Testimonios

Ronald N. Giere (1938-2020) ha sido uno de los referentes de la filosofía de la ciencia de nuestra época. Estuvo durante años en el Departamento de Historia y Filosofía de la Ciencia de Indiana University (Bloomington) y posteriormente en la Universidad de Minnesota. Fue uno de los más importantes impulsores del enfoque cognitivo de la filosofía de la ciencia con su obra seminal Explaining Science: A Cognitive Approach, en la que abogaba por la naturalización de la epistemología, en el sentido de que la filosofía no puede hacer caso omiso de los resultados de las ciencias empíricas y, en especial, de las ciencias cognitivas que han ido experimentado un avance indiscutible desde las últimas décadas del siglo XX hasta la actualidad.…  Seguir leyendo »

Cuando en su quinta visita a Polonia (14 de agosto de 1991), Juan Pablo II se acercó a Wadowice recordó con emoción –y alguna lágrima– su niñez, su juventud y la importancia de sus padres en su formación. Había nacido en ese pequeño pueblo polaco el 18 de mayo de 1920. Ahora se cumple el centenario.

La reacción mundial ha sido de admiración hacia su figura. El Papa Francisco acaba de escribir en colaboración un libro sobre él (San Giovanni Paolo Magno), la Conferencia Episcopal polaca lo ha propuesto como Doctor de la Iglesia y Patrón de Europa, una avalancha de publicaciones en torno al Papa polaco inunda las librerías de medio mundo, varias películas analizan su vida, los expertos y los archivos soviéticos muestran que –aparte del pistoletazo de Ali Agca– entre tres y cinco veces se prepararon atentados contra su vida.…  Seguir leyendo »

Quizá no quede ya en España un político capaz de concitar el respeto moral de que disfrutaba Julio Anguita. El fundador de Izquierda Unida se había ganado un prestigio extendido mucho más allá de sus propias filas, y que más que aprecio por sus ideas era estima por su coherencia, por su dignidad, por su honradez personal y por su bonhomía. A diferencia del añorado Adolfo Suárez, no fue un hombre de posiciones moderadas o flexibles en las que pudiera reflejarse gran parte de la sociedad; era un convencido comunista, un ideólogo radical, aunque bastante más culto y leído que la mayoría, de un fundamentalismo perseverante asentado sobre una concepción compacta de la doctrina.…  Seguir leyendo »

Julio Anguita entre la pinza y el Mcguffin

Pocas veces he percibido tanta expectación en un auditorio como aquel 2 de junio de 1995, cuando Julio Anguita tomó el micrófono en el Hotel Palace, flanqueado por José María Aznar y con Adolfo Suárez y Umbral sentados en la primera fila. Era la presentación de mi libro David contra Goliat pero también la primera intervención pública del líder de Izquierda Unida después de las elecciones autonómicas y municipales en las que había crecido un 60%, llegando al 15% de los votos en las capitales de provincia. Como el PP había, por su parte, arrasado, y el PSOE obtenido una derrota histórica, el morbo entorno a la «pinza» estaba servido.…  Seguir leyendo »

Joselito está vivo

Hace cien años, el 16 de mayo de 1920, murió Joselito El Gallo. Tenía veinticinco años. Su muerte marcó el final de la Edad de Oro de la Tauromaquia. ABC dio la mejor información de la tragedia porque su ilustre crítico, Gregorio Corrochano, fue el único que presenció la corrida.

En muchas tertulias, acabamos hablando todos de José y Juan, aunque ninguno los hayamos visto torear. No es tan raro. Una persona culta sabe cuál es el sentido de la filosofía de Platón y de Aristóteles aunque no se haya ido de copas con ellos.

Representan dos polos opuestos y complementarios: el predominio (no la exclusividad) de la técnica frente a la estética; la cabeza o el corazón; lo apolíneo o lo dionisíaco… Históricamente, el final de la lidia clásica y el comienzo del toreo moderno.…  Seguir leyendo »

A Ruba

Hace un año, el 29 de abril, recibí temprano una llamada de Alfredo preguntándome si podríamos vernos ese día, antes de mi salida para Buenos Aires al día siguiente. Él tenía que viajar a República Dominicana para unas conferencias, invitado por un ministro amigo suyo, y quería saber mi opinión sobre la situación política en aquel país. Temía que no tuviéramos ocasión de vernos entre mi vuelta de Buenos Aires y su salida a República Dominicana. Además, me dijo, tenía cierta urgencia en hablarme del tema de la mediación en la crisis de Venezuela, de los que habían intervenido en el final de ETA.…  Seguir leyendo »

Se puebla la arena de filósofos de feria que venden sus visiones del futuro. Entre la barraca de la mujer barbuda y la cueva del hombre tortuga, se turnan pensadores de tarima. Hasta el cambio de siglo se distinguía sin mayor esfuerzo entre el inspirado y apresurado charlatán, carne de Speakers’ Corner, y el que tenía algo importante que decir. También es cierto que las librerías de antes ayudaban. Un orden invisible dividía a los clientes u ojeadores: había lectores en busca de libros y compradores en busca de regalos. Hasta que los segundos empezaron a regalarse a sí mismos pildoritas en letra impresa para sobrellevar el cambio de paradigma que, con la revolución tecnológica, había trastocado los negocios, las empresas, la forma de trabajo, y los había cogido en bragas.…  Seguir leyendo »

El autor y su padre, Gabriel García Márquez. Credit Rogelio Cuéllar

Gabo,

el 17 de abril fue el sexto aniversario de tu muerte, y en gran medida el mundo ha seguido como siempre, con el ser humano comportándose con crueldad creativa y asombrosa, con generosidad y sacrificio sublimes y con todo lo que hay en medio.

Una cosa es nueva: una pandemia. Se originó, hasta donde sabemos, en un mercado, donde un virus brincó de un animal a una persona. Un pequeño paso para un virus, pero un gran salto para su especie. Es una criatura que evolucionó durante un tiempo incalculable a través de la selección natural hasta llegar a ser el pequeño monstruo voraz que es actualmente.…  Seguir leyendo »

¿Qué es el nombre de la rosa? ¿Existe la esencia rosa o su concepto es una mera representación lingüística? La cuestión de los universales, que con el mundo de las ideas de Platón marca el inicio de la filosofía occidental, veinticinco siglos después sigue palpitando en la obra de George Steiner y Roger Scruton, ambos recientemente fallecidos.

Pese a su común perfil de célebres académicos, sus orígenes no podían resultar más dispares: George, el hijo de una culta y acomodada familia de judíos vieneses, criado entre París y Nueva York debido a la huida de sus padres ante la barbarie nazi; y Roger, el muchacho que viene al mundo tras la Segunda Guerra Mundial en un hogar modesto y de atmósfera laborista ubicado en un pequeño pueblo de las Midlands inglesas.…  Seguir leyendo »

En la primera conversación que tuvieron después de la guerra civil, Ortega y Gasset le explicó a Julián Marías por qué no había leído su libro sobre Unamuno: «Para usted, Unamuno es un tema. Para mí, ha sido un trozo de mi vida». Mi posición es mucho más modesta, pero la perspectiva con la que escribo estas líneas es la misma: Landelino Lavilla forma parte esencial de ese gran tema que es la historia de la Transición española, pero para mí ha sido también un trozo de mi vida. De ahí la rúbrica tan particular que le doy a este artículo, que no deriva del estudio de su biografía, sino de una imagen intuitiva que repetidamente me venía a la mente cuando trataba de representarme la especialísima calidad de su inteligencia.…  Seguir leyendo »

El número de víctimas del Covid- 19 es tan alto que entre ellas hay personas de todas las edades: jóvenes, de edades medianas, mayores y también muy mayores. Todas las víctimas nos duelen por igual: todas nos producen tristeza y las cifras que oímos, incluso pese a no querer escucharlas, nos dejan amargura y pensativos. Recordamos a algunas de las víctimas, a otras muchas no las conocemos, y sí sabemos de quienes han luchado para salvar las vidas en condiciones de máximo riesgo.

Son muchas las conclusiones que se pueden extraer de los datos, curvas y gráficos que aparecen a diario: de cuando se tomaron las primeras medidas, de las llegadas de los equipos para los profesionales sanitarios…, pero entre las conclusiones hay una bastante precisa: aquella generación que vislumbró, impulsó, animó y luchó por la Transición resiste con mucha dificultad la epidemia; son los más débiles, entre los muchos débiles, y la mayoría de las víctimas pertenecen a esa generación.…  Seguir leyendo »

En favor de Pérez Galdós

Tengo a Javier Cercas por uno de los mejores escritores de nuestra lengua y creo que, cuando el olvido nos haya enterrado a sus contemporáneos, por lo menos tres de sus obras maestras, Soldados de Salamina, Anatomía de un instante y El impostor, tendrán todavía lectores que se volcarán hacia esos libros para saber cómo era nuestro presente, tan confuso. Es también un valiente. Quiere su tierra catalana, vive en ella y, cuando escribe artículos políticos criticando la demagogia independentista, es convincente e inobjetable.

En la muy civilizada polémica que tuvo sobre Benito Pérez Galdós hace algún tiempo con Antonio Muñoz Molina, Cercas dijo que la prosa del autor de Fortunata y Jacinta no le gustaba.…  Seguir leyendo »

La escritora mexicana Amparo Dávila, durante un homenaje en su honor en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México, en 2018. Sáshenka Gutiérrez EFE

Este sábado murió Amparo Dávila, una de las grandes escritoras latinoamericanas, en la Ciudad de México a los 92 años de edad. Nació en 1928, en Pinos, Zacatecas, México. La muerte de su hermano menor la marcó cuando era niña y en ese tiempo hojeaba, aterrada y maravillada a la vez, los grabados de los demonios de Gustave Doré en un ejemplar de La divina comedia que había en la biblioteca de su padre. Su familia se fue a vivir a San Luis Potosí, allí estudió la secundaria y la preparatoria. Publicó su primer libro de poemas a los 22 años, Salmos bajo la luna (1950).…  Seguir leyendo »

El 11 de abril se apagó la voz de Enrique Múgica Herzog, una más entre las de los miles de españoles que, a borbotones, nos han dejado en estos tristes días. La pandemia impide que le podamos rendir presencialmente el homenaje que merece. Lo tendremos que hacer cuando el viento se lleve la maldición del coronavirus.

Enrique Múgica ha estado presente a lo largo de su vida pública en muchas versiones: luchador antifranquista, diputado socialista y constitucionalista, ministro de Justicia y Defensor del Pueblo.

La faceta de víctima del terrorismo le vino obligada. ETA le arrebató a su hermano Fernando en San Sebastián, en un día lluvioso de febrero de 1996.…  Seguir leyendo »

Un muy querido compañero de aquel inolvidable Consejo de Ministros de 1977 acaba de dejarnos con la discreción y elegancia habituales en él.

Conocí a Landelino el mismo día que jurábamos nuestros cargos en el Palacio de la Zarzuela en presencia del Rey D. Juan Carlos.

Ya en Moncloa y en las reuniones del Consejo, siempre en viernes, era un espectáculo oírle intervenir en los debates que el presidente Suárez abría, por lo general, a la hora de aprobar cualquier Decreto o simplemente cuando el presidente solicitaba su punto de vista sobre otras materias ante las que Landelino contribuía con especial brillantez y pulcritud jurídica.…  Seguir leyendo »

El coronavirus se ha llevado otro gran amigo. Ya son muchos. Demasiados. En medio de este drama a quienes sobrevivimos nos queda la satisfacción y el agradecimiento por la vida de algunas personas excepcionales a las que hemos tenido la suerte de querer y de ser queridos por ellas. Enrique Múgica Herzog lo es sin duda para los muchos que tuvimos el privilegio de disfrutar de su amistad.

«La pandemia del Covid-19 nos ha despertado bruscamente del peligro mayor que siempre han corrido los individuos y la humanidad: el del delirio de omnipotencia». El sábado me llegó el puñal de la noticia de su muerte al tiempo que oía estas sabias palabras.…  Seguir leyendo »

Solía Contar Nicolás Redondo Urbieta cómo, a mediados de los años 60, cruzó a Francia una noche, atravesando un vado del Bidasoa, para mantener una reunión con miembros de la dirección del PSOE en el exterior. Le acompañaba un joven abogado donostiarra, recién incorporado a su partido. Aquel chico, que ya había conocido la cárcel pero no el paso clandestino de la muga, se descalzó antes de entrar en el río, cuyo caudal venía bajo por el estiaje. Al llegar a la orilla francesa le sangraban las plantas de los pies, destrozadas por las piedras del lecho fluvial. Nicolás, que, cinco años mayor y con algo más de experiencia en aquellas lides, no se había quitado las alpargatas y se mantenía incólume, tuvo que cargar con él a cuestas hasta el lugar de la cita.…  Seguir leyendo »

Si aceptamos que de los buenos sentimientos no nace buena literatura, también habrá que observar cómo la literatura más alta –de los griegos a Shakespeare, de Cervantes a Dickens o Galdós– es inseparable de una piedad fundacional. Malparada en sus connotaciones, poco mencionada entre nosotros, la piedad, sin embargo, es la mirada que –al afianzar la igualdad radical de los hombres– hace posible la justicia. Por supuesto, como sabía Hobbes, no necesitamos muchas más pruebas para asumir nuestra igualdad que nuestra capacidad para matarnos los unos a los otros. Pero la piedad, en último término, según escribe Jiménez Lozano, «cuenta como una categoría del mero conocer la realidad».…  Seguir leyendo »

La muerte de Freeman J. Dyson, el pasado 28 de febrero, ha supuesto la desaparición del último de los grandes científicos de la segunda mitad del siglo XX. Nacido en Inglaterra, estudió matemáticas en Cambridge y se graduó al acabar la guerra. Durante la contienda había estado en la RAF calculando la forma de mejorar el diseño de los planes de combate.

Tras publicar sus primeros trabajos matemáticos, marchó a EEUU para estudiar en Cornell y se relacionó con el selecto grupo de científicos que el país había arracimado con motivo de la guerra. Gracias a su contacto con Feynman fue capaz de crear la matemática necesaria para consolidar los fundamentos de la electrodinámica cuántica, es decir, para entender cómo la luz interactúa con la materia.…  Seguir leyendo »

El poeta Ernesto Cardenal en 2013Credit...Esteban Félix/Associated Press

Incluso desde su ataúd, el poeta Ernesto Cardenal siguió siendo polémico. Mientras el gobierno de Daniel Ortega decretó tres días de duelo nacional en Nicaragua, los seguidores de Ortega interrumpieron su funeral, de forma violenta, gritando insultos y llamándolo traidor. También en Twitter, ese cielo donde lo provisional parece permanente y cualquier complejidad se simplifica, las reacciones ante su muerte mostraron la misma paradoja: santo y hereje, profundo humanista y miserable castrocomunista, bendito y maldito al mismo tiempo. La polarización política no sabe muy bien qué hacer con la poesía.La vida de Ernesto Cardenal (1925-2020) ofrece una extraordinaria posibilidad de recorrer buena parte del espíritu latinoamericano durante el siglo XX: es la historia de una búsqueda, en más de un sentido y en distintas dimensiones.…  Seguir leyendo »