Antisemitismo (Continuación)

Por Ulrich Beck, profesor de Sociología en la Universidad de Múnich (EL PAIS, 23/11/03):

En los atentados de la Intifada turca y de la Intifada francesa se evidencia de forma estridente por qué se está escribiendo un nuevo capítulo en la historia del antisemitismo, qué es lo que hace que éste sea tan peligroso y en qué sentido debe interpretarse como una manifestación de la globalización. El contexto histórico nacional es completamente distinto en ambos casos, pero el mensaje de estos actos demenciales es el mismo, a saber, la supresión de las fronteras de la Intifada: las acciones del Ejército israelí en Palestina tienen como consecuencia actos terroristas contra judíos en cualquier lugar.…  Seguir leyendo »

Por Vicente Molina Foix, escritor (EL PAIS, 20/11/03):

Conocí hace muchos años a un francés que viajaba frecuentemente a España pese a los tres odios que sentía por nuestro país: Franco, la manía viril de escupir en el suelo y el maltrato a los animales. En cierta ocasión, el francés, profesor universitario algo arrogante de expresión, comentó esas fobias delante de unos compatriotas míos, que se molestaron y (aun siendo de izquierdas) evocaron los mitos de una leyenda negra anti-española. Yo le di la razón al altivo francés, pues, si ser español significaba (entonces) aceptar al Generalísimo, andar por las calles sobre un río de escupitajos y sentirse impasible ante las mataduras de asnos y perros, prefería considerarme apátrida o andorrano.…  Seguir leyendo »

Por  Yaacov Cohen, ex embajador de Israel en España (EL PAIS, 19/11/03):

Tenía yo 13 años cuando un oficial nazi alemán, ayudado por colaboracionistas polacos y ucranianos, asesinó a mis padres. Ocurrió el 8 de diciembre de 1943 en una localidad de la Galitzia Oriental. A mis padres les dispararon en la nuca, pero conmigo, por ser pequeño, no gastaron balas. Me golpearon e hirieron como si yo fuera un saco de entrenamiento y todavía tengo cicatrices de las bayonetas alemanas en todo el cuerpo. Cuando se marcharon me levanté. Mis padres yacían inertes. Guiado por el instinto de conservación, me dirigí a un lugar donde sabía que encontraría algunos familiares.…  Seguir leyendo »

Por Marwan Bishara, profesor de la Universidad Norteamericana de París (LA VANGUARDIA, 24/10/03):

No queda más remedio que mover de un lado a otro la cabeza en señal de escándalo y frustración al oír las palabras del primer ministro malasio, Mahatir Mohamed, quien ha acusado a los judíos de controlar el mundo por delegación, al tiempo que –en la reciente reunión anual de la Organización de Estados Islámicos– ha pedido a los representantes de 1.300 millones de musulmanes que se opongan a la amenaza judía internacional, si bien no de forma violenta. Designar el mundo judío como “el enemigo” resulta insidioso y censurable desde el punto de vista moral.…  Seguir leyendo »

Por Claudio Magris, escritor italiano (EL PAÍS, 15/03/03):

Es raro encontrar el mal puro, absoluto y gratuito, no impregnado de esas reservas de humanidad que están presentes en casi todas las acciones de los hombres, incluso en las más terribles. El gesto del asesino más abyecto y cruel se mezcla a menudo con sentimientos, miedos, debilidades, contradicciones, coincidencias, casualidades que desde luego no disminuyen su culpa ni la apartan de la necesidad de la condena y del castigo, pero la entrecruzan con la incertidumbre, la ambigüedad de la condena humana. El Mal con mayúsculas ejerce a menudo una seducción chabacana: como un culebrón en tecnicolor, parece más interesante, pero en realidad es mucho más banal y retórico que el bien, que, en cambio, es más difícil y arriesgado, más complejo y sin prejuicios, y requiere valor, fantasía y originalidad.…  Seguir leyendo »