Brasil

Los carriles de bicis hacen que todos avancemos

La intersección de Avenida Leste Oeste y Avenida Pasteur en la ciudad brasileña de Fortaleza siempre fue difícil para las bicicletas, especialmente si se iba al este, ya que tres pistas de tráfico se convertían en dos. Los datos muestran que cada 60 minutos durante la hora pico, 360 ciclistas tenían que maniobrar entre 2700 coches, camiones y motocicletas sin protección alguna.

Unas condiciones así no fomentan mucho el uso de la bicicleta, por decir lo menos. Sin embargo estas prometen, tanto como modo de transporte y como manera de que los habitantes de Fortaleza adopten un estilo de vida más activo y resistan la epidemia de obesidad que padece Brasil, donde más de la mitad de la población sufre de sobrepeso o es obesa.…  Seguir leyendo »

«Rezo por que mi familia pueda algún día asistir a menos funerales y más ceremonias de graduación». Estas palabras, dichas por Douglas, un brasileño de São Gonçalo, resonaron en mis oídos como un disparo. El padre de Douglas murió en una balacera antes de que él naciera; su madre fue acribillada en su 11.er cumpleaños. Como tantos niños brasileños de su edad, se vio obligado a abandonar la escuela para mantener a sus hermanos.

Después de pasar tiempo con Douglas en São Gonçalo, una de las ciudades más pobres y violentas del estado de Río de Janeiro, me quedó claro que es una víctima de la «lotería de códigos postales».…  Seguir leyendo »

La economía de Brasil ha soportado varios años difíciles: tras una profunda recesión en el período 2015-2016, el PIB creció apenas por encima del 1% anual durante el período 2017-2019. Pero, finalmente las cosas están mejorando: el Fondo Monetario Internacional ha pronosticado un crecimiento entre el 2,2 al 2,3% durante el período 2020-21. El desafío, ahora, es convertir esta recuperación cíclica en una sólida expansión a largo plazo.

Dos problemas han socavado el dinamismo económico de Brasil: la productividad anémica y un sector público inflado. A medida que el débil crecimiento de la productividad ha limitado el potencial de crecimiento general de la economía, el aumento constante del gasto público se ha tornado en cada vez más insostenible.…  Seguir leyendo »

Roberto Alvim durante una entrevista en la mañana en la que fue removido de su cargoCredit...Gabriela Bilo/Agencia Estado vía Associated Press

El lunes 13 de enero, Al filo de la democracia, la película que dirigí, fue nominada en la categoría de mejor documental por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos. En el documental intento entrelazar el auge y caída de dos expresidentes, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, con la elección de Jair Bolsonaro y la historia de mi familia. Tengo la misma edad que la democracia de Brasil, y la profunda polarización de mi país refleja en gran medida las divisiones que existen en mi familia.

Después de darse a conocer la nominación al premio Óscar, mi equipo comenzó a recibir muchas felicitaciones en las redes sociales.…  Seguir leyendo »

El presidente de Brasil, Jair BolsonaroCredit...Adriano Machado/Reuters

Nací hace más de 30 años, justo cuando la democracia en Brasil estaba emergiendo. Sí, la democracia brasileña tiene la misma edad que Lindsay Lohan. Al igual que ella, tuvo su apogeo en la década de los 2000 y no supo lidiar con la llegada de la vida adulta.

Mis padres votaron en las elecciones presidenciales por primera vez cuando yo tenía tres años. Crecí escuchando historias aterradoras sobre la dictadura militar. En una, los torturadores pegaron la boca de un hombre al carburador de un automóvil con el motor en marcha e inhaló humo hasta morir. En otra, el coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra insertó ratas en la vagina de una mujer embarazada.…  Seguir leyendo »

President Jair Bolsonaro of Brazil posing for a selfie in November. Despite being surrounded by scandal and corruption, he has been able to suppress dissent.Credit...Adriano Machado/Reuters

This year has been marked by widespread social convulsion in Latin America.

Since mid-October, Chileans have been in the streets; what started as demonstrations over a subway fare hike quickly broadened into protests over enormous economic inequality. The right-wing president, Sebastian Piñera, ordered a militarized police force to suppress the protests, causing more than a dozen deaths and the partial blinding of more than 200 people.

In Colombia, students, workers and indigenous people have been demonstrating since late November against rumored pension cutbacks and changes to labor laws. Protesters accused the center-right president, Iván Duque, of failing to address issues like corruption, economic inequality and the murder of human rights activists.…  Seguir leyendo »

Oxen grazing on a farm in Apiacas, Brazil as forest fires burned in August.Credit...Victor Moriyama for The New York Times

When I moved to the Amazon “Wild West” town of Paragominas in northern Brazil in 1984 as a young scientist studying forest recovery on abandoned pastures, I expected a town filled with bandits and land grabbers. Instead, what I mostly found were courageous, hard-working families from across Brazil who had come to this rugged town of sawmills, cattle ranches and smallholder settlements to improve their lot in life.

But as the global outcry over recent Amazon fires and the rise in deforestation has demonstrated yet again, the stigma surrounding Amazon farmers as accomplices in this destruction remains, making enemies of would-be allies.…  Seguir leyendo »

Today is World AIDS Day. This year’s theme, “Communities make the difference,” recognizes how support at the grass-roots level is critical to HIV/AIDS programs worldwide, providing advocacy, education and support.

About 37.9 million people are living with HIV around the world, and many marginalized groups face discrimination or receive inadequate care. With AIDS programs in many countries under attack, community advocacy plays a critical role in tackling the AIDS epidemic.

How Brazil became a success story

In the global fight against AIDS, Brazil stands out for the pathbreaking set of AIDS policies it adopted in the 1990s. One of the first countries to guarantee all citizens access to lifesaving antiretroviral drugs, Brazil was also one of the first to implement needle-exchange programs and to make human rights a main focus of government AIDS policies.…  Seguir leyendo »

Seguidores del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, hacen el gesto característico del mandatario en la presentación de su nuevo partido político, Alianza por Brasil.Credit...Ueslei Marcelino/Reuters

El 7 de noviembre, Augusto Nunes, un crítico de extrema derecha y simpatizante de Bolsonaro me atacó físicamente en un estudio de televisión y radio en São Paulo mientras estábamos al aire.

Este es el ejemplo más reciente y quizá el más vívido de cómo el movimiento de Jair Bolsonaro está asediando, amenazando y sometiendo a violencia a los periodistas y las organizaciones noticiosas en Brasil por el solo hecho de hacer nuestro trabajo.

El episodio ilustra el riesgo que corren la libertad de prensa y el orden democrático en Brasil —no solo con palabras sino también con violencia— a causa de este movimiento autoritario que ahora ostenta el poder en el quinto país más poblado del mundo.…  Seguir leyendo »

The challenges to democracy and civic order in Brazil, the world’s fifth most populous country, have increased significantly in the past couple of weeks. As dangers to Jair Bolsonaro, the Brazilian president, and his movement grow, so, too, do the threats emanating from them.

Tensions reached a boiling point last week when the former president Luiz Ignácio Lula da Silva was released from prison after Brazil’s supreme court ruled that the constitution bars imprisonment of defendants, such as Lula, before they have exhausted their appeals.

Lula is not only the obvious and most charismatic leader of the leftwing opposition to Bolsonaro but also the greatest prize of Bolsonaro’s minister of justice and public security, Sérgio Moro.…  Seguir leyendo »

En abril del año pasado mis opositores políticos celebraron cuando, después de un proceso legal altamente partidista y parcial, me enviaron a Curitiba, una ciudad del sur de Brasil, para cumplir una sentencia de prisión ilegítima.

Buscaban aplastar mi espíritu y borrarme del mapa político. Pero la experiencia solo revitalizó y fortaleció mi compromiso: ahora me siento preparado para enfrentar los problemas de Brasil y tratar de lograr un mundo mejor para muchos, no solo para unos pocos privilegiados.

Los 580 días que pasé en prisión resultaron ser de los más transformadores en mi vida política. Desde mi celda pude contemplar profundamente los problemas que enfrenta nuestra sociedad.…  Seguir leyendo »

Nuestra cultura oral nos lleva a expresarnos con metáforas, pero cuando desde la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) lanzamos la campaña Sangre indígena: Ni una gota más, estábamos hablando literalmente.

Nos están matando.

Hace mucho tiempo que nuestra sangre ha sido derramada en nombre de un modelo económico que desprecia la vida.

Sin embargo, la violencia contra los pueblos originarios brasileños ha crecido de manera alarmante en los últimos años. El asesinato de mi pariente Paulo Paulino Guajajara el primer día de noviembre es un enorme dolor para mi gente y un grito que refuerza nuestra alerta.…  Seguir leyendo »

Pasé buena parte del mes de agosto como profesor en varias universidades brasileñas. En mis diálogos con el profesorado, el alumnado y con analistas políticos tuve la oportunidad de conocer de cerca la calamitosa situación de Brasil durante los meses de presidencia de Jair Bolsonaro y participé en manifestaciones contra su política social y educativa. Oí a los propios ciudadanos llamar a Brasil el país de las tres bes: bala, buey y Biblia, las tres en complicidad, con la Biblia como instrumento legitimador del incremento de la violencia institucional y del extractivismo.

En una de las clases, un estudiante de teología comentó: “En la Iglesia nos prohíben hablar de política y Bolsonaro hace teología”.…  Seguir leyendo »

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva fue liberado de prisión el 8 de noviembre de 2019.Credit...Henry Milleo/Agence France-Presse — Getty Images

Después de estar preso 580 días, el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva fue puesto en libertad el viernes 8 de noviembre.

Aunque la decisión del Supremo Tribunal Federal no impide que Lula regrese a prisión por otra condena (aún está vinculado a otros procesos), la liberación del político más amado y odiado del país tendrá repercusiones significativas, especialmente ahora, en el momento de mayor impopularidad del presidente, Jair Bolsonaro.

La libertad de Lula le permitirá al Partido de los Trabajadores (PT), la fuerza opositora más importante del país, pasar página de la intensa campaña para sacar a Lula de prisión y centrarse en algo más importante: ser el contrapeso de Bolsonaro, el exdiputado de extrema derecha que llegó al poder el año pasado.…  Seguir leyendo »

Brasil camina al borde del precipicio

Hace un año, el día 28 de octubre de 2018, fue elegido el actual presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en segunda vuelta, derrotando al candidato de izquierda, Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT). Con el 55% de los votos, la extrema derecha volvía a gobernar, más de tres décadas después del final de la dictadura de los generales, establecida en 1964.

El desplazamiento político fue notable. Desde el fracaso de Fernando Collor, el primer presidente elegido directamente después del golpe militar, el bloque conservador tuvo como núcleo duro una coalición entre el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) y el antiguo Partido del Frente Liberal (PFL), actualmente denominado Demócratas (DEM), nacido de una costilla del partido de la dictadura.…  Seguir leyendo »

Flávio Bolsonaro, pictured behind his father, President Jair Bolsonaro, employed the wife and the mother of the alleged leader of Rio de Janeiro’s top paramilitary gang for years. Photograph: Adriano Machado/Reuters

There is a towering paradox at the heart of Brazilian politics: the country’s far-right president, Jair Bolsonaro, was elected on an anti-corruption platform – music to the ears of a population that has been victimised for decades by systemic corruption.

But the “anti-corruption” president and his family are now subsumed by multiple corruption scandals suggesting serious criminality.

All three of Bolsonaro’s politically active sons, along with his wife Michelle, have been implicated in corruption scandals. But the most serious and menacing scandal features Bolsonaro’s eldest son, Flávio, who is a federal senator.

At the end of 2018, the media reported that one of Flávio’s aides, the former military police officer Fabrício Queiroz, had for years been depositing sums of money into Flávio’s personal bank account.…  Seguir leyendo »

Le synode des évêques sur l’Amazonie qui se déroule au Vatican risque de mettre le feu aux poudres des relations entre l’Eglise et l’Etat brésilien. Malgré son poste de plus grande nation catholique du monde, le Brésil témoigne d’une croissance vertigineuse des évangéliques, en particulier des néopentecôtistes – dont le nombre de fidèles a plus que doublé en quinze ans et représente désormais 30 % de la population. A l’heure où l’Eglise tente d’inverser cette tendance démographique, elle subit des attaques systématiques de la part du président brésilien, Jair Bolsonaro.

Pourquoi un gouvernement qui s’autoproclame conservateur poursuivrait-il une institution millénaire, qui porte toutes les valeurs du conservatisme : la hiérarchie, l’ordre, la sobriété, la discipline, la patriarchie, entre tant d’autres ?…  Seguir leyendo »

Casi todos hemos visto las dramáticas imágenes del Amazonas en llamas. Solo el año pasado hubo cientos de miles de incendios intencionales o causados por la tala de árboles, la agricultura, la minería y otras actividades humanas.

Esto importa mucho, porque los bosques absorben gases que elevan el calentamiento global si llegan a la atmósfera. La reducción del bosque amazónico a causa de los incendios agrava el problema del cambio climático de dos maneras: los incendios mismos generan gases y partículas que aceleran el calentamiento global, y obviamente la ausencia misma de los árboles implica que ya no puedan absorber el dióxido de carbono.…  Seguir leyendo »

La Amazonía está ardiendo. La política exterior de Brasil, también.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, entró en una disputa con el mandatario de Francia, Emmanuel Macron, y unos días después acusó a la expresidenta chilena y alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, de entrometerse en los asuntos de Brasil. Estos dos episodios revelan que la nueva política exterior impulsada por el presidente está condenada al fracaso.

También significan un quiebre en la célebre tradición diplomática brasileña y disminuyen las posibilidades del país sudamericano de resolver la urgencia medioambiental de la Amazonía, así como las probabilidades de cerrar uno de los acuerdos comerciales más importantes para su futuro —el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur— y terminan de desquebrajar la imagen de Brasil frente a la comunidad internacional.…  Seguir leyendo »

A police officer aims his weapon during a protest after student Gabriel Pereira Alves was killed by a stray bullet on his way to school in Rio de Janeiro, Brazil on Aug. 9. (Leo Correa/AP)

As the fires rage in Brazil’s Amazon, another fire burning in Brazil has received much less attention: the dramatic rise in police brutality against Rio de Janeiro’s “favelas,” or poor neighborhoods, where nearly a quarter of the city’s population resides. Since Brazilian President Jair Bolsonaro and his ally Rio Governor Wilson Witzel took office in January, a record 1,075 Rio de Janeiro residents have been killed by the police, accounting for 40 percent of all violent deaths in metropolitan Rio de Janeiro.

Just this week, a bricklayer was shot in the head by police after being mistaken for a drug trafficker during a policing operation in the Vila Kennedy favela.…  Seguir leyendo »