Amazonia

Casi todos hemos visto las dramáticas imágenes del Amazonas en llamas. Solo el año pasado hubo cientos de miles de incendios intencionales o causados por la tala de árboles, la agricultura, la minería y otras actividades humanas.

Esto importa mucho, porque los bosques absorben gases que elevan el calentamiento global si llegan a la atmósfera. La reducción del bosque amazónico a causa de los incendios agrava el problema del cambio climático de dos maneras: los incendios mismos generan gases y partículas que aceleran el calentamiento global, y obviamente la ausencia misma de los árboles implica que ya no puedan absorber el dióxido de carbono.…  Seguir leyendo »

View of the Amazon rainforest in smoke. Photo: Getty Images.

The circular bioeconomy is an emerging model for more sustainable industrial development. It combines two key sustainability concepts. First, it involves using more renewable and bio-based resources for value-added products, like food, energy, chemicals and materials, by utilizing organic waste streams from forestry and agriculture, while biodegradable products are returned to the environment and thereby re-enter the nutrient cycle.

Second, it keeps those sustainable materials and products in use longer through sharing, reusing, remanufacturing and recycling – instead of throwing them away after a single use.

A third important part of a circular bioeconomy is that of cascading the use of biomass resources.…  Seguir leyendo »

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció su voluntad de liderar un Pacto por la Amazonia entre los países de la región para atender la emergencia en la que se encuentra el ecosistema amazónico. Con Bolsonaro sentado a la mesa, y la presión por mostrar resultados, el pacto corre grave peligro de resultar lo contrario de lo que pretende: en vez de crear un espacio que permita enfrentar la crisis y proteger el ecosistema, puede convertirse en la plataforma perfecta para legitimar las intenciones extractivistas de desarrollo agroindustrial que el gobierno brasileño ha venido impulsando.

La crisis de magnitudes apocalípticas que vive la Amazonia ha movilizado a millones de ciudadanos por todo el mundo en torno al cataclismo y la necesidad de actuar de manera inmediata para detener los incendios y la deforestación acelerada, que amenaza con llevar al bosque tropical más grande e importante del planeta a un punto de no retorno.…  Seguir leyendo »

La Amazonia es la selva más extensa del mundo y el comienzo de su destrucción hace ya más de medio siglo fue justificada como necesaria para arraigar en ella a parte de la población del nordeste brasileño que poseía más del 5% de los habitantes del país con menos de un 13% de su extensión total, mientras la Amazonia contaba con el 60% de la superficie nacional y sólo un 8% de sus habitantes.

Sin embargo, pronto quedó demostrado que ese intento de «colonización humanitaria» no fue el auténtico motivo y que tras él se escondían objetivos políticos e intereses económicos.…  Seguir leyendo »

We’re thinking about the Amazon fires all wrong-1

For weeks, we’ve seen headlines saying the Amazon rainforest is burning. But something unexpected happens when you map satellite data showing both the fires this year and those that have burned in the previous four years: The bulk of the forest remains almost entirely intact.

Confused? That’s because the heart of the Amazon is not actually on fire. Instead, most of the fires are burning at the fringes of the forest. That’s where the real story, and the real solution to these fires, lie.

Fires are common in the region during this time of the year, as seen on the maps below.…  Seguir leyendo »

El presidente de Bolivia, Evo Morales, acompañó los esfuerzos de apagar los incendios en las afueras de Roboré el 27 de agosto de 2019CreditCreditRaúl Martínez/Ministerio de Comunicación de Bolivia vía Associated Press

Los incendios masivos que afectan a la Amazonía boliviana, y que ya han consumido 2,1 millones de hectáreas en lo que va del año, incomodan al presidente Evo Morales en dos sentidos. Revelan que no es el líder que defiende a la madre tierra —como le gusta presentarse ante la opinión pública internacional— y la emergencia es de tal magnitud que podría afectar incluso sus aspiraciones presidenciales, que se definirán en las elecciones del 20 de octubre.

Morales actuó tarde ante los incendios y luego dijo que las protestas de los activistas medioambientalistas y ciudadanos eran “chistosas”. Sin embargo, la presión de la opinión pública y la alarma internacional lo hicieron tomar mayor interés en el suceso y lo llevaron a aceptar la cooperación internacional, que empezó a llegar al país a fines de agosto en forma de helicópteros para controlar el fuego y recursos económicos.…  Seguir leyendo »

Existe una Amazonia de la que se habla y que está en llamas. Denominada a veces «pulmón del planeta», supuestamente condiciona nuestro clima. A su cabecera se apresuran los jefes de Estado e incluso el Papa, que ha manifestado su inquietud. Pero existe otra Amazonia que es un lugar y una historia, habitada por gente muy real, menos preocupada por el clima que por su pobreza. Tradicionalmente, los auténticos habitantes de la Amazonia practican la cultura de tala y quema, desbrozando los límites de la selva para cultivar soja o alimentar al ganado. Ellos son el origen de estos incendios que se producen cada año en el mismo lugar y que, a veces, progresan en detrimento de la selva.…  Seguir leyendo »

¿Produce la Amazonía el 20% de todo el oxígeno que se respira en el mundo, como han twitteado Cristiano Ronaldo y Macron? No, el 6%. ¿Es el pulmón del mundo, como han proclamado con escándalo, temor y temblor, los medios, con insistencia y casi unanimidad, en los diez o doce últimos días? No, porque consume aproximadamente lo mismo que produce o quizás algo más. ¿Está retrocediendo alarmantemente la masa foliar del mundo, de la que depende la fotosíntesis, que libera dos átomos de oxígeno del CO2, capta el carbono y transforma en energía química la energía aportada por los fotones, producidos por enormes explosiones nucleares a ciento cincuenta millones de kilómetros, en el sol?…  Seguir leyendo »

Jair Bolsonaro es una amenaza para la Amazonia, su biodiversidad y sus gentes, y su Gobierno pone en peligro la lucha contra el cambio climático. De ser un país estratégico para mitigar el calentamiento global, ya que controla el 60% de la mayor selva tropical, el Brasil de Bolsonaro se ha convertido en un problema, porque los millares de fuegos y el repunte exacerbado de la deforestación confirman los peores augurios: que el presidente de extrema derecha está dispuesto a acabar con el mayor depósito terrestre de CO2 del planeta.

Presionado por un sector agroindustrial que ahora ve peligrar los 100.000 millones de dólares de soja, carne y productos agropecuarios exportados en 2018, cuando el país alcanzó un récord de ventas globales y se afianzó como una superpotencia agrícola (controla el 7% del comercio mundial de alimentos), Bolsonaro reculó de su plan inicial de salir del Acuerdo de París y acaba de enviar al Ejército para apagar los incendios que han provocado una crisis internacional.…  Seguir leyendo »

A fire burning in the Amazon forest in Porto Velho, Brazil.CreditCreditVictor Moriyama/Getty Images

La Amazonía, el lugar donde se concentra la mayor cantidad de agua dulce del mundo y es cuna de la biodiversidad del planeta, está en llamas. Como consecuencia de su deterioro —que podría alcanzar un punto de quiebre catastrófico— habrá menos oxígeno y lluvia, y se elevarán las temperaturas. La principal causa de esta situación son las acciones humanas. En Brasil, país que alberga el 60 por ciento del bosque tropical amazónico, la expansión agrícola no regulada, que involucra incendios para limpiar la tierra (con licencia implícita de un gobierno indulgente), es la principal culpable.

No se trata de un fenómeno desconocido.…  Seguir leyendo »

A fire burning in the Amazon forest in Porto Velho, Brazil.CreditCreditVictor Moriyama/Getty Images

The Amazon, the greatest reservoir of fresh water and biodiversity on the planet, is burning. Its degradation, which threatens to reach a catastrophic tipping point, means less oxygen and rain as well as warmer temperatures. Human actions have been the driving cause. In Brazil, which holds 60 percent of the Amazonian rain forest, wildcat land grabbers and ranchers, who set fires to clear land in implicit partnership with a lenient government, are the main culprits.

We have been here before. In 2004 deforestation rates were much worse than they are today. In the last years of that decade Brazil stepped back from the brink and imposed constraints on what had been a free-for-all in the region.…  Seguir leyendo »

Actuellement consumée par des dizaines de milliers de feux et une déforestation qui rase l’équivalent de deux terrains de football par minute, la forêt amazonienne agonise sous nos yeux. Parce qu’il s’agit de la plus grande forêt tropicale au monde, du plus grand réservoir de biodiversité et de l’un des principaux stabilisateurs climatiques de la planète, nous souffrirons tous de sa destruction.

Cette catastrophe a suscité des réactions du secrétaire général de l’ONU et de plusieurs chefs d’Etat. Si la France est en première ligne – « Notre maison brûle », a réagi le président Macron, parlant d’une « crise internationale » –, c’est, non seulement, pour défendre un intérêt national en tant que pays amazonien, par son département de Guyane, mais aussi et surtout pour porter des valeurs universelles.…  Seguir leyendo »

Le hashtag #prayforamazonia, en présentant les incendies des dernières semaines comme un événement exigeant une empathie et une inquiétude universelles, a eu le mérite d’attirer l’attention des opinions occidentales sur le Brésil. Pourtant, l’appel à « prier » a initialement laissé entendre, surtout dans notre Europe sécularisée, que la propagation des flammes était une catastrophe naturelle, due à la sécheresse et au réchauffement climatique. La dimension politique de ce drame environnemental n’est apparue que dans un second temps. On a d’abord soupçonné le président brésilien, Jair Bolsonaro, très occupé à ses rodomontades habituelles, d’aveuglement et d’inconséquence face à l’ampleur du problème.…  Seguir leyendo »

Dans l'Etat d'Amazonas, au Brésil, samedi.Photo Lula Sampaio. AFP

L’Amazonie est en flammes. La forêt se délite, dévorée par un feu que rien ne semble pouvoir arrêter. La danse funeste des flammes détruit une faune et une flore fragiles et précieuses. Du fait de la sécheresse et du dérèglement climatique, les brûlis pratiqués par les propriétaires terriens deviennent rapidement des feux de forêts hors de contrôle. La monoculture qui s’y pratique en lieu et place d’une abondante biodiversité offre un terrain idéal au feu pour une propagation sans obstacles. Ainsi, selon l’Institut national de recherche spatiale du Brésil (INPE), près de 79  513 départs de feu ont été enregistrés entre janvier et août 2019.…  Seguir leyendo »

Smoke billows during a fire in an area of the Amazon rainforest near Porto Velho, Rôndonia State, Brazil.CreditCreditUeslei Marcelino/Reuters

When I first set foot in the Amazon rain forest, in the Anavilhanas Archipelago, northwest of the city of Manaus, I experienced something that can only be described as awe: an overwhelming sense of connection with the universe. Cheesy, I know. But this is something that we rarely feel — only upon seeing a clear tropical night sky, or the ghostly flickering of the northern lights or even the vastness of a French Gothic cathedral.

From the outside, the Amazon is a massive, undistinguished canopy of trees, but once you’re inside it, it is indeed a “monumental universe,” in the words of the anthropologist Claude Lévi-Strauss.…  Seguir leyendo »

At right, cows grazed on deforested land in Brazil in 2013.CreditCreditNacho Doce/Reuters

En la región de la Amazonía, actividades humanas como la producción agrícola, el desarrollo de infraestructura y la explotación forestal producen niveles alarmantes de deforestación. Después de conseguir algunos logros importantes, como la triplicación de las áreas protegidas en Colombia, en la actualidad observamos un notorio retroceso o mejoras insuficientes en toda la cuenca del Amazonas. Si bien se cuenta con políticas que parecen positivas en el papel, por lo regular fracasan debido a que las instituciones encargadas de ellas son débiles y la ley se aplica de manera inadecuada. Además, existen fuerzas económicas poderosas, tanto legales como ilegales, que impulsan las actividades responsables de la destrucción de la selva.…  Seguir leyendo »

At right, cows grazed on deforested land in Brazil in 2013.CreditCreditNacho Doce/Reuters

Throughout the Amazon region, human activities like agricultural production, infrastructure development and logging are leading to alarming levels of deforestation. After impressive advances like the tripling of protected areas in Colombia, we are now seeing backsliding or insufficient improvement throughout the basin. Policies that are sound on paper often succumb to the combination of weak institutions and inadequate enforcement coupled with powerful economic forces, both legal and illegal, driving activities that destroy forests.

The Amazon rain forest plays a critical role as a carbon sink, mediator of the global water cycle and cradle of biodiversity. Massive loss of the Amazon rain forest would spell catastrophe not just for the 30 million people living in the basin but also for the world.…  Seguir leyendo »

L’accord commercial historique conclu le 28 juin entre l’Union européenne et le Mercosur [Brésil, Argentine, Uruguay, Paraguay] est une épée à double tranchant pour le Brésil. D’une part, on ne peut mésestimer son importance à long terme pour l’intégration de l’économie fermée du pays dans les chaînes de valeur mondiales. D’autre part, jusqu’à ce qu’il soit intégralement mis en œuvre, et peut-être au-delà, il donne le feu vert au gouvernement d’extrême droite de Jair Bolsonaro pour accélérer sa politique de destruction des écosystèmes et des peuples traditionnels du Brésil.

Comme chacun sait, le nouveau président a été élu en promettant de démanteler les agences et réglementations environnementales, de « mettre un point final à tout activisme » et de ne plus accorder « un seul centimètre » de terre aux autochtones.…  Seguir leyendo »

Vista de un árbol en un área deforestada en medio de la selva amazónica durante un sobrevuelo de activistas de Greenpeace sobre áreas de explotación ilegal de madera, como parte de la segunda etapa del informe "La crisis silenciosa del Amazonas", en el estado de Pará. , Brasil, el 14 de octubre de 2014. Según el informe de Greenpeace, los camiones de madera transportan de noche árboles talados ilegalmente a los aserraderos, que luego los procesan y exportan la madera como si fuera de origen legal a Francia, Bélgica, Suecia y los Países Bajos. . AFP PHOTO / Raphael Alves /

En 1989, el presidente brasileño José Sarney declaró desafiante ante la Asamblea General de las Naciones Unidas: “La Amazonía es nuestra”. La evidente fuerza nacionalista del eslogan lo convirtió en un favorito de los políticos de derecha, incluidos congresistas vinculados con empresas de construcción que tienen intereses en el desarrollo del territorio selvático. Treinta años después, el presidente Jair Bolsonaro es su nuevo líder y está poniendo en riesgo el bienestar no sólo de la Amazonía, sino de Brasil y de todo el planeta.

Bolsonaro sostiene que el reclamo de Brasil sobre la Amazonía es en beneficio del país, y que los actores extranjeros que critican la explotación brasileña de esa región (desde los gobiernos europeos al papa Francisco) promueven la biodiversidad con el único objetivo de poder explotarla en el futuro.…  Seguir leyendo »

Felled trees prior to burning to create a growing area for manioc near Manaus, Brazil. Avalon/UIG, via Getty Images

President Jair Bolsonaro of Brazil poses the single greatest threat to the fragile equilibrium of the Amazon rain forest since the country was ruled by a military dictatorship.

Last week, the summary of a report by the United Nations, which will be published in full later this year, concluded that activities like farming, logging, poaching, fishing and mining are altering the natural world at a rate “unprecedented in human history.” And yet Mr. Bolsonaro aims to open up the rain forest — which has already lost 20 percent of its cover — to new development.

Mr. Bolsonaro has referred to indigenous people living in reservations as zoo animals, and promised that indigenous communities would not get “one more centimeter” of protected land.…  Seguir leyendo »