Bélgica

¡Mini-Europa cierra sus puertas a fin de año! ¿Mini-Europa?, se preguntarán. Es nuestro Disneylandia. Un parque de atracciones al pie de las famosas bolas de Atomium en Bruselas: la meticulosa reproducción a escala reducida de cientos de monumentos emblemáticos de los 27 países que conforman la Unión Europea. Una disputa con el gestor del sitio explicaría la decisión de cerrar. Pero también el desastre de la covid-19, que provocó un descenso fenomenal en el número de visitantes.

La razón por la que menciono a mini-Europa es que, antes de la crisis, el parque atraía a multitudes. Diez millones de visitantes en 30 años, 400.000 en 2019, y casi 500 millones de euros de beneficios para la región.…  Seguir leyendo »

La reciente sentencia del Tribunal de primera instancia de lengua neerlandesa de Bruselas de denegar la ejecución de la orden europea de detención y entrega (OEDE o euroorden) emitida por el Tribunal Supremo de España (su máxima instancia judicial) contra el ciudadano español y europeo Lluís Puig Gordi constituye una violación de la legislación de la Unión Europea, una afrenta a la justicia y a la democracia españolas, y una agresión a la construcción del Espacio Europeo de Libertad, Seguridad y Justicia.

Se trata de una decisión insostenible en lo jurídico y muy grave –por la reiteración de aquellos tribunales belgas– en lo político.…  Seguir leyendo »

Como la mayoría de los países europeos, Bélgica va a experimentar un fuerte descenso de las emisiones de gas de efecto invernadero tras la crisis económica causado por la covid-19. De acuerdo con la Oficina de Planificación, un organismo público independiente que lleva a cabo estudios y prospectivas, las emisiones bajarán el 13% entre 2019 y 2020. Pero la tregua será breve: lo normal es que enseguida vuelvan a aumentar. Hasta el punto de que, según los expertos de la Oficina, la bajada total entre 2019 y 2025 se quedará, probablemente, a la hora de la verdad, en el 5%.

Si esta tendencia se confirma, Bélgica no logrará alcanzar su objetivo declarado de reducir el 35% respecto a 2005 en el sector no industrial (las emisiones no ETS, en la jerga especializada).…  Seguir leyendo »

“¿Qué tal estás? Tu país parece devastado por este virus. Espero que tu familia y tú estéis bien”. Este mensaje enviado hace unos días procede de un amigo chileno claramente alarmado por lo que ha oído decir sobre la situación belga tras la pandemia. Desde luego, si vio en televisión, hace unas semanas, al presidente estadounidense blandiendo un gráfico en el que Bélgica figuraba como “campeona mundial” por número de fallecidos debido a la covid-19, no tuvo más remedio que pensar en el enorme peligro que amenazaba a su amiga belga, a decenas de miles de kilómetros de Santiago.

¡Ah, las cifras!…  Seguir leyendo »

Después de más de un año con un Gobierno en funciones —desde el pasado día 19 finalmente hay un Gobierno investido aunque de emergencia—, y dividida por las opiniones de sus regiones, Bélgica ha emitido señales contradictorias a propósito de la respuesta europea al choque de la Covid-19.

En los cenáculos europeos, Bélgica es un poco como ese amigo que siempre se apunta a todas las iniciativas. Eso es algo histórico, evidentemente, ya que es un país fundador de la Unión Europea, pero hay también ahí una dimensión afectiva. Los barómetros que evalúan el sentimiento de pertenencia a la UE son generalmente favorables en más de un 70%.…  Seguir leyendo »

Mi querida LENA:

Te escribo desde Bruselas, donde están pasando cosas raras. O, mejor dicho, ya no pasa nada, y eso es muy inquietante. No te hablo de Bruselas como cuartel general de la UE, donde a menudo piensas, sin razón, que todo se decide lejos de ti. No, te hablo de la capital de Bélgica, en la que el centro de poder se ha trasladado, de forma totalmente excepcional, al rey Felipe, que consulta, reúne, evalúa a los políticos para tratar de formar un Gobierno. Aventura un número, querida LENA: ¿desde cuándo crees que este pequeño reino, eslabón discreto, pero indispensable de la máquina europea, está sin un Gobierno federal como es debido?…  Seguir leyendo »

El pueblo inglés cree que es libre. Pero se equivoca, porque solo lo es durante la elección de los miembros del Parlamento; en cuanto resultan elegidos, se convierte en esclavo, en nada”. Esta frase no es de Nigel Farage ni Boris Johnson, sino que data de 1762 y está sacada del Contrato social de Jean-Jacques Rousseau. Un libro que los partidarios del Brexit deberían haber leído, porque se habrían enterado de que la mejor manera de liberar al elector-esclavo y darle la palabra no es el referéndum, sino que sería mucho más eficaz probar con una asamblea de ciudadanos escogidos por sorteo.…  Seguir leyendo »

Les escribo desde un país que ha traicionado a Europa. Sí, señores, nosotros, los belgas, uno de los países fundadores, nos hemos convertido en traidores a la causa europea. “Una puñalada procedente de Bruselas”, se horroriza un diplomático. El propio presidente francés, Emmanuel Macron, ha denunciado un comportamiento “contrario a los intereses europeos”.

Nuestro pecado tiene una letra y dos cifras: F-35. Y nuestro delito de lesa Europa está relacionado con el país de procedencia de ese pájaro: EE UU. ¿Cómo es posible que esos falsos de los belgas hayan escogido un caza norteamericano, con un presidente Trump en plena obsesión proteccionista y mercantilista y que no siente sino desprecio por el Viejo Continente?…  Seguir leyendo »

Belgium's Christian Benteke takes part in a press conference of the Belgian national soccer team Red Devils on May 24, 2018, in Tubize prior to the final squad selection for the upcoming FIFA World Cup 2018 in Russia. (Photo by BRUNO FAHY / various sources / AFP) / Belgium OUT (Photo credit should read BRUNO FAHY/AFP/Getty Images)

The only true Belgian, goes a long-running joke, is the king of the country. Riven by tensions between its French-speaking Walloons and Dutch-speaking Flemish, and with the identity of Brussels largely defined by it’s being the capital of Europe, rather than Belgium, the country’s existence as a unified nation often seems tenuous at best. But in the last decade, another national institution has come to symbolize what it means—or, at least, might mean—to be Belgian: the national soccer team, known as the Red Devils. Packed with star players well-known from their professional careers in the English Premier League (considered the world’s best), the national squad is also notably for its diversity, with many players from immigrant backgrounds.…  Seguir leyendo »

¿Es usted un gutmensch, un buenista? La pregunta no la plantea la historia, sino la crisis de los inmigrantes. Así que repito: usted, ciudadano europeo, ante la llegada de inmigrantes y su presencia, a menudo ilegal, en su país ¿es un gutmensch?

Parece un test de revista veraniega, de esos que, mediante una serie de preguntas tan absurdas como estúpidas, una decide si prefiere la playa o la montaña, a un moreno guapo o a un rubio fuertote. Aquí no hacen falta 20 preguntas; basta con seguir las indicaciones estipuladas en una carta abierta de Bart de Wever, el líder de la nacionalista Nueva Alianza Flamenca, el partido más poderoso del país, y que ha causado sensación en Bélgica: si usted acoge en su casa a inmigrantes ilegales y les permite dormir y comer con usted y con sus hijos, entonces es una buena persona.…  Seguir leyendo »

Erase una vez una española que es elegida diputada al Parlamento Europeo. Se siente bendecida y ascendida a un mundo que trae idealizado desde casa: más liberal, tolerante, educado y libre de prejuicios. Las semanas pasan y se moderan las expectativas. Pequeños detalles sorprendentes que convergen en constataciones incómodas. ¿Y si esto no fuera lo que parecía? Se manifiesta en el ambiente, como un río subterráneo que aflora, un inconsciente poblado de viejos fantasmas. Puede empezar con alguna broma sobre Tercios de Flandes. Pero hete aquí que el conflicto independentista se desata. Con él los demonios hispanos guerracivilistas. Pero también los de los viejos adversarios de los cuadros de Velázquez.…  Seguir leyendo »

Ah, holiday time in the Netherlands.  It means pepernoten (holiday cookies), handwritten, personalized poems to give to friends and family, and large parades across the country. But for many cities in the Netherlands, the season of Sinterklaas is not complete without a dash of holiday blackface.

Every year, from late November to early December, the Dutch celebrate the arrival of Sinterklaas (the Dutch version of St. Nick) and Zwarte Piet, (Black Pete in English). For decades, Dutch people have dressed up as Zwarte Piet by painting their faces black, giving themselves big red lips and donning curly afro wigs. Sinterklaas is the stern boss, Zwarte Piets are his goofy, acrobatic helpers.…  Seguir leyendo »

¿Una declaración unilateral de independencia? Los belgas francófonos saben perfectamente qué es, porque la vivieron en directo en diciembre de 2006. Esa noche, de pronto, se interrumpe el programa de televisión con una última hora. Un periodista de la televisión pública francófona, delante del Parlamento flamenco, informa de que los diputados acababan de proclamar la independencia. Otros reporteros ocupan un tranvía bruselense; al llegar a Tervuren, el conductor dice: “Abajo todo el mundo, no podemos seguir, ahora esto es Flandes”. En sus casas, los francófonos se han quedado helados, aterrados. Los flamencos, por su parte, no tienen ni idea de lo que está pasando; están delante del televisor como de costumbre, sin conocer ese engaño que sus compatriotas de la otra zona lingüística van a creerse a pies juntillas durante hora y media.…  Seguir leyendo »

Les terribles attentats qui ont frappé Bruxelles le 22 mars 2016, à l’aéroport de Bruxelles-National, à Zaventem, et à la station de métro Maelbeek, et qui ont fait 35 morts, sont encore dans tous les esprits des Belges mais également des Européens.

Panser ses plaies devient un travail quotidien pour les centaines de personnes meurtries psychologiquement par ce drame et pour toute une nation qui espère toujours ne plus vivre cela. Pourtant, il y a toutes les raisons d’être inquiet et il est urgent de rappeler certains éléments afin de mieux « penser » ces plaies pour ne pas que d’autres surviennent.…  Seguir leyendo »

Inflatable Refugee, an installation by the artists Schellekens & Peleman, on a roof next to the Mechelen Cultural Center. Owen Franken for The New York Times

The 20-foot-high effigy of a refugee perched on a rooftop here does not have a name. To his creators, the anonymity of the figure crouched in an orange life vest, his arms wrapped tightly around his knees, reflects the universality of his plight. But it also reflects the way many Europeans view the refugees and migrants arriving in their towns and cities: a nameless mass threatening their way of life.

“They are always Muslim, and we are Catholic,” Emiel Van Den Bossche, a 58-year-old train driver, told me recently as he waited at Mechelen’s station for his next shift. “Maybe there are very few people who want to make war here, terrorist attacks, but you don’t know.…  Seguir leyendo »

Truco (Valonia) o trato (Brexit)

Muchos se han sorprendido, cuando no escandalizado, por el hecho de que una región belga, Valonia, utilizara su facultad constitucional para no autorizar la firma de un tratado internacional en el proyectado Acuerdo económico y comercial global (CETA, por sus siglas en inglés) entre la Unión Europea y sus 28 Estados miembros, de un lado, y Canadá, de otro. Sólo tras una dura negociación contrarreloj el acuerdo se pudo firmar finalmente el domingo.

En España ha escandalizado que un tratado de toda la Unión Europea, la primera potencia comercial del planeta, pueda depender de una pequeña región de un Estado miembro.…  Seguir leyendo »

Desde 2002, la legislación belga permite a adultos que padezcan enfermedades terminales o incurables pedir a un médico la administración de la eutanasia. En febrero de 2014, el parlamento belga eliminó el requisito de ser adulto para pedir la aplicación de la ley, y se generó un escándalo.

El mes pasado, por vez primera, un menor de edad pidió y recibió la eutanasia; como era de prever, las protestas se reavivaron. El cardenal Elio Sgreccia dijo por Radio Vaticano que la ley belga niega a los niños el derecho a la vida. Pero las circunstancias del caso, y el hecho de que pasaron dos años y medio antes de que ocurriera, demuestran lo contrario: la ley belga respeta el derecho a la vida y, en circunstancias cuidadosamente definidas, el derecho a morir.…  Seguir leyendo »

Pero ¿dónde y cuándo empezó todo esto? ¿Cómo se declaró esta fiebre que parece afectar a todo el mundo en Bélgica? Es difícil decirlo exactamente, pero la inversión está de moda, al menos de palabra. A los sermones presupuestarios, a los conjuros sobre la reducción de las cargas salariales, ha sucedido en este inicio de septiembre una propuesta para un Pacto de Inversión. El primer ministro, Charles Michel, ha puesto sobre la mesa este pacto nacional sobre las inversiones estratégicas, convencido de que es necesario “reactivar la inversión para modernizar el país”. Este plan tendría por objeto la movilidad, la economía digital, las energías renovables y la seguridad.…  Seguir leyendo »

Comme de nombreux démocrates s’inquiètent du possible délitement de la démocratie polonaise et de la mise à mal de l’indépendance de sa justice, il faut urgemment s’intéresser à la situation belge, où le mal est consommé : la justice est en ruine et son indépendance a été mise en pièces.

Contrairement à la France, qui n’a institué qu’une « autorité » judiciaire, le constituant belge de 1830 a souhaité tenir en respect le pouvoir exécutif et l’administration dont elle avait subi les abus sous le régime hollandais. Le pouvoir judiciaire belge se concevait comme un des trois pouvoirs, chargé de corriger la puissance des deux autres.…  Seguir leyendo »

La Belgique s’effondre sous les yeux incrédules de sa population. Les attentats du 22 mars ont fait éclater la bulle de déni dans laquelle le pays se complaisait depuis longtemps. La déliquescence de l’Etat, miné par les luttes incessantes entre la majorité néerlandophone et la minorité francophone, est apparue au grand jour lorsque les Belges et le monde entier ont découvert, à la suite des tueries du 13 Novembre à Paris, qu’il avait laissé se développer, au cœur de sa capitale, mais aussi à Anvers ou à Vilvoorde, en Flandre, des nids de radicalisme islamiste, soit pour acheter une illusoire paix communautaire, soit par clientélisme et calcul politiques.…  Seguir leyendo »