El interés de España

Según las previsiones de la Comisión Europea para 2017 España será, de los grandes países de la Unión, el que tenga un mayor crecimiento económico. Tras dos años creciendo al 3,2 por ciento es muy posible que en este ejercicio se vuelva a superar la barrera del 3 por ciento, pues en el primer trimestre el PIB ha crecido ya el 0,8.La creación de empleo en el periodo 2015/2017 superará ampliamente el millón de puestos de trabajo. El pasado mes de abril ha sido el mejor de toda la historia en este apartado, con 212.000 nuevos cotizantes.

Según los datos de criminalidad, España es uno de los países más seguros del mundo, y la ley de Seguridad Ciudadana y las reformas en el Código Penal han ayudado a que lo siga siendo, al permitir la detención de 212 sospechosos de terrorismo yihadista en los dos últimos años, manteniendo a nuestro país a salvo de los salvajes ataques que se repiten en nuestro entorno.

Cualquier análisis objetivo concluiría que la reforma laboral realizada por el Gobierno de Mariano Rajoy ha sido eficaz para crear empleo, y que la ley de Seguridad Ciudadana facilita el trabajo de las Fuerzas de Seguridad sin que la libertad de los españoles se vea amenazada . El nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, tras prolongar el estado de excepción vigente en su país desde hace meses, ha fijado como prioridades de su política una reforma laboral y una ley de seguridad semejantes a las vigentes en España, donde la oposición parlamentaria intenta reiteradamente su derogación.

La revista «Lancet» y la Fundación Bill y Melinda Gates, en un análisis de la sanidad pública que ABC recogió ampliamente hace escasa fechas, consideran que la española es la mejor entre las de los grandes países del mundo, ocupando el puesto octavo –tras la de Andorra, Suiza y los países nórdicos–, mientras Francia está en el puesto quince, Alemania en el veinte y Reino Unido en el puesto treinta. Este análisis y la experiencia cotidiana de los usuarios de la sanidad española demuestran que la acusación de que los obligados recortes de gasto durante la crisis han destruido los servicios públicos es falsa y tiene el objetivo político de fijar un relato negativo.

La principal fuente de riqueza de España es el turismo, y el Foro Económico Mundial ha considerado a nuestro país durante los tres últimos años el más competitivo del mundo en turismo, tras una evaluación conjunta de 141 países, en la que España se ha impuesto a Estados Unidos, Francia y Alemania en infraestructuras, seguridad y patrimonio cultural

6 de marzo de 2017. Versalles. Cumbre a cuatro entre Francia, Alemania, Italia y –por primera vez– España. El éxito de las reformas del Gobierno presidido por Mariano Rajoy es reconocido por nuestros socios de la Unión Europea, lo que permite que España asuma el protagonismo con sus propuestas para reforzar el proyecto europeo ante la grave crisis provocada por el Brexit.

En política interna, el Gobierno, pese a disponer de solo 137 diputados (por cierto, aventajando en 52 a la siguiente fuerza política, lo que conviene no olvidar), ha conseguido formar una mayoría en el Parlamento para convalidar el importante decreto de reforma de la estiba en los puertos españoles, y puede obtener en los próximos días la aprobación de los Presupuestos Generales de Estado para este ejercicio .

La corrupción es una muy mala noticia, pero el número de procesamientos y de ingresos en prisión de los acusados por esta lacra ponen de manifiesto una eficaz actuación de Policía y tribunales, lo que, junto con las reformas legales para prevenirla, constituyen una buena noticia. Ahora se actúa más contra la corrupción y eso es positivo, y tal actuación es noticia permanente no solo por los datos objetivos de detenciones y encausamientos, sino también por la insólita duración de los procedimientos y el interés mediático y político. La oposición parlamentaria utiliza la corrupción pasada como única herramienta para atacar al Gobierno y fundamentar mociones de censura, cuando el interés de España exigiría que este Ejecutivo, eficaz en la gestión de los asuntos públicos, garantía de estabilidad y surgido de una doble y reciente llamada a las urnas, tuviera la continuidad natural de una legislatura, sin verse sometido a la presión derogatoria de sus medidas más eficaces. Y, sobre todo, no puede convertirse en excusa para no apoyar al Gobierno de España, que requiere la mayor colaboración para afrontar el más grave problema de nuestra nación: la vulneración de la Constitución y el Estatut que la Generalitat pretende realizar, amenazando así gravemente la convivencia y el bienestar de Cataluña y de toda España.

Antonio Tornel, jurista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *