Aborto

Demonstration for the right of sexual self-determination in Berlin, 26 January 2019. Photograph: Hayoung Jeon/EPA

It’s like the holocaust only worse, according to babycaust.de, the German website dedicated to abortion, or as they call it: “The mass murder of unborn children.”

Every country has its nutters. The problem with these particular nutters is that their website is your best bet if you need to find a doctor who performs abortions in Germany. It provides a full list of practitioners with the “licence to kill” by town and postcode, decorated with images of hacked-up babies in petri dishes, some of them made into gifs to show the blood still dripping. Whatever for? They obviously don’t want you to go to these doctors.…  Seguir leyendo »

En los últimos dos meses, un tribunal ruso ordenó a una plataforma de redes sociales que  bloqueara a grupos LGBTIQ para que no compartieran información; un académico en Turquía fue enviado a prisión por publicar un artículo sobre los vínculos entre la contaminación del agua y las altas tasas de cáncer en la región, y las autoridades de Bangladés restringieron el acceso de los refugiados rohingya a los servicios de telecomunicaciones móviles. Aunque 117 países de todo el mundo han adoptado leyes integrales que apoyan el derecho a la información, todavía existe una tendencia entre los Gobiernos de limitar las libertades cuando sus agendas políticas se ven amenazadas, y Brasil es uno de los perpetradores.…  Seguir leyendo »

Una joven participa en las demostraciones a favor del aborto en Buenos Aires, Argentina, el 10 de abril de 2018. (Natacha Pisarenko/AP Photo)

En 1921, en Argentina, las mujeres no podían votar. No podían ser presidentas. No podían ser diputadas. No podían divorciarse. No podían separarse si las violaba su marido. No podían salir de sus casas si su marido les pegaba. No podían salir de sus casas (salvo para comprar la comida y cocinar dentro del hogar) y no esperar al marido que trabajaba. No podían decir que no. No podían manejar su dinero. No podían manejar. No podían tener sexo sin tener hijos. No podían hacer otra cosa que tener hijos o vestir santos. No podían decidir no tener hijos. No podían decidir sobre sus hijos.…  Seguir leyendo »

Protestantes marchan en Ciudad de México durante la marcha por el Día de la Mujer el 8 de marzo de 2019. (Rebecca Blackwell, File)

Este 24 de octubre, el Diario Oficial del Estado de Oaxaca publicó el decreto mediante el cual ese estado se convierte en el segundo del país en garantizar a las mujeres la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación. La Ciudad de México (CDMX) fue la primera entidad en lograrlo en 2007. Tuvieron que pasar 12 años para que Oaxaca hiciera historia, devolviéndonos a las mexicanas la esperanza de que algún día el aborto sea legal en todo el país.

Oaxaca y la CDMX son la excepción que representa para nosotras el futuro y un referente para el resto del país, pues ponen de manifiesto que los derechos no se ponen a consulta y que es urgente hacer cambios en las leyes para que las mujeres puedan decidir sobre sus maternidades en un contexto en el que los grupos conservadores, antiderechos y religiosos ejercen tanta presión en la construcción de la política pública, lo cual pone en tela de juicio la laicidad del Estado.…  Seguir leyendo »

‘We are on the cusp of a freedom that’s been fought for by groups like Alliance for Choice.’ Pro-choice demonstrators in Belfast on Monday. Photograph: Charles McQuillan/Getty Images

It has been 1,009 days since the Stormont government in Northern Ireland collapsed in January 2017. While the building on the Belfast Hill has gained some mothballs and a politician here and there has been chided for morally and politically dubious holidays, Northern Irish citizens’ human rights have been dug from the bedrock of a patriarchal, religious-gilded state.

In June 2017, Belfast’s court of appeal ruled that it was up to the Northern Irish assembly to decide on the country’s restrictive abortion law. That same day, the British government monumentally announced funding for pregnant Northern Irish women to access abortion in England, pressured by Labour MP and ally Stella Creasy.…  Seguir leyendo »

Manifestación del 8M en 2018, en Madrid. Álvaro García

Creo que muchas personas saben que en España, desde el año 2012, las personas extranjeras no pueden acceder a la sanidad pública en las mismas condiciones que las españolas. Lo que no sé es si todo el mundo se ha parado alguna vez a pensar qué supone esta restricción en la vida de las mujeres migrantes que, por diferentes circunstancias de su vida, necesitan abortar.

En España, como en muchos países que tienen despenalizado el aborto, aún persisten barreras que obstaculizan el acceso al aborto en la sanidad pública. Esto sucede a pesar de que, según la ley que regula el aborto, todas las mujeres tienen derecho a acceder a él sin ningún tipo de discriminación.…  Seguir leyendo »

Concentración en los juzgados en Rabat el pasado 9 de septiembre de protesta por la detención de la periodista Hajar Raissouni. Mosa'ab Elshamy (AP)

Nosotros, ciudadanas y ciudadanos marroquíes, declaramos que estamos fuera de la ley. Infringimos unas leyes injustas, obsoletas, que ya no tienen razón de ser. Hemos mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio. Nos han practicado, hemos practicado o hemos facilitado un aborto. Hemos aprendido a fingir, contemporizar, disimular. ¿Cuánto tiempo más tendremos que seguir haciéndolo?

Cada día, cada hora, en secreto, a escondidas, mujeres como yo, hombres como tú, conservadores o progresistas, personajes públicos o anónimos, de todos los orígenes y todas las regiones, se atreven y toman las riendas de su vida, disfrutan y existen por su cuenta, rompen las cadenas y burlan las leyes.…  Seguir leyendo »

La Ley de Amnistía presentada por el Presidente Andrés Manuel el pasado 15 de septiembre es una muestra más de algunas de sus estrategias que —con frecuencia— suelen tener más un efecto simbólico que práctico. Es loable que considere la posibilidad de que algunas personas que se encuentran en prisión sean liberadas bajo el perdón otorgado por la Fiscalía General de la República. Sobre todo si consideramos que muchas de ellas no deberían estar presas ya sea porque no tuvieron una defensa adecuada o porque están acusadas por delitos no graves. Ese es el caso de muchas personas jóvenes, mujeres y personas indígenas —que son los grupos identificados en la iniciativa— que por su situación, son especialmente vulnerables frente al sistema de justicia.…  Seguir leyendo »

Las pastillas para abortar y los cambios sociales del internet

Una tarde hace casi un año, justo cuando el Senado de Estados Unidos comenzaba a considerar la nominación de Brett Kavanaugh a la Corte Suprema, me registré en Day Night Healthcare, una farmacia en línea con sede en India, y ordené una caja de pastillas abortivas. Unas horas más tarde, recibí una llamada de un agente de servicio al cliente de Day Night que me advirtió algo. Me aconsejó que si mi banco llamaba para preguntar sobre la compra: “Dígales que aprueba el cargo, pero no diga para qué es. Si preguntan, diga que es equipo para el gimnasio, o algo así”.…  Seguir leyendo »

‘Under paragraph 219a of the penal code in Germany, gynaecologists who publish details of their methods may be prosecuted.’ Activists in Berlin protest against German abortion law in January. Photograph: Michele Tantussi/Getty Images

When I was 30, in 2011, I had an abortion. I was living in Berlin, a city known, since the fall of the Wall, for championing freedom. Or at least it was until attention turned to my womb. Born in France in the 1980s, and brought up on the internet, the Erasmus European studies programme and love without borders, I was under the happy illusion that everything relating to women’s bodies – from abortion to assisted reproduction – was covered by rights secured after long, hard struggles.

I blithely assumed that the milestones on the road to liberating French women – the May 1968 uprising, the 1971 “Manifesto of the 343” signed by women admitting to having had an abortion, Simone Veil, the health minister who legalised abortion, and the first test-tube babies – were all sufficiently European to be taken for granted, whatever the language.…  Seguir leyendo »

Mi hija de 12 años me preguntó hace poco qué opino sobre el aborto. Llegó a la cocina, se asomó en la nevera y luego volteó y lo dijo de golpe: “No me puedo decidir sobre el aborto. Quiero saber tu opinión”.

Mi hija ve muchas noticias. A diferencia de mí cuando tenía su edad, le interesan  genuinamente las notas políticas: noticias sobre el cambio climático, la justicia racial y de género, al igual que la próxima elección estadounidense. Justo después de que hizo su pregunta me quedó claro que había leído las noticias de que el estado en el que vivimos, Ohio, prohibió el derecho al aborto para prácticamente todos los casos, sin excepciones para violación o incesto.…  Seguir leyendo »

Los pañuelos verdes han sido un símbolo de la legalización del aborto en América Latina. Credit Natacha Pisarenko/Associated Press

Esta semana, veinticinco hombres del senado del estado de Alabama en Estados Unidos aprobaron una ley contra el aborto que solo lo permite si corre peligro la vida de la madre. El mismo día, la actriz estadounidense Busy Philipps escribió en su cuenta de Twitter: “Una de cada cuatro mujeres ha tenido un aborto. Muchas personas piensan que no conocen a alguien que lo haya hecho, pero #YouKnowMe (#TúMeConoces). Así que hagamos esto: si también eres una de cada cuatro, compartámoslo y ayudemos a terminar con la vergüenza”.

Pues bien, tú me conoces. En Colombia, abortar arrastra la doble carga de ser estigma social y delito.…  Seguir leyendo »

La oposición al aborto es tan intensa que incluso cuando las mujeres tienen el derecho legal de interrumpir su embarazo, puede ser extremadamente difícil acceder a los servicios necesarios para ejercer dicho derecho. Sin embargo, peor que aquello, es el hecho que los opositores al aborto tienden a ignorar las fallas que, inicialmente, conducen a las mujeres hasta el punto en que buscan un aborto.

Desde un punto de vista moral, se debe defender firmemente el respeto a la libertad personal y autonomía corporal de una mujer, en lugar de obligarla a poner en riesgo su salud o su bienestar al llevar a término un embarazo no deseado o peligroso.…  Seguir leyendo »

Mi país debe proteger los derechos reproductivos de las mujeres

La semana pasada inició la sesión legislativa en Tallahassee, Florida, en la que se considera un proyecto de ley que pretende prohibir los abortos a partir de las seis semanas —cuando la mayoría de las mujeres ni siquiera sospechan que están embarazadas—. Así que es necesario enviarles un mensaje a los representantes locales que quieren decidir por mí y por las mujeres de mi estado: el aborto legal y seguro no es, ni puede ser, una ficha política entre conservadores y liberales, demócratas o republicanos.

El aborto es un asunto de salud pública, derechos humanos y desigualdad económica.

Desde pequeña aprendí que no todas las personas —por género, clase o raza— recibimos el mismo trato por parte de las instituciones y los gobiernos.…  Seguir leyendo »

When two gynecologists performed an emergency Caesarean section on an 11-year-old rape survivor at the Eva Perón public hospital in Tucumán, Argentina, last week, they saved the girl from a potentially fatal situation authorities should never have put her in — one that is all too common across Latin America.

The girl was reportedly raped by her grandmother’s partner and admitted to a hospital in January after discovering that she was 19 weeks pregnant. She and her mother promptly requested an abortion, which is legal in Argentina in cases of rape or when the woman or girl’s life or health is in danger.…  Seguir leyendo »

This woman in a refugee camp in Bangladesh is among those raped and impregnated by soldiers. After she gave birth to a son, her husband blamed her for the rape and abandoned her.CreditCreditWong Maye-E/Associated Press

No one knows how many Rohingya became pregnant as a result of rape by the Myanmar military. No one knows how many babies were born to survivors of sexual violence living among the 750,000 Rohingya in camps in Bangladesh.

The systematic sexual violence against the Rohingya reminded many in Bangladesh of their own painful history: During Bangladesh’s war of independence in 1971, the Pakistani military and local collaborators killed about 300,000 civilians and raped and tortured as many as 400,000 women and girls.

After the fighting ended in late 1971, reports abounded of rape survivors who, shunned by their own communities, had killed themselves or their newborn babies, or died from attempts to self-induce an abortion.…  Seguir leyendo »

En ‘El tercer hombre’, hay una estremecedora escena en lo alto de la noria gigante de Viena: Orson Welles, señalando a la gente de abajo, le pregunta a Joseph Cotten “¿Sentirías compasión por alguno de esos puntitos negros si dejara de moverse?”. A mí esa escena me plantea la pregunta de si hemos perdido la compasión por los niños abortados, puntitos negros en las ecografías heridas de muerte.

El aborto es un tema tabú que mira directamente a los ojos de nuestra conciencia individual, y ya es bastante complicado sumergirse en la sima de la propia conciencia como para intentar juzgar los abismos de los demás.…  Seguir leyendo »

El 14 de junio, en Argentina, un millón de personas se juntaron frente al Congreso de la Nación en una vigilia histórica que logró que la Cámara de Diputados avanzara en la legalización del aborto. La demanda se convirtió en un ojo abierto sobre el poder político, en una fogata que ardió como el fuego contra el frío, el viento y el desamparo. Una multitud reclamó por el derecho a decidir. A las 9.27, ya del 14 de junio, el tablero parlamentario marcó 129 votos a favor y 125 en contra. El resultado se festejó en una emoción mojada de lágrimas, cantos, saltos y abrazos.…  Seguir leyendo »

Defensa de la vida

El Senado argentino rechazó legalizar el aborto por 38 votos contra 31, una medida que había sido aprobada por la Cámara de Diputados y que provocó un debate nacional y movilizaciones gigantescas de partidarios y adversarios de aquel proyecto de ley. Aunque la legalización haya sido rechazada yo también creo, como los millares de jóvenes que salieron a las calles a manifestarse a favor, que ésta ha sido una victoria pírrica para los adversarios y que, más pronto que tarde, al igual que en los países más modernos y civilizados del mundo, Argentina legalizará el aborto dentro de las catorce semanas de la gestación.…  Seguir leyendo »

Activistas a favor de la legalización del aborto, en Chile, se manifestaron afuera de la embajada argentina en su país el 8 de agosto de 2018. Credit Martín Bernetti/Agence France-Presse — Getty Images

La madrugada del jueves 9 de agosto, el Senado argentino rechazó un proyecto de ley para expandir el derecho al aborto después de un polémico debate que duró meses. Fue una derrota para las feministas.

Uno podría maravillarse ante la resiliencia política de los conservadores de Argentina, pero prefiero admirar lo cerca que estuvieron las feministas de alcanzar el éxito.

Esta fue la primera vez, luego de muchos intentos, en la que las activistas a favor de la legalización del aborto lograron que el Congreso pusiera a consideración un proyecto de ley. Incluso lograron que el proyecto fuera respaldado por la Cámara de Diputados.…  Seguir leyendo »