El Partido Popular: de la ‘dedocracia’ a la democracia limitada

Las recientes elecciones primarias limitadas en primera vuelta del Partido Popular (PP) español han supuesto un paso en la buena dirección. Mariano Rajoy admitió, antes de huir a su Registro de la Propiedad, unas primarias jibarizadas. No imaginó que un outsider, Pablo Casado, pudiera entrar en la combinación de los dos finalistas que serán elegidos el 21 de julio de 2018 por por unos compromisarios (en su mayoría miembros del aparato) profundamente divididos. En el PP era impensable ganar elecciones sin dominar las regiones a través de sus respectivos presidentes cooptados.

A continuación paso a enumerar algunas consideraciones, que pueden resultar sorprendentes y políticamente incorrectas, que ofrezco para la reflexión y el debate:

1.- Soraya Sáenz de Santamaría es quien ha perdido las elecciones del 5 de Julio. Intentó durante años que la sucesión se limitara, como mucho, a un “mano a mano” con Maria Dolores de Cospedal. Pablo Casado estaba fuera de sus cálculos.

2.- La elección a la presidencia del PP del 21 de Julio se encuentra abierta, como lo estuvo la elección de Antonio Hernández Mancha frente a Miguel Herrero Rodríguez de Miñón en el único precedente democrático de este partido.

3.- El riesgo para Soraya es que los partidarios de Cospedal voten a Casado. Será esencial la calidad del debate entre los dos candidatos en Televisión previo al 21 de Julio y los discursos en el Congreso del partido.

4.- Toda esta música, comparada con el dedazo de José María Aznar o el dedazo ejercido por Mariano Rajoy durante catorce años en el PP, suena mucho mejor aunque sea a costa de desvelar que el perro está muy, muy flaco.

5.- La candidatura Soraya-Arenas se emplea a fondo en su especialidad: la conspiración y el manejo de medios de comunicación afines. Tienen el apoyo de Arriola-Villalobos, es decir, de Rajoy.

6.- La unión, en lista única, de Saénz de Santamaría con Casado para el día 21 de Julio es una trampa  para elefantes.

7.- No se entiende que Dolores de Cospedal no dimitiera la noche del 5 de Julio. No tienen idea de lo que la democracia interna en un Partido.

8.- “Defender lo nuestro y a uno de los nuestros” dicho por Cospedal pasará a la historia política española como una de las mayores vergüenzas. Se trata de una frase de banda mafiosa utilizada en el cine. Así fue que el aparato del PP, reunido en la Convección de Sevilla, recibió con aplausos a Cristina Cifuentes.

9.- Las primarias del 5 de Julio han servido para precisar que el número real de afiliados al PP gira en torno a 60.000. Estamos a la espera de una autocrítica y rectificación de Rajoy, Cospedal y Fernando Martínez Maíllo por habernos engañado a sabiendas, en repetidas ocasiones, con el censo de  “el partido político más importante de Europa”. El falso censo como elemento de propaganda.

10.- El aparato ha funcionado como se esperaba en algunas regiones (Andalucía, Valencia, Castilla-La Mancha, País Vasco….) pero la militancia de base se ha apartado de las indicaciones de los cargos instalados y elegidos todos por cooptación, con la excepción del Balear José Ramón Bauzá.

11.- La posición de Pablo Casado en una Vicesecretaría de Comunicación era un cargo para abrasarlo (como le pasó a Carlos Floriano). No tiene nada que ver con el poder efectivo dentro del partido. El poder está en nombrar presidente regional (Juan Manuel Moreno Bonilla, Isabel Bonig, Alfonso Alonso…) de donde se derivan en cascada los nombramientos inferiores, tanto en el Partido como en las listas electorales. Esa posición la tenían y la tienen los sorayistas y cospedalistas.

11.- Por ello, que Casado pase el corte como finalista es una sorpresa. Al no tener poder territorial, sus votos tienen mucho más mérito que los de Soraya o Cospedal. Es un triunfo de las menguadas bases frente al aparato.

12.-  La democracia cristiana repite éxito electoral: domina el partido en Andalucía desde 1990 (Javier Arenas) pero no ganan elecciones. Otro democristiano, José Manuel García Margallo con apenas seiscientos votos, ha estado a punto de ser superado por Jose Ramón García Hernández, (también democristiano) que no ha escrito ningún libro ni ha sido ministro. Buen revolcón del PP a la soberbia de Margallo, insuficientemente “cubrido”. Parece extraño que un autor que dice que ha escrito numerosos libros repita “cubrido” en lugar de cubierto

13.- Si Casado gana el 21 de Julio tiene delante una largo camino refundacional. Tiene que limpiar a fondo la generación emergida en los noventa. Si continúa con la mochila de “uno de los nuestros” no tardará en ser y parecer uno de ellos.

14.- Si Soraya (la candidata de Rajoy) gana el 21 de Julio, será la versión bis de Rajoy, con faldas: tecnocracia, exclusión y conspiración. El declive y desaparición del PP es más que probable.

15.- En 2014 Soraya-Arenas  ganaron la partida a Cospedal proponiendo a su candidato en Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. Entonces escribí a la Secretaria General que promoviera primarias, que se impusiera a Rajoy o dimitiera. No me hizo caso y ahora Soraya-Arenas, en su cortijo andaluz, le han echado definitivamente del campo de futbol.

16.- Casado o Sáenz de Santamaría están obligados a proponer un proyecto político atractivo pues ya no disponen de un electorado cautivo (como lo tuvo Aznar y Rajoy). La competencia de Ciudadanos y VOX obliga al PP a afinar en política ante un electorado atento a los reiterados engaños de las élites.

Las actuales primarias del PP, aunque sean democracia limitada, con debate de dos candidatos, son mucho más clarificadoras que el secretismo y arbitrariedad del dedazo de última hora del que era tan aficionado Rajoy durante catorce años y de Aznar durante otros catorce.

Guillermo Gortázar, Doctor en historia y profesor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *