Audiencia Nacional

“La Audiencia Nacional ha cumplido con creces la misión para la cual fue imaginada, a base de la brega permanente de sus servidores y en más de una ocasión a costa de su sangre”. Rafael de Mendizabal Allende. Códice con un juez sedente.

De esta cita, tomada del discurso que el autor pronunció el 31/05/1999 en el acto de recepción como miembro de número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y de sus aleccionadoras enseñanzas, quiero partir para conmemorar el cuarenta aniversario de la Audiencia Nacional, sin excluir las dudas e incertidumbres que, día tras día, se han generado en el panal de su revuelta colmena.…  Seguir leyendo »

El ministro de Justicia, apostó, el pasado 5 de diciembre ante la Comisión de Justicia del Congreso, por “una justicia más ágil, organizada, digital, basada en los profesionales, pensada e impartida para las personas y fuerte en su independencia en su implacable lucha contra la corrupción”. Nada dijo sobre las razones políticas que instrumentalizan y obstaculizan esa agilidad. Como ejemplo el área penal de la Audiencia Nacional.

Desde finales de 2014, los Juzgados Centrales de Instrucción, han pasado asuntos impulsados por la Fiscalía que nos han dejado perplejos.

Casos cerrados y reabiertos hasta que la Sala correspondiente los ha zanjado con una sentencia o con un archivo.…  Seguir leyendo »

El quid último de la Audiencia Nacional

Uno de los jueces españoles más preocupados por el mundo de la Justicia, su esencia y su meollo tiene escrito, en páginas muy certeras, estas palabras clave: «La Audiencia Nacional, pieza del sistema judicial español, ha cumplido con creces la misión para la cual fue imaginada, a base de la brega permanente de sus servidores, cuya abnegación silenciosa no tiene límites, y en más de una ocasión a costa de su sangre». De este texto de Rafael de Mendizabal y Allende tomado del discurso de recepción como miembro de número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación -el título es Códice con un juez sedente- y de todas sus implícitas y saludables enseñanzas, ha de partirse si se quiere conocer la realidad de la Audiencia Nacional, sin excluir las dudas e incertidumbres que, día tras día, se generan en el panal de su revuelta colmena.…  Seguir leyendo »

El conflicto de competencias -la expresión técnicamente correcta es «cuestión de competencia»- suscitado entre los jueces Javier Gómez Bermúdez y Pablo Ruz, a raíz del requerimiento de inhibición que el primero hizo al segundo para que éste dejase de conocer y, por tanto, le remitiese las actuaciones seguidas a propósito de unos documentos denominados papeles de Bárcenas y que, según cuentan algunos, entre los que no faltan leguleyos y zurupetos, se refieren a una contabilidad B del Partido Popular, que sin duda para el ciudadano ha constituido una gran sorpresa e incluso le ha producido estupor. Mas, aparte de que el suceso pueda resultar llamativo y preocupante, si pensamos en el planteamiento, nudo y desenlace, entonces la conclusión resulta distinta, pues se juntan todas las condiciones capaces de explicar el por qué la Audiencia Nacional, en el ámbito penal, es diferente, pese a los vanos esfuerzos de muchos, jueces y no jueces, para que deje de serlo alguna vez.…  Seguir leyendo »

No es Garzón, sino la Audiencia, créanme: el problema es la Audiencia Nacional. Hay que cerrarla de una vez y dejar en paz a este juez, metonimia patética de un órgano absolutamente anómalo en nuestro sistema judicial.

Históricamente, la Audiencia se explica por la Guerra Civil (1936-39) y sus secuelas infinitas. Franco hizo depurar a los jueces desafectos y lio una maraña de regímenes judiciales de excepción, con predominio de la jurisdicción militar y de sucesivos tribunales especiales, como los de Responsabilidades Políticas, el de Represión de la Masonería y del Comunismo o el de Orden Público. Durante la Transición, este último fue sustituido por la Audiencia Nacional gracias a dos reales decretos consecutivos de 4 de enero de 1977.…  Seguir leyendo »

Por Javier Gómez de Liaño, abogado y magistrado excedente (EL MUNDO, 13/04/09):

Debo confesar que no he hecho en mi vida una sola entrevista, aunque también es verdad que, si nos las hice, fue porque nunca se me presentó la ocasión. Quienes tenemos la afición de escribir y, sobre todo, sentimos admiración por lo que los demás escriben, pensamos que los géneros literarios no son mejores o peores por lo que son, sino por cómo se hacen.

Decía Camilo José Cela que una novela hecha sin talento vale menos que un sainete o un cuento. Lo mismo pasa con el periodismo, donde la columna se considera de naturaleza superior, lo cual no siempre es cierto.…  Seguir leyendo »

Por Carlos Castresana Fernández, fiscal de la Fiscalía Anticorrupción (EL PAIS, 12/11/03):

La Audiencia Nacional vuelve a ser noticia, y no precisamente por su buen funcionamiento. La reciente inspección del Consejo General del Poder Judicial ha puesto de manifiesto graves carencias de medios y de personal e importantes retrasos en la tramitación de los procesos ante el tribunal penal más importante de nuestro país; y, una vez más, presuntos narcotraficantes inculpados de graves delitos han aprovechado su libertad provisional para desaparecer, con el consiguiente y justificado escándalo.

La Audiencia fue constituida en 1977, durante la transición democrática, sobre las cenizas del Tribunal de Orden Público franquista.…  Seguir leyendo »