Orden Mundial (Continuación)

A principios del próximo mes de julio, funcionarlos superiores de los Estados Unidos y de China se reunirán en Beijing para celebrar el sexto Diálogo Estratégico y Económico. Como las fricciones bilaterales están aumentando en varios frentes, incluidos los de la ciberseguridad, las disputas territoriales en los mares de la China Oriental y la China Meridional y la política monetaria, la cumbre brinda una oportunidad para reconsiderar en serio la relación entre los dos países más poderosos del mundo.

Los Estados Unidos y China están fundidos en un abrazo incómodo, correspondencia económica de lo que los psicólogos llaman “codependencia”. El coqueteo comenzó al final del decenio de 1970, cuando China estaba tambaleándose en el período posterior a la “revolución cultural” y los EE.UU.…  Seguir leyendo »

El 28 de junio del año 1914, el archiduque Francisco Fernando, heredero al trono austro-húngaro, y su esposa Sofía, duquesa de Hohenberg, fueron asesinados en Sarajevo – desencadenando una serie de malas decisiones que culminaron en la Primera Guerra Mundial. Un siglo más tarde, el mundo se encuentra una vez más agitado por el conflicto y la incertidumbre, esto se ejemplifica a través de lo que ocurre en el Oriente Medio, Ucrania, y en los mares Oriental y Meridional de China. ¿Puede una comprensión de los errores cometidos en 1914 ayudar a que el mundo evite otra catástrofe?

Sin duda, el orden mundial ha cambiado dramáticamente en los últimos cien años.…  Seguir leyendo »

Todos conocemos el dicho “los asuntos turbios no resisten un escrutinio abierto”. Eso es particularmente válido en lo que concierne a la seguridad asiática. De hecho, yo creo que es necesario establecer un marco bajo el cual los gobiernos revelen públicamente sus presupuestos militares si hemos de generar confianza y evitar una carrera armamentista regional.

En términos más generales, mantener bajo vigilancia la expansión militar, ampliar la cantidad de países que firman el Tratado sobre el Comercio de Armas y mejorar el entendimiento mutuo entre las autoridades nacionales de defensa hoy son las cuestiones primordiales que enfrenta Asia. Deberían ser el foco de la Cumbre de Asia Oriental, que a su vez debería convertirse en el primer foro para abordar cuestiones de seguridad regional y garantizar que se mantenga la estabilidad.…  Seguir leyendo »

“La pregunta que debemos hacernos no es si Estados Unidos va a ejercer el liderazgo, sino cómo va a hacerlo, no solo para proteger nuestra paz y prosperidad, sino para extenderlas por todo el mundo”. Así habló el presidente Obama recientemente, en medio de gran expectación, sobre el futuro de la política exterior estadounidense. Aunque hay, tanto dentro como fuera del país, quienes están satisfechos de que Estados Unidos intervenga menos, otros quizá se alegren de oír la promesa de Obama de que va a seguir existiendo ese liderazgo que solo una superpotencia mundial puede proporcionar. Es necesario un líder para hacer respetar las normas, imponer acuerdos y garantizar la seguridad que permite tener estabilidad geopolítica y económica.…  Seguir leyendo »

Get ready for a new map of global economic power, this one redrawn by American shale gas. It could change the landscape in two ways: reviving hope for American manufacturing, and prompting an American-Russian rivalry over the export of energy to Europe and Asia.

For decades, Americans have watched the cheap cost of factory labor catapult China to wealth and superpower status, and allow economies elsewhere — southern Asia, Latin America, Eastern Europe — to climb the ladder of economic development. This has set in motion the largest transfer in global wealth and power since the rise of the West in the 18th century, while the West accustomed itself to growing unemployment, urban blight and rising opposition to globalization itself.…  Seguir leyendo »

Muy rara vez los problemas mundiales son simples. Pero, en general, un análisis cuidadoso de sus diversas facetas conduce a una cierta comprensión de sus causas y, a su vez, a soluciones razonablemente prometedoras. De hecho, la oportunidad de analizar este tipo de problemas con regularidad es precisamente lo que hace que mi papel de columnista sea tan gratificante. Últimamente, sin embargo, las soluciones prometedoras se han tornado cada vez más difíciles de alcanzar.

En pocas palabras, gran parte del mundo está sumido en el conflicto, con pocas esperanzas de escapar del mismo. En Ucrania, los violentos enfrentamientos entre separatistas prorrusos y la policía son solamente los más recientes eventos dentro de la situación de seguridad del país que se encuentra en franco deterioro.…  Seguir leyendo »

Aunque en apariencia los partidos tradicionales —populares y socialistas— han ganado las elecciones al Parlamento Europeo, la verdad es que ambos han perdido muchos millones de votos y que el hecho central de esta elección es la irrupción torrencial en casi toda Europa de partidos ultraderechistas o ultraizquierdistas, enemigos del euro y de la Unión Europea, a los que quieren destruir, para resucitar las viejas naciones, cerrar las fronteras a la inmigración y proclamar sin rubor su xenofobia, su nacionalismo, su filiación antidemocrática y su racismo. Que haya matices y diferencias entre ellos no disimula la tendencia general de una corriente política que hasta ahora parecía minoritaria y marginal y que, en esta justa electoral, ha demostrado un crecimiento espectacular.…  Seguir leyendo »

Cuando se trata de geopolítica, siempre hay mercado para el pesimismo. En este sentido, los últimos tiempos han sido de bonanza: The Economist, Foreign Affairs y muchas otras publicaciones menos exaltadas rebosan afirmaciones sobre el desmoronamiento del orden mundial, la decadencia terminal de la capacidad (y del deseo) estadounidense para salvarlo, y sobre lo ilusorio de las posibilidades de evitar un grave conflicto en la década entrante.

Abundantes eventos recientes –junto con los fantasmas de 1914 y 1939– han dado un espaldarazo a las reputaciones, los derechos de autor y los ingresos de los agoreros actuales. Tenemos el aventurerismo ruso en Ucrania, la reafirmación territorial de China –y la nueva ofensiva de nacionalismo japonés– en el este asiático; las continuas catástrofes en Siria y, en términos más amplios, la confusión en Oriente Medio; el resurgimiento de crímenes de atrocidades en Sudán del Sur, Nigeria y otros sitios de África; y la ansiedad por los renovados conflictos comunales en India después de la apabullante victoria electoral del nacionalista hindú Narendra Modi.…  Seguir leyendo »

Vladimir V. Putin’s aggressive play to bring at least eastern Ukraine inside Moscow’s orbit has unveiled far more than his faith in threats and disinformation. It has opened a window on a dangerous confusion among the four leading power centers of the globe about what constitutes strategic power in 2014.

As Russia defies its adversaries with military threats and fifth-column allies, a war-averse Western Europe clings to its commercial interests, hoping economic carrots can make Mr. Putin reasonable. The United States, long a global policeman but tired of the role, tries to keep Mr. Putin at bay with economic sticks, even as it pivots toward Asia.…  Seguir leyendo »

Mañana mi mujer saldrá de viaje a Francia para colaborar de letrista con un compositor de ópera. Casi simultáneamente, un sobrino nuestro, que es médico, partirá del mismo aeropuerto para trabajar en un hospital francés. Pero a pesar de ir destinados ambos al mismo país, acabarán en paraderos asombrosamente distantes: a unos 16.000 kilómetros el uno del otro. Mientras que mi mujer queda en París, el sobrino seguirá hasta Nueva Caledonia, provincia ultramarina de Francia, en el Pacífico.

Nueva Caledonia es tan parte de Francia como lo es Escocia del Reino Unido o Cataluña de España. Todos sus habitantes son ciudadanos franceses.…  Seguir leyendo »

Si uno se fija bien, 2014 es un año de aniversarios. Es el centenario de 1914, un momento en el que el mundo se manejó mal a sí mismo, y de ese mal manejo cosechó la más espantosa de las consecuencias conocidas hasta entonces. Una desgastada primera potencia, Gran Bretaña, no supo actuar prudente ni consecuentemente frente a la emergente maquinaria económica germánica. Ante esto, otros se posicionaron para sacar ventaja, permitiendo que las aspiraciones y fuerzas nacionalistas se convirtieran en el aglutinador que procurara legitimidad a Gobiernos cuestionables y que en lo económico no acababan de dar la talla. La confusión, la complacencia y la confianza dieron lugar al cataclismo con una rapidez devastadora, y el mundo nunca fue ya el mismo.…  Seguir leyendo »

Con la escalada de violencia en el sur y el este de Ucrania y ninguna solución a la vista, la crisis ucraniana se ha convertido en el conflicto geopolítico más turbulento del mundo desde el que desataron los atentados terroristas contra Estados Unidos en 2001. La estrategia de sanciones liderada por Estados Unidos no hará que mermen las tensiones entre Occidente y Rusia ni apuntalará al tambaleante gobierno ucraniano pro-occidental. Sin embargo, aún con un endurecimiento de las sanciones contra Rusia y una creciente violencia en Ucrania, existen pocas posibilidades de que esté por desatarse la segunda Guerra Fría.

La estrategia estadounidense ha consistido en aumentar las sanciones en respuesta a la agresión rusa, asegurando a la vez que los aliados de Estados Unidos se mantuvieran unidos.…  Seguir leyendo »

Muchos observadores han citado la crisis de Ucrania como un ejemplo más de retirada por parte de los Estados Unidos y disminución de su influencia mundial. Algunos lo han interpretado también como prueba de un empeño, encabezado por Rusia, para movilizar a las más importantes economías en ascenso –el Brasil, la India y China– contra Occidente. Si bien hay algo de cierto en esas posiciones, las dos son una tremenda exageración, como también lo es la idea de que la capacidad de los Estados Unidos para moldear un sistema internacional seguro y próspero está en decadencia.

Los EE.UU. han pasado por unos años difíciles.…  Seguir leyendo »

Casi al mismo tiempo que Rusia se apoderó de Crimea, el ex primer ministro noruego Jens Stoltenberg fue elegido nuevo secretario general de la OTAN. La Alianza Atlántica y su nuevo líder se enfrentarán a dos problemas complejos. Primero, cómo responder si Rusia utiliza medios violentos en su política de reconstruir un espacio económico pos-soviético. Segundo, qué hacer con las operaciones militares fuera del área tradicional de la OTAN.

Rusia puede generar gran inestabilidad si reivindica la defensa de las minorías rusas en países que fueron miembros del Pacto de Varsovia. La OTAN intervino en 1999 apoyando el secesionismo kosovar. Moscú ha comprobado en Crimea que Estados Unidos y Europa no están dispuestos a usar la fuerza para sostener la soberanía de Ucrania.…  Seguir leyendo »

Una de las novedades del nuevo orden internacional que se refleja en la crisis de Ucrania es la opacidad del protagonismo de los actores principales. Los soldados uniformados que transitaban por Crimea no llevaban distintivo alguno aunque se sabía que actuaban por indicaciones del Kremlin, que, a su vez, ha desplegado grandes contingentes de fuerzas a lo largo de la frontera con Ucrania. Los mismos uniformes anónimos, encapuchados en muchos casos, asaltan instituciones en la región de Donetsk y propician un referéndum que habría que celebrarse en pocos días para proclamar la anexión a Rusia de varias provincias orientales de Ucrania.…  Seguir leyendo »

La degradación de la situación en Ucrania ha puesto de manifiesto tres grandes retos de la política exterior de la Comunidad Atlántica: el peligro de aislar a Rusia, la prevención de China de involucrarse internacionalmente, y la falta de ideas auténticamente innovadoras. Para superarlos, será necesario un esfuerzo concertado que mejore la cooperación y fomente la confianza entre países con sistemas políticos e intereses nacionales dispares. El “Cinturón Económico de la Ruta de la Seda” del presidente chino Xi Jinping puede contribuir a ese esfuerzo.

La respuesta de Europa y de EEUU a la crisis en Ucrania ha fallado en dos aspectos fundamentales.…  Seguir leyendo »

El filósofo alemán Jürgen Habermas denominó en cierta ocasión nuestro tiempo “la época de la identidad posnacional”. Inténtese convencer de ello al Presidente de Rusia, Vladimir Putin.

De hecho, la gran paradoja de la época actual de mundialización es la de que la búsqueda de la homogeneidad ha ido acompañada de una añoranza de las raíces étnicas y religiosas. Lo que Albert Einstein consideró una “fantasía maligna” sigue siendo una potente fuerza incluso en la Europa unida, donde el nacionalismo regional y el nativismo xenófobo no están a punto de desaparecer precisamente.

En las guerras de los Balcanes del decenio de 1990, comunidades que habían compartido algunos paisajes durante siglos y personas que se habían criado juntas y habían ido a las mismas escuelas se combatieron ferozmente.…  Seguir leyendo »

Vladimir Poutine se trompe de modèles et d’époque. A Pierre le Grand et Staline, il a emprunté le goût des grands espaces et il répète le drame russe : tout ce qui est acquis en géographie est perdu en vitalité économique, civique, scientifique.

Les ancêtres de M. Poutine déplacèrent les bornes de leur empire, mais à quoi bon ? Le peuple russe, contrairement aux Américains, n’a jamais colonisé les nouveaux territoires. La Russie s’est vidée à mesure qu’elle s’étendait ; au temps de Poutine, elle se vide encore, de surcroît elle vieillit et l’espérance de vie ne cesse de s’abréger. Le peuple russe est en voie de disparition biologique : Poutine ou le souverain des « âmes mortes ».…  Seguir leyendo »

El mayor riesgo geopolítico de nuestro tiempo no es un conflicto entre Israel y el Irán por la proliferación nuclear. Tampoco es el de un desorden crónico en un arco de inestabilidad que ahora se extiende desde el Magreb hasta el Hindu Kush. Ni siquiera es el de una segunda guerra fría entre Rusia y Occidente por Ucrania.

Todos esos son riesgos graves, desde luego, pero ninguno lo es tanto como el mantenimiento del carácter pacífico del ascenso de China. Por eso resulta particularmente preocupante oír a funcionarios y analistas japoneses y chinos comparar la relación bilateral de sus países con la existente entre Gran Bretaña y Alemania en vísperas de la primera guerra mundial.…  Seguir leyendo »

El deterioro de la situación en Ucrania y el aumento de las tensiones entre Rusia y Estados Unidos hacen peligrar el trabajoso “giro” que el presidente estadounidense, Barack Obama, quiere hacer en dirección a Asia, el continente más vibrante del mundo (y tal vez, también, el más inflamable). De poco servirá para evitarlo, o para encarrilar la política exterior para la región, la inminente gira de Obama por Japón, Corea del Sur, Malasia y Filipinas.

De hecho, la agresión rusa en Ucrania es apenas el último en una serie de obstáculos a la ejecución del giro (o “rebalanceo”, como se lo denominó luego), que ya debía luchar contra numerosos factores, por ejemplo: la obsesión de la política exterior estadounidense con el mundo musulmán, la renuencia de Obama a plantar cara a una China cada vez más asertiva, la reducción del presupuesto de defensa de Estados Unidos y su pérdida de liderazgo mundial.…  Seguir leyendo »