Asociaciones judiciales

Y por qué han de existir las asociaciones judiciales

Si hay un mantra que repite cualquier periodista, tertuliano, político o albañil cuando escucha a un juez defendiendo la labor de otro es el del “corporativismo”. Se considera que el juez que defiende a otro no lo puede hacer sino inspirado por un repugnante sentimiento de defensa gremial, es decir, defiendo al compañero no porque tenga razón o porque su error pueda ser más o menos entendible o disculpable (algo que naturalmente nadie cree cuando oye que un juez defiende a otro censurado por la opinión pública) sino porque al que le pueden tirar piedras mañana es a mí, como líe alguna.…  Seguir leyendo »