¿Debe poder pactar Ciudadanos con el PSOE?

Ciudadanos ha anunciado que, tras las elecciones generales del 28-A, no pactará ni con Pedro Sánchez ni con el PSOE. Se trata de una decisión que el partido naranja toma tras estudiar minuciosamente lo que a día de hoy dicen las encuestas. Este anuncio pretendería frenar la fuga del voto de la formación de Albert Rivera hacia el PP y, sobre todo, hacia Vox.

No es que Ciudadanos no haya dicho con quién pactará tras las elecciones generales. Ni tampoco cuáles son sus prioridades políticas o sus condiciones programáticas para, en su caso, formar gobierno y garantizar la gobernabilidad en España. El asunto es que ha decidido excluir de cualquier acuerdo a la formación que, según todas las encuestas, será el partido político más votado, representante de millones de ciudadanos españoles.

En mi opinión, y más allá de lo que digan hoy las encuestas (¿y qué decían hace dos años?), Cs no debería excluir al PSOE de posibles pactos postelectorales tras la celebración de los comicios. Eso sí: como es obvio, ese pacto debería estar condicionado a que el PSOE rechace de manera diáfana las posiciones nacionalistas e independentistas.

Obviamente, conocemos los hechos ocurridos durante los últimos meses y la deriva del PSOE que unos cuantos venimos denunciando y contra la cual venimos argumentando. Sabemos que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa gracias a los más indeseables del lugar (los independentistas y los amigos de los terroristas de ETA, entre otros) y, lo que es peor, sus cesiones durante este último año a los golpistas catalanes.

No solo sabemos eso. Sabemos también que el PSOE dejó de ser un partido de Estado y de defender la igualdad entre ciudadanos y territorios, el bien común y el interés general hace muchos años. Y que lleva demasiado tiempo colegueando con los nacionalistas o, directamente, en algunas partes de España, asumiendo parte de su ideario. De Cataluña ni hablamos: el PSC es un partido nacionalista más.

Siendo esto así, no se trata ahora de dar el nihil obstat a lo peor que ha hecho el PSOE… sino de obligarlo a recuperar la cordura y a defender a partir de ahora la unidad cívica de España frente a quienes quieren romperla. Sé que es poco probable lograr tal objetivo, pero no es imposible: en el PSOE siguen militando personas muy valiosas críticas con la actual dirección socialista. Además, la alternativa que Cs plantea (poder pactar solo con PP y Vox) es un absurdo. Como absurdo es que tengamos en nuestro panorama político más partidos políticos que nunca y que estos hablen entre ellos tan poco como siempre.

Puestos a descartar pactos postelectorales, es mejor descartar pactos con los populistas y los nacionalistas, sean estos de izquierdas o de derechas. Y, antes que cualquier otra cosa, explicar para qué y qué se quiere pactar tras las elecciones generales: ojalá fuera para fortalecer el Estado del Bienestar, para impulsar las reformas políticas, institucionales y constitucionales que España necesita y para garantizar la unidad del Estado frente a quienes quieren fragmentarlo. A partir de ahí, y con estas ideas, se trataría de obtener el mayor número de votos posibles y hacer posibles pactos razonables y sensatos que permitan mejorar la vida de los ciudadanos.

Lo que no tiene sentido es que Cs y PSOE no puedan llegar a acuerdos, y que tal decisión nos vuelva a llevar a otro bloqueo político de impredecibles consecuencias. Y no hablo de cualquier acuerdo sino de los acuerdos que España necesita para hacer frente a los retos de nuestro tiempo.

La decisión de Cs de anunciar no pactar con el PSOE consagra la existencia de dos bloques (izquierda y derecha) y lo sitúa nuevamente en el segundo de ellos. Innecesariamente. Es una decisión errónea. Yo creo que Cs debería poder pactar con el PSOE. Y digo poder pactar. Es decir, no cerrar esa puerta. Además, Cs debería recuperar el centro izquierda donde nació y que luego abandonó, y volver a reincorporar la socialdemocracia a su ideario.

Gorka Maneiro es portavoz de Plataforma Ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *