Brasil (Continuación)

Por Julio María Sanguinetti, ex presidente de Uruguay (EL PAIS, 02/09/05):

Cuando un presidente tiene que aclarar que no va a renunciar como un antecesor, que tampoco se va a suicidar como otro y que no caerá por un golpe de Estado, es que la situación está grave. Esto es lo que pasa hoy con el presidente Lula da Silva, que pretendiendo afirmar su posición, hubo de recordar las mayores tragedias cívicas de su país: el suicidio en 1955 de Getulio Vargas, el gran caudillo riograndense dos veces presidente; la disparatada renuncia en 1961 del excéntrico presidente Janio Cuadros y el golpe de Estado militar que en 1964 derrocó a João Goulart.…  Seguir leyendo »

Por Bruno Ayllón, investigador posdoctoral en el Núcleo de Pesquisa en Relaciones Internacionales de la Universidad de São Paulo, Brasil (REAL INSTITUTO ELCANO, 01/09/05).

Tema: Brasil se enfrenta a un decisivo dilema político: asumir que la corrupción es parte inherente de su sistema político y electoral, y aceptarla pasivamente, o proceder a una reforma profunda para fortalecer su democracia. Todo parece indicar que no será el Partido de los Trabajadores (PT) quien lidere este proceso, dada su responsabilidad en la crisis. La legitimidad democrática y la confianza en los representantes políticos están en juego. Las elecciones de 2006 se presentan sin claros favoritos.…  Seguir leyendo »

Por María Teresa Celada, Universidad de São Paulo, y Fernanda Dos Santos Castelano Rodrigues, Universidad de São Paulo y Casper Líbero (REAL INSTITUTO ELCANO, 23/02/05):

Tema: La relación lingüística entre los hablantes de portugués y los hispanohablantes en el contexto sudamericano se ha visto sometida a ciertos cambios en los últimos años.

Resumen: En los últimos años, la percepción y el estatus de la lengua española en Brasil han empezado a modificarse, debido, entre otros factores, a la creación del Mercosur. Su enseñanza se ha extendido en el sector privado, y se han promovido iniciativas legislativas para introducirla como lengua obligatoria en la enseñanza pública.…  Seguir leyendo »

Por Tarso Genro, ministro de Educación y ha sido ministro para el Desarrollo Económico y Social de Brasil (EL PAIS, 18/02/05):

Al completar la primera mitad de su mandato, aunque sea un balance parcial, es posible apuntar avances, límites y los rumbos para los próximos dos años del Gobierno de Lula. De acuerdo con la natural divergencia democrática, algunas evaluaciones han sido construidas de forma incorrecta e incompleta, dejando fuera de la discusión acciones gubernamentales consistentes y responsables en un Brasil aún marcadamente injusto.

Un punto en común en muchas de esas críticas se basa en un entendimiento equivocado y no respetuoso de que el Partido de los Trabajadores (PT) instauraría una situación caótica en la economía, y en una visión falsa sobre la estabilidad heredada del Gobierno anterior.…  Seguir leyendo »

¿Crecimiento para qué? El incremento del PIB no es la medida de todas las cosas ni es el indicador suficiente de la felicidad y del bienestar del pueblo brasileño. Fernando Henrique Cardoso, sociólogo y escritor, ex presidente de Brasil (LA VANGUARDIA, 15/12/04).

Por Julio María Sanguinetti, ex presidente de Uruguay (EL PAIS, 20/11/04):

Todos los países son particulares. Unos, por gigantescos territorialmente, como Rusia o Estado Unidos; otros, por lo opuesto, como Suiza u Holanda. Unos, por homogéneos, como Francia; otros, por diversos, como Canadá. En América Latina las cosas no son distintas, y por ello, asimilar simplistamente a Venezuela con Argentina, o Ecuador con Chile, puede llevar a confusiones.

Desde esa perspectiva, las particularidades de Brasil son notables. Para empezar, su naturaleza de país-continente es el fruto de la milagrosa preservación de la unidad del Portugal americano, alcanzada al producirse la independencia de las Madres Patrias, cuando el mundo hispánico se fragmentaba en una veintena de Repúblicas.…  Seguir leyendo »

Por Sonia Fleury, profesora de Ciencias Políticas de la Escuela Brasileña de Administración Pública y Empresas; miembro del Consejo para el Desarrollo Económico y Social (LA VANGUARDIA, 05/09/03).

El presidente Lula fue elegido por una amplia coalición que ha sumado al voto tradicional de izquierdas el de otros sectores descontentos con el modelo político liberal, entre los que se cuentan empresarios industriales y la clase media. Bajo la consigna “La esperanza ha vencido al miedo”, el nuevo Gobierno llegó al poder con la promesa de emprender cambios sin poner en peligro la estabilidad del país, demostrando así la madurez política del líder sindical.…  Seguir leyendo »