Testimonios

El apotegma bíblico Nemo propheta in patria (Nadie es profeta en su tierra) se repite y se oye en todas las latitudes e idiomas como una verdad incontrovertible y lapidaria. La brevedad rotunda de la versión latina le da un marchamo de solemne certeza. Pero no es siempre cierto. Verdad es que muchos personajes (escritores, científicos, artistas) han tenido mayor y más temprano reconocimiento en el extranjero que en su propio país; pero no todos y no siempre. La nombradía, el prestigio y el reconocimiento públicos obedecen a menudo al azar. La fama es una deidad caprichosa. Pero hay también factores más constantes: hay profesiones que atraen más la atención pública que otras.…  Seguir leyendo »

La Patafísica no es ninguna broma como creen algunos de los gacetilleros de «fake news». Tampoco es una ciencia. ¡Es la ciencia!, la que rige las excepciones y explica el universo suplementario -como dijo Alfred Jarry-. Los hados atraviesan sin saludar a nadie. Los patafísicos (y mis amigos) no mueren. Se ocultan. ¡Era tan sencillo dar con la palabra! Precisamente hace unas semanas, se ocultó Thieri Foulc la esencia de la Patafísica. Como los tres seres que no ceso de añorar todos los días: André Breton, quien fue la esencia del surrealismo, Tristan Tzara, de Dadá, y Roland Topor, del pánico.…  Seguir leyendo »

Autora del poster: Amanda Phingbodhipakkiya (licencia CC BY-NC-SA)

Este sábado, 25 de julio, se cumplen 100 años del nacimiento de la científica Rosalind Franklin. La casa de la moneda de Reino Unido lanza una de 50 peniques para conmemorar su famosa “Fotografía 51”, una evidencia que fue transcendental para identificar la estructura del ADN. Esta fotografía está rodeada de controversia y del denominado efecto Matilda.

¿Qué es el efecto Matilda?

A lo largo de la historia muchas científicas han visto cómo sus trabajos se atribuían a hombres o eran invisibilizadas en los grandes descubrimientos. El nombre de este efecto tiene su origen en el efecto Mateo, que recibe su nombre por el apóstol en cuyo Evangelio aparece la parábola de los talentos:

Quítenle el talento para dárselo al que tiene diez, porque a quien tiene, se le dará y tendrá de más, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene.…  Seguir leyendo »

Poco antes de que la actividad editorial se frenase en seco por la declaración del estado de alarma, salieron publicadas las memorias de Mercedes Formica (Cádiz, 1913-Málaga, 2002) en la editorial Renacimiento. Se cumplía así el deseo de la autora que no pudo ver realizado en vida: agrupar en un solo tomo los tres libros que resultaron de la extracción de sus recuerdos, bajo el título de Pequeña historia de ayer: Visto y vivido (Planeta, 1982), Escucho el silencio (Planeta, 1984) y Espejo roto. Y espejuelos (Huerga y Fierro, 1998).

El marco cronológico por el que discurren estas experiencias va de 1931 a 1958, desde la proclamación de la II República hasta el año en el que se produce la histórica reforma del Código Civil, impulsada por la propia Formica, en pleno franquismo.…  Seguir leyendo »

Primero lo primero. Como en millones de hogares latinoamericanos, crecí atenta a las predicciones y consejos de Walter Mercado. Cuando ingresé a la plantilla regular del periódico de mi país en el que se publicaban sus horóscopos, me sentí genuinamente emocionada de tener a mi cargo en algunas ocasiones el manejo de esa página que, junto con el crucigrama, era una de las más valiosas del diario.

La tarea requería leer los horóscopos al menos un día antes que los lectores y, a los veinte años, eso me parecía una suerte mayor, como asomarme al futuro en secreto junto a Walter.…  Seguir leyendo »

Todos los que hemos trabajado con Juan Marsé podemos dar fe de su extraordinario rigor intelectual y moral. Como decía a menudo Jaime Gil de Biedma, su mejor amigo, Juan fue una de las personas más nihilistas y descreídas del mundo, pero al mismo tiempo era dueño de una fenomenal capacidad de atención, propia de los grandes novelistas.

La severidad de sus juicios, tanto estéticos como políticos, era parecida a la inclemencia con que a menudo retrataba a sus personajes, a los que sin embargo también sabía conceder de pronto una inesperada y luminosa dignidad. De la misma manera, en el trato cercano, si uno sabía ganarse su respeto, se mostraba cálido y cómplice, humilde y modesto.…  Seguir leyendo »

Muchos han considerado el franquismo como un vasto páramo cultural. Y es verdad que el mundo del arte y del pensamiento estuvo siempre bajo sospecha. También es cierto que los exiliados de la España peregrina se llevaron consigo, sobre todo a América, el patrimonio incalculable de sus conocimientos y que el oro del exilio tardó en brillar en España, o no brilló hasta la muerte del dictador. Todo eso es cierto. Pero, como ya dijera en su momento Julián Marías, el mito del páramo cultural oculta la vegetación; es decir, la continuidad, en circunstancias distorsionadas, por medio de hilos finísimos, con el gran momento cultural de la Edad de Plata.…  Seguir leyendo »

Luís Jiménez de Asúa, que había nacido en Madrid el 19 de junio de 1889, falleció en Buenos Aires, hace ahora medio siglo, el 16 de noviembre de 1970.

Con motivo de su fallecimiento, el número de diciembre de 1970 de Cuadernos para el Diálogo –posteriormente secuestrado por orden gubernativa– se dedicó a la memoria de Jiménez de Asúa con tres contribuciones: del catedrático José Antón Oneca –discípulo de Jiménez de Asúa–, de Raúl Morodo –quien, como secretario general del PSP de Tierno Galván, había tenido frecuentes contactos personales y epistolares con el homenajeado–, y, finalmente, del autor de este artículo.…  Seguir leyendo »

En Roma, durante el confinamiento, se viralizó el vídeo de un joven que, cada atardecer, en la terraza de una casa que daba a una desierta piazza Navona, interpretaba con guitarra eléctrica el tema de amor de Érase una vez en América. Aquella música de Morricone que sonaba justo después de que tocasen las campanas de la iglesia barroca de San Ivo, transmitía dulzura y la sensación de que todo saldría bien. Para mí, la música que mejor simbolizó esa primavera aciaga fue la cavatina de la banda sonora de El cazador, una pieza compuesta para guitarra española y orquesta que, al destilar melancolía y esperanza, representaba la añoranza del mundo que dejábamos atrás y el anhelo del porvenir.…  Seguir leyendo »

Eighty years ago this month, Paris and northern France were occupied by German forces. Thousands of Jews and other refugees fled south from the Nazi onslaught. Many of them reached Bordeaux, finding temporary refuge while seeking life-saving visas through Portugal, a neutral nation, and on to the United States and other countries.

Some were lucky enough to reach the Portuguese consulate in Bordeaux, where the consul general, Aristides de Sousa Mendes, was granting life-saving transit visas to Portugal, contravening his government’s orders.

Earlier this month, the Portuguese parliament unanimously voted to honor Sousa Mendes, who was dismissed from his post and punished for his activities, by creating a monument for him at the National Pantheon.…  Seguir leyendo »

Si nunca hay que fiarse de las apariencias, en el caso de los historiadores menos todavía. Bajo la fachada de una existencia tranquila, se encuentra con mucha frecuencia una vida marcada por la incertidumbre. Edward Gibbon, uno de los historiadores clásicos de los imperios, explicó que como el oficio consiste en conversar con los muertos, no tienen más remedio que poseer una vida ordenada: una máxima que, por supuesto, él no cumplió. El historiador es un testigo de su tiempo y un observador curioso del que le ha precedido. Llevado por la curiosidad hacia el ser humano, suele mantener una energía individual opuesta a la melancolía inherente a una dura vida de estudio.…  Seguir leyendo »

Carlos Ruiz Zafón, posa durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara de 2016.lisbeth Salas

En su carrera, tan fecunda como breve, varias cosas se conjuraron para que su paso fuera el de un cometa de órbita singular: visto y no visto. Carlos Ruiz Zafón nació y creció en Barcelona. Trabajó bastante tiempo en publicidad; se inició en la ficción con relatos juveniles; se estableció en Hollywood y frecuentó el mundo del cine; componía música con seriedad y talento. Con este bagaje no es de extrañar una eficacia narrativa que ha funcionado maravillosamente bien en todo el mundo. En el aspecto de la teoría literaria, iba a su bola. Tomó lo que le convino de donde le pareció bien, sin adscribirse a ninguna escuela literaria; ni siquiera al nutrido grupo de los que rechazan cualquier etiqueta.…  Seguir leyendo »

Confieso que la mayor parte de los días empiezo a leer EL MUNDO por la última página a causa de Raúl del Pozo. Quedan pocos como él que sepan manejar el castellano como un orfebre de nuestra lengua. Ciertamente, esa costumbre ya la había adquirido desde que Francisco Umbral nos deslumbraba a todos en el mismo lugar. Fue un acierto de Pedro J., cuando falleció Paco Umbral, encontrar la persona adecuada, para que yo, y supongo que otros lectores de nuestro periódico, mantengan igualmente esa costumbre y leamos los artículos de Raúl del Pozo tout d’abord. Pues bien, si digo esto es porque cuando la mañana del jueves pasado, tras mi ritual habitual, leí que después de 34 años del asesinato de Olof Palme, quieren dar su caso por cerrado, me llevé una decepción.…  Seguir leyendo »

Cuando era una niña, amaba el baloncesto por encima de todas las cosas y mi único sueño era llegar a jugar como Michael Jordan. No obstante, tuve conciencia desde muy pequeña de que eso nunca pasaría. Me lo explicaron diciendo que yo era una niña. Nunca sería tan alta, ni tan fuerte, ni saltaría tan alto como Jordan. Yo lo entendí sin queja, claro, no había más que verlo para aceptarlo. De hecho, no ha sido hasta ahora, más de veinte años después, cuando al verlo jugar de nuevo en El último baile, el documental sobre Jordan en Netflix, me he dado cuenta del engaño.…  Seguir leyendo »

Margarita Salas con algunos de sus discípulos el 15 de diciembre de 2017 en la celebración del 50 aniversario de Phi-29.

Mucho se ha escrito, y se seguirá haciendo, de la gran influencia que Margarita Salas ha tenido en la ciencia actual. Su influencia se centra en el campo de la biología molecular, tanto en el ámbito nacional como internacional. Pero desde estas líneas quisiera destacar su gran efecto en la formación de científicos, algo en muchos casos olvidado por el foco mediático.

El mayor legado que, para mí, ha dejado Margarita Salas, es la gran red de personas que responden al apodo de “margaritos”. Están diseminados por toda España, por todo el mundo, en múltiples campos del conocimiento y en muy diferentes ámbitos.…  Seguir leyendo »

Ronald N. Giere (1938-2020) ha sido uno de los referentes de la filosofía de la ciencia de nuestra época. Estuvo durante años en el Departamento de Historia y Filosofía de la Ciencia de Indiana University (Bloomington) y posteriormente en la Universidad de Minnesota. Fue uno de los más importantes impulsores del enfoque cognitivo de la filosofía de la ciencia con su obra seminal Explaining Science: A Cognitive Approach, en la que abogaba por la naturalización de la epistemología, en el sentido de que la filosofía no puede hacer caso omiso de los resultados de las ciencias empíricas y, en especial, de las ciencias cognitivas que han ido experimentado un avance indiscutible desde las últimas décadas del siglo XX hasta la actualidad.…  Seguir leyendo »

Cuando en su quinta visita a Polonia (14 de agosto de 1991), Juan Pablo II se acercó a Wadowice recordó con emoción –y alguna lágrima– su niñez, su juventud y la importancia de sus padres en su formación. Había nacido en ese pequeño pueblo polaco el 18 de mayo de 1920. Ahora se cumple el centenario.

La reacción mundial ha sido de admiración hacia su figura. El Papa Francisco acaba de escribir en colaboración un libro sobre él (San Giovanni Paolo Magno), la Conferencia Episcopal polaca lo ha propuesto como Doctor de la Iglesia y Patrón de Europa, una avalancha de publicaciones en torno al Papa polaco inunda las librerías de medio mundo, varias películas analizan su vida, los expertos y los archivos soviéticos muestran que –aparte del pistoletazo de Ali Agca– entre tres y cinco veces se prepararon atentados contra su vida.…  Seguir leyendo »

Quizá no quede ya en España un político capaz de concitar el respeto moral de que disfrutaba Julio Anguita. El fundador de Izquierda Unida se había ganado un prestigio extendido mucho más allá de sus propias filas, y que más que aprecio por sus ideas era estima por su coherencia, por su dignidad, por su honradez personal y por su bonhomía. A diferencia del añorado Adolfo Suárez, no fue un hombre de posiciones moderadas o flexibles en las que pudiera reflejarse gran parte de la sociedad; era un convencido comunista, un ideólogo radical, aunque bastante más culto y leído que la mayoría, de un fundamentalismo perseverante asentado sobre una concepción compacta de la doctrina.…  Seguir leyendo »

Julio Anguita entre la pinza y el Mcguffin

Pocas veces he percibido tanta expectación en un auditorio como aquel 2 de junio de 1995, cuando Julio Anguita tomó el micrófono en el Hotel Palace, flanqueado por José María Aznar y con Adolfo Suárez y Umbral sentados en la primera fila. Era la presentación de mi libro David contra Goliat pero también la primera intervención pública del líder de Izquierda Unida después de las elecciones autonómicas y municipales en las que había crecido un 60%, llegando al 15% de los votos en las capitales de provincia. Como el PP había, por su parte, arrasado, y el PSOE obtenido una derrota histórica, el morbo entorno a la «pinza» estaba servido.…  Seguir leyendo »

Joselito está vivo

Hace cien años, el 16 de mayo de 1920, murió Joselito El Gallo. Tenía veinticinco años. Su muerte marcó el final de la Edad de Oro de la Tauromaquia. ABC dio la mejor información de la tragedia porque su ilustre crítico, Gregorio Corrochano, fue el único que presenció la corrida.

En muchas tertulias, acabamos hablando todos de José y Juan, aunque ninguno los hayamos visto torear. No es tan raro. Una persona culta sabe cuál es el sentido de la filosofía de Platón y de Aristóteles aunque no se haya ido de copas con ellos.

Representan dos polos opuestos y complementarios: el predominio (no la exclusividad) de la técnica frente a la estética; la cabeza o el corazón; lo apolíneo o lo dionisíaco… Históricamente, el final de la lidia clásica y el comienzo del toreo moderno.…  Seguir leyendo »