El Ejército del Aire cumple 75 años

Este año se cumplen setenta y cinco años desde la creación del Ejército del Aire (EA), una de las primeras aviaciones militares que se constituyeron como un ejército independiente. El EA es el heredero de la Aeronáutica Militar y de la Aeronáutica Naval. La Aeronáutica Militar fue creada en 1913 con dos ramas: Aviación y Aerostación. Pocos después de su creación, la primera escuadrilla expedicionaria de la Aviación Militar se desplegó en Tetuán el 29 de octubre de 1913. Desde noviembre de ese año hasta julio de 1927 se perdieron 139 aviones y encontraron la muerte 79 pilotos, observadores y ametralladores. El heroísmo de aquellos aviadores se vio recompensado con 11 Cruces Laureadas de San Fernando y 24 Medallas Militares individuales. La Aviación Naval nació en 1917 y tres años después pasó a llamarse Aeronáutica Naval. Sus miembros tuvieron también una participación destacada en la campaña de África, especialmente en el desembarco de Alhucemas, preludio de la pacificación del Protectorado español en Marruecos.

Finalizando la campaña, se inició la época de los grandes vuelos de la Aviación española. Desde 1926 a 1935 nuestros aviadores abrieron nuevas rutas a la navegación aérea y estrecharon los lazos con los países iberoamericanos. Por su extraordinaria relevancia destacaremos alguno de esos vuelos. El vuelo del hidroavión «Plus Ultra» de Palos de la Frontera a Buenos Aires (enero-febrero 1926). Los vuelos de la patrulla «Elcano» (tres aviones) de Madrid a Manila (abril-mayo 1926). Los vuelos de la patrulla «Atlántida» (tres hidroaviones) de Melilla a Santa Isabel y regreso (diciembre 1926-febrero 1927). Los vuelos desde Sevilla a América del avión «Jesús del Gran Poder» (marzo-mayo 1929). El vuelo del «Cuatro Vientos», que salió de Sevilla el 10 de junio de 1933 y llegó a Camagüey (Cuba) el día siguiente, terminó trágicamente al desaparecer tras reemprender el 20 de junio su viaje desde La Habana a la ciudad de México.

La creación y consolidación del Ejército del Aire fue un proceso que duró casi diez años. La escasez de material exigió un extraordinario esfuerzo de todos, aunque la industria aeronáutica española logró dotar a las unidades con el material indispensable. Con la mejora de la situación económica y la firma en septiembre de 1953 de los acuerdos con los Estados Unidos se inició una profunda renovación del EA. La creación del Mando de la Defensa Aérea, los centros coordinadores de Salvamento Aéreo, la renovación de la doctrina, la nueva Escuela de Reactores y sobre todo la llegada de aviones modernos supusieron un gran salto adelante. Desde entonces el EA ha renovado periódicamente su doctrina, estructuras y material de acuerdo con las necesidades nacionales, con la evolución del entorno estratégico y con los compromisos con las organizaciones internacionales a las que España pertenece.

En los últimos años, el EA ha sido dotado con aviones de caza de última generación fabricados en coproducción con países aliados, y se han reforzado las unidades de apoyo al despliegue y los medios de la Defensa Aérea. El nuevo Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de la OTAN ubicado en la base aérea de Torrejón (CAOC TJ), cuyo mando lo ejerce un general del EA, obtuvo el 1 de julio de 2013 su capacidad operativa inicial. Desde entonces es responsable de la vigilancia y el control del espacio aéreo de once países aliados cuyo territorio se extiende desde las islas Azores hasta el extremo oriental de Turquía y desde el norte de Hungría hasta las islas Canarias.

El EA es uno de los más avanzados del mundo y participa en numerosas misiones internacionales. Desde que en 1979 se desplegó un destacamento aéreo en Guinea Ecuatorial y en 1989 ocho aviones participaron en la misión de las Naciones Unidas en Namibia, el EA ha participado en numerosas misiones lideradas por la ONU, la OTAN o la UE. En ese contexto, hay que destacar que el 18 de mayo de 2005 España asumió el mando de la base de apoyo avanzado de Herat (Afganistán). Desde entonces la base ha estado mandada por un coronel del EA y más de cuatro mil hombres y mujeres del EA han integrado los sucesivos contingentes junto a otros miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil. También es digno de destacar que en los últimos treinta años el EA ha participado en innumerables operaciones del salvamento en territorio nacional y en más de treinta misiones internacionales de ayuda humanitaria.

La Ley Orgánica de la Defensa Nacional establece que el cumplimiento de las misiones de las Fuerzas Armadas requiere realizar diferentes tipos de operaciones que pueden conducir a acciones de prevención de conflictos o disuasión, a actuaciones en situaciones de crisis y, en su caso, a la respuesta a agresiones. En el setenta y cinco aniversario de su creación, el Ejército del Aire está preparado para todo ello.

Federico Yaniz Velasco, General de Aviación y Docotro en Economía de la Empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *