Amazonia

La Merced, Perú. Hans Luiggi (Unsplash)

A inicios de septiembre del 2014, en la comunidad de Alto Tamaya-Saweto (ubicada en el departamento amazónico nororiental de Ucayali, en Perú), tres indígenas de la etnia asháninka, la más numerosa del Perú, fueron emboscados atacados con armas, golpeados y finalmente asesinados. Posteriormente, partes de sus cuerpos incinerados fueron encontrados en la selva.

Edwin Chota, Jorge Ríos Pérez, Leoncio Quintisima y Francisco Pinedo luchaban contra taladores ilegales de madera en sus territorios, a pesar de la tormenta de amenazas, hasta que finalmente cayeron victimados. Más de cinco años después, la justicia peruana no ha resuelto el caso, mientras en Colombia, Brasil, México siguen ocurriendo crímenes igual de escandalosos.…  Seguir leyendo »

Una paciente indígena baniwa de 92 años de edad que se recuperó de COVID-19 sale del hospital de la ciudad amazónica de Manaus en mayo de 2020 sosteniendo un cartel que dice ‘Otra guerrera recuperada’.‘ Andre Coelho/Getty Images

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien negó la gravedad de la pandemia de coronavirus y ridiculizó el distanciamiento social, dio positivo por el nuevo coronavirus el 7 de julio después de mostrar síntomas leves.

Bolsonaro es uno de los 1,9 millones de enfermos confirmados de COVID-19 en Brasil, un país destrozado por el virus. Pero como hombre blanco, rico y poderoso, no es miembro del grupo más afectado. Los datos muestran que los brasileños negros y los indígenas enferman y mueren mucho más.

Las comunidades indígenas enfrentan dificultades particularmente desalentadoras para la supervivencia durante la pandemia. La mayoría de los aproximadamente 896 000 indígenas de Brasil viven en la región amazónica, donde el hospital más cercano puede estar a días en barco y ofrece servicios limitados.…  Seguir leyendo »

Houses stand along the river of the Santo Ezequiel Moreno community, during the novel coronavirus outbreak, in the municipality of Portel, on Marajo island, Para state, Brazil, on June 5. (Ueslei Marcelino/Reuters)

In 2016, I was living in the central Peruvian Amazon to research the impacts of the expansion of oil palm onto the indigenous ancestral territory of Santa Clara de Uchunya. I was invited to visit a community called Caimito with my friend and colleague Ronald Suárez, now the elected leader of the Shipibo-Conibo, one of Peru’s largest indigenous peoples with a population of around 30,000. The town is eight hours away by speedboat from Pucallpa, Peru’s main city in the central Amazon, and easily double that for the residents dependent on the slower local ferry. The village’s chief was excited to show us the three-room school — the pride of a town in which electricity is available for an hour a day via generator and the main mode of communication is radio.…  Seguir leyendo »

Integrantes de la tribu Mura descansan en un área deforestada de la selva amazónica cerca de Humaita, estado de Amazonas, Brasil, en agosto pasado. Credit Ueslei Marcelino/Reuters

Cuando vuelva la temporada seca, la selva de la Amazonía arderá de nuevo, como todos los años. Por desgracia, esta vez será diferente. Los titulares internacionales del año pasado tomaron por sorpresa al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y a sus aliados. Con seguridad, tendrán preparados más trucos para dar respuesta a la próxima temporada de incendios. Es vital observar de cerca sus acciones.

La deforestación aumenta a un ritmo alarmante. Desde agosto de 2019 ha aumentado un 94 por ciento con respecto al año anterior, que ya había tenido el nivel más alto de deforestación en una década. A diferencia de las áreas más secas de Australia o California, en el bosque tropical no pueden originarse incendios a menos que los seres humanos talen árboles.…  Seguir leyendo »

Un miembro del pueblo yanomami indica el camino a agentes medioambientales de Brasil de minas ilegales de oro. Credit Bruno Kelly/Reuters

Las epidemias fatales no son extrañas para el pueblo yanomami. Sin embargo, el 9 de abril, muchos alrededor del mundo se sorprendieron al saber que la COVID-19 había cobrado su primera víctima entre esos indígenas de la selva amazónica que aún viven relativamente aislados a lo largo de la frontera entre Brasil y Venezuela.

Alvaney Xirixana era un joven de 15 años de la comunidad de Helepe en la cuenca del río Uraricoera, en el estado brasileño de Roraima, una región afectada por una gran invasión de mineros ilegales de oro. Desnutrido y anémico después de episodios sucesivos de malaria, Alvaney comenzó a mostrar los característicos síntomas respiratorios del nuevo coronavirus a mediados de marzo.…  Seguir leyendo »

Oxen grazing on a farm in Apiacas, Brazil as forest fires burned in August.Credit...Victor Moriyama for The New York Times

When I moved to the Amazon “Wild West” town of Paragominas in northern Brazil in 1984 as a young scientist studying forest recovery on abandoned pastures, I expected a town filled with bandits and land grabbers. Instead, what I mostly found were courageous, hard-working families from across Brazil who had come to this rugged town of sawmills, cattle ranches and smallholder settlements to improve their lot in life.

But as the global outcry over recent Amazon fires and the rise in deforestation has demonstrated yet again, the stigma surrounding Amazon farmers as accomplices in this destruction remains, making enemies of would-be allies.…  Seguir leyendo »

Activistas protestan contra las políticas para proteger el medio ambiente de Evo Morales, tras los incendios que acabaron con cinco millones de hectáreas de bosques. (REUTERS/Manuel Claure) (Stringer/Reuters)

La Amazonía brasileña no es la única que están consumiendo los incendios: en Bolivia, más de 5 millones de hectáreas de bosques y pastizales —el equivalente a la mitad del territorio de Guatemala— ya son cenizas. Durante semanas, los incendios avanzaron sin que la comunidad internacional se escandalizara de lo que sucedía en uno de los países del continente donde más ha crecido la pobreza.

Para la comunidad internacional, el presidente brasileño de ultraderecha, Jair Bolsonaro, encaja perfecto en la imagen del diablo depredador de la selva amazónica. Mientras que el mandatario boliviano, Evo Morales, tiene una imagen de presidente indígena bonachón con un discurso de salvador de la madre tierra.…  Seguir leyendo »

Fires have been ravaging the Bolivian lowlands for over a month. Nearly ten million acres have already burned, an area larger than Connecticut and New Jersey combined. Almost half the destruction lies in protected areas known for high biodiversity. It is a tragedy.

The Chiquitanía, a dry forest ecosystem between Amazonia and Gran Chaco in the province of Santa Cruz, is at the center of the crisis. The fires threaten the survival of the region’s wildlife and indigenous people. The Ñembi Guasu Reserve, home to indigenous Ayoreo groups in voluntary isolation, is the most affected area. In the autonomous Guaraní community of Charagua Iyambae, thousands of acres of forest have been destroyed.…  Seguir leyendo »

No estamos entendiendo los incendios de la Amazonia

En las últimas semanas, hemos visto titulares de noticias diciendo que la selva de la Amazonía se está quemando. Pero algo inesperado ocurre cuando ubicas en un mapa los datos satelitales que muestran tanto los incendios de este año como los de los cuatro anteriores: la mayor parte de la selva se mantiene casi intacta.

¿Confundido? Es porque lo que se está quemando no es el corazón de la Amazonía. La mayoría de los incendios arden en las orillas de la selva: ahí es donde está la verdadera noticia. Señalar esta particularidad puede parecer quisquilloso, pero para hallar una solución es indispensable identificar el problema.…  Seguir leyendo »

Casi todos hemos visto las dramáticas imágenes del Amazonas en llamas. Solo el año pasado hubo cientos de miles de incendios intencionales o causados por la tala de árboles, la agricultura, la minería y otras actividades humanas.

Esto importa mucho, porque los bosques absorben gases que elevan el calentamiento global si llegan a la atmósfera. La reducción del bosque amazónico a causa de los incendios agrava el problema del cambio climático de dos maneras: los incendios mismos generan gases y partículas que aceleran el calentamiento global, y obviamente la ausencia misma de los árboles implica que ya no puedan absorber el dióxido de carbono.…  Seguir leyendo »

View of the Amazon rainforest in smoke. Photo: Getty Images.

The circular bioeconomy is an emerging model for more sustainable industrial development. It combines two key sustainability concepts. First, it involves using more renewable and bio-based resources for value-added products, like food, energy, chemicals and materials, by utilizing organic waste streams from forestry and agriculture, while biodegradable products are returned to the environment and thereby re-enter the nutrient cycle.

Second, it keeps those sustainable materials and products in use longer through sharing, reusing, remanufacturing and recycling – instead of throwing them away after a single use.

A third important part of a circular bioeconomy is that of cascading the use of biomass resources.…  Seguir leyendo »

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció su voluntad de liderar un Pacto por la Amazonia entre los países de la región para atender la emergencia en la que se encuentra el ecosistema amazónico. Con Bolsonaro sentado a la mesa, y la presión por mostrar resultados, el pacto corre grave peligro de resultar lo contrario de lo que pretende: en vez de crear un espacio que permita enfrentar la crisis y proteger el ecosistema, puede convertirse en la plataforma perfecta para legitimar las intenciones extractivistas de desarrollo agroindustrial que el gobierno brasileño ha venido impulsando.

La crisis de magnitudes apocalípticas que vive la Amazonia ha movilizado a millones de ciudadanos por todo el mundo en torno al cataclismo y la necesidad de actuar de manera inmediata para detener los incendios y la deforestación acelerada, que amenaza con llevar al bosque tropical más grande e importante del planeta a un punto de no retorno.…  Seguir leyendo »

La Amazonia es la selva más extensa del mundo y el comienzo de su destrucción hace ya más de medio siglo fue justificada como necesaria para arraigar en ella a parte de la población del nordeste brasileño que poseía más del 5% de los habitantes del país con menos de un 13% de su extensión total, mientras la Amazonia contaba con el 60% de la superficie nacional y sólo un 8% de sus habitantes.

Sin embargo, pronto quedó demostrado que ese intento de «colonización humanitaria» no fue el auténtico motivo y que tras él se escondían objetivos políticos e intereses económicos.…  Seguir leyendo »

We’re thinking about the Amazon fires all wrong

For weeks, we’ve seen headlines saying the Amazon rainforest is burning. But something unexpected happens when you map satellite data showing both the fires this year and those that have burned in the previous four years: The bulk of the forest remains almost entirely intact.

Confused? That’s because the heart of the Amazon is not actually on fire. Instead, most of the fires are burning at the fringes of the forest. That’s where the real story, and the real solution to these fires, lie.

Fires are common in the region during this time of the year, as seen on the maps below.…  Seguir leyendo »

El presidente de Bolivia, Evo Morales, acompañó los esfuerzos de apagar los incendios en las afueras de Roboré el 27 de agosto de 2019CreditCreditRaúl Martínez/Ministerio de Comunicación de Bolivia vía Associated Press

Los incendios masivos que afectan a la Amazonía boliviana, y que ya han consumido 2,1 millones de hectáreas en lo que va del año, incomodan al presidente Evo Morales en dos sentidos. Revelan que no es el líder que defiende a la madre tierra —como le gusta presentarse ante la opinión pública internacional— y la emergencia es de tal magnitud que podría afectar incluso sus aspiraciones presidenciales, que se definirán en las elecciones del 20 de octubre.

Morales actuó tarde ante los incendios y luego dijo que las protestas de los activistas medioambientalistas y ciudadanos eran “chistosas”. Sin embargo, la presión de la opinión pública y la alarma internacional lo hicieron tomar mayor interés en el suceso y lo llevaron a aceptar la cooperación internacional, que empezó a llegar al país a fines de agosto en forma de helicópteros para controlar el fuego y recursos económicos.…  Seguir leyendo »

Existe una Amazonia de la que se habla y que está en llamas. Denominada a veces «pulmón del planeta», supuestamente condiciona nuestro clima. A su cabecera se apresuran los jefes de Estado e incluso el Papa, que ha manifestado su inquietud. Pero existe otra Amazonia que es un lugar y una historia, habitada por gente muy real, menos preocupada por el clima que por su pobreza. Tradicionalmente, los auténticos habitantes de la Amazonia practican la cultura de tala y quema, desbrozando los límites de la selva para cultivar soja o alimentar al ganado. Ellos son el origen de estos incendios que se producen cada año en el mismo lugar y que, a veces, progresan en detrimento de la selva.…  Seguir leyendo »

¿Produce la Amazonía el 20% de todo el oxígeno que se respira en el mundo, como han twitteado Cristiano Ronaldo y Macron? No, el 6%. ¿Es el pulmón del mundo, como han proclamado con escándalo, temor y temblor, los medios, con insistencia y casi unanimidad, en los diez o doce últimos días? No, porque consume aproximadamente lo mismo que produce o quizás algo más. ¿Está retrocediendo alarmantemente la masa foliar del mundo, de la que depende la fotosíntesis, que libera dos átomos de oxígeno del CO2, capta el carbono y transforma en energía química la energía aportada por los fotones, producidos por enormes explosiones nucleares a ciento cincuenta millones de kilómetros, en el sol?…  Seguir leyendo »

Jair Bolsonaro es una amenaza para la Amazonia, su biodiversidad y sus gentes, y su Gobierno pone en peligro la lucha contra el cambio climático. De ser un país estratégico para mitigar el calentamiento global, ya que controla el 60% de la mayor selva tropical, el Brasil de Bolsonaro se ha convertido en un problema, porque los millares de fuegos y el repunte exacerbado de la deforestación confirman los peores augurios: que el presidente de extrema derecha está dispuesto a acabar con el mayor depósito terrestre de CO2 del planeta.

Presionado por un sector agroindustrial que ahora ve peligrar los 100.000 millones de dólares de soja, carne y productos agropecuarios exportados en 2018, cuando el país alcanzó un récord de ventas globales y se afianzó como una superpotencia agrícola (controla el 7% del comercio mundial de alimentos), Bolsonaro reculó de su plan inicial de salir del Acuerdo de París y acaba de enviar al Ejército para apagar los incendios que han provocado una crisis internacional.…  Seguir leyendo »

A fire burning in the Amazon forest in Porto Velho, Brazil.CreditCreditVictor Moriyama/Getty Images

La Amazonía, el lugar donde se concentra la mayor cantidad de agua dulce del mundo y es cuna de la biodiversidad del planeta, está en llamas. Como consecuencia de su deterioro —que podría alcanzar un punto de quiebre catastrófico— habrá menos oxígeno y lluvia, y se elevarán las temperaturas. La principal causa de esta situación son las acciones humanas. En Brasil, país que alberga el 60 por ciento del bosque tropical amazónico, la expansión agrícola no regulada, que involucra incendios para limpiar la tierra (con licencia implícita de un gobierno indulgente), es la principal culpable.

No se trata de un fenómeno desconocido.…  Seguir leyendo »

A fire burning in the Amazon forest in Porto Velho, Brazil.CreditCreditVictor Moriyama/Getty Images

The Amazon, the greatest reservoir of fresh water and biodiversity on the planet, is burning. Its degradation, which threatens to reach a catastrophic tipping point, means less oxygen and rain as well as warmer temperatures. Human actions have been the driving cause. In Brazil, which holds 60 percent of the Amazonian rain forest, wildcat land grabbers and ranchers, who set fires to clear land in implicit partnership with a lenient government, are the main culprits.

We have been here before. In 2004 deforestation rates were much worse than they are today. In the last years of that decade Brazil stepped back from the brink and imposed constraints on what had been a free-for-all in the region.…  Seguir leyendo »