquello en que fundamentalmente consiste. Parece imposible que esto pueda hacerse, pero hay épocas en que se afirma lo inexistente y se consigue que circule. Recuerdo que Ortega hablaba de esto y ponía como ejemplos «platos de ternera sin ternera» o «cuchillos sin hoja ni mango». Son formas de suplantación de la realidad, de sustitución de esta por lo inexistente.…  Seguir leyendo »

Por Mikel Azurmendi (ABC, 10/03/03):

Los expertos aseguran que sólo en Madrid rondan los 150.000 y que suman, si no rebasan, el medio millón en el conjunto del país. La mayor parte de ellos trabaja, puede tener familia y hasta hijos escolarizándose. Al menos, hay ya unos 22.000 niños de éstos. La mayor parte de esos trabajadores no han llegado a nosotros en patera sino como turistas, con un billete de ida y vuelta, pero no han vuelto a su país prefiriendo ínfimos y más que precarios trabajos. Pero también se hallan en la construcción, en los bares donde tomamos la cerveza, en los lugares de alterne y en nuestras casas, limpiándolas o cuidando de nuestros niños y ancianos.…  Seguir leyendo »

Por Elena Arnedo* (EL PAÍS, 22/02/03):

Elisa tiene 60 años, es soltera y en los malos tiempos de nuestro país tuvo que emigrar a Suiza. Allí obtuvo un buen empleo en una fábrica, un apartamento muy aceptable donde vivir y un compañero portugués. Su vida iba bien hasta que, hace diez años, en su visita regular a España por Navidad encontró en Madrid a sus padres ancianos, solos, desatendidos y enfermos. En pocos meses renunció a todo lo que tenía y regresó. Logró empleo en una empresa de limpieza con horario de tarde-noche, trabajo duro y mal pagado. Durante el horario de trabajo de Elisa, una empleada inmigrante la sustituye para atender a su padre de 92 años, dependiente funcional, y a su madre, de 91 años, enferma de Alzheimer.…  Seguir leyendo »