Educación para la Sostenibilidad en España. Reflexiones y propuestas

Nos encontramos en un momento histórico en el que las decisiones que se adopten van a ser fundamentales para la supervivencia del hombre sobre la biosfera. Nuestro Planeta está sometido a grandes problemas y desigualdades que necesitan una acción urgente y coordinada. En esta situación, tal como planteaba Ban Ki-moon – y refrendado por el actual Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres – el desarrollo sostenible es el gran reto de nuestra época. Un desarrollo que debe basarse en soluciones y alternativas que busquen un equilibrio entre la igualdad social, un desarrollo económico equilibrado y un respeto a las limitaciones ambientales de los ecosistemas que componen la biosfera. La sostenibilidad así entendida parece competencia de equilibristas y algo hay de cierto. Los profesionales de la sostenibilidad deben atesorar experiencia en la gestión de problemas sociales, económicos y ambientales. No parece una tarea fácil, algunos piensan que imposible, pero los retos sirven para enfrentarse a ellos. Para trabajar colectivamente e intentar superarlos. Como decía Mallory, que murió intentando subir o incluso subió al Everest, cuando le preguntaban el motivo por el que subía a las montañas. Las subía “Porqué están ahí”. Nuestras montañas son el cambio climático, las desigualdades económicas, la pobreza y el hambre, lo conflictos por los recursos como el agua, son una multitud de picos que conforman una verdadera cadena montañosa de miles de metros de altura y llena de laberintos y vericuetos que es necesario superar. Nuestra supervivencia como especie depende de ello. La agenda 2030 y los 17 objetivos de desarrollo sostenible son la cuerda y el material que Naciones Unidas ha venido construyendo de forma participativa con todos los países y actores sociales para intentar superar tan altas cimas. Representan nuevas estrategias para hacer frente a viejos problemas, pero se ha aprendido de los errores cometidos en el pasado.

Nadie osaría enfrentarse a alguno de estos colosos sin tener una formación y entrenamiento adecuado, por este motivo Jeffrey D. Sachs señala que la inversión más productiva que se pueden realizar para hacer frente a los problemas de insostenibilidad del Planeta es apostar por la gente. Por el poder transformador y de cambio que tienen las personas que saben manejar herramientas de intervención. La educación es sin ninguna duda la herramienta clave y fundamental que facilita que un niño pueda evolucionar a un adulto con capacidades de aplicar soluciones sostenibles en su vida cotidiana. Personas educadas en la sostenibilidad apostaran por soluciones sostenibles. Una educación, como la que impera en la actualidad, basada en modelos de desarrollo que consideran la biosfera como una fuente ilimitada de recursos solo puede llevar a las generaciones futuras a precipitarse al vacío en medio de la ascensión. La educación en la sostenibilidad es una apuesta clave.

Recientemente se han publicado los resultados de los índices de evaluación de los distintos países en relación a los 17 objetivos de desarrollo sostenible. Nuestro país, a pesar de ocupar una posición relevante -puesto 25- dentro del ranking de los 160 escaladores, no ha conseguido subir con éxito a ninguno de los 17 picos de los ODS. Mucho tiene que trabajar en los próximos años para alcanzarlos antes del 2030. Es importante analizar que esfuerzos se están realizando desde la educación formal para preparar a las nuevas generaciones para ser unos excelentes escaladores y equilibristas de la sostenibilidad. Este informe presenta las luces y sombras de esta escuela de escalada y marca pautas para recorrer el camino de una forma más eficaz y segura. Por todo ello, REDS insta al gobierno español a trabajar para establecer estrategias educativas eficaces para alcanzar los ODS y apoya la propuesta que se plantea en el presente informe de impulsar la creación de una “Educación para la sostenibilidad”.

Leer artículo completo en formato PDF (enlace alternativo en este servidor).

Javier Benayas del Álamo, profesor titular y miembro del laboratorio de sociecosistemas del Departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid.
Carmelo Marcén Albero, es maestro y Doctor en Geografía por la Universidad de Zaragoza. Profesor de Ciencias de la Naturaleza en Educación Secundaria.
David Alba Hidalgo, es Doctor en Educación Ambiental (UAM, 2016), Máster en Investigación, Gestión y Desarrollo Local (UCM, 2002) y Licenciado en Ciencias Ambientales (UAM, 2000).
José Manuel Gutiérrez Bastida, es maestro, Máster en Educación Ambiental (Instituto de Investigaciones Ecológicas, 2001) y Especialista Universitario en Educación Ambiental (UNED, 2004).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *