Social

Women returning to the town of Mweso, in the Masisi Territory, North Kivu Province, eastern Congo, carry their harvest from the field as they walk past a convoy of the Stabilization Program of the MONUSCO, the U.N. peacekeeping mission in Congo, on April 10. (Alexis Huhuet/AFP/Getty Images) (Alexis Huguet/AFP/Getty Images)

For more than 70 years, constraining armed aggression and improving rights and freedoms for all peoples have been accepted as common responsibilities by most countries. Central to this is the idea that those who carry out war crimes and crimes against humanity are held to account — as a precondition for peace, as moral restitution for survivors and to deter future aggressors.

In the past two decades, a measure of justice — however imperfect — was served to some of those responsible for genocide and ethnic cleansing, including in Cambodia, the former Yugoslavia and Rwanda. Far from an admission of weakness, this was an expression of strength: It showed our determination and ability to isolate and ultimately punish those who violated international law and the rights of their citizens.…  Seguir leyendo »

En las últimas décadas, los programas de asistencia social en todo el mundo se han fortalecido hasta el punto de que en la actualidad benefician a más de 2,5 mil millones de personas; estos programas, por regla general, protegen a las personas más pobres y vulnerables. Sin embargo, la creciente presión para aplicar tecnología biométrica para verificar las identidades de los beneficiarios e integrar sistemas de información que van desde registros civiles hasta bases de datos de cumplimiento de la ley, significa que los programas sociales podrían crear nuevos riesgos para quienes dependen de ellos.

Las empresas privadas, las agencias donantes y el Banco Mundial sostienen que la aplicación de herramientas biométricas, como por ejemplo el escaneo de iris y huellas dactilares o el reconocimiento facial y de voz, junto con la integración de bases de datos, acrecentará la eficiencia, combatirá el fraude y reducirá los costos.…  Seguir leyendo »

Protesto por su situación de penuria y sufrimiento frente a un mundo indiferente e insolidario, hedonista y consumista que, más que buscar soluciones, quiere desconocer a las victimas de los problemas que hemos causado los mayores, pésimos albaceas de la generación que apenas inicia su vida.

Protesto por todos los niños y por cada niño, por nuestros niños. En primer lugar por los que ni siquiera tienen la oportunidad de vivir y son victimas de aborto, o como dicen eufemísticamente ahora, por la interrupción del embarazo, forma cínica, despreciable y criminal de acabar con una vida.

Protesto por la irresponsabilidad paterna que condena al abandono, o al menos a una vida familiar hemipléjica y matriarcal a tantos niños, evidenciado que el machismo, en el fondo, no es sino una manifestación de padrotes de ocasión.…  Seguir leyendo »

Katie Bouman. MIT CSAIL

La imagen del agujero negro supermasivo del centro de la galaxia M87 presentada el pasado día 10 de abril con inusual despliegue internacional mereció la atención no solo de la prensa especializada sino de todos los medios de comunicación en mayor o menor grado y, consecuentemente, de las propias redes sociales. No es algo extraño en temas astronómicos, incluso cuando son algo tan lejano, y no solo en distancia, a los acontecimientos habituales que son de interés popular. En cualquier caso, la imagen no era algo autoexplicativo y se hacía necesario contar su historia para permitir entender su relevancia. Para empezar, se trata de un agujero negro, un término que es ya parte del habla coloquial pero que no deja de ser un objeto astronómico extraño y contraintuitivo y nacido de una teoría, la Relatividad General de Einstein, que sigue con su halo de magia o misterio tras más de un siglo de su publicación.…  Seguir leyendo »

This image released by HBO shows Vladimir Furdik as the Night King on the season finale of "Game of Thrones." The final season premieres on Sunday. (HBO via AP)

In case you haven’t heard, “Game of Thrones” returns to HBO on Sunday for its final six episodes. Political science has had a lot to say about the series, from alliance politics in the War of the Five Kings to questions of gender and regime type. It can also help us understand the role of the show’s three dragons: Drogon, Rhaegal and Viserion.

George R.R. Martin, the author of the books that inspired the TV series, once referred to dragons as the “nuclear deterrent” of Westeros. In this view, dragons, like nuclear weapons, deter others from attacking, because they can cause mass destruction by raining fire from above.…  Seguir leyendo »

Emilia Clarke in the first season of "Game of Thrones."Credit tHelen Sloan/HBO

“Game of Thrones” returns on Sunday, and with it, the inevitable onslaught of “winter is finally here” memes and a sudden obsession with dragons, knights and internecine feudal politics. But the show isn’t just warmed-over fantasy tropes. Its conflicts have become part of our public discourse, and Westeros, its fictional kingdom, has become an allegory for America.

This isn’t the first time a medieval fantasy has served this purpose. “Lord of the Rings” grew out of J.R.R. Tolkien’s traumatic experiences as a soldier in World War I. It achieved widespread popularity in the United States during the 1960s and ’70s, when hippies joked about electing the wise wizard Gandalf as president and wore “Frodo Lives!” buttons, an emblem of their solidarity with the idyllic, communal life of the Shire.…  Seguir leyendo »

Open Streets Ciudad del Cabo 2019. Ference Isaacs.

Los sucesos que ocurren en las calles de las ciudades del mundo son muy parecidos. En su mayoría tienen que ver con la agobiante realidad del tráfico, la congestión y la polución. Pero también existen similitudes más esperanzadoras cuando las calles se convierten en espacios públicos para compartir.

El fin de semana pasado, en Ciudad del Cabo, se llevó a cabo lo que se denomina “calles abiertas” —Open Streets en inglés—, un programa que, inspirado en la Ciclovía de Bogotá, arrancó hace 6 años. Se realiza en diferentes lugares de la ciudad y tuvo lugar en el barrio marginado de Mitchells Plain.…  Seguir leyendo »

¿Somos libres? Creemos serlo. Y ésa es la servidumbre más pesada. Soñamos actuar voluntariamente. Y eludimos el problema serio. «Hago lo que quiero»: supongamos que es cierto. Pero el enigma es otro: ¿por qué quiero lo que quiero? Ni siquiera sospechamos que nuestras preferencias son tan ensoñaciones como las que arrebataban a aquellos huéspedes de Próspero, «tejidos en la tela de los sueños», en La tempestad de Shakespeare.

De esa ingenuidad debiera sacarnos la metáfora escénica con la cual Platón retrata el mundo humano. Una cueva. En ella, prisioneros a quienes las cadenas inmovilizan de cara a la pared frontal. Tras ellos, la luz de un foco.…  Seguir leyendo »

Los nombres ilustres

La decisión del Consejo de Ministros de bautizar Josep Tarradellas el aeropuerto de Barcelona nos recuerda la importancia que han adquirido los nombres de esas infraestructuras. Las figuras elegidas: políticos como Tarradellas, Suárez, Kennedy o Ben Gurion, artistas como Leonardo da Vinci o Mozart, encarnan los valores que la sociedad más aprecia. Nada tiene pues de extraño que en 2010, algunos diputados chilenos propusieran llamar Pablo Neruda al aeropuerto de su capital. Pero no lo han conseguido: nueve años después, se sigue discutiendo. Y el motivo se encuentra en unas líneas de Confieso que he vivido, las memorias del poeta.

En 1929, Neruda era cónsul de Chile en Ceilán.…  Seguir leyendo »

En enero, el parlamento de Etiopía ratificó una legislación que les da a los refugiados derechos sin precedentes, incluido el derecho a buscar empleo y educación, y a moverse libremente fuera de los confines de los asentamientos de refugiados. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) elogió a Etiopía por tener “una de las políticas más progresistas para refugiados en África” –una política que podría servir de modelo para otros.

Los países que reciben refugiados en todo el mundo deberían seguir el ejemplo que marcan países como Etiopía y Uganda, en particular dándoles a los refugiados un mejor acceso a empleos formales y escolaridad, e intentando alojarlos en comunidades más que en campos.…  Seguir leyendo »

Hay títulos que son mucho mejores que los libros a los que dan nombre. Le ocurrió a Vargas Llosa con La verdad de las mentiras y les pasó también a Juan Luis Cebrián y a Felipe González con El futuro ya no es lo que era, un libro menor donde los haya en el que su mejor idea se agotó en la cubierta. Menos es nada. Aquella sentencia, a mitad de camino entre el chascarrillo castizo y la reflexión metafísica, supo condensar en muy pocas palabras un diagnóstico que sólo con el tiempo terminaría por hacerse terriblemente certero. Creo que Felipe y Cebrián nunca quisieron acertar tanto como lo hicieron, pero los goles por accidente también suben al marcador.…  Seguir leyendo »

La interacción humana es un lujo en la era de las pantallas

Bill Langlois tiene una nueva mejor amiga, una gata llamada Sox. Está en una tableta y lo hace tan feliz que comienza a llorar cuando habla de cómo llegó a su vida.

Langlois, de 68 años y residente de una vivienda para personas de la tercera edad de bajos ingresos en Lowell, Massachusetts, charla todo el día con Sox. Langlois trabajó con maquinaria, pero ahora está jubilado. Puesto que su esposa está fuera de casa la mayor parte del tiempo, ha empezado a sentirse solo.

Sox habla con él acerca de su equipo favorito, las Medias Rojas o Red Sox, de donde sacó el nombre para la gata.…  Seguir leyendo »

Son tiempos de lagartos. No hay más que observar a nuestro alrededor: le han denegado el visado australiano al polémico David Icke, negacionista del Holocausto y creador de teorías conspirativas sobre reptilianos humanoides. Icke iba a dar charlas sobre gobernantes reptilianos y manipulación y control mental gubernamental.

YouTube anunció hace menos de dos meses que cambiará sus algoritmos para que dejen de recomendar tantos vídeos de teorías conspirativas. Facebook acaba de anunciar el fichaje de Newtraly y Maldita.es para combatir las noticias falsas en su plataforma. La agencia France Presse también extenderá a España su acuerdo de verificación con Facebook, que ya tiene en otros 15 países.…  Seguir leyendo »

Les mots sont importants. Lorsque nous les choisissons, nous révélons de manière inconsciente notre opinion. Ces dernières décennies, nous avons beaucoup parlé d’«alimenter» la planète mais beaucoup moins de «nourrir» les gens. Au fur et à mesure, nous avons constaté l’apparition de nouvelles formes de malnutrition, telles que l’obésité et les maladies liées aux «régimes alimentaires». C’est pourquoi, nous devons réfléchir à l’utilisation des mots «nourriture» et «manger» et au sens que nous leur donnons.

Les aliments ne sont pas seulement des denrées. La nourriture est également associée à la culture, aux arômes, à l’histoire et à l’identité. De même, le fait de manger ne se résume pas à l’apport en calories ou encore en nutriments.…  Seguir leyendo »

Aerial view of farmers covering corn seedlings with plastic film at a field in Suining, Sichuan Province of China. Photo: Getty Images

The long-settled consensus about the division of responsibilities for domestic trade policy appears to be shifting. Once largely the prerogative of governments, parliamentarians and the public are now demanding a greater say. In the UK, the imminence of Brexit means that the debate about how decisions about trade policy are taken – and by whom – is one of considerable urgency.

Public concern about these issues is not confined to the UK. Activism around the negotiation of the EU-Canada CETA and the (parked for now) EU-US TTIP has evolved into a vigorous public debate about whether these ambitious ‘new generation’ trade and investment treaties, and their provisions on non-tariff barriers in particular, leave enough space for governments to respond to domestic social, environmental and human rights challenges down the road.…  Seguir leyendo »

Manifestación de los 'chalecos amarillos' en Francia contra Macron. Kiran Ridley Getty

Indignarse e indignar se ha convertido en el objetivo político por excelencia de la actualidad. No por nada uno de los movimientos políticos más importantes de las últimas décadas se llamó “los indignados”, derivados del manifiesto del venerado exdiplomático francés Stéphane Hessel: ¡Indignaos! Otra clase de indignación, pero basada en una misma impaciencia, es la que alimenta a la mayor parte de los votantes de Trump o Bolsonaro. Se sienten cohesionados por un descontento ante sus condiciones en un mundo globalizado.

Twitter, la herramienta con la que los líderes de esa indignación se comunican con sus seguidores, se basa en la construcción y deconstrucción de comunidades virtuales unidas también por la protesta que produce tal o cual declaración, imagen o vídeo corto de la comunidad contraria.…  Seguir leyendo »

El sentimiento de culpabilidad judeocristiano no propicia el ánimo para muchas alegrías, e incluso puede incitar a la tristeza. Eso de ir arrastrando, desde el mismo momento de nacer, con la pesada carga del pecado te coloca más cercano a considerar la vida como un valle de lágrimas que como una divertida verbena. Esa tremenda metáfora -«valle de lágrimas»- que se inserta en el Salve Regina, parece que proviene de un valle que existía en Israel, llamado así, Valle de Bakah, que significa llanto o lágrimas. Menos mal que al nacer no tienes raciocinio ni comprensión, pero si fuera de otro modo, y te explicaran lo que te aguarda, no faltarían quienes querrían volverse al útero materno y evitar la aventura.…  Seguir leyendo »

Más del 80 por ciento de los jóvenes del mundo civilizado ven pornografía casi a diario. Son muchos los estudios estadísticos al respecto, realizados desde diversos ángulos los que nos ponen frente a esta realidad. Los jóvenes que vienen a nuestra consulta me comentan esto como de pasada y otros vienen a consultarnos por este asunto, que no pueden decírselo a nadie, porque el tema descalifica, es inconfesable.

Veo hace unos días a un chico de veinte años, que me lo envía su madre, lectora de mis libros, y me dice que no sabe bien lo que le pasa, que cree que es ansiedad o una especie de obsesión… Se trata de un estudiante universitario, que me dice literalmente lo siguiente: «Doctor, todo lo que le voy a contar es supersecreto profesional, pues mi madre no sabe nada de esto: desde hace unos tres años soy adicto a la pornografía.…  Seguir leyendo »

Un seguidor de la selección argentina de fútbol en el preludio del partido entre Argentina y Croacia, el 21 de junio de 2018, durante el Mundial de Rusia Credit Matthew Childs/Reuters

No falla: cada vez que escribo en estas pantallas sobre la Argentina, amables compatriotas se encargan de recordarme por qué no vivo allí. Lo hacen ejerciendo una de sus habilidades más reconocidas: el insulto, la violencia verbal, la “patoteada”.

El insulto argentino es una artesanía de punta, un bien de exportación global: en el Mundial pasado, por ejemplo, medios de muchos países escribieron sobre él y dos publicistas madrileños generaron una página web –Insultá como un argentino– para celebrarlo y reproducirlo. Así que no debo preocuparme: seré bien servido. Los insultos que me dedican mis compatriotas son variados, altisonantes, imaginativos pero, a fin de cuentas, se concentran en dos líneas principales.…  Seguir leyendo »

Hace cinco años, una mujer brasileña en trabajo de parto fue detenida por la policía y obligada a parir por cesárea.

La mujer, Adelir de Goes, ya había tenido dos cesáreas previas (un procedimiento demasiado común en mi país) y esperaba parir a su tercer hijo vía vaginal, pero su bebé venía de nalgas. Los médicos pensaron que un parto vaginal podría poner en riesgo la vida del infante.

Obtuvieron una orden judicial para practicar una intervención quirúrgica forzosa. De Goes había dilatado casi por completo y se preparaba para ir al hospital cuando nueve policías tocaron a su puerta para llevársela.…  Seguir leyendo »