Argelia

Placa de la calle de Cervantes, en Argel, donde se encuentra la cueva en la que el escritor se escondió en 1577 durante un intento fracasado de fuga. EFE

Los últimos republicanos que escaparon en barco de España hacia el exilio salieron de Alicante. Lo hicieron a bordo de un buque británico, el Stanbrook, que estaba fondeado allí para transportar azafrán y naranjas, pero que, por la decisión humanitaria de su capitán, cargó a miles de pasajeros (más de 2.500) que esperaban en el puerto y que sospechaban la represión que se les avecinaba si se quedaban en España. El viaje de este barco y su carácter simbólico lo han hecho famoso, pero se tiende a olvidar el lugar al que llegaron esos exiliados: el puerto de Mazalquivir, en Orán (Argelia).…  Seguir leyendo »

Figura 1. Comercio de mercancías España-Argelia, 2019-2021 (€ millones). Fuente: Datacomex, Secretaría de Estado de Comercio de España.

Tema

¿Cuáles serán los previsibles efectos de las medidas de Argelia contra intereses españoles?

Resumen

Argelia es un socio prioritario para España, con una evolución reciente sujeta a incertidumbres en lo político y en lo económico. En este contexto, ha recurrido con frecuencia a medidas de carácter proteccionista, tanto para reducir sus desequilibrios como a modo de instrumento de presión para resolver diferencias políticas. Este análisis resume la situación económica general en Argelia, su historia reciente de proteccionismo comercial, el marco de relaciones económicas bilaterales con España y los previsibles efectos de las medidas de Argelia contra los intereses españoles.

Análisis

Argelia ha mostrado en los últimos años una cierta fragilidad política y económica, y ha recurrido frecuentemente al proteccionismo comercial como herramienta no sólo técnica, sino también de presión.…  Seguir leyendo »

El conflicto entre Argelia y Marruecos viene de lejos. Al principio, surgió por el trazado de una frontera diseñada por Francia y que favorecía mucho más a Argelia. Marruecos se sintió agraviado y ya en 1956 reclamó una parte de ese territorio con el argumento de que formaba parte del “Marruecos histórico”. Ferhat Abbas, presidente del Gobierno provisional de la República argelina, no se opuso, sino que se reunió con Hassan II en julio de 1961, y ambos firmaron un acuerdo por el que se comprometían a renegociar la situación de la parte occidental de Argelia cuando el país consiguiera la independencia.…  Seguir leyendo »

Teníamos un problema de inmigración ilegal en nuestra frontera sur, ahora tenemos dos. Teníamos un problema de encarecimiento de la energía, ahora tenemos además un problema potencial de abastecimiento. Teníamos un problema de irrelevancia en política exterior, ahora tenemos además un problema de inconsistencia y fiabilidad. Este es el resultado de la crisis con Marruecos primero y Argelia después. El daño autoinfligido a los intereses de España y al bienestar de los españoles es tan evidente que solo hay dos maneras de explicarlo. Acudir al ocultismo y los poderes conspiratorios o a la teoría de la estupidez de Cipolla.

El Gobierno y sus defensores quieren convencernos de que se trata de una magistral jugada de ajedrez, cuyo jaque mate final aún no puede ser desvelado a los mortales ciudadanos que, además, no lo entenderían.…  Seguir leyendo »

El autócrata cuenta con cortafuegos, peones a sacrificar. Así, Albares pagará el fiasco del entreguismo a Marruecos del mismo modo que Laya se comió el contrario. Son convenciones admitidas. Todos sabemos que el autócrata tiene una especial querencia por la cosa exterior desde su tesis de todo a cien sobre diplomacia económica. A todos consta que Laya no se habría traído ‘motu proprio’ al jefe del Polisario. Nadie ignora que Albares carece de autoridad, de ganas y de agallas para dar por su cuenta y riesgo un volantazo diplomático que contradice y malogra medio siglo de sutiles equilibrios. Es decir, que hasta el último de la clase ve que todo es Sánchez, que siempre es Sánchez, que menudo es Sánchez.…  Seguir leyendo »

Con la excepción de nuestro entrañable hermano portugués, España está rodeada por países cuyas élites hablan francés. Pero ¿entendemos el interés de Francia en el conflicto saharaui? ¿Conocemos las tensiones de París con Argelia? ¿Y la preferencia francesa por Marruecos?

Argelia ha roto con España por la incompetencia de Pedro Sánchez en el Magreb y para disuadir a Francia de explicitar su apoyo al Sáhara marroquí. Argel aprovecha nuestra dependencia energética (y la presión migratoria subsahariana) para retrasar en lo posible que Francia, tras la cesión de España a Marruecos, se incorpore definitivamente a la senda inaugurada por EEUU y Emiratos Árabes.…  Seguir leyendo »

Ignorar a Argelia ha sido una constante de las relaciones de vecindad de España. De Alicante a Orán hay bastantes menos kilómetros que a Madrid: es algo que vivieron con sorpresa los republicanos que consiguieron salir en el Stanbrook, el último barco que zarpó de España rumbo al exilio. A la Argelia moderna y joven, que el próximo 3 de julio celebrará tan solo 60 años de independencia, la España democrática la ha tratado con cierta displicencia, como si fuera una suerte de hermana mediana aprisionada entre un Marruecos caprichoso y embaucador y una Francia que, con tronío, impone sus intereses.…  Seguir leyendo »

Cuando dos vecinos se pelean, toda la comunidad sufre las consecuencias. Esta constatación, válida para cualquier bloque de viviendas, es bien visible en el Mediterráneo Occidental y concretamente en el triángulo que conforman España, Marruecos y Argelia.

El conflicto del Sáhara se ha descongelado y las relaciones entre los dos vecinos meridionales de España están en uno de sus puntos más bajos. Marruecos ha redoblado la ofensiva diplomática marroquí para que se reconozca su soberanía sobre el Sáhara. Mientras tanto, Argelia ha acusado a Marruecos de asesinatos selectivos, de injerencia en asuntos internos e incluso de haber alentado los incendios forestales que azotaron la Cabilia en agosto de 2021.…  Seguir leyendo »

Las cuerdas tensadas del Magreb

No son buenos tiempos para el Magreb ni para sus vecindarios al norte del Mediterráneo y al sur en el Sahel. Las dos principales potencias del noroeste africano, Argelia y Marruecos, se encuentran enfrascadas en una espiral de acusaciones, amenazas y gestos hostiles que no tiene visos de remitir en un futuro cercano. Tienen mucho en común en términos humanos y culturales, pero sus regímenes políticos difieren mucho (una monarquía conservadora frente a una república populista). En lo que sí se parecen es en el uso de métodos autoritarios para gobernar y en el poder que acumulan sus respectivos servicios de seguridad.…  Seguir leyendo »

Retrato de una mujer argelina.Marc Garanger

En 1958, en medio de una guerra en Argelia que había empezado cuatro años antes, algunas mujeres, entre ellas las esposas de dos generales, ponen en marcha el Movimiento de Solidaridad Femenina y organizan presentaciones públicas en varias ciudades grandes del país.

Son unos actos extraños en los que participan militares y personalidades importantes. Unas mujeres cubiertas con velo, reclutadas durante semanas, llegan casi con fanfarria y, en medio de largos discursos sobre la importancia de la emancipación, queman sus velos en la plaza pública. Hay fotógrafos y periodistas para inmortalizar aquello, mientras los militares vigilan.

Las mujeres de los generales y los altos dignatarios, con sus collares de perlas, sus peinados perfectos y sus bonitos vestidos, exhiben grandes sonrisas.…  Seguir leyendo »

Argelia, un polvorín detrás de los selfis

Viernes en Orán. Hace muy bueno. A las 14 horas, los fieles salen de las mezquitas con sus alfombras de oración bajo el brazo. Hoy es día de asueto. Algunos irán de fiesta y otros llevarán a sus familias a los escasos bosques o parques de los alrededores. Hoy es también el aniversario del Hirak o “Movimiento”. El nombre árabe de este levantamiento nacido el 22 de febrero de 2019 tiene sentido en un país paralizado durante 20 años por el régimen de Buteflika (hoy depuesto, sus hombres encarcelados), él mismo impotente desde hace tiempo. En sus primeros días, el movimiento congregaba a millones de personas.…  Seguir leyendo »

Chinese construction workers carry reinforcing rods on a building site in the Kouba district of Algiers, Algeria. Photo by Pascal Parrot/Getty Images.

The bilateral relationship between Algeria and China dates back to the Afro-Asian Bandung Conference in 1955. It was strengthened by China’s establishment of diplomatic relations with the pre-independence provisional government of Algeria in 1958, and the latter’s reciprocal support as China sought to restore its seat at the UN Security Council in 1971.

Their trade and investment relations took off in earnest in the 2000s during the era of high hydrocarbon rents, evolving gradually into a relationship of economic asymmetry and political expediency.

Paradoxically, as Algeria’s hydrocarbon rents continue to shrink, the scope of economic relations with China will likely expand rather than contract in the years ahead.…  Seguir leyendo »

Algeria’s lowest poll turnout in its history — with no more than 23.7% of Algerians voting on the proposed new constitution — shows the country still faces serious political stalemate more than one year after the Hirak, the pro-democracy movement which galvanised millions of Algerians and was only brought to a halt by the pandemic.

Only 13.7% out of the country’s 24.47 million registered voters supported the new constitution, with the rest either rejecting it or casting invalid votes. But with no minimum turnout required, the constitutional changes have been approved, further deepening the regime’s legitimacy crisis.

Despite much fanfare about the importance of the amended constitution — which the regime claimed would usher in a ‘new Algeria’ — citizens have forcefully expressed their rejection by a massive boycott of a referendum seen by many as merely a manoeuvre to extend the life of an authoritarian and corrupt system.…  Seguir leyendo »

An Algerian man prepares to vote at a polling station in the capital Algiers during a vote for a revised constitution, on 1 November 2020. RYAD KRAMDI / AFP

Le récent référendum constitutionnel est-il un fiasco, comme l’ont écrit plusieurs médias algériens et étrangers ? 

Le référendum constitutionnel organisé le 1er novembre 2020, jour du 66e anniversaire du déclenchement de la guerre de libération nationale, a été éclipsé de l’actualité par l’hospitalisation du président Abdelmadjid Tebboune et est loin d’avoir atteint le but escompté. Il était censé « codifier » les revendications du mouvement de protestation de 2019-2020 (hirak), comme l’avait promis le président durant sa campagne électorale. Il était également supposé renforcer la légitimité du chef de l’Etat, élu avec un faible taux de participation en décembre 2019, alors que le hirak battait son plein, et permettre au pouvoir de passer à d’autres chantiers, comme la dissolution de l’Assemblée populaire nationale (chambre basse) et l’organisation d’élections législatives.…  Seguir leyendo »

Algerian volunteers prepare personal protection equipment (PPE) to help combat the coronavirus epidemic in the capital Algiers. Photo by RYAD KRAMDI/AFP via Getty Images.

Although protests successfully ended Abdelaziz Bouteflika’s 20-year sultanistic rule a little over one year ago, demands have been continuing to dismantle the system, get rid of the old personnel, and institute democracy.

The controversial election in December of Abdelmadjid Tebboune — who has inherited a disastrous situation — has not tempered the determination of the Hirak protest movement. As a former minister and prime minister under Bouteflika, the new president has won little legitimacy, and protests have continued.

Now COVID-19 is worsening already dire economic conditions, such as a sharp drop in oil prices. By the beginning of May, statistics showed 10% of confirmed cases have ended in fatality, the highest percentage in the region.…  Seguir leyendo »

Figura 2. Documentos publicados por AQMI respecto del hirak

Resumen

El presente documento realiza una aproximación a la evolución del discurso de al-Qaeda en el Magreb Islámico mediante el análisis de las similitudes y diferencias apreciadas en el lenguaje, el tono y el estilo utilizado en su propaganda oficial relativa a las protestas que tuvieron lugar en Argelia en 2011 y del movimiento de protesta popular conocido como hirak. A través del análisis realizado queda patente cómo, aplicando las lecciones aprendidas extraídas del período 2011-2012, la estrategia discursiva de la organización terrorista ha evolucionado, intentando posicionarse para rentabilizar el desenlace del hirak sea cual sea.

Análisis

El presente documento examina las similitudes y diferencias apreciables en el discurso de al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) al comparar el lenguaje, el tono y el estilo de su producción propagandística durante las protestas que tuvieron lugar en Argelia en 2011 y del movimiento de protesta popular –conocido como hirak articulado en torno a las manifestaciones transversales pacíficas y multitudinarias que puntualmente se suceden desde el 16 de febrero de 2019.…  Seguir leyendo »

Thousands of Algerians take to the street to commemorate the first anniversary of the popular protests in Algiers on Friday. (Toufik Doudou)

On Saturday, one of the world’s most resilient nonviolent protest movements hits a one-year milestone. A year ago, nationwide protests emerged against then-Algerian President Abdelaziz Bouteflika, after his nomination for a fifth term sparked mass outrage from citizens frustrated with the country’s growing corruption, sluggish economy and lack of freedom.

Over the past year, the leaderless protest movement (known as the Hirak) succeeded in toppling Bouteflika and the imprisonment of major figures from his regime, including several prime ministers. Peaceful mass protests have continued across the country every week even in the face of provocation and repression from the regime.…  Seguir leyendo »

Le face-à-face est vertigineux. Depuis dix mois, ce ne sont pas un pouvoir et une opposition qui se confrontent en Algérie mais deux époques, deux mondes. Le premier se confond avec le haut commandement d’une armée qui dirige le pays depuis l’indépendance, en 1962. Habité par une vision archaïque, bureaucratique et sécuritaire, retranché dans ses villas et ses voitures blindées, il est totalement déconnecté du second : la majorité d’une société et une jeunesse ouverte sur le monde, résolument ancrée dans le XXIsiècle. Le dynamisme et la créativité de la contestation, le hirak (le « mouvement »), sont, en effet, à l’opposé de l’immobilisme d’un système qui régente le pays selon une logique qui ne vise qu’à durer, quel qu’en soit le prix.…  Seguir leyendo »

An Algerian protester holds up a placard during an anti-government demonstration in Algiers on Wednesday. (Ryad Kramdi/AFP via Getty Images)

As Algeria heads into a potentially epochal presidential election on Thursday, the role of the military is emerging as a flashpoint. A series of street protests this year toppled President Abdelaziz Bouteflika, leaving a caretaker government in place. How Algerians vote this week could determine whether this country of 43 million people will set a course for democracy — or revert to the authoritarianism of its past.

While carrying out interviews in the streets of Algiers recently, I encountered a crowd of trade unionists clad in medals and camouflage smocks. The mainly male activists from the General Union of Algerian Workers (UGTA) loudly declared that the army is the only guarantor of a transition to democracy.…  Seguir leyendo »

Tema

Argelia ha vivido acontecimientos extraordinarios a lo largo de 2019. La masiva movilización social forzó la renuncia del presidente Abdelaziz Buteflika y provocó el aplazamiento de las elecciones presidenciales en dos ocasiones. El tercer intento, previsto para el 12 de diciembre y ampliamente rechazado por la sociedad, no resolverá la profunda crisis política en el país, si no hay reformas de fondo en el sistema.

Resumen

Argelia está viviendo un momento crítico. Las protestas pacíficas contra el actual sistema de gobierno no han cesado desde febrero. Hay un estado de ánimo extendido reclamando una transición democrática y buen gobierno. Frente a eso, el sistema sólo ofrece reemplazar al jefe del Estado mediante unas elecciones sin garantías de libertad ni limpieza, y sin realizar unas mínimas reformas que satisfagan las demandas sociales.…  Seguir leyendo »