Banco Central Europeo

« L’analyse de la politique de la Banque centrale européenne (BCE) au cours de la récente crise offre une perspective sur la conception institutionnelle des banques centrales en général et de la BCE en particulier. La BCE est un cas intéressant car il s’agit d’une banque centrale spéciale – une banque centrale sans Etat –, dont le mandat, défini dans le traité de Maastricht, établit une distinction claire entre politique monétaire et politique budgétaire.

Au cours de la période la plus aiguë de la crise, de 2007 à 2014, la BCE n’était pas la seule parmi les banques centrales à mettre en œuvre des politiques spéciales en matière de politique monétaire et de stabilité financière.…  Seguir leyendo »

El reciente anuncio del Banco Central Europeo de que intentará poner fin a las compras de activos el próximo mes de diciembre significa que tiene confianza en su capacidad para lograr una estabilidad de precios. Pero quienes decidieron que la estabilidad de precios debería ser el único y primordial objetivo del BCE tal vez se hayan cavado su propia fosa, sobre todo al negarles a los responsables de la política económica una flexibilidad muy necesaria.

El BCE define la estabilidad de precios como inflación “por debajo pero cerca del 2% en el mediano plazo”. Es una tasa de inflación más baja de la que inclusive el Bundesbank alcanzó durante su celebrada historia pre-euro, y es una meta más ajustada de la que persiguen prácticamente todos los otros bancos centrales.…  Seguir leyendo »

Dicen los tratados que el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) será nombrado por el Consejo Europeo “de entre personas de reconocido prestigio y experiencia profesional en asuntos monetarios o bancarios”. Se exige la consulta previa, no vinculante, al Parlamento Europeo, además de al Consejo de Gobierno del propio BCE. El nombramiento se realiza sobre la base de una recomendación del Consejo, en su formación Economía y Finanzas (ECOFIN). Este acaba de respaldar a Luis de Guindos, a pesar de que la Eurocámara había opinado que el candidato rival, Philipe Lane, que finalmente se retiró, tenía mejor perfil, por no ocupar cargo político y ser experto en política monetaria con experiencia como gobernador del Banco Central de Irlanda.…  Seguir leyendo »

El reciente colapso del Promedio Industrial Dow Jones, en el que se hundió casi 1.600 puntos, reveló lo adictos que se han vuelto los mercados financieros y los actores económicos a la política monetaria expansionista. Las prolongadas bajas tasas de interés y el alivio cuantitativo han creado incentivos para que los inversores asuman riesgos mal valorados. Cuanto más tiempo se mantengan esas políticas, mayor la amenaza para la estabilidad financiera global.

La realidad es que la política monetaria ultra-laxa dejó de ser apropiada hace mucho tiempo. La economía global -especialmente el mundo desarrollado- ha venido experimentando una recuperación cada vez más fuerte.…  Seguir leyendo »

Una vez más, el cainismo de la política española está por encima de la razón de Estado. Gran parte de la opinión pública y de la clase política prefiere a un irlandés de vicepresidente del BCE antes que al ministro de Economía. No estoy seguro que entiendan el alcance de lo que proponía el gobernador del Banco Central de Irlanda en una tribuna en estas páginas.

Philip Lane proponía hacer magia financiera para crear un activo europeo seguro libre de riesgos que reemplace a la deuda pública de los Estados en las carteras de los bancos europeos, sin mutualizar ni compartir riesgos.…  Seguir leyendo »

Alors que nos yeux sont rivés sur les interminables vicissitudes de la coalition allemande, une pièce non moins décisive se joue à Bruxelles dans la plus grande indifférence. Le 22 janvier et le 19 février, dans le secret des réunions des ministères des finances de l’Eurogroupe, doit être en effet posé le premier acte d’un renouvellement en profondeur du directoire de la Banque centrale européenne, avec le remplacement de Vitor Constancio, le vice-président actuel. Dans les deux ans qui viennent, pas moins de 4 des 6 membres de l’organe exécutif de la BCE, Mario Draghi inclus, doivent être remplacés.

Tout indique pourtant que l’avenir des politiques économiques, fiscales et, bien sûr, monétaires des Etats de la zone euro se joue dans cette série de nominations.…  Seguir leyendo »

«Y además es imposible», agregaba Rafael Gómez Ortega, el Gallo. Me acordé de este dicho hace unos días, durante la conferencia que daba un colega, cuando uno del público le preguntó: «¿Por qué el Estado no hace más para conseguir que la política monetaria sea más eficaz?». Y pensé: porque no puede ser, aparte de que el Estado no hace la política monetaria, sino un ente independiente, en nuestro caso el Banco Central Europeo (BCE).

La política monetaria, como casi todas las políticas, es muy complicada, porque pasa por las decisiones libres de unos cuantos millones de ciudadanos libres, de modo que la posibilidad de que al final resulte exactamente lo que se proponía el consejo de gobierno del BCE parece muy poco probable: tiene que cambiar las decisiones de los bancos, para que animen a sus clientes a pedir más créditos o menos, de modo que, a la larga, todos salgamos ganando.…  Seguir leyendo »

Ni arrêt ni maintien, mais ralentissement du quantitative easing. Cette décision annoncée par la Banque centrale européenne (BCE) le 26 octobre traduit, sans le résoudre, un dilemme mortifère qui paralyse la construction européenne actuelle : soit continuer à créer des liquidités pour racheter les dettes, en poussant les feux des marchés financiers jusqu’à l’éclatement possible d’un krach encore plus grave qu’en 2008 ; soit arrêter de fournir en liquidités les marchés, mais alors renchérir le coût du crédit aux entreprises, aux Etats et aux particuliers, pousser à la hausse le cours de l’euro et précipiter ainsi la récession.

En attendant, les peuples trinquent pendant que l’euphorie règne sur des places boursières dopées qui volent de record en record.…  Seguir leyendo »

Mario Draghi vient de reconnaître, dans une lettre de réponse au député européen Nikolaos Chountis (Unité populaire), que les banques centrales membres de la zone euro avaient accumulé 7,8 milliards d’euros de profits grâce aux titres grecs que la Banque centrale européenne (BCE) a achetés au cours des années 2010-2012 dans le cadre du programme SMP (« Securities Markets Programme »).

A cela s’ajoutent d’autres sommes, dont n’a pas parlé le président de la BCE : les profits réalisés par ces mêmes banques centrales dans le cadre des achats dits ANFA (« Agreement on Net Financial Assets »). Il faut également ajouter les profits réalisés par les 14 pays de la zone euro qui ont octroyé un prêt bilatéral à la Grèce en 2010 à un taux d’intérêt abusif d’environ 5 %.…  Seguir leyendo »

La Banque centrale européenne (BCE) annoncera probablement le 26 octobre la façon dont elle compte recalibrer sa politique monétaire aujourd’hui très accommodante. Cette politique, qui consiste principalement en achat massif d’obligations souveraines et privées et en maintien de taux négatifs, s’est avérée utile pour lutter contre le risque déflationniste et de désintégration de la zone euro. Un bilan positif, donc.

Mais son retrait progressif apparaît désormais nécessaire. En effet, la crainte déflationniste est maintenant derrière nous. La croissance de la zone euro s’affirme, avec une baisse notable du taux de chômage. Bien que nous connaissions une faiblesse persistante de l’inflation, le maintien de cette politique comporte des risques importants.…  Seguir leyendo »

La política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) vuelve al centro de la polémica. Mario Draghi, en su última conferencia de prensa, tuvo que echar mano de la socarronería, y acusar a Wolfgang Schaüble, el ministro de finanzas germano, de inconsistencia. En su opinión, la tradicional defensa de la independencia del banco central de los alemanes no casaba con las críticas vertidas a la acción del BCE.

La verdad es que Schaüble no habló, en ningún momento, ni de Draghi ni del BCE. Su discurso se centró en la necesidad de crear las condiciones para un crecimiento económico inclusivo, es decir, que no deje en la cuneta y sin igualdad de oportunidades a amplias capas de la población.…  Seguir leyendo »

La reputación de los bancos centrales siempre tuvo sus altibajos. Aunque estos últimos años su prestigio se mantuvo extraordinariamente alto, ahora parece inevitable una corrección, y una de las primeras víctimas será la independencia de los bancos centrales.

La reputación de estas instituciones llegó a la cima en los últimos años del siglo anterior y principios de este, gracias a lo que se conoció como la “gran moderación”. La inflación (baja y estable), el crecimiento sostenido y el alto empleo llevaron a muchos a ver a los bancos centrales como una especie de “amos del universo”, que podían (y debían) manejar la economía en beneficio de todos.…  Seguir leyendo »

Un compromiso con la independencia de los bancos centrales es una parte vital del credo que se supone que deben defender los responsables “serios” de la política económica (privatización, “flexibilidad” del mercado laboral y demás). Ahora bien, ¿de qué se espera que sean independientes los bancos centrales? La respuesta parece obvia: de los gobiernos.

En este sentido, el Banco Central Europeo es el banco central independiente por excelencia: ni un solo gobierno lo respalda y se le está expresamente prohibido apoyar a alguno de los gobiernos nacionales de los cuales es el banco central. Y, sin embargo, el BCE es el banco central menos independiente del mundo desarrollado.…  Seguir leyendo »

Hoy se reúne el BCE. No se esperan novedades, dado que Draghi desea más tiempo para comprobar hasta qué punto funciona su política. Pero donde la represión financiera de la banca central sí parece que tiene efectos evidentes es en el ámbito de los precios de los activos. Es lo que cabía esperar. Imponiendo unos tipos de interés próximos a cero, e incluso negativo en los depósitos de la banca en el BCE, lo que se pretende es provocar el alza de los valores de los activos reales (vivienda y otras construcciones) o financieros (bolsa o bonos). Y, con ello, elevar la riqueza de los agentes económicos, fomentar su endeudamiento, aumentar la demanda y evitar la deflación.…  Seguir leyendo »

Junio va camino de convertirse en un mes fatídico para la Unión Europea. El 21 de junio, el Tribunal Constitucional alemán dictará sentencia respecto de la impugnación planteada a un programa de compra de bonos que es fundamental para la respuesta del Banco Central Europeo a la crisis de deuda del continente. Dos días después, los votantes británicos decidirán sobre la permanencia del RU en la UE. Ambas decisiones tendrán serias consecuencias para la estabilidad política y económica de la UE a largo plazo.

La demanda interpuesta ante el tribunal alemán es el menos espectacular de los dos hechos, pero apunta al núcleo de la interpretación que hace el BCE del Tratado de Maastricht.…  Seguir leyendo »

El Banco Central Europeo lo hizo otra vez. En su reciente reunión en Fráncfort, el Consejo de Gobierno del BCE decidió aumentar aún más las compras de bonos, de 60.000 millones de euros (67.000 millones de dólares) a 80.000 millones de euros por mes. Por otra parte, ahora también existe la posibilidad de comprar bonos corporativos. Asimismo, se volvió a reducir la tasa de depósito una vez más, y ahora está en -0,4%. Esta dista de ser una política neutral -y lleva al BCE a excederse en su mandato de preservar la estabilidad monetaria.

La motivación detrás de las medidas recientes es clara: el presidente del BCE, Mario Draghi, está comprometido a frenar la deflación, una amenaza seria para el crecimiento económico.…  Seguir leyendo »

BCE: pasado, presente y futuro

El mes pasado, Mario Draghi cumplió sus primeros cuatro años de mandato al frente del Banco Central Europeo. Cuatro años que han dejado huella, no sólo por la particular impronta de Draghi -el hombre que susurró a los mercados el famoso “whatever it takes”, que cambió todo-, sino también por los enormes retos a los que la autoridad monetaria se ha tenido que enfrentar. Cabe desear que la segunda mitad del mandato sea menos desafiante. Pero antes de mirar al futuro, interesa entender y reflexionar con cierta perspectiva sobre el papel que recientemente ha jugado el banco central.

Los largos e intensos años de crisis económica y financiera en Europa han puesto literalmente contra las cuerdas a las instituciones europeas, que se han visto obligadas a tomar decisiones y dar pasos en territorios inexplorados.…  Seguir leyendo »

« Les Grecs ont-ils cru à leurs mythes ? » Cette question est bien sûr celle du fameux essai de Paul Veyne. Elle a aujourd’hui quelque chose de piquant : alors que depuis cinq ans la Grèce est au centre d’intenses tractations autour de la renégociation de sa dette, la coexistence des différents « programmes de vérité » dont parle l’helléniste semble en quelque sorte réactivée plus de deux mille ans plus tard.

Face à un pays qui, plus que jamais avec le gouvernement Tsipras, sait utiliser toutes les subtilités du poker menteur, la Banque centrale européenne (BCE) a achevé d’assumer un rôle nouveau bien éloigné de celui qui lui était fixé depuis sa création en 1998.…  Seguir leyendo »

Il est temps de faire le point. Après une enfance (presque) paisible sous l’égide de son premier président, le Néerlandais Wim Duisemberg, la Banque centrale européenne (BCE) a traversé des épreuves qui ont trempé son caractère : sous l’apparence austère et conformiste qui sied au banquier central, ses successeurs Jean-Claude Trichet et Mario Draghi, chacun à sa manière, ont brisé de profonds tabous.

D’abord, mai 2010 : défiant la prohibition du financement monétaire des Etats par la banque centrale, la BCE intervient sur le marché obligataire secondaire afin d’acheter de la dette souveraine émise par les Etats membres de la zone euro.…  Seguir leyendo »

Ha transcurrido ya casi medio año desde que el Banco Central Europeo declaró su intención de comprar alrededor de 1,1 millón de millones de euros (1,3 millón de millones de dólares) en bonos de la eurozona. Cuando se anunció por primera vez el denominado “programa ampliado de compra de activos” en el mes de enero, el BCE enfatizó que sólo se estaba expandiendo un programa ya existente, en virtud del cual esta institución ya había estado comprando cantidades modestas de bonos del sector privado, para cubrir títulos-valores gubernamentales. Sin embargo, esta pretensión de continuidad fue sólo eso: una pretensión.

En realidad, mediante la compra de grandes cantidades de bonos gubernamentales, el BCE estaba tomando un camino sin vuelta atrás; al fin de cuentas, esta institución tiene expresamente prohibido brindar financiación a los gobiernos.…  Seguir leyendo »