Amazonia

Imagen aérea de una zona talada en la Amazonia por madereros y granjeros, en 2020.UESLEI MARCELINO / Reuters

Estados Unidos, cuya credibilidad en el área ambiental estaba muy dañada tras el mandato de Donald Trump, ha vuelto a la primera línea de la lucha contra el cambio climático. Es una buena noticia, porque el mundo está todavía lejos de la senda necesaria para evitar que la temperatura global aumente por encima de los 1,5 grados centígrados en la próxima década. Sin embargo, en la cumbre que comenzó este jueves quedó claro que, pese a los esfuerzos de Washington, el poder y la influencia de la Casa Blanca no son suficientes para resolver una ecuación fundamental en el marco de este desafío global: el futuro de la Amazonia.…  Seguir leyendo »

Deforestación cero en la Amazonia en 2030

La Cuenca del Amazonas se acerca cada vez más a un punto de inflexión irreversible. Es un tema que nos afecta a todos, porque lo que sucede en la Amazonia repercute en todo el planeta.

La Amazonia, que se extiende a ocho países sudamericanos y la Guyana francesa, contiene más del 60% de los bosques tropicales del mundo, el 20% del agua dulce y alrededor del 10% de la biodiversidad. La especulación con la tierra y la demanda mundial insaciable de carne, soja, oro y otros productos llevaron a que alrededor del 20% del bosque tropical más grande del mundo ya haya caído bajo los desmontes.…  Seguir leyendo »

La muerte del último anciano juma en la Amazonía

El 17 de febrero, Aruká Juma, el último varón del pueblo indígena juma en la Amazonía brasileña, falleció de COVID-19 en un hospital en Porto Velho, la capital del estado de Rondônia, al norte de Brasil. Juma, quien nació en la década de 1930 en un poblado selvático a orillas del río Açuã, a unos 724 kilómetros de Manaos, la capital del estado de Amazonas, representó a su comunidad y al mundo que habitaban. Era como los árboles gigantes de la Amazonía y se vino abajo.

La historia de Aruká es también la del bosque tropical más grande del mundo. Sus ancestros y los de otros grupos indígenas plantaron muchos de los árboles de la Amazonía antes de la llegada de los colonizadores europeos en 1500.…  Seguir leyendo »

Indigenous peoples in Brazil are in an increasingly precarious position and, as a result, the Amazon forest is, too. That's bad news for the world.

The fires burning and choking the western United States have transfixed the nation's attention and the alarm is warranted: The world is warming, meaning present and future changes to the climate will continue to lengthen and intensify fire seasons. Now labeled the worst fire season on record, the 5 million acres already burned across California, Oregon and Washington may not be unprecedented for long.

Yet the fate of US forests doesn't rest in American hands alone.…  Seguir leyendo »

El análisis de laboratorio de la piel de la rana mono verde ha encontrado varias proteínas nuevas .Credit Fabio Liveran/Minden Pictures

El sistema de curación de la medicina occidental es el más exitoso jamás ideado, y lo es cada vez más a medida que mejora la tecnología y proliferan las medicinas sintéticas. Pero la madre naturaleza ha estado sintetizando maravillosos químicos medicinales durante más de tres mil millones de años, muchos de los cuales los científicos ni hubieran podido soñar.

Ellos deberían ir a la Amazonía.

Durante más de tres décadas, he trabajado, colaborado y convivido con los chamanes de la selva, mientras aprendía algunos de sus secretos. En el paisaje de ensueño de la Amazonía florece una abundancia de asombrosas especies de plantas y animales que han proporcionado a la sociedad una farmacopea de medicamentos de una variedad increíble, desde los anticonceptivos hasta los tratamientos para la hipertensión y la malaria, un analgésico dental, relajantes musculares quirúrgicos y químicos que expanden la mente.…  Seguir leyendo »

El río Xingu fluye cerca del área donde se construyó el complejo de la presa de Belo Monte en 2012. Credit Mario Tama/Getty Images

Donde corren libres los ríos, las represas son intrusas.

Hoy en día, quizás en ningún lugar sean más amenazantes las represas que en la cuenca amazónica. Más de 1100 afluentes alimentan el río Amazonas —muchos de ellos grandes ríos también— y forman el sistema de drenaje más grande del mundo. Aproximadamente una quinta parte de toda el agua que fluye de la superficie de la Tierra termina en el Amazonas.

Los caudales de estos ríos pueden generar mucha electricidad, por lo que no es de extrañar que gobiernos, especuladores e industrias vean la cuenca del Amazonas como una vasta frontera sin explotar para la energía hidroeléctrica y el desarrollo que atraen las represas.…  Seguir leyendo »

Una plantación de soja en Pará. Credit Victor Moriyama para The New York Times

Las selvas tropicales son ecosistemas únicos de inmensa complejidad que nutren una increíble diversidad de plantas, animales y microorganismos. A las excavadoras y a las motosierras no les importa eso.

Hay personas que piensan en las selvas tropicales como lugares lejanos que poco tienen que ver con su existencia cotidiana. Pero millones de personas viven en ciudades y asentamientos por toda la Amazonía. Muchos padecen condiciones precarias y se convierten en fuentes de mano de obra barata. El bosque a veces se destruye en su nombre, con la justificación de que desarrolla y mejora la economía. En Brasil, las tasas de deforestación están batiendo récords.…  Seguir leyendo »

Un integrante del grupo indígena Uru Eu Wau Wau es retratado en la base de un árbol samaúma. Credit Victor Moriyama para The New York Times

El árbol de samaúma es uno de los más grandes y altos del bosque. Su copa florece en el cielo y sus raíces abrazan todo lo que les rodea. La gente local lo llama el “árbol-abuela”, y los investigadores etnográficos han descubierto que los pueblos indígenas enterraban a sus muertos en urnas entre esas raíces. También usaban el árbol para comunicarse con otros en el bosque: cuando se golpean sus raíces, el sonido reverbera a través del tronco como un tambor.

La primera vez que vi un samaúma gigante, también conocido como kapok, fue en el Bosque Nacional Tapajós en el norte de Brasil.…  Seguir leyendo »

Una familia de la comunidad zo’é. Después de que los misioneros se pusieran en contacto con ellos, los zo’é casi fueron aniquilados por enfermedades. Credit Fiona Watson/Survival International

A medida que el coronavirus se propagaba por la Amazonía en marzo, la organización evangélica Misión Nuevas Tribus de Brasil comenzó a organizar una misión al valle de Javari, una región remota cerca de la frontera con Perú, que alberga la mayor concentración de pueblos indígenas del mundo.

Con un helicóptero recién adquirido, el grupo supuestamente planeaba contactarse con la tribu korubo que vive en el valle en aislamiento voluntario y convertirla al evangelismo. La operación corría el riesgo de propagar el coronavirus y otras infecciones peligrosas a personas altamente vulnerables a enfermedades transmitidas por forasteros. Los misioneros organizaron vuelos al valle de Javari hasta finales de marzo.…  Seguir leyendo »

Un bombero de Prevfogo. Credit Fernando Bizerra Jr./EPA vía Shutterstock

“Demasiada tierra para tan poco indio”. Así dice el gastado credo recientemente revivido por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Y, sin embargo, esos “pocos indios”, que representan 305 grupos indígenas y hablan 274 idiomas, han logrado lo que los gobiernos han intentado sin éxito durante décadas: controlar la deforestación en más de 1.150.000 kilómetros cuadrados de bosques amazónicos.

Los pueblos indígenas manejan aproximadamente la mitad de la Amazonía brasileña y año tras año sus tierras han tenido las tasas más bajas de deforestación en la región. Pero recientemente, el trabajo de los pueblos indígenas se ha vuelto más difícil, ya que el gobierno no ha hecho cumplir las protecciones constitucionales de sus derechos a la tierra.…  Seguir leyendo »

Miembros de la comunidad shipibo de Pucallpa, en Perú, están de luto por una víctima del coronavirus. Los shipibo habían intentado evitar la entrada de la COVID-19 al bloquear las carreteras y aislándose. Credit Rodrigo Abd/Associated Press

Cuando Elmer Hualinga era niño, a finales de los años ochenta, solía ir a la quebrada de su comunidad a coger unos peces raros. Los veía flotando sobre el agua, inmóviles, embarrados en una sustancia negra y viscosa, entonces desconocida para él. A los mayores de Nueva Andoas, la comunidad del pueblo quichua en la Amazonía peruana, junto a la frontera con Ecuador, parecía no preocuparles: solo sacaban los animales del agua oscura, los enjuagaban y los llevaban a casa para cocinarlos.

Aquellos días definirían el futuro de Hualinga, hoy convertido en un líder quichua de 38 años. “No voy a culpar a mis ancestros”, me cuenta por teléfono, “pero así comíamos sin saber que nos estábamos contaminando”.…  Seguir leyendo »

Una carretera en el estado de Maranhão, Brasil. Credit Mario Tama/Getty Images

Mi hija, Y’Wara, tiene 15 años. En septiembre del año pasado se convirtió en mujer en la ceremonia de Menina Moça, que nuestra tribu, los guajajara, ha realizado durante siglos.

Los hombres salen al bosque a cazar hasta dos meses antes de la ceremonia. Traen de regreso animales que consideramos sagrados, como el tinamú, un ave terrestre veloz cuyo llamado suena como un silbido. También cazan monos, jabalíes y los grandes roedores (pacas) que se convertirán en un guiso para servir a los ancianos de nuestra comunidad, a las niñas y a los más cercanos a ellas la mañana siguiente a la fiesta.…  Seguir leyendo »

Un incendio en el Pantanal, el humedal más grande del mundo, en el estado de Mato Grosso, Brasil, en septiembre. Credit Amanda Perobelli/Reuters

En medio de los conflictos políticos y el humo visible desde el espacio, el futuro de la Amazonía rara vez ha sido tan borroso. Los ambientalistas ven una selva tropical cuyo desvanecimiento será de consecuencia global. Los líderes indígenas ven un hogar ancestral que continúa siendo explotado por colonos después de 500 años de violencia genocida. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ve una valiosa superficie desperdiciada por “cavernícolas” y marxistas.

El 60 por ciento del bosque tropical más grande del mundo se encuentra dentro de las fronteras de Brasil, y desde 2006 he viajado miles de kilómetros en la Amazonía, presenciando cómo en una sola generación el río y sus pueblos han experimentado un siglo de cambio ecológico y cultural.…  Seguir leyendo »

La Merced, Perú. Hans Luiggi (Unsplash)

A inicios de septiembre del 2014, en la comunidad de Alto Tamaya-Saweto (ubicada en el departamento amazónico nororiental de Ucayali, en Perú), tres indígenas de la etnia asháninka, la más numerosa del Perú, fueron emboscados atacados con armas, golpeados y finalmente asesinados. Posteriormente, partes de sus cuerpos incinerados fueron encontrados en la selva.

Edwin Chota, Jorge Ríos Pérez, Leoncio Quintisima y Francisco Pinedo luchaban contra taladores ilegales de madera en sus territorios, a pesar de la tormenta de amenazas, hasta que finalmente cayeron victimados. Más de cinco años después, la justicia peruana no ha resuelto el caso, mientras en Colombia, Brasil, México siguen ocurriendo crímenes igual de escandalosos.…  Seguir leyendo »

Una paciente indígena baniwa de 92 años de edad que se recuperó de COVID-19 sale del hospital de la ciudad amazónica de Manaus en mayo de 2020 sosteniendo un cartel que dice ‘Otra guerrera recuperada’.‘ Andre Coelho/Getty Images

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien negó la gravedad de la pandemia de coronavirus y ridiculizó el distanciamiento social, dio positivo por el nuevo coronavirus el 7 de julio después de mostrar síntomas leves.

Bolsonaro es uno de los 1,9 millones de enfermos confirmados de COVID-19 en Brasil, un país destrozado por el virus. Pero como hombre blanco, rico y poderoso, no es miembro del grupo más afectado. Los datos muestran que los brasileños negros y los indígenas enferman y mueren mucho más.

Las comunidades indígenas enfrentan dificultades particularmente desalentadoras para la supervivencia durante la pandemia. La mayoría de los aproximadamente 896 000 indígenas de Brasil viven en la región amazónica, donde el hospital más cercano puede estar a días en barco y ofrece servicios limitados.…  Seguir leyendo »

Houses stand along the river of the Santo Ezequiel Moreno community, during the novel coronavirus outbreak, in the municipality of Portel, on Marajo island, Para state, Brazil, on June 5. (Ueslei Marcelino/Reuters)

In 2016, I was living in the central Peruvian Amazon to research the impacts of the expansion of oil palm onto the indigenous ancestral territory of Santa Clara de Uchunya. I was invited to visit a community called Caimito with my friend and colleague Ronald Suárez, now the elected leader of the Shipibo-Conibo, one of Peru’s largest indigenous peoples with a population of around 30,000. The town is eight hours away by speedboat from Pucallpa, Peru’s main city in the central Amazon, and easily double that for the residents dependent on the slower local ferry. The village’s chief was excited to show us the three-room school — the pride of a town in which electricity is available for an hour a day via generator and the main mode of communication is radio.…  Seguir leyendo »

Integrantes de la tribu Mura descansan en un área deforestada de la selva amazónica cerca de Humaita, estado de Amazonas, Brasil, en agosto pasado. Credit Ueslei Marcelino/Reuters

Cuando vuelva la temporada seca, la selva de la Amazonía arderá de nuevo, como todos los años. Por desgracia, esta vez será diferente. Los titulares internacionales del año pasado tomaron por sorpresa al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y a sus aliados. Con seguridad, tendrán preparados más trucos para dar respuesta a la próxima temporada de incendios. Es vital observar de cerca sus acciones.

La deforestación aumenta a un ritmo alarmante. Desde agosto de 2019 ha aumentado un 94 por ciento con respecto al año anterior, que ya había tenido el nivel más alto de deforestación en una década. A diferencia de las áreas más secas de Australia o California, en el bosque tropical no pueden originarse incendios a menos que los seres humanos talen árboles.…  Seguir leyendo »

Un miembro del pueblo yanomami indica el camino a agentes medioambientales de Brasil de minas ilegales de oro. Credit Bruno Kelly/Reuters

Las epidemias fatales no son extrañas para el pueblo yanomami. Sin embargo, el 9 de abril, muchos alrededor del mundo se sorprendieron al saber que la COVID-19 había cobrado su primera víctima entre esos indígenas de la selva amazónica que aún viven relativamente aislados a lo largo de la frontera entre Brasil y Venezuela.

Alvaney Xirixana era un joven de 15 años de la comunidad de Helepe en la cuenca del río Uraricoera, en el estado brasileño de Roraima, una región afectada por una gran invasión de mineros ilegales de oro. Desnutrido y anémico después de episodios sucesivos de malaria, Alvaney comenzó a mostrar los característicos síntomas respiratorios del nuevo coronavirus a mediados de marzo.…  Seguir leyendo »

Oxen grazing on a farm in Apiacas, Brazil as forest fires burned in August.Credit...Victor Moriyama for The New York Times

When I moved to the Amazon “Wild West” town of Paragominas in northern Brazil in 1984 as a young scientist studying forest recovery on abandoned pastures, I expected a town filled with bandits and land grabbers. Instead, what I mostly found were courageous, hard-working families from across Brazil who had come to this rugged town of sawmills, cattle ranches and smallholder settlements to improve their lot in life.

But as the global outcry over recent Amazon fires and the rise in deforestation has demonstrated yet again, the stigma surrounding Amazon farmers as accomplices in this destruction remains, making enemies of would-be allies.…  Seguir leyendo »

Activistas protestan contra las políticas para proteger el medio ambiente de Evo Morales, tras los incendios que acabaron con cinco millones de hectáreas de bosques. (REUTERS/Manuel Claure) (Stringer/Reuters)

La Amazonía brasileña no es la única que están consumiendo los incendios: en Bolivia, más de 5 millones de hectáreas de bosques y pastizales —el equivalente a la mitad del territorio de Guatemala— ya son cenizas. Durante semanas, los incendios avanzaron sin que la comunidad internacional se escandalizara de lo que sucedía en uno de los países del continente donde más ha crecido la pobreza.

Para la comunidad internacional, el presidente brasileño de ultraderecha, Jair Bolsonaro, encaja perfecto en la imagen del diablo depredador de la selva amazónica. Mientras que el mandatario boliviano, Evo Morales, tiene una imagen de presidente indígena bonachón con un discurso de salvador de la madre tierra.…  Seguir leyendo »