Bélgica (Continuación)

Bélgica cesó de bombardear objetivos del Estado Islámico (EI, también conocido como ISIS) en territorio iraquí a finales de junio de 2015. El país se había adherido a la coalición internacional contra esa organización yihadista en septiembre del año anterior, pero para entonces ya era blanco de los terroristas. Cuando, poco tiempo después de la proclamación de su pretendido nuevo Califato, en junio de 2014, el mando de operaciones externas del EI decidió establecer una red operativa para perpetrar atentados en Europa Occidental, el entorno de Bruselas se convirtió en base de la misma. Y en algo más.

Es en Bruselas y en ese entorno, en la municipalidad de Molenbeek, donde desde hace más de una década existe una subcultura yihadista en el seno de la cual se han venido desenvolviendo con facilidad agentes de radicalización y reclutamiento vinculados a entidades como, por ejemplo, Sharia4Belgium.…  Seguir leyendo »

The capture of five people in Belgium, including Salah Abdeslam, a suspected architect of the November 13 attacks in Paris, is an important step in Europe's fight against terrorism. But many questions still need to be answered, and the terror threat level remains high while authorities follow additional leads.

Here's what we know so far: During a raid Tuesday at an apartment in the Forest district of Brussels, one suspected jihadist -- Mohamed Belkaid, an Algerian national -- shot it out with Belgian authorities, holding police officers at bay with an AK-47. A police sniper killed Belkaid, but not before two people escaped out the back and across nearby rooftops.…  Seguir leyendo »

Ce lundi 16 novembre, la première chaîne de notre télévision nationale, annonce la retransmission d’une opération policière de grande envergure dans une agglomération de Bruxelles. On laisse entendre qu’un assaut va être mené contre un immeuble où se serait réfugié un dangereux criminel en cavale. Il pourrait s’agir de Salah Abdeslam, membre d’une fratrie désormais célèbre et maudite pour le rôle qu’elle a joué, trois jours plus tôt, dans les attentats de Paris.

Les amateurs de sensations fortes en seront pour leurs frais : on est parti pour visionner quatre heures de non-événement. La police a fait chou blanc. Mais parallèlement, on arrêtera dans l’après-midi deux présumés complices.…  Seguir leyendo »

Were I a fundamentalist militant in Western Europe, or, indeed, in a number of other places, I would not be overjoyed at the success of the Nov. 13 suicide attacks in Paris.

Worry would be the more appropriate response.

The intelligence and security services of many European and other countries have already swung into action. Their activities will be of greater consequence than anything that happened in the original attacks — because they want to solve the mystery of exactly what happened in Paris, and because key suspects are already proving elusive, the dangers of a crackdown are growing by the hour.…  Seguir leyendo »

A Belgian soldier patrols in front of EU headquarters in Brussels on Monday, Jan. 19, 2015. Security has been stepped up after thirteen people were detained in Belgium in an anti-terror sweep following a firefight in Verviers, in which two suspected terrorists were killed. (AP Photo/Virginia Mayo)

Sources close to French and Belgian intelligence services have told this reporter that there could be up to 1,000 Islamist “sleepers” currently hiding in Belgium and waiting for the right moment to strike.

Belgian police killed two men and arrested a third during a raid last week in a town in southern Belgium. The men had been under police surveillance and the authorities were convinced they were about to move into the action phase of the operation when they launched their attack in a preemptive move.

More than half of them —possibly as many as 800 — are believed combat-hardened jihadis returning from a stint in Syria or Iraq where they received military training and experienced combat in the ranks of the Islamic State, ISIS or ISIL.…  Seguir leyendo »

Equipped with the best team in a generation, Belgium has been infected by soccer mania in the run-up to the World Cup in Brazil, as I witnessed during a recent visit home to Ghent. The Red Devils, as the national team is sometimes known, seem to be everywhere: in the media, in sold-out sticker albums and even in a Red Cross blood donation campaign. In a country where flag-waving is generally anathema, the soccer version of the national banner is ubiquitous and its colors — black, yellow and red — are smeared on cheeks or dyed into wigs.

But the devil, as always, is in the details.…  Seguir leyendo »

La crise belge semble intéresser davantage les Français que leurs voisins eux-mêmes. C'est du moins le sentiment que l'on a lorsque des amis parisiens nous apostrophent, désorientés par une situation qui paraît inconcevable dans la République. Certes, la Belgique n'a plus de gouvernement depuis bientôt neuf mois. Mais elle dispose d'une roue de secours, qui a déjà pas mal servi : un gouvernement de large coalition – comme tous les gouvernements du pays depuis des décennies – chargé d'expédier les affaires courantes. Qu'y-a-t-il de plus important, de plus urgent que des affaires courantes ? Rien. Au moins un tel exécutif ne risque-t-il pas d'importuner les citoyens.…  Seguir leyendo »

Bélgica es un país de extremado interés. Solo el hecho de poder contemplar en sus museos la pintura del Siglo de Oro, al Bosco, a Rubens, a Rembrandt o al deslumbrante -porque las luces de sus cuadros deslumbran- Vermeer, es suficiente para quedar atrapado en sus encantos. La obra de Magritte tiene ya casa propia abierta en Bruselas y el teatro La Monnaie acoge óperas y otros espectáculos musicales bien seleccionados. Y si de Bruselas viajamos a Gante, a Amberes o a Lieja encontramos similares -o incluso mayores- atractivos para los sentidos. ¿Pues qué decir de los grandes del cómic como Hergé y, para los aficionados a la novela policiaca, de un Simenon?…  Seguir leyendo »

Durante tres meses Bélgica ha vivido sin Gobierno, su deuda pública se acerca al 100% del PIB y el diferencial actual de sus bonos a 10 años frente al marco alemán es tres veces más elevado que a comienzos de año. ¿Será Bélgica la siguiente víctima de una crisis de deuda soberana?

Hasta ahora el país ha logrado mantenerse fuera de las pantallas de radar de gran parte de los inversores internacionales, que se centran en Grecia, Irlanda, España y Portugal. Pero esa situación podría cambiar si la crisis política, que ya dura más de dos años, no se resuelve pronto.…  Seguir leyendo »

El pasado 22 de abril, el primer ministro belga Yves Leterme presentó su dimisión al Rey Alberto II. Era la quinta vez que dimitía en tres años (dos como encargado de formar gobierno y tres como primer ministro). Aunque el Rey ha querido mantener la dimisión «en suspenso», parecen inevitables unas elecciones anticipadas, que se prevén para junio. No es este lugar para analizar los detalles de esta última crisis, que ha venido sobre todo provocada por el desacuerdo de las fuerzas políticas sobre el régimen político y lingüístico que ha de corresponder a determinados municipios de la periferia de Bruselas.…  Seguir leyendo »

Now that Europe is ruled by a Belgian, by whom should Belgium be ruled? Following his appointment as the first president of the European Union, Herman Van Rompuy has left the national scene, and leaves a country in dismay.

You may have heard rumours about the institutional crisis in Belgium, which began after the 2007 elections and dragged on for more than a year. For a brief period the former prime minister Guy Verhofstadt regained control of the federal government, only to be succeeded by the winner of the elections, Yves Leterme – who had to resign a few months later.…  Seguir leyendo »

Un país que se ríe de sí mismo, demuestra sus arrestos. Un país que vive instalado en la queja de lo poco que nos quieren y lo mucho que nos deben, sobrevivirá enfurruñado en la adolescencia. Bélgica vive en la veteranía del humor. Si algo caracterizaba al documental Bye, bye Belgium,donde se contaba en vivo su disolución, era el humor. Un humor insólito donde se mezclaban elementos para nosotros sagrados; empezando por las tradiciones y terminando por la fuerza totémica que tienen las grandes palabras. Nosotros, por ejemplo, seguimos oyendo decir "la sagrada unidad de España", sin que nadie se desternille de risa de esa unión de lo sagrado y lo español.…  Seguir leyendo »

No creo que exista en este momento un laboratorio social europeo más interesante que Bélgica. En todo. Desde la cultura a la política, pasando por la vida en sociedad, los mestizajes, la conflictividad lingüística y hasta la gastronomía. ¿Cómo fue barrida la gran cocina belga - valona y flamenca- que aún podemos contemplar en los museos? Comer bien en Bélgica es un milagro, y como suele suceder con esas cosas milagreras, resultan insólitas y costosísimas. ¿Qué sería de estos Países Bajos, hoy con una espantosa gastronomía popular, sin los remansos de civilización que suponen las cocinas de la emigración asiática? Visitar Bélgica es adentrarse en un país donde las ideas de futuro y de pasado han cambiado tanto que no queda sino atenerse al presente cotidiano.…  Seguir leyendo »

Bélgica corre peligro de desmoronarse. Durante más de seis meses, el país ha sido incapaz de formar un gobierno que pueda unir a los valones de habla francesa (32%) y a los flamencos de habla holandesa (58%). El monarca belga, Alberto II, intenta desesperadamente impedir que sus súbditos desguacen el estado.

Además del rey (que podría quedarse sin trabajo), ¿a quién le importa? Antes que nada, a los valones. Si bien los belgas franco-parlantes iniciaron la Revolución Industrial europea en el siglo XIX, ahora viven en un área urbana marginada necesitada de subsidios federales, una cantidad sustancial de los cuales proviene de impuestos pagados por los flamencos más prósperos y altamente tecnológicos.…  Seguir leyendo »

La pervivencia de Bélgica como Estado vuelve a oscurecerse un año después de las elecciones federales y tres meses más tarde de que se formara un nuevo Gobierno presidido por el flamenco democristiano Yves Leterme. La histórica y constante lucha de competencias regionales y federales entre flamencos y valones y las insoportables tensiones que constantemente genera obligaron al citado Leterme a presentar su dimisión al rey Alberto II. Dimisión que, una vez más, cuestiona la continuidad de Bélgica como país y recrudece la polémica sobre la necesidad de que éste evolucione hacia un Estado confederal compuesto por las tres regiones independizadas (Bruselas capital, Flandes y Valonia) o de que las dos comunidades se separen de una vez por todas.…  Seguir leyendo »

Los cinco meses transcurridos desde la celebración, el pasado 10 de junio, de las elecciones en Bélgica, sin que hasta el día de hoy haya sido posible la formación de un nuevo gobierno, son una muestra reveladora de la situación de crisis política que vive Bélgica en el momento presente. Pero más importante que la duración temporal, llamativamente excesiva en cualquier caso, del periodo de negociaciones entre las distintas formaciones políticas para conseguir cerrar un acuerdo de gobierno, es la naturaleza de los problemas que se están planteando en este proceso, que sobrepasan ampliamente los límites propios de las crisis gubernamentales para situarse en una dinámica que alimenta una crisis de Estado de desenlace incierto.…  Seguir leyendo »

La globalización en la que nos encontramos inmersos los ciudadanos del mundo cuestiona un presupuesto fundamental de la primera modernidad, la idea de que el perfil de la sociedad tiende a coincidir con el del Estado nacional. El modelo organizado sobre la base de la identidad cultural y el Estado aparece claramente cuestionado por el modelo globalizador. Pero, por otra parte, en unos tiempos en los que las visiones universalistas de la existencia humana preveían una fusión entre individualidad y globalidad, la especificidad grupal ha recobrado de nuevo su protagonismo societario. El resurgimiento de las identidades étnico-territoriales ha ido a la par del cuestionamiento del modelo centralista del Estado unitario y de ahí que la descentralización, la federalización y la subsidiariedad hayan pretendido acomodarse a esta realidad.…  Seguir leyendo »

Bélgica lleva ya cuatro meses sin dotarse de un Gobierno, a pesar de haber celebrado elecciones legislativas el 10 de junio pasado, que la han sumido en una crisis institucional de alcance impredecible. A finales de septiembre el dirigente democristiano flamenco Yves Leterme recibía el encargo del rey Alberto II de procurar un acuerdo entre los partidos ganadores de los comicios para constituir un Gobierno federal. El incierto resultado electoral ha dificultado si cabe aún más la posibilidad de un acuerdo entre los partidos que representan a las minorías flamenca y valona. La crisis política ha alcanzado una intensidad superior a la que viene siendo habitual entre ambas, hasta el punto de que se ha llegado a plantear el riesgo de escisión del Estado belga nacido tras la revuelta de septiembre de 1830, lo que conllevaría la disolución de la Monarquía de la casa Saxe Cobourg.…  Seguir leyendo »

Escribiendo en De Standaard, gran diario de Flandes, Rik Torfs, profesor flamenco en la universidad de Lovaina, concluye: "El único chivo sobre el que jamás se tiene el derecho de disparar es el chivo expiatorio, porque, una vez muerto, uno se convierte en responsable de sus propios fracasos". La feliz ocurrencia se dirige a los flamencos que vituperan a los valones y les echan la culpa de todos los males del reino, pero que quizá no son conscientes de que, una vez lograda la muerte de Bélgica, ya no podrán sentirse agraviados por sus hasta ahora compatriotas.

Esta reflexión viene a cuento de la enésima crisis de identidad de Bélgica, que lleva más de 100 días sin Gobierno, y que radicaliza a los extremistas de las dos comunidades.…  Seguir leyendo »