Aforamiento

Aforados

Algunos partidos políticos han llamado la atención sobre una modalidad procesal de nuestro derecho, el aforamiento, al ir conociéndose los casos de corrupción con implicados que ocupan cargos públicos. La Constitución prevé el aforamiento para los diputados, senadores y miembros del Gobierno en sus artículos 71.3 y 102, en tanto que la Ley Orgánica del Poder Judicial, en el artículo 57, amplía la lista a servidores públicos como presidentes y consejeros del Consejo de Estado y el Tribunal de Cuentas, o el Defensor del Pueblo, entre muchos otros. Ambas normas establecen que el enjuiciamiento de los aforados corresponderá al Tribunal Supremo o a los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas.…  Seguir leyendo »

Desde hace unos años, la supresión de los aforamientos, dicho así, en bruto, se ha convertido en la propuesta prioritaria de algunos partidos para la lucha contra la corrupción. El mensaje no se detiene en una mínima acreditación de la supuesta relación de causalidad entre la existencia de tales aforamientos y las dificultades en perseguir y castigar a los corruptos. Tampoco consideran de interés sus autores la necesaria distinción entre aforamientos políticos y aforamientos profesionales (jueces, magistrados, policías). La idea fuerza de la propuesta es que el aforamiento es un privilegio intolerable que premia con la impunidad al cargo político. Como es lógico, una buena parte de la opinión pública recibe con satisfacción este discurso justiciero, que crea una repudiable apariencia de conspiración político-judicial.…  Seguir leyendo »

Aforados

La polémica surgida en torno a la ley de aforamiento de S. M. el Rey Don Juan Carlos I, que parece superada, ha dado paso a una intensificación del debate sobre el número de aforados que hay en España y su reducción. Se partía de más de 1 0. 000 y a hora se habla de más de 16.000, que podrían quedarse en 22 con una futura reforma.

Se dice también que en otros países no hay ninguna persona aforada o, en todo caso, que se trata de un número reducidísimo. Las invocaciones al derecho comparado son siempre problemáticas, porque suelen ponerse en relación circunstancias aisladas y no las que afectan en conjunto al asunto debatido.…  Seguir leyendo »

Nadie como el funámbulo francés Philippe Petit ha conseguido elevar el equilibrismo y el malabarismo a la categoría de acontecimiento mediático y cultural, abandonando el encasillamiento de pertenencia a un ámbito minoritario, más propio, según algunos, de un espectáculo circense que de una manifestación cultural relevante. La historia de Petit, que el mes próximo cumplirá 65 años, es apasionante y adquirió notoriedad mundial cuando paseó durante cuarenta y cinco minutos sobre un cable de acero de 60 metros de longitud que unía las azoteas de las dos torres gemelas de Nueva York. Eran las 7.15 horas de la mañana de un 7 de agosto de 1974 y el cable colgaba a 417 metros de altura.…  Seguir leyendo »

El Congreso de los Diputados ha aprobado por medio de una ley orgánica el aforamiento de Don Juan Carlos al Tribunal Supremo una vez que ha abdicado. Lo esencial de esta ley no está tanto en el artículo que regula el aforamiento como en la disposición transitoria en la que se dispone que cualquier causa civil o penal que se haya iniciado contra el ex Rey, antes de la entrada en vigor de la ley, será remitida por el juez, con suspensión de actuaciones, al Tribunal Supremo.

Esta ley, con independencia del procedimiento más o menos acertado en su tramitación, era necesaria y congruente.…  Seguir leyendo »