Big Data

La IA, nueva frontera de la teoría económica

Hasta hace poco, dos grandes impedimentos limitaban la capacidad de los investigadores en economía para aplicar los potentes métodos que matemáticos y estadísticos desarrollaron a partir de principios del siglo XIX para reconocer e interpretar patrones en datos ruidosos: la pequeñez y el costo de los conjuntos de datos y la lentitud y el costo de las computadoras. Es natural entonces que al reducirse enormemente esos impedimentos gracias a las mejoras en poder de cómputo, los economistas se hayan abalanzado a usar el análisis de macrodatos (big data) y la inteligencia artificial para buscar patrones en un sinfín de actividades y hechos.…  Seguir leyendo »

Projet Nightingale. Derrière ce nom de code qui fleure bon les romans d’espionnage de la deuxième moitié du XXe siècle, se cache la collaboration menée – en catimini – par Ascension, le deuxième réseau de santé américain, et Google, pour récupérer et analyser les données de millions de patients à travers plusieurs Etats américains.

Si certains aspects de ce projet restent opaques, il en dit long sur la volonté du secteur d’avancer coûte que coûte vers l’innovation numérique. De Merck à Sanofi en passant par Novartis, les plus grands laboratoires multiplient les projets technologiques pour accélérer la fabrication de médicaments, réduire les coûts de recherche-développement de nouvelles molécules ou pour améliorer le suivi des patients.…  Seguir leyendo »

Mientras gran parte del mundo desarrollado está justificadamente preocupada por la multitud de violaciones a la privacidad a manos de las grandes empresas tecnológicas, exigiendo –y obteniendo- un “derecho al olvido” para los individuos, muchas personas alrededor del mundo plantean una pregunta muy diferente: ¿Qué hay acerca del derecho a ser visto?

Baste con preguntar a los mil millones de personas marginadas de los servicios que damos por sentados (cosas como una cuenta bancaria, la escritura de una vivienda, o incluso una cuenta de teléfono móvil), por carecer de documentos de identidad que demuestren quiénes son. Como resultado de datos deficientes, en la práctica son invisibles para la sociedad.…  Seguir leyendo »

En los últimos días se han publicado noticias sobre el uso de datos personales por parte de diferentes compañías; la más relevante, la del acceso por parte de Google a datos médicos de millones de estadounidenses. La reacción de muchos habrá sido de sorpresa: ¿cómo es posible que datos tan personales puedan utilizarse por parte de las compañías, en muchos casos sin autorización consciente por nuestra parte, y sobre todo sin saber el uso que les van a dar?

Desde nuestros teléfonos móviles, relojes inteligentes y dispositivos generamos constantemente un enorme volumen de datos sobre nuestra actividad personal que puede tener aplicaciones muy positivas en investigación.…  Seguir leyendo »

Hoy en día, para saber si algo es importante, hay que utilizar Google, que se ha convertido en nuestro amable (de momento) gran hermano. Basta con escribir la palabra para que sus algoritmos nos digan la popularidad del término. Si se busca libertad, habrá 320.000.000 resultados, si se busca amor, 1.710.000.000, si se busca big data, la búsqueda retorna 7.600.000.000 de referencias. Descontando el efecto del idioma, podemos ver que los datos importan más que el amor y muchísimo más que la libertad.

Nuestros datos ya son moneda de cambio. Por ellos hay empresas que están dispuestas a cambiárnoslos por tostadoras, libros o descuentos.…  Seguir leyendo »

Les 3 et 4 octobre, se tenait à Paris la conférence «Climate Informatics», accueillie cette année par la très prestigieuse Ecole normale supérieure (ENS) de la rue d’Ulm. On y présentait des travaux scientifiques pointus mêlant apprentissage automatique (1) et préservation de la nature. Cette conférence, dont le public grandit chaque année, est représentative d’un large mouvement auquel il nous semble urgent de s’opposer.

Il se trouve en effet que pour sauver le climat avec des données et des algorithmes, les idées ne manquent pas. Optimiser la production et la distribution d’énergie, améliorer l’efficacité des bâtiments, optimiser la gestion des forêts, améliorer les prévisions du climat, conseiller des individus pour réduire leur empreinte carbone, analyser les impacts économiques du changement climatique… La liste est longue et les possibilités semblent infinies (2).…  Seguir leyendo »

El uso y abuso de datos por parte de Facebook y otras empresas tecnológicas finalmente obtuvieron la atención oficial que merecen. Debido a que los datos personales se están convirtiendo en el producto más valioso del mundo, la pregunta es: ¿Los usuarios serán los amos o serán los esclavos de la economía de plataformas?

Continúan siendo escasas las perspectivas de democratizar la economía de plataformas. Los algoritmos se están desarrollando de manera que permiten a las empresas obtener ganancias provenientes del registro de nuestro comportamiento pasado, presente y futuro – o lo que Shoshana Zuboff de Harvard Business School describe como nuestro “excedente de comportamiento”.…  Seguir leyendo »

Un niño junto a una bandeja de arroz en su tienda en el mercado de Ajara en Badagry, cerca de Lagos, en Nigeria. Benson IBEABUCHI (AFP)

El hambre en África pasará a la historia a partir del 2025. Al menos, a eso se han comprometido los Estados miembros de la Unión Africana que se han agrupado para aplicar dentro de sus fronteras unas políticas que avancen hacia este objetivo común. Para lograrlo, tienen claro que deberán trabajar codo con codo, apostar por la agricultura y hacer uso de una materia prima con mucho futuro: los datos abiertos.

La Declaración de Malabo, aprobada en 2014, plantea objetivos ambiciosos. No solo pretende terminar con el hambre, sino también reducir la pobreza a la mitad e introducir a las mujeres y a los jóvenes en las cadenas de producción agrícolas en un crecimiento económico que mejore la vida de todos.…  Seguir leyendo »

La historia de la humanidad es, sobre todo, la historia de sus ideas; ideas que se transforman en cantos, epopeyas, palacios o batallas y, también, en sus instituciones políticas. Tal vez, algún día, siguiendo la dialéctica hegeliana, llegue el final de esta historia y descubramos “el verdadero entendimiento de la naturaleza humana” y, con ello, la solución a nuestras miserias y la forma de vivir todos juntos en armonía y paz. Mientras tanto, nos toca seguir buscando narraciones que justifiquen nuestros sueños o que enmascaren nuestras pasiones y dejar que las prácticas cotidianas que se derivan de las ideas y emociones dominantes nos permitan ver errores y corregir caminos, nos permitan, en definitiva, progresar.…  Seguir leyendo »

Portada del cómic 'El detective Fails en el gran robo de datos. ¡Ahora es personal!', publicado por el BID.Diego Flisfisch Egaña

Un escáner facial en el aeropuerto no reconoció la diferencia entre Osama bin Laden y Winona Ryder. Huellas digitales alteradas ayudan a una mujer a burlar los controles fronterizos. Una empresa es multada por compartir datos de millones de usuarios sin consentimiento. Un algoritmo discrimina contratación de mujeres. Seguramente estos titulares recuerden a alguna noticia similar leída antes.

Por un lado, sabemos que los datos son la dínamo de la economía digital. Compartirlos entre diferentes proveedores —públicos y privados— de forma interoperable promete revolucionar servicios que estén hechos a la medida de las necesidades de cada persona y minimizar el margen de error de forma costo-eficiente.…  Seguir leyendo »

Tras el paso del Huracán Katrina por Nueva Orleans en 2005, la compañía de marketing directo Valassis puso a disposición de las agencias y voluntarios de emergencia su base de datos para ayudar a mejorar la entrega de la ayuda. En Santiago de Chile, analistas de la Universidad del Desarrollo, la Fundación ISI, la UNICEF y el GovLab colaboraron con Telefónica, la principal operadora de telefonía móvil del país, en el estudio de patrones de movilidad por género para diseñar una política de transporte más equitativa. Y como parte del proyecto Open Data Access de la Universidad de Yale, las compañías del sector de la salud  Johnson & Johnson, Medtronic y SI-BONE dieron acceso a los investigadores a datos de 333 ensayos clínicos que anteriormente estaban vedados, abriendo las puertas a la posibilidad de innovaciones en medicina.…  Seguir leyendo »

La democracia económica es una dimensión esencial de la democracia política. En Estados Unidos, las leyes antitrustse plantearon ante el poder monopolístico de los gigantes petroleros y ferroviarios. En Europa, la competencia es un poder comunitario esencial desde el principio, inspirado en la lucha contra el poder de konzern alemanes y monopolios.

La cuestión se plantea ahora en el mundo de la Red. En este terreno, Europa no está a la zaga de Estados Unidos. En primer lugar, porque fue decisiva en su creación. La Web no se creó en Silicon Valley. Concretamente, lo hicieron en 1989 el británico Tim Berners-Lee y el belga Robert Caillau en el CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear https://home.cern/science/computing/birth-web/short-history-web.…  Seguir leyendo »

Uno de los mayores riesgos de la inteligencia artificial es que perpetúe los errores y prejuicios del pasado, camuflándolos bajo un barniz de objetividad. Los sistemas de inteligencia artificial se entrenan a partir de datos que reflejan las decisiones que hemos tomado en el pasado. Cuando la inteligencia artificial de reclutamiento de Amazon discriminó a las mujeres, no fue porque los hombres fueran mejores candidatos para los trabajos disponibles. A través de una base de datos que contenía un historial de contratación, Amazon le enseñó a su sistema que la empresa ha preferido contratar a hombres durante los últimos 10 años.…  Seguir leyendo »

La guerra fría tecnológica que se avecina

Por detrás del conflicto comercial de la Administración de Trump con China se encuentra al acecho un temor constante relativo a que Estados Unidos podría estar perdiendo su ventaja en la carrera tecnológica mundial. Y, este no es solo un sentimiento de Trump. De manera más amplia, en los círculos de la formulación de políticas de Estados Unidos, la política china denominada Hecho en China 2025 —que pretende garantizar el dominio de China en las capacidades cibernéticas, la inteligencia artificial (IA), la aeronáutica y otros sectores de tecnología de punta— es vista no solo como un desafío económico, sino como una amenaza geopolítica.…  Seguir leyendo »

Los índices de contaminación, el escándalo del diésel en la industria del automóvil o las advertencias y las multas de la Unión Europea por incumplimiento en la calidad del aire han sido protagonistas informativos en los últimos tiempos. Y además, han puesto en la agenda debates hasta entonces poco tratados en la política y la sociedad, como qué tipo de ciudades tenemos y podemos tener, cómo podemos mejorar la salubridad de lo que respiramos y qué podemos hacer para que la movilidad urbana no sea una tortura diaria. Más, teniendo en cuenta que las estadísticas indican que la mayor parte de la población del planeta vivirá en ciudades, despoblando aún más los entornos rurales.…  Seguir leyendo »

En mai, Google a fait une curieuse déclaration lors de sa conférence « I/O » annuelle : la firme a annoncé qu’elle proposerait de nouvelles options permettant à ses utilisateurs d’apprendre à maîtriser leur usage de la technologie, de se déconnecter et d’acquérir de meilleures habitudes. C’est une volte-face à 180 ° de la part d’une entreprise qui affirmait jusque-là que la technologie, loin d’être source de problèmes, était la solution à tous les problèmes. Peu après, Apple lui emboîtait le pas avec sa propre palette d’outils de confort, et quelques semaines plus tard, Facebook et Instagram annonçaient à leur tour la mise en place d’outils calculant le temps passé sur ces deux applications.…  Seguir leyendo »

En 2004, Patrick Le Lay a créé une polémique en déclarant que TF1 vendait « du temps de cerveau disponible » – c’est-à-dire de l’attention – à ses annonceurs. Sans doute, aurait-il moins scandalisé s’il avait déclaré que les recettes de TF1 provenaient des annonceurs, dont elle diffusait les messages publicitaires. Pourtant, ces deux phrases disent exactement la même chose : l’« économie de l’attention » n’est qu’une reformulation d’une idée ancienne : celle de financer un service gratuit par la publicité. Rien de nouveau sous le soleil.

Avec l’invention du Web en 1990, la quantité d’information gratuitement disponible a explosé.…  Seguir leyendo »

On parle beaucoup d’« économie de l’attention » depuis 1995, date à laquelle Michael Goldhaber, professeur à Berkeley, suggérait (scandaleusement) que l’attention aurait désormais davantage de valeur que l’argent lui-même. Cette date correspond à une prise de conscience large de ce qu’Internet allait bouleverser dans nos usages culturels. Des quantités absolument inédites de contenus (textes, enregistrements audiovisuels) sont devenues disponibles d’un simple clic. Cela a mis littéralement les récepteurs dans « l’embarras du choix », et cela a contraint les émetteurs à une quête de plus en plus désespérée d’une ressource devenue la plus rare et la plus précieuse de toutes : l’attention (aussi baptisée « temps de cerveau disponible »).…  Seguir leyendo »

L’heure du « temps de cerveau disponible » est révolue. L’attention est une ressource rare et précieuse. Elle ne peut, elle ne doit, être assaillie au quotidien par un trop-plein d’informations et de sollicitations en ligne.

Au commencement, Internet était un foisonnement d’informations. Une manne incroyable de données qu’il était difficile d’appréhender, car éparpillées en différentes listes de catégories fermées. C’est de ce constat qu’est née l’idée, il y a vingt ans, du moteur de recherche Google. Organiser l’information, la classer en fonction de critères d’utilité et de pertinence, c’est finalement la rendre intelligible pour le cerveau humain. Nous avons toujours suivi ce principe cardinal : proposer à l’utilisateur du contenu pertinent et non intrusif.…  Seguir leyendo »

Algorithms and surveillance based on electronic data are penetrating all aspects of modern society, from medical diagnosis to monitoring domestic violence to illegal immigrants awaiting asylum hearings. As is the case with digital technology generally, the positive intent carries with it the collateral damage of misinformation and invasion of privacy. Where to draw the red lines that separate the benefits of these fast-arriving innovations from their abuse is becoming a central issue for all open societies.

In The WorldPost this week, we look at specific cases that illustrate the challenge of how and where to draw those lines.

Adam Hofmann discusses how algorithmic screening tools that are used to identify depression or prevent self-harm and suicide can misdiagnose mental illness — a label that could then stick with the person.…  Seguir leyendo »