Acoso laboral

La soterrada y peligrosa cobardía

Uno de los recuerdos más dolorosos que conservo de mis primeras experiencias laborales fue asistir, con una evidente falta de coraje, a un acoso laboral perpetrado sobre una compañera de trabajo. En aquel tiempo yo hacía prácticas en una emisora de radio, de cuyo nombre no quiero acordarme, como lo que hoy llamaríamos «becario», pero que entonces significaba trabajar sin cobrar. Una locutora de continuidad tuvo un enfrentamiento con el director y, como venganza laboral, la sometieron a un horario humillante y destrozador de la vida privada. La hacían acudir a las 7 de la mañana, concluía el turno a las 9; la volvían a convocar a las 11, le daban libertad a las 13.00 para volverla a convocar a las 15.00, y así hasta cumplir las ocho horas diarias, de manera que no pudiera disponer de un amplio espacio de su vida privada.…  Seguir leyendo »

For five years, the image of captured soldier Gilad Shalit returning home has been the national daydream in Israel, engraved on T-shirts and bumper stickers and graffiti in every town and hamlet in the country. Now that it is actually about to happen, that daydream is seen to be embedded in a nightmare. The public understands that as Sgt. Shalit walks in the front door to be embraced by family and friends, 1,027 killers who have been broken out of high-security prisons, will be setting up camp in the backyard.

Hamas received the bulk of what it has demanded since Sgt.…  Seguir leyendo »

Por Iñaki Piñuel, psicólogo y profesor titular de la Universidad de Alcalá (EL CORREO DIGITAL, 11/06/08):

En los últimos días, el país entero quedaba boquiabierto por la fulminante destitución del seleccionador nacional de baloncesto Pepu Hernández. Me ha llamado la atención este caso por el hecho de que representa un patrón habitual y el paradigma de la situación que sufren a diario millones de trabajadores en España. Trabajadores que sienten cómo el hostigamiento, maltrato o ‘mobbing’ laboral destruye sus vidas profesional, familiar y socialmente, a veces para siempre.

Todo comienza como en el cuento de Blancanieves con una malvada madrastra que se mira en el espejo de su propia incompetencia profesional y descubre, víctima de los celos y de la envidia, que la culpable de sus males no es su propia mediocridad, sino esa blanca e inocente niña a la que maquina en secreto cómo asesinar profesionalmente.…  Seguir leyendo »