Benedicto XVI

Oriente Medio es una región clave en el contexto internacional, y de su estabilidad depende, en gran medida, la paz en el mundo. Es una afirmación tajante pero los veinticinco años de trabajo de la Fundación en la zona han ido corroborando esta i d e a . Una i d e a q u e me transmitió Juan Pablo II hace más de dos décadas y que he visto cómo ha tomado fuerza a lo largo de estos años.

Sin embargo, el complejo contexto de Oriente Medio hace que sea una zona desconocida. Su Historia, sus tradiciones, su cultura, sus religiones, etc.…  Seguir leyendo »

Les historiens retiendront, sans doute, que la démission volontaire du pape de Rome clôt une longue période de 1260 ans, inaugurée par un acte inédit mais spectaculaire d’Etienne II, en 753. A la suite des invasions des Lombards, qui avaient pris toute l’Italie byzantine au pouvoir impérial de Constantinople, la ville de Rome était gravement menacée. Nommé négociateur personnel par l’empereur Constantin V, le pape Etienne II tenta, en vain, d’obtenir des Lombards la restitution des terres italiennes au pouvoir impérial.

C’est alors qu’il décida, de son propre chef, de traverser les Alpes et d’aller demander l’aide des Francs en la personne de Pépin le Bref, qui venait de renverser les Mérovingiens.…  Seguir leyendo »

Los comentaristas han destacado, sobre todo, su defensa de la razón y su descalificación del relativismo. En principio, se podría pensar que una cosa va con la otra, que su compromiso racionalista está en el origen de su condena del “todo vale”. La razón oficiaría como un baremo capaz de ponderar la dispar calidad de las ideas. Si esa fuera la opinión del ahora Papa emérito, los aficionados a la filosofía estaríamos encantados. Es el guión que inspira a la competencia científica y, también, a la versión más decente de la democracia, esa que entiende la pública deliberación como el método más seguro para recalar en la mejores propuestas.…  Seguir leyendo »

Vivimos un momento trascendental en la vida de la Iglesia católica. Lo que significa que el mundo vive un momento trascendental. La renuncia de Benedicto XVI – que no es sucesor de Jesucristo, sino de Pedro, y que por tanto no se baja de la Cruz, sino que renuncia al ministerio de Obispo de Roma que recibió de los cardenales el 19 de abril de 2005- ha abierto un tiempo nuevo para los católicos, y lo ha hecho de un modo imprevisto. Se han producido especulaciones, algunas sorprendentes, porque quienes durante el pontificado de Juan Pablo II pretendían que Ratzinger era el lobo entre los corderos y como tal lo recibieron, lo despiden ahora como el cordero entre los lobos y lamentan la marcha de uno de los más excelsos intelectuales contemporáneos «a pesar» de su fe.…  Seguir leyendo »

Libremente, y en un acto de perfecta coherencia con su pensamiento, el Papa anunció su renuncia. Después de haber examinado repetida y detenidamente su conciencia ante Dios, ha llegado a la convicción de que no está en condiciones de guiar adecuadamente la barca de Pedro. Seguir adelante, para él, no sería honrado. Se trata de una decisión de gran envergadura, que acogemos con fe a la luz de su ministerio, y que algunos se han apresurado a calificar como movimiento innovador. Ha sido un acontecimiento espectacular, pero no dramático. Un anuncio proclamado con serenidad, pero que sacude a católicos y no católicos, provocando sentimientos enfrentados de desconcierto y serenidad, temor y confianza.…  Seguir leyendo »

“No os dejaré huérfanos” ( Juan14 ,18), dijo Cristo a los apóstoles : les prometió que les enviaría el Espíritu Santo, que a su vez les haría más plenamente hijos de Dios Padre. No os dejaré huérfanos: son estas las palabras que me vienen al alma mientras se acaba un pontificado. Benedicto XVI no nos deja huérfanos, porque sigue vivo su magisterio, porque nos acompañará con su oración y con su afecto paterno, porque cada día se hace más fuerte su figura de Buen Pastor y, finalmente, porque el Espíritu Santo seguirá guiando a su Iglesia con un nuevo Romano Pontífice.…  Seguir leyendo »

Los acontecimientos se suceden tan vertiginosamente hoy en día que el lapso entre la sorpresiva renuncia del Papa y su despedida podría calificarse de «un visto y no visto» de no ser porque en estas semanas hemos intuido muchas cosas, algunas incluso de tinte apocalíptico (ajenas al título de este artículo, una mera licencia idiomática que refleja el uso indebido de un anglicismo que traduce equivocadamente ultimate -en realidad «supremo», «crucial» – en su acepción de «último» o «final»). En todo caso, no es fácil encontrar el calificativo adecuado para recalcar hasta qué punto el Pontificado que concluirá en unas horas es uno de los acontecimientos más relevantes de nuestra era.…  Seguir leyendo »

Por su extraordinario interés reproducimos a continuación el histórico discurso pronunciado por Benedicto XVI en la última audiencia general de su pontificado, el día anterior a su renuncia a la cátedra de San Pedro.

¡Venerados hermanos en el episcopado y el presbiterado! ¡Distinguidas autoridades! ¡ Queridos hermanos y hermanas!

OS agradezco que hayáis acudido en tan gran número a esta mi última audiencia general. ¡Gracias de corazón! ¡Estoy realmente emocionado! ¡Y veo a la Iglesia viva! Y creo que también debemos agradecer al Creador el buen tiempo que nos ofrece incluso ahora, en invierno.

Como el apóstol Pablo en el texto bíblico que hemos escuchado, yo también siento en mi corazón el deber de dar gracias a Dios, que guía y hace crecer a la Iglesia, que siembra su Palabra y alimenta así la fe en su Pueblo.…  Seguir leyendo »

No es mi intención analizar en estas reflexiones el Pontificado de Benedicto XVI, quien dejará de ser Papa mañana a las ocho de la tarde tras una renuncia histórica cargada de simbolismo. Los papas gustan de mover sus fichas pensando a largo plazo, a larguísimo plazo, sabedores de que gobiernan una institución milenaria, llena de goteras y grietas, achacosa a veces, pero siempre viva y pujante. Ratzinger no es excepción, sino todo lo contrario. El Papa es plenamente consciente de que en estos momentos está haciendo historia, marcando una nueva pauta en la Iglesia con esta última decisión suya tan valiente como premeditada.…  Seguir leyendo »

When Jesus established the papacy, the gospels report that he told St. Peter: “Amen I say to you: You are Peter, and upon this Rock I will build my Church, and the gates of hell shall not prevail against it.” These words are emblazoned in Latin across the front of St. Peter’s Basilica. St. Peter’s successors have incorporated his name to describe their work, the Petrine ministry, and refer to themselves as Papa Petrus.

Yet the Petrine ministry is more than work, and being Papa Petrus is not a job; it is a calling in which a man has been chosen by the direct descendants of the 12 apostles as agents of God to be the Vicar of Christ on Earth.…  Seguir leyendo »

No sé por qué ha sorprendido tanto la abdicación de Benedicto XVI; aunque excepcional, no era imprevisible. Bastaba verlo, frágil y como extraviado en medio de esas multitudes en las que su función lo obligaba a sumergirse, haciendo esfuerzos sobrehumanos para parecer el protagonista de esos espectáculos obviamente írritos a su temperamento y vocación. A diferencia de su predecesor, Juan Pablo II, que se movía como pez en el agua entre esas masas de creyentes y curiosos que congrega el Papa en todas sus apariciones, Benedicto XVI parecía totalmente ajeno a esos fastos gregarios que constituyen tareas imprescindibles del Pontífice en la actualidad.…  Seguir leyendo »

«Il n’y a pas de place pour un pape émérite», déclara sèchement Karol Wojtyla en l’année 1994, pas si lointaine. Or il y aura un pape émérite – à partir du 28 février 2013, à 20 heures, avec des effets en chaîne sur l’Eglise catholique dont il est impossible d’estimer la portée.

Le geste accompli par Joseph Ratzinger – ex-Benoît XVI dans quelques jours – est d’un courage tel qu’à certaines éminences pourprées ou puissants monseigneurs de curie il est apparu comme de la témérité, et que d’autres l’ont même pris pour un signe de faiblesse, sinon de lâcheté.

C’est en effet un geste qui aura l’effet historique, «épocal», de désacraliser la figure du pontife, en l’alignant, dans l’imaginaire futur proche des fidèles, sur celle d’un grand chef religieux et rien de plus.…  Seguir leyendo »

Sobra decir que de todas las tramas posibles que podrían surgir antes de la elección del nuevo Papa, la posibilidad de un “lobby gay”, cuya influencia oculta podría haber motivado la renuncia de Benedicto XVI, sería la que menos desearía el Vaticano.

La prueba de la irritación del Vaticano llegó este sábado con un duro comunicado en el que se queja de “informes de prensa no verificados, no verificables o completamente falsos”, insinuando incluso que los medios están tratando de influir en la elección del Pontífice.

Hay dos preguntas básicas al respecto. La primera es si existe realmente un dossier secreto sobre una red de personas dentro del Vaticano vinculadas por su orientación sexual como denuncian algunos periódicos italianos.…  Seguir leyendo »

La mala salud nunca ha sido motivo para la renuncia de un papa al papado. No lo fue para Gregorio XII, el último que renunció, en 1415, porque lo hizo para salir del embrollo del cisma de Occidente . Los papas mueren con el cetro puesto. El motivo lo dijo el propio Benedicto XVI al periodista Peter Seewald en mayo del 2010: “Si el Papa llega a reconocer con claridad que no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y en ciertas circunstancias también el deber de renunciar”. ¿Qué encargo y qué circunstancias requerían del frágil Papa una fuerza que ya no tenía?…  Seguir leyendo »

¿Piensa que el papado seguirá siendo como es ahora? Es una pregunta que formulaba Peter Seewald al aún cardenal por aquel entonces Josef Ratzinger. Algunos hemos podido experimentar personalmente la mirada cercana y empática de este gran hombre, mirada de profesor sabio que indaga sobre la verdad de las cosas con la libertad y sencillez de un niño. Algunos hemos podido escuchar de sus labios respuestas lúcidas y clarividentes, respuestas exactas que, formuladas con la precisión característica del alemán, dejan la sensación de que se están cincelando, como con un láser, las palabras justas, las que resultan de haber llegado hasta el núcleo mismo de cada cuestión.…  Seguir leyendo »

«Ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino» …«Os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos»

Estas dos frases, extraídas del sencillo y sorprendente anuncio de renuncia de Su Santidad Benedicto XVI, son un ejemplo vivo de la grandeza de este Papa y de los modos que han alumbrado su gran ministerio como sucesor de Pedro durante estos últimos años ocho años. Humildad y valentía; libertad y responsabilidad; generosidad e inteligencia, sencillez y fidelidad; cercanía a Dios y a sus gentes: todo esto es lo que nos ha enseñado Benedicto XVI.…  Seguir leyendo »

Pope Benedict XVI’s sudden decision to step down Feb. 28 because of health concerns reverberated around the globe. The eyes of the world surely will be focused on the impending meeting of the conclave and the election of a new pope.

For Catholics, this is understandably a time of great sadness and reflection. The love and respect they have for the 85-year-old pontiff is clear. The feeling of personal heartbreak is genuine.

Yet this outpouring of support isn’t reserved to those of the Catholic faith. Many non-Catholics — and even non-Christians — have long admired Pope Benedict, I among them.

For years, I’ve had a real appreciation for Pope Benedict’s teachings, prolific writings and vast historical knowledge.…  Seguir leyendo »

Llevo varios días preguntándome por qué la renuncia del Papa me está produciendo una desazón creciente, si no soy católico practicante y en materia de creencias mi espíritu crítico se impone casi siempre al legado confortable de una educación religiosa pacífica. Sí, ha sido un notición, pero después de haber vivido tantos en primera línea, ¿a qué viene que me sienta mucho más concernido por ese paso atrás del jefe de la Iglesia que por la elección y reelección de Obama, por los escándalos políticos que EL MUNDO desvela casi a diario o por la propia situación económica que nos mantiene a todos contra las cuerdas?…  Seguir leyendo »

I’m a Catholic, but I’ll admit it (or should I say “confess” it?): When Pope Benedict XVI announced his pending resignation, my first thought wasn’t religious. It was in fact downright superficial. “There goes the best-dressed pontiff ever!”

During his nearly eight years on the throne of St. Peter, Benedict has always looked absolutely perfect, sartorially speaking, whether garbed in elaborate vestments for an Easter liturgy or clad in the simple but meticulously tailored white caped cassock (it’s called a “simar” in church lingo) that he wears on more ordinary occasions. He’s been the Duke of Windsor of popes.

My own fashion sense is nearly nonexistent, but that only makes me more appreciative of Benedict’s.…  Seguir leyendo »

The resignation of Pope Benedict XVI has sent shock waves throughout the Catholic world — and rightly so. The Holy Father’s eight-year reign was very successful. With his announcement that he will be stepping down at the end of February, the church must find a suitable successor. It will be difficult.

Pope Benedict’s greatest accomplishment is that he put in place an impregnable defense of the culture of life — continuing the mission of his charismatic predecessor, Pope John Paul II. Pope Benedict is more than a gifted manager. He is a brilliant scholar and theologian. He has bravely spoken out against abortion, homosexual “marriage,” contraception, sexual promiscuity, euthanasia, pornography and moral relativism.…  Seguir leyendo »