Terrorismo

El «nuevo ciclo»

«He aceptado matar para acabar con el despotismo. Pero detrás de lo que dices veo anunciarse un despotismo que, si alguna vez logra instalarse, hará de mí un asesino, cuando yo trato de ser un justiciero». Kaliayev, protagonista de la obra teatral 'Los justos' de Albert Camus, responde así a su compañero Stepan. Este último reconoce no tener «estómago suficiente para bobadas». Para él la revolución triunfará solo cuando ellos decidan, por fin, «olvidar a los niños». Ambos son anarquistas nihilistas y entienden que la única manera para impulsar un cambio político en la Rusia de principios del siglo XX es destruir la tiranía del Zar.…  Seguir leyendo »

Ardanza, la gabarra y el maldito pasado

La semana pasada, la campaña electoral vasca fue eclipsada por dos acontecimientos. El primero fue el fallecimiento del lehendakari José Antonio Ardanza. El segundo, el orgásmico viaje de la gabarra por las aguas del Nervión ante más de un millón de aficionados y aficionadas apoteósicos celebrando el triunfo del Athletic en la copa. No descubro nada nuevo con la afirmación de que el vasco es uno de los pueblos en el mundo más celosos de su pasado, sus tradiciones y sus raíces: ¡No me vengas con una tortilla molecular deconstruida cuando la alternativa es un buen bacalao al pilpil, de los de toda la vida!…  Seguir leyendo »

Pintada con el logotipo de ETA AFP

Aquellos que sabían de qué iba aquí la cosa/ tendrán que ceder su sitio/ a los que saben poco./ Y menos que poco./ E incluso prácticamente nada». En los versos de Wislawa Szymborska hay una llamada a quienes hemos convivido con un conflicto; en el caso de mi generación, con el terrorismo de ETA, especialmente en Euskadi. Szymborska termina su poema 'Fin y principio' y escribe: «En la hierba que cubra/ causas y consecuencias/ seguro que habrá alguien tumbado,/ con una espiga entre los dientes,/ mirando las nubes».

Cada vez que entro en un aula para compartir mi testimonio con alumnos adolescentes o universitarios soy consciente de que ellos tomarán el relevo de mi generación.…  Seguir leyendo »

El cadáver de Jesús Alcocer, tapado por una manta, en el muelle de Mercairuña./JORGE NAGORE

7,00 de la mañana del 13 de abril de 1984 –ahora se cumplen 40 años–, Jesús Alcocer, comandante de Infantería retirado y propietario de tres tiendas de alimentación llega, como lo hace asiduamente varios días a la semana, al mercado central de frutas de Pamplona –Mercairuña– y se dirige a un puesto de plátanos, cuando dos etarras, por la espalda, le impactan dos tiros en la cabeza y echan a correr. Al fotógrafo de Diario de Navarra, Jorge Nagore, le pidieron en su periódico que acudiese allí en busca de imágenes. El aviso le llegó cuando ya había pasado bastante tiempo desde el atentado y, además, estaba lejos del lugar, por lo que intuyó que no tenía ninguna posibilidad de obtener una fotografía con cierto valor informativo.…  Seguir leyendo »

Se ha reescrito un crimen

En 1968 ETA cometió sus dos primeros asesinatos siguiendo la estrategia de acción-reacción-acción: provocar mediante atentados el recrudecimiento de la represión que afectase no al grupo, sino a la ciudadanía vasca, la cual acabaría poniéndose a sus órdenes en una «guerra revolucionaria». El horizonte de ETA era doble. Por un lado, la independencia de una Gran Euskadi monolingüe en euskera que se anexionase los territorios limítrofes. Por otro, sustituir una dictadura de partido único como la franquista por otra: la suya.

La espiral de acción-reacción-acción se tambaleó tal día como hoy, pero de 1969, con su tercer asesinato. Ese miércoles tres dirigentes de la banda fueron arrestados por la Policía al entrar en un piso del Casco Viejo de Bilbao.…  Seguir leyendo »

Sólo el terrorismo es terrorismo. Perdonen la redundancia, pero la creo necesaria para atajar interpretaciones extensivas del concepto de terrorismo que en el campo del derecho penal son inadmisibles. La aparición de organizaciones terroristas en países europeos como el Reino Unido, Italia, Alemania y España provocó la reacción del ordenamiento jurídico acudiendo a leyes de excepción que recortaban alguno de los derechos y garantías propios de una sociedad democrática. Se trataba de responder a las acciones del IRA, Brigadas Rojas, Baader-Meinhof o ETA. Hace algún tiempo se han incorporado a estos métodos las franquicias del grupo yihadista Estado Islámico. El reciente y brutal atentado en una sala de conciertos de Moscú define y delimita el verdadero concepto de terrorismo.…  Seguir leyendo »

La momia que fosiliza

Cuando el pastor se va, las ovejas se dispersan, pero una revolución nacional antiimperialista (en cuyos prolegómenos estamos más o menos desde hace medio siglo) requiere el mantenimiento del rebaño. En la teoría rupturista, las masas liberan la nación. Por eso la izquierda abertzale mantiene la ficción de una ETA omnipresente y sempiterna, invulnerable, que no mata porque hábilmente ha decidido cambiar de táctica, no por derrotada, y que mantiene al rebaño unido. Constituye un error suponer que en los homenajes a presos subyace el cultivo a una organización histórica, que forma parte del pasado. Esta especie queda para la credulidad progre que quiere blanquearla.…  Seguir leyendo »

Pedro J. Ramírez y García-Abadillo, en la presentación del libro 'Titadyn', del perito del 11-M Antonio Iglesias, donde el director de 'El Mundo' lanzó su "Yo acuso".

En 2009 seguía sintiéndome personalmente implicado en la investigación del 11-M. La sentencia llena de lagunas y contradicciones que el juez Bermúdez y sus compañeros habían dictado en 2007, eximiendo a los acusados por la fiscalía como cerebros de la masacre, había sido podada aún más en 2008 por el Tribunal Supremo, cuando absolvió en la casación a otros tres de los islamistas condenados.

Al final sólo quedaba Jamal Zougam como autor material de la colocación de los explosivos en los trenes. Algo aparentemente incomprensible, teniendo en cuenta que se daba por probado que era también quien había vendido a otros miembros del comando las tarjetas utilizadas en los teléfonos que habrían hecho estallar las bombas.…  Seguir leyendo »

El juez Gómez Bermúdez durante la lectura de la sentencia del 11-M.

A finales de octubre de 2007 un miembro del Poder Judicial le contó a un dirigente político que él y su mujer habían pasado un fin de semana con Gómez Bermúdez y su esposa, la periodista Elisa Beni, y que, en ese entorno de intimidad, le había adelantado las tres líneas maestras de la sentencia que estaba ultimando. En primer lugar, el tribunal iba a absolver a El Egipcio y a los otros dos presuntos "cerebros" de la masacre por falta de pruebas. En segundo lugar, iba a condenar a Suárez Trashorras y otros miembros de la trama asturiana exclusivamente por tráfico de explosivos.…  Seguir leyendo »

El magistrado Javier Gómez Bermúdez, durante el juicio del 11-M. EFE/Diseño: Arte EE

- ¿Ha tenido usted alguna relación por mínima que sea con el 11-M?

- Nunca he tenido ninguna relación con lo sucedido en Madrid.

La vista oral comenzó en la sala acondicionada de uno de los pabellones de la Casa de Campo con el interrogatorio de Rabei Osman El Egipcio por su abogado defensor Endika Zulueta. La fiscalía le consideraba el principal cerebro de la masacre y pedía para él más de 38.000 años de cárcel.

El Egipcio había sido detenido en Italia cuando se le interceptó una conversación telefónica en la que aseguraba a un joven palestino que "el hilo de lo de Madrid fue mío" porque "era mi proyecto más querido".…  Seguir leyendo »

Los peritos, en plena discusión tras encontrar dinitrotolueno en una de la muestras

A las 8 de la tarde del martes 6 de febrero de 2007 se produjo un apagón en el laboratorio de la Policía Científica en el que los ocho peritos designados por el tribunal analizaban los restos del 11-M. No estaba programado y duró al menos doce horas. Fue notificado como un corte fortuito de la luz, pero tuvo como consecuencia que las cámaras de televisión, instaladas para dar fe de cuanto sucediera en la sala, dejaron de grabar desde que los peritos concluyeron su jornada de trabajo hasta que regresaron a la mañana siguiente.

Aunque la información básica sobre lo sucedido en las horas inmediatamente anteriores e inmediatamente posteriores al apagón y las inevitables conjeturas sobre sus efectos circularon enseguida, tendrían que transcurrir más de tres años para que Gómez Bermúdez accediera a la persistente demanda de las víctimas, y les permitiera visionar lo grabado por las cámaras.…  Seguir leyendo »

El comisario Sánchez Manzano, jefe de los Tedax, en el interior de los juzgados. Diseño: Arte EE

Nuestra investigación periodística consiguió provocar un gran avance en la búsqueda de la verdad del 11-M en un momento crítico. La masacre de Madrid había dejado casi 200 cadáveres y dos mil heridos y había cambiado el curso de la historia de España. Tres años después iba a celebrarse el juicio contra los 29 acusados por el juez Del Olmo, tras una instrucción calamitosa llena de errores y omisiones.

La versión oficial, reflejada tanto en su escrito de acusación como en el de la fiscalía, señalaba a tres ideólogos islamistas -El Egipcio, Belhadj y Haski- como "autores intelectuales" o cerebros; a los muertos en la explosión del piso de Leganés -con El Chino, El Tunecino y Allekema Lamari a la cabeza- como responsables de los atentados; a Jamal Zougam, detenido la víspera de las elecciones, como autor material y a los integrantes de la trama asturiana como suministradores de la dinamita Goma 2 ECO, procedente de Mina Conchita, que según ese relato habría estallado en los trenes.…  Seguir leyendo »

José María Aznar, durante su comparecencia en la comisión del 11-M

Meses después, España seguía partida por la mitad tras el trauma del 11-M y las múltiples incógnitas que persistían sobre la autoría, el propósito y los medios utilizados en la matanza. Mientras el juez Juan del Olmo, con problemas de visión -en todos los sentidos de la palabra- y siempre desbordado por la presión, dejaba en la práctica la instrucción del sumario a la Policía y la Fiscalía, todas las expectativas sobre el esclarecimiento de los hechos estaban puestas en la Comisión de Investigación Parlamentaria constituida en el Congreso.

Sobre todo, desde que nuestro periódico había divulgado una serie de inquietantes revelaciones que vinculaban a varios de los acusados de colaborar con los presuntos autores de la masacre con diversos cuerpos de las fuerzas de seguridad.…  Seguir leyendo »

Algunos trenes destruidos por el atentado del 11 de marzo de 2004. EFE/Diseño: Arte EE

Salía de casa hacia la COPE cuando estallaron las bombas en los trenes. Al llegar a la emisora imperaba una gran confusión, aunque todos los indicios y primeras reacciones apuntaban a que ETA había cometido una gran masacre en Madrid tres días antes de las elecciones.

Yo iba a participar, como cada jueves, en el programa de Federico Jiménez Losantos, con la particularidad de que había convencido a Zapatero de que acudiera ese día a ser entrevistado en directo, en la recta final de la campaña.

Aquel a quien llamaban Bambi había endurecido su labor de oposición, tras la guerra de Irak, hasta desembocar en una áspera campaña electoral contra el PP.…  Seguir leyendo »

11-M: 20 años después y seguimos igual

El 11 de marzo de 2004 los españoles sufrimos el mayor atentado de nuestra historia reciente con el resultado de 193 víctimas mortales inocentes y más de dos millares de heridos que acudían, como cada mañana, a sus puestos de trabajo a través de la red de trenes de cercanías de la capital española. Nunca antes España había sufrido tan cruel y cobarde ataque terrorista. La sociedad española quedaba conmocionada a medida que se iban conociendo la información sobre las sucesivas explosiones en los cuatro trenes de cercanías entre las 7:37 y las 7:39 de esa infausta mañana. En apenas dos minutos, 10 de las 13 mochilas-bomba fueron detonadas a distancia por la cobarde inmundicia terroristas convirtiendo a los vagones de tren en mortíferas trampas del horror y la barbarie.…  Seguir leyendo »

Nihilismo y metafísica en el 11-M

El 11 de marzo de 2024 era jueves. Y, como todos los jueves, yo tenía clase a las 08:30, en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense, de una asignatura de título inquietante: Nihilismo y metafísica. En la sesión del día anterior había surgido el tema del nihilismo ruso, y yo había leído una noticia sobre el atentado terrorista perpetrado unas semanas antes por un grupo separatista checheno en el metro de Moscú -el suburbano más utilizado del mundo- en el que habían muerto 49 personas y habían resultado heridas más de 100, una noticia que describía los horrores de una explosión en un vagón ferroviario.…  Seguir leyendo »

11-M, el final de la inocencia

Hace unos días, el embajador Javier Rupérez declaró que "hay un antes y un después en la Historia de España tras el 11-M y, ciertamente, no es un después mejor". Tiene razón. Es impreciso afirmar que el 11-M abrió una herida que no ha terminado de cicatrizar. En concreto, por un lado, el 11-M liquidó el pacto antiterrorista firmado por PP y PSOE y, por otro, descubrió a la izquierda un provechoso proceder: inauguró la época de la política performativa.

El día 12, Zapatero, entonces candidato socialista, afirmó que "la respuesta política tendría alguna variación dependiendo de si estamos ante un atentado terrorista de Al-Qaeda o de ETA".…  Seguir leyendo »

Cuando se aplica a España la célebre pregunta de Vargas Llosa en el arranque de 'Conversación en la Catedral' –«¿en qué momento se jodió el Perú?»– no existe una respuesta más certera que la fecha del 11 de marzo de 2004. Muchos de los problemas que han estallado a lo largo de estas dos décadas permanecían larvados desde antes, pero fue el atentado el que los cristalizó en un turbión de crispación social irreparable, acrecentado luego por la crisis financiera y el desplome de la credibilidad de los pilares del sistema. Ese día, la nación se sacó un autorretrato en que no salió bien parecida.…  Seguir leyendo »

La fachada del edificio en el que se escondían los terroristas de Leganés momentos después de la explosión, el 3 de abril de 2004.

Es un hecho que tanto unidades del Cuerpo Nacional de Policía como, si bien en menor medida, de la Guardia Civil conocían de antemano a un buen número de los individuos que integraron la red terrorista del 11-M.

A algunos de ellos los seguían a lo largo de 2002 y 2003 por su pasada relación con la célula de Abu Dahdah desmantelada en noviembre de 2001, y a otros por su repentina aparición en círculos yihadistas de Madrid o de Valencia.

Pero eso no significa, claro está, que en esas unidades policiales supieran lo que esos individuos estaban de verdad preparando.…  Seguir leyendo »

Como relata Paloma Gómez Mas en 'Transterrados' (Catarata, 2022), tan solo hay dos maneras de huir: se huye hacia adentro o se huye hacia fuera. No hay más. Y en los años más duros, el exilio interior no resultaba protección suficiente ante los ángeles de la muerte que se prodigaron en tierra vasca. «Cuando los amigos dejan de saludarte, cuando el mundo en el que has vivido, disfrutado y triunfado se va desvaneciendo, desapareciendo a golpes de violencia e intolerancia, el exilio exterior resulta forzoso». Y así fue para un número demasiado alto, siempre demasiado elevado, de nuestros conciudadanos. El concepto de transterrados entendido en su sentido moral: se está en un lugar en el que no se desea estar.…  Seguir leyendo »