Democracia

When critics of President Trump argue that he is a threat to democracy, his supporters tell us to relax. No one is being exiled to Alaska or locked up for criticizing the supreme leader. The courts, Congress and the media all continue to function. Elections aren’t being canceled.

All true, but it offers scant comfort given the historical experience of how other countries have lost their freedom. There is seldom a moment of clarity, at least not early on, when a dictator announces that democracy has been abolished. Much more common is for aspiring autocrats to chip away at the foundations of liberal democracy — judicial independence, freedom of the press, minority rights, an apolitical civil service and so on — while maintaining its facade.…  Seguir leyendo »

Cuando el dramaturgo alemán Bertolt Brecht escribió que “todo el poder viene del pueblo”, luego formuló la pregunta importante: “¿Pero a dónde se va?”

El logro notable de la democracia liberal en los cincuenta años posteriores a la Segunda Guerra Mundial fue responder a esa pregunta de una manera que promovió el consenso social y la solidaridad. Si bien los gobiernos eran elegidos por mayorías de ciudadanos iguales, funcionaban dentro de un orden constitucional basado en el estado de derecho, instituciones democráticas y valores y derechos aceptados. Y gobernaban con el consentimiento de una minoría que respetaban.

Para fines de los años 1980, algunos creían que este sistema de gobernanza, que engendraba éxito económico y estabilidad política, había triunfado sobre cualquier otra alternativa.…  Seguir leyendo »

Un seguidor del presidente de México, Andres Manuel López Obrador, usa su máscara en una celebración del primer año de su gobierno.Credit...Ronaldo Schemidt/Agence France-Presse — Getty Images

Miles, millones de personas han abrazado la fe y se golpean el pecho de amor y orgullo cuando ven a Donald Trump, Jair Bolsonaro, Nayib Bukele, Evo Morales o Cristina Fernández.

Son las masas: los creyentes. Votan gobiernos abiertamente autócratas o autoritarios y en ocasiones de vocación totalitaria que recortan derechos y flamean soluciones milagrosas (e imposibles). Y lo hacen porque, por fin, los han escuchado. No importa si son candidatos misóginos, xenófobos y racistas; mentirosos y corruptos; sectarios y violentos. El enojo y frustración de esas masas de votantes creyentes al fin encontró justificación: alguien les dice lo que querían oír.…  Seguir leyendo »

Is it really time to scrap democracy

Many pundits, political scientists and media outlets are pushing the story that democracy isn’t working. They point to results suggesting that voters are unreasonable, irrationally swayed by populist appeals and irrelevant events such as shark attacks and college football games. In Roslyn Fuller’s new book, “In Defence of Democracy,” she offers a roundup of such anti-democratic opinions, noting that philosopher Julian Baggini described trusting the majority “to reach fair and wise decisions as ‘borderline insane,’” and that “Plato and Aristotle get a bad rap these days for their rejection of democracy.” Reacting to the Brexit referendum, human rights lawyer Geoffrey Robertson argued, “Democracy has never meant the tyranny of the simple majority.”…  Seguir leyendo »

La Convention Citoyenne sur le climat vient de terminer sa cinquième session, avec seulement deux rencontres supplémentaires avant de devoir rendre ses propositions au gouvernement début avril. Cette convention, qui rassemble 150 citoyens français tirés au sort depuis octobre 2019, réfléchit à la meilleure manière de réduire de 40 % (par rapport à leur niveau de 1990) les émissions de gaz à effet de serre de la France d’ici à 2030, le tout dans un esprit de justice sociale. S’il est encore trop tôt pour parler du contenu et de l’avenir de ces propositions, on peut poser d’autres questions : qu’a accompli cette convention jusqu’à présent et que représente-t-elle, plus largement, dans ce moment de crise de la démocratie que nous traversons ?…  Seguir leyendo »

En los clásicos balances de final de año, las referencias al escenario político mostraban una evidente sensación de desasosiego e insatisfacción. Andrés Ortega lo resumía así en EL PAÍS: “Estamos ante un fracaso de la política para atender las necesidades y expectativas de los ciudadanos”. Constatando que si bien nunca se había votado tanto, al mismo tiempo, nunca había habido un nivel de protesta y de insatisfacción tan alto con relación al funcionamiento de la democracia. La democracia es una sucesión de experiencias históricas nada fáciles, ya que, como afirma Nadia Urbinati, “la democracia nació al mismo tiempo que sus adversarios”.…  Seguir leyendo »

Fernando Henrique Cardoso, expresidente de Brasil, escribió una serie de consejos para tener gobiernos exitosos. En uno de ellos, enfocado en fijar el rumbo, establece que “en el mundo de hoy el liderazgo político nunca se alcanza de una vez por todas. Debe alimentarse y renovarse constantemente. Ya no es posible para un líder imponer sin negociar, decidir sin escuchar, o gobernar sin explicar ni convencer”.

Es un hecho: la política ha cambiado. En la actualidad, ya no vemos a líderes políticos que concentran totalmente el poder. El surgimiento de nuevos actores los ha obligado a gobernar a través de la negociación, la comunicación y la cooperación.…  Seguir leyendo »

‘The past 15 years weren’t exactly liberal democracy’s golden age.’ Illustration: Dominic McKenzie/The Observer

“Across the globe, democracy is in a state of malaise.” That is the bleak assessment of a report from the Centre for the Future of Democracy at Cambridge University. Here in the UK, three out of five of us – 60.3% of the voting population – are unhappy with the functioning of our democracy. The last time we saw comparable levels of dissatisfaction with the way we are governed was during the “winter of discontent” in 1978-79.

And there is plenty more bad news where that came from – bad news for democracy across the globe.

In the US, for the first time ever, the majority lack faith in the democratic system.…  Seguir leyendo »

¿Es el Estado el que juzga o es el Estado el que es juzgado? El título permite una interpretación equívoca cuando la política se adentra por vericuetos judiciales. Tomo prestado el equívoco de una obra reciente de Jonathan Sumption que incluye el texto de sus recientes conferencias radiofónicas en la BBC (Trials of the State. Law and the Decline of Politics.2019. Hay versión castellana). Lord Sumption fue miembro del Tribunal Supremo del Reino Unido hasta 2018. Como heredero de las facultades judiciales de la Cámara de los Lores, este tribunal de nueva creación actúa desde 2009 como última instancia de apelación de la jurisdicción ordinaria, pero también de las causas de carácter constitucional.…  Seguir leyendo »

Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, se toma una selfi en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2019.Credit...Timothy A. Clary/Agence France-Presse — Getty Images

Den la bienvenida a la nueva estrella de la política virtual, Nayib Bukele, el milénial que oficia de presidente de El Salvador dentro y fuera de Twitter. En un lapso de semanas, Bukele anunció en redes sociales tanto su jet lag y el tatuaje de henna de su esposa como sus críticas a la oposición o su defensa de un veto a una reforma legislativa. Desde su cuenta, Bukele también ordenó aislar a dos presos, remover a un funcionario y a otro, y exigió al ministro de Hacienda que pida dinero a la Asamblea para comprar uniformes nuevos a la policía y el ejército.…  Seguir leyendo »

Ya es innegable que la democracia está en riesgo en todo el mundo. Muchas personas dudan de que esté funcionando para ellas (o de que esté funcionando en cualquier sentido). Las elecciones no parecen generar resultados reales, fuera de profundizar fisuras políticas y sociales preexistentes. La crisis de la democracia es en gran medida una crisis de representación o, para ser más precisos, una ausencia de representación.

Las últimas elecciones en España e Israel, por ejemplo, han sido inconcluyentes y frustrantes. Y Estados Unidos, viejo bastión de la democracia en todo el mundo, atraviesa una crisis constitucional en torno de un presidente que fue elegido por una minoría de votantes y que desde entonces se ha burlado de las normas democráticas y del Estado de Derecho.…  Seguir leyendo »

Según cuáles sean sus fuentes informativas, su visión de cómo está yendo el proceso de destitución del Presidente estadounidense Donald Trump puede ser muy distinta a la de sus amigos, familiares o vecinos. También puede usted pensar que cualquier versión que difiera de la suya es sencillamente falsa. Esta falta de consenso sobre los hechos básicos –que, en gran medida, es consecuencia de las redes sociales- conlleva serios riesgos, y no se está haciendo casi nada para abordarla.

En los últimos años, la necesidad de mejorar la “alfabetización mediática” se ha convertido en una de las exhortaciones favoritas de quienes buscan combatir la desinformación en la era digital, especialmente aquellos que prefieren hacerlo sin hacer más estrictas las normativas hacia los gigantes tecnológicos como Facebook y Google.…  Seguir leyendo »

Two autocrats: Turkish President Recep Tayyip Erdoğan, left, and Hungarian leader Viktor Orban, right, in Budapest, Hungary, Nov. 7, 2019. AP/Presidential Press Service

Democracy is in trouble, despite popular uprisings and dynamic social movements in Lebanon, Hong Kong and across Europe and Latin America.

Scholars say countries across the globe are experiencing a rise in autocratic rule, with declines in democratic ideals and practice. Autocratic rule – also known as authoritarianism – is when one leader or political party exercises complete power to govern a country and its people.

The year 2008 was when democracy peaked, according to a prominent democracy advocacy group, Freedom House. That’s when the world had the highest percentage ever of fully “free countries,” at 46.1%.

That declined to 44.1%…  Seguir leyendo »

La historia ha querido que coincidan en el tiempo las movilizaciones contra el autoritarismo en Hong-Kong con el treinta aniversario tanto de la caída del muro de Berlín como de la masacre de Tiananmén. En Alemania, el derribo coral de los tabiques y la toma de los checkpoints simbolizó la reivindicación del ciudadano y el inicio del fin del despotismo y la opresión soviéticos. Se abría un nuevo periodo marcado por la victoria del estado de derecho y los sistemas liberales de representación democrática. En China, la represión por parte del ejército popular generó airadas respuestas por parte de esas mismas democracias híper-optimistas, destacando las contundentes condenas y sanciones económicas de los Estados Unidos, el Reino Unido y la entonces Comunidad Europea.…  Seguir leyendo »

Tiene la democracia fecha de caducidad

Desde hace algunos años el mundo académico inunda las librerías y plataformas con títulos inquietantes, que auguran un mal futuro a la democracia. Contra la democracia (Brennan), Cómo mueren las democracias (Levitsky y Ziblatt) o El pueblo contra la democracia (Mounk) son algunos de ellos y todos convienen en alertar sobre una posible defunción de la democracia como episodio último de una historia que empezó a mediados del siglo pasado. Tras las dos guerras mundiales se generó un amplio consenso acerca de la superioridad de la democracia sobre cualquier otra forma de gobierno, consenso que no hizo sino reforzarse desde los años setenta al hilo de lo que Huntington ha llamado la tercera ola de la democratización.…  Seguir leyendo »

Es imposible no hacer click. En tu muro de Facebook, a cambio de rellenar un sencillo test, una aplicación promete desvelarte qué personaje de Los Simpson eres. ¡Y gratis! Con un pequeño peaje: ceder tus datos y los de tus amigos al desarrollador de la aplicación. El desarrollador se llama Cambridge Analytica y su principal interés es trazar perfiles psicológicos para detectar un cierto tipo de votantes, los más influenciables; los que podrían, pongamos por caso, condicionar unas elecciones o un referéndum. Con ese pequeño intercambio de información, tú compruebas que eres igual que Bart Simpson y Cambridge Analytica sabe, por ejemplo, que te preocupa la inmigración.…  Seguir leyendo »

En la novela Red Birds de Mohammed Hanif, el piloto de un bombardero estadounidense se estrella con su avión en el desierto de Arabia y queda varado entre los locales en un campo de refugiados cercano. En una conversación sobre ladrones con un comerciante, le explica: “Nuestro gobierno es el ladrón más grande. Roba a los vivos, roba a los muertos”. El comerciante responde: “Gracias a Dios, nosotros no tenemos ese problema. Sólo nos robamos entre nosotros”.

Este diálogo casi que resume el mensaje central del nuevo libro de Daron Acemoglu y James Robinson, titulado El pasillo estrecho: estados, sociedades y cómo alcanzar la libertad.…  Seguir leyendo »

La democracia de los idiotas

Un interesante y provocador artículo de Daniel Innerarity en estas mismas páginas, ponía el acento en recordar que todas las instituciones de la democracia se basan a fin de cuentas en la gestión de la ignorancia. Demasiadas veces se olvida que el sistema, lejos de aportar por sí mismo soluciones a los conflictos, no es sino un método bastante elemental en su enunciado: se trata de que los gobernantes sean elegidos y/o destituidos por la voluntad ciudadana mediante elecciones periódicas, libres y secretas. De modo que la democracia no garantiza la solución de los problemas, antes bien ella misma constituye también uno de ellos, pues se limita, y no es poco, a establecer por consenso un procedimiento, unas normas de actuación, que permitan hasta donde es humanamente posible imaginar la igualdad de los ciudadanos en la toma de decisiones.…  Seguir leyendo »

La democracia vive amenazas cada vez más diversas. El dilema que confrontaba dictadura y democracia, o totalitarismo y democracia, ha perdido -y continuará perdiendo- su utilidad, arrinconado por la aparición de realidades más complejas, más evidentes y más sutiles, a un mismo tiempo.

Es importante advertir que las fuerzas que en América Latina condujeron a varios países a situaciones de insostenibilidad -corrupción extrema, políticas económicas destructivas, alianza con grupos de delincuentes, la politización de las fuerzas armadas, el objetivo de prolongar al costo que sea la permanencia en el poder como en Venezuela, Nicaragua y Bolivia-, no han sido definitivamente derrotadas.…  Seguir leyendo »

Todos o casi todos coincidimos en que no está bien mantener relaciones sexuales con un pollo muerto y en que la democracia es buena cosa. En lo que no estamos tan de acuerdo es en por qué. En el primer caso, a poco que se pongan a pensar, sí que encontrarán alguna coincidencia, una emoción compartida, la repugnancia, fundamental a la hora de explicar muchas valoraciones morales. El acuerdo resulta más complicado en el caso de la democracia. Para algunos la democracia es un sistema de penalización, elecciones mediante, de los malos gestores; para otros, un modo de resolver conflictos sin partirnos la boca, por mayorías.…  Seguir leyendo »