Economía

Mientras continúa la emergencia sanitaria mundial de la Covid-19, las consecuencias económicas también siguen aumentando. El crecimiento económico mundial va a la inversa, las empresas han empezado a cancelar servicios a los clientes y millones de trabajadores han sido despedidos o están técnicamente desempleados. Se plantea el siguiente interrogante: ¿qué ha pasado con el «capitalismo de los grupos de interés», el modelo económico inteligente que muchas empresas abrazaron hace solo unos meses? ¿Cómo puede encajar con lo que estamos presenciando ahora?

Para responder a esta pregunta, recordemos de qué se trata cuando hablamos de capitalismo de los grupos de interés: asegurar la preservación y la resistencia a largo plazo de la empresa, así como de la integración de esta en la sociedad.…  Seguir leyendo »

Un miembro del colectivo de graffiti senegalés RBS CREW pinta murales informativos para que los ciudadanos que no saben leer sepan cómo detener la propagación del coronavirus. Sylvain Cherkaoui AP Photo

Tras su eclosión en China, la evolución de la Covid-19 ha volcado la atención internacional sobre los países desarrollados de Europa y Norteamérica. No faltan razones para ello, dada la escalada de muertes registradas y la severidad de las medidas adoptadas en estos países, incluyendo los confinamientos selectivos y la paralización de la actividad económica. Al tiempo, en ellos, sistemas sanitarios que se suponían sólidos y bien financiados, se han visto desbordados y enfrentados a insospechadas carencias.

En medio de este fragor, son pocos los que reparan en lo que sucede (o podría suceder) en el mundo en desarrollo. ¿Es que en esta ocasión el mundo más pobre se está librando de los efectos de la pandemia?…  Seguir leyendo »

A medida que escala la pandemia del COVID-19, los riesgos inherentes en las cadenas de suministro globales son más evidentes que nunca. En lugar de esperar un retorno a la actividad habitual, con las actividades industriales concentradas en países donde la mano de obra es barata y abundante, las empresas de las economías avanzadas están virando su atención a los trabajadores con los salarios más bajos de todos: los robots.

Las empresas empezaron a reubicar la producción en países con salarios bajos a principios de los años 1990, ayudados por la caída de la Cortina de Hierro, la integración global de China y su eventual acceso a la Organización Mundial de Comercio y el crecimiento de la contenerización.…  Seguir leyendo »

Even as we are just beginning to confront the magnitude of the shock caused by the covid-19 pandemic, we need to wrap our minds around a painful truth. We are in the early stages of what is going to become a series of cascading crises, reverberating throughout the world. And we will not be able to get back to anything resembling normal life unless the major powers can find some way to cooperate and manage these problems together.

The first phase has been the health-care crisis in the world’s major economies. The next phase is the economic paralysis, the magnitude of which we are only just beginning to comprehend.…  Seguir leyendo »

El coronavirus tiene la economía global inmovilizada. Igual que muchos amigos y colegas en China, yo también he estado en cuarentena, junto con el resto de Italia. Ahora, muchos de mis conciudadanos en Estados Unidos se encuentran en la misma situación; y otros en el resto del mundo no tardarán en seguirlos.

Como aparentemente personas asintomáticas pueden transmitir el virus, este se propagó ampliamente y fuera del radar de las autoridades de salud pública. Para evitar el colapso de los sistemas sanitarios, en todo el mundo se han implementado rigurosas medidas de distanciamiento social y aislamiento voluntario, que han recibido buena acogida del público.…  Seguir leyendo »

La fièvre de réponses frénétiques, univoques et uniformes à la contamination économique du Covid-19 montre que nous subissons les affres d’une économie globalisée qui ne se pense pas. Les décideurs semblent réagir aux stimuli de chocs qualifiés d’extérieurs alors qu’ils sont sécrétés par le système qu’ils ont construit depuis 1980, avec le «consensus de Washington». Mêmes politiques, mêmes réponses aux conséquences de ces politiques! Peut-on dire que ces réponses découlent de l’analyse de risques et de leurs systèmes de dilution? Non, puisque les effets pervers du modèle de globalisation sont qualifiés de «chocs imprévisibles».

Les décideurs gèrent l’urgent en essayant de construire des digues contre la déferlante des vagues de destruction massive des chaînes de production à coups de milliers de milliards de dollars américains sans se soucier des conséquences de telles politiques, aussi bien en termes fiduciaires que d’équilibres financiers et monétaires internationaux.…  Seguir leyendo »

Depuis les années 80, l’organisation de la production et du travail en flux tendu s’est généralisée dans le secteur manufacturier et dans les services marchands, puis dans le secteur non marchand, notamment dans celui de la santé. Répondant à des impératifs de rentabilité accrus par la financiarisation et la globalisation de l’économie, le flux tendu consiste à réduire le plus possible les stocks et les délais afin d’accélérer la rotation du capital financier investi et d’en accroître la rentabilité. Plus encore – et ceci ne figure pas dans les manuels de gestion –, la production sans stocks intermédiaires entre ateliers, entre services, entre fournisseurs et donneurs d’ordre est l’outil le plus insidieux inventé depuis Ford et Taylor pour accroître la pression sur les salariés dans leur ensemble, et sur chacun d’entre eux individuellement.…  Seguir leyendo »

Los políticos a veces menosprecian a los líderes militares acusándolos de que ellos siempre combaten la batalla anterior, y no así la actual. Sin embargo, la sabiduría abreviada y simplificada de los militares es también valedera para los encargados de la formulación de políticas, y esto no siempre es algo malo.

Por ejemplo, debido a que el recuerdo de la crisis financiera mundial (CFM) del año 2008 sigue fresco en la memoria, los gobiernos y los bancos centrales tienen una fuerte sensación sobre que los mercados financieros pueden colapsar en cualquier momento. Al verse confrontados con la pandemia de COVID-19, están utilizando todas las palancas a su disposición para evitar que se repita la congelamiento del mercado financiero que resultó ser tan perjudicial hace una década.…  Seguir leyendo »

Las dos pandemias

Estamos sintiendo los efectos de ansiedad no sólo de una pandemia sino de dos. Primero, existe la pandemia del COVID-19, que nos pone ansiosos porque nosotros, o la gente que amamos, en cualquier parte del mundo, pronto podría enfermarse gravemente y hasta morir. Y, segundo, existe una pandemia de ansiedad sobre las consecuencias económicas de la primera.

Estas dos pandemias están interrelacionadas, pero no son el mismo fenómeno. En la segunda pandemia, las historias de miedo se han vuelto tan virales que muchas veces pensamos en ellas constantemente. El mercado bursátil se ha venido desmoronando como una roca, aparentemente en respuesta a historias de cómo el COVID-19 agotará los ahorros de toda nuestra vida si no tomamos algún tipo de medida.…  Seguir leyendo »

En momentos en que la crisis de la COVID‑19 paraliza Francia, el INSEE (el instituto francés de estadísticas) sitúa en 35% la caída de la actividad económica respecto de la normalidad; y calcula que la magnitud de la caída del consumo de los hogares es similar.

Estas cifras implican que cada mes adicional de cierre de la economía reduce en tres puntos porcentuales el PIB anual. Y la situación sectorial es obviamente peor: la actividad comercial se redujo un 40%, la producción industrial un 50%, y algunos sectores de servicios están totalmente detenidos. Estimaciones ex ante para Alemania y el Reino Unido son similares, y en cualquier caso, las cifras correspondientes pueden ser más grandes en economías donde el sector público es más pequeño.…  Seguir leyendo »

La COVID-19 lentamente se adentró en nuestras comunidades. Mientras tratamos de garantizar la salud y seguridad de nuestras familias, para muchas personas los alimentos nunca han sido tan importantes, tanto como fuente de nutrición como, para muchos, de confort. La cuestión es si, mientras continúan los trastornos en la economía, podemos evitar una crisis alimentaria relacionada con la pandemia.

Qué comemos y cómo lo hacemos afecta nuestra salud y bienestar. Dependemos de que los agricultores sigan trabajando en el campo, los cajeros de supermercado se presenten a trabajar y los conductores trasladen nuestros alimentos a los mercados o hasta nuestras puertas.…  Seguir leyendo »

El capitalismo enfrenta al menos tres grandes crisis. Una crisis sanitaria inducida por la pandemia, que rápidamente encendió la mecha de una crisis económica con consecuencias todavía desconocidas para la estabilidad financiera, y todo esto en el contexto de una crisis climática que no admite respuesta dentro del paradigma actual («business as usual»). Hasta hace apenas dos meses, las imágenes inquietantes de trabajadores agotados que colmaban los medios noticiosos no eran de personal médico, sino de bomberos.

Esta triple crisis ha revelado varios problemas en el modelo de capitalismo actual, que deben resolverse íntegramente mientras al mismo tiempo enfrentamos la emergencia sanitaria inmediata.…  Seguir leyendo »

How do the world’s poorest nations tackle a global health crisis like the current coronavirus outbreak? After the 2014 Ebola epidemic in West Africa, the World Bank launched the Pandemic Emergency Financing (PEF) facility — an insurance-based mechanism to raise money for pandemic responses in low-income countries through “catastrophe bonds” and derivatives.

The coronavirus pandemic is exactly the situation for which the PEF was designed. Most of the PEF-eligible countries are reporting covid-19 cases and urgently require billions of dollars to scale up their public health response. So far, the PEF has yet to pay out a single dollar. Here’s what happened and why.…  Seguir leyendo »

Les mesures prises pour lutter contre l’épidémie de Covid-19 obligent désormais des millions de personnes à travailler chez elles. Politiques et employeurs encouragent le «télétravail», «travail à distance» ou «travail à domicile» pour tenter de remédier aux effets économiques désastreux de la crise sanitaire, et permettre de limiter les contacts entre individus. Cette (re)découverte du télétravail a pourtant révélé pour beaucoup un impensé, sur le plan technique, social et légal. Les travailleuses et travailleurs n’ont d’autre choix que de s’en remettre à leur employeur et à la compétence des services informatiques et juridiques de l’entreprise (lorsqu’elle en dispose) pour organiser le travail à distance.…  Seguir leyendo »

El mundo está en guerra. El enemigo es resistente, despiadado e impredecible, no distingue razas, nacionalidades, ideologías ni riqueza. Ya dio muerte a más de 26 000 personas e infectó a más de 566 000. Desde trabajadores comunes, hasta el primer ministro y el príncipe heredero del Reino Unido. Ha detenido economías, colapsado los sistemas de atención sanitaria y obligado a cientos de millones de personas a quedarse confinadas en sus hogares. Y no retrocederá.

A diferencia de una guerra convencional, la pandemia de la COVID-19 no es una opción ni una competencia. No se puede consensuar un cese del fuego ni firmar un acuerdo.…  Seguir leyendo »

Personas tocan el himno nacional de Italia desde las ventanas de sus casas para animar la cuarentena por coronavirus en Roma, el 13 de marzo de 2020. (ANDREAS SOLARO/AFP vía Getty Images)

El 2 de febrero de 2019, más de 10 millones de usuarios se congregaron en Pleasant Park, un suburbio de la isla imaginaria de Fortnite, para ver en acción al DJ y productor estadounidense conocido como Marshmello. No fue el primer concierto virtual en la historia de los videojuegos —hubo iniciativas similares en Second Life, por ejemplo—, pero la escala de esto superó cualquier pronóstico. El negocio de la música creyó ver cómo se rompían los antiguos límites: en este futuro no había sobreventa de tickets ni cuerpos transpirados. La comunión se experimentaba desde casa, bajo la piel de un avatar y a los pies de un hombre metido en un casco con forma de malvavisco.…  Seguir leyendo »

Las dimensiones humanas de la pandemia de la Covid-19 exceden con creces el ámbito de la respuesta sanitaria. Todos los aspectos de nuestro futuro se verán afectados: el económico, el social y el de desarrollo. Nuestra respuesta ha de ser urgente, coordinada y a escala mundial, y debe ofrecer ayuda inmediata a quienes más lo necesitan.

Para hacerlo bien en todos los ámbitos, desde los lugares de trabajo hasta las empresas, en las economías nacionales e internacional, se necesita un diálogo social entre los Gobiernos y los que están en primera línea: los empleadores y los trabajadores. Para que 2020 no sea una repetición de los años treinta.…  Seguir leyendo »

En apenas pocos meses, el coronavirus COVID-19 ha cubierto al mundo, infectando a 435.000 personas, matando a más de 19.000 y haciendo colapsar los sistemas sanitarios inclusive de las economías avanzadas. Una vez que la crisis llegue a los países vulnerables de bajos ingresos, los costos humanos y económicos ya elevados aumentarán aún más –para todo el mundo-. La única posibilidad que tenemos de limitar las consecuencias es trabajar en conjunto.

Cuando se conoció la noticia de que en China había aparecido un nuevo coronavirus, muchos supusieron que la trayectoria del brote se parecería a la del último coronavirus nacido en China, el síndrome respiratorio agudo severo.…  Seguir leyendo »

Mientras el coronavirus devasta una economía tras otra, la ciencia económica (y con ella los fundamentos analíticos para la correcta formulación de políticas y gestión de crisis) se ve obligada a actualizarse a la carrera. Particularmente importante en este momento es el análisis económico de la pandemia, del miedo y de los «cortafuegos» (circuit breakers). Cuanto más avance el pensamiento económico para ponerse a la par de las cambiantes realidades, mejor será el análisis en el que se base la respuesta política.

Respuesta que será a la vez novedosa e inevitablemente costosa. Los gobiernos y los bancos centrales están aplicando medidas inéditas para mitigar la desaceleración global y evitar así que una recesión global, que ya se da por cierta, dé paso a una depresión (un riesgo que ya es inquietantemente alto).…  Seguir leyendo »

Mientras la pandemia de COVID‑19 cobra impulso, Estados Unidos aprobó un paquete de rescate económico de dos billones de dólares (el 9,2% del PIB de 2019). La aprobación tuvo lugar después de acciones inéditas de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que emprenderá un programa de flexibilización cuantitativa ilimitado y estableció nuevos mecanismos para ayudar a las empresas y evitar que se detenga el flujo de crédito.

La respuesta estadounidense será en su mayor parte un ejemplo de lo que se conoce como «helicóptero monetario»: una aplicación de la Teoría Monetaria Moderna (TMM) en la que el banco central financia el estímulo fiscal comprando deuda pública que se emite para financiar rebajas de impuestos o aumentos del gasto público.…  Seguir leyendo »