El legado de Tácito 40 años después

Este año se cumple el 40 aniversario del nacimiento de Tácito. El 26 de junio de 1973 se publicó en el diario madrileño «YA» el primer artículo: «Declaraciones-Propósitos-Realizaciones». Tácito fue la consecuencia de un conjunto de causas que llevaron a un grupo de personas a reflexionar sobre la situación política y social de la España de principios de los 70. Una España sin libertad, sometida a un régimen autoritario, sumida en una crisis económica y con profundas desigualdades sociales. Aquellos hombres de su tiempo tuvieron el valor de no esquivar esta realidad y se comprometieron generosamente con lo que necesitaba su país en esos momentos. A pesar de las dificultades que les llevó incluso ante el Tribunal de Orden Público potenciaron más lo que les unía que lo que les separaba.

Tácito fue un grupo heterogéneo de personas con vocación política de servicio, que a pesar de estas diferencias ideológicas –había liberales, demócratas-cristianos, socialdemócratas y lo que es más importante personas represaliadas por el franquismo y otras que habían colaborado con el Régimen– articularon un ideario de acción, un programa político que aunque transcurridos ocho lustros no me resisto a reproducir, no solo por su vigencia sino sobre todo por que es un ejemplo para los españoles de hoy.

Los doce puntos en que se fundó la actuación política de los Tácitos eran los siguientes:

1.-La libertad individual se funda en la dignidad de la persona y debe ser protegida por el Estado.

2.-La reconciliación de los españoles debe partir del reencuentro con ellos mismos y del convencimiento de un objetivo común libremente consentido.

3.-El Estado no debe ser confesional. Se debe reconocer y garantizar a todos los españoles el derecho a la libertad religiosa y al ejercicio de su culto.

4.-Las leyes constitucionales españolas son abiertas y susceptibles de reforma y evolución. La soberanía reside en el pueblo y sólo quien le represente legítimamente debe gobernar. El Estado, como institución al servicio de los fines sociales, estará sometido al control democrático de la sociedad.

5.-Propugnamos un sistema bicameral en el que las Cámaras legislativas sean elegida por voto igual directo y secreto de todos los españoles. El sistema electoral debe evitar la proliferación y atomización de organizaciones políticas. La eficacia y la continuidad en la acción de gobierno exige un Poder Ejecutivo estable y representativo.

6.-La unidad de jurisdicción y la independencia del Poder Judicial son presupuestos constitucionales inalterables. La Administración de justicia debe ser rápida y asequible para todos los ciudadanos.

7.-Deben reconocerse las peculiaridades regionales en función del hecho diferencial de la diversidad de pueblos que constituyen el Estado español.

8.-La integridad e independencia del territorio nacional son exigencia suprema de la comunidad.

9.-Condición esencial para que la convivencia nacional, el clima moral y el progreso social sean efectivos es una permanente elevación del nivel educativo, cultural y científico de los españoles.

Nadie con capacidad debe quedar excluido por falta de medios económicos de alcanzar los más altos niveles de enseñanza.

10.-La política exterior del Estado se basará en la defensa de los intereses nacionales. Se propugna mantener pacíficas y amistosas relaciones con todos los Estados, aplicando los principios de las Naciones Unidas.

11.- La economía es un medio al servicio del hombre para mejorar y asegurar la calidad de la vida. La política económica y la política social forman una unidad en la que se debe conciliar la economía de mercado, justa distribución de los bienes y la protección de los derechos sociales. La propiedad privada es un derecho que la ley debe proteger, pero las necesidades de la colectividad deberán primar sobre ella. Las líneas centrales de la política económica serán fijadas, dentro de un marco de economía de mercado, por los cauces democráticos constitucionalmente establecidos. El sector público deberá ser revitalizado y controlado democráticamente para permitir la regulación de la economía y la atención a las necesidades sociales que se declaren prioritarias. La libertad económica solo se justifica como estímulo para una mayor solidaridad humana y una más justa participación en los beneficios.

12.-Debe reconocerse la libertad sindical y la representatividad y efectividad en todos los niveles.

En estos momentos en que los españoles debemos superar crisis profundas, hay que subrayar la labor de los Tácitos, pues el acierto o el fracaso de una generación se encuentra en saber interpretar la realidad y canalizarla.

Los Tácitos junto con muchos otros españoles tuvieron el arrojo y la sensatez de acertar en el diagnóstico político y encauzarlo para convertirlo en el periodo de mayor estabilidad y progreso que ha conocido nuestra historia.

Hoy como entonces los españoles esperamos de las fuerzas políticas una actitud de diálogo que permita el reestablecimiento del orden político, económico y social que aceptamos los españoles con la Constitución de 1978.

José Luis Ruiz-Navarro Pinar, letrado de las Cortes e hijo del fundador del Grupo Táctico.

1 comentario


  1. Estimado Sr. D. José Luis Ruiz-Navarro
    Me alegra saber que perpetúa el recuerdo y la senda de su querido padre, que además de profesor mío de Derecho Civil, me permitió participar, siendo yo un joven estudiante de derecho en las reuniones del grupo Tácito en la calle Santiago Bernabéu de Madrid y posteriormente mantener una buena amistad con él y con su hermano Javier (q.e.p.d.), del que llegué a ser profesor,amistad mantenida aún cuando fuí destinado a Cantabria y me alejé de Madrid durante unas décadas
    Por aquellos entonces sabía de Vd. a través de su padre, que preparaba y posteriormente obtenía con brillantez plaza de letrado en Cortes.
    Con la perspectiva que dan los años, estos recuerdos adquieren para mí especial relevancia en mi modesta biofrafía y me llenan de orgullo al saber que pude ser testigo de momentos excepcionales protagonizados por personas más excepcionales todavía gracias a su admirable padre.
    Reciba un emocionado abrazo

    José Ignacio León Lorenzo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *