Brexit

No debemos culpar al Reino Unido de todas las consecuencias negativas de un Brexit duro. Las prolongadas negociaciones para pactar una salida ordenada del RU muestran lo difícil que es desmontar las barreras proteccionistas que defienden el mercado europeo de la competencia exterior. Si de verdad fuera Europa una Unión dedicada a dar pasos hacia el librecambio mundial, la marcha de un socio, por importante que fuera, sería cosa sencilla. Bastaría con mantener libre de aranceles el comercio de mercancías entre el RU y la UE, junto con el mutuo reconocimiento de las reglamentaciones de los servicios, medioambientales y sanitarias de ambas partes.…  Seguir leyendo »

Cuando la flor y nata se une en la aprobación o la condena de algo, mi primer impulso es disentir. Así que me resisto a unirme al coro de los indignados por la reciente decisión del gobierno del Reino Unido de «violar el derecho internacional» modificando el acuerdo de retirada suscrito con la Unión Europea.

La «violación» del acuerdo es una calculada jugada del gobierno, que está convencido de que no podrá honrar el resultado del referendo de 2016 por el Brexit sin una buena cuota de artilugios legales. El problema principal es cómo compatibilizar el pacto de retirada con el Acuerdo de Belfast (1998) que pacificó Irlanda del Norte y comprometió al gobierno del RU a mantener abierta la frontera que la divide de la República de Irlanda.…  Seguir leyendo »

British bank notes. (Chris Ratcliffe/Bloomberg News)

The Financial Times reported Monday morning that the United Kingdom government is planning to break its initial withdrawal agreement with the European Union, by introducing new legislation that would undermine parts of the agreement that affect Northern Ireland.

This has had immediate consequences, leading the British pound to fall sharply, and U.S. Rep. Brendan Boyle (D-Pa.) to warn that there may be no trade deal between the U.K. and the United States if the U.K. goes ahead with its plan. Yet the long-term consequences may be more profound, making it harder for Britain and the European Union to figure out a new relationship.…  Seguir leyendo »

‘If David Frost and Michel Barnier can strike a bargain, it will lead to a much harder and more disruptive Brexit than most Britons imagine.’ Barnier arrives at No 10. Photograph: Leon Neal/Getty Images

After six rounds of talks, the UK and the EU are far from reaching an accord on their future relationship. Both sides are warning that failure – meaning that Britain would leave after the transition period on 31 December without a deal – is a real prospect. Those working for Michel Barnier, the EU negotiator, complain that the British have wasted July by refusing to offer meaningful compromises.

Failure is certainly possible. But a deal this year is more likely, for several reasons. First, there has been more progress than one might suppose from the public comments of Barnier and David Frost, the UK negotiator.…  Seguir leyendo »

EU Brexit negotiator Michel Barnier gives a press conference after a Brexit negotiations meeting at the EU Commission, Brussels. Photo by YVES HERMAN/POOL/AFP via Getty Images.

João Vale de Almeida, the EU’s first post-Brexit ambassador to the UK, recently bemoaned the British government’s opposition to starting negotiations on a future EU-UK foreign policy relationship, while EU chief Brexit negotiator Michel Barnier expressed his frustration at the UK’s refusal to discuss future cooperation on foreign policy, development and defence. Many in the EU are surprised and disappointed by the UK’s position.

These sentiments are strengthened by the fact that the political declaration outlining the ambitions for the post-Brexit future relationship, agreed by both the EU and UK government alongside the withdrawal agreement in October 2019, contained extensive detail on the proposed terms for the future relationship on foreign, security and defence policy.…  Seguir leyendo »

Boris Johnson speaks at the Old Naval College in Greenwich on 3 February. Photo: Getty Images.

This week the UK will start negotiating its future relationship with the European Union. The government is trying to convince the EU that it is serious about its red lines and is prepared to walk away from negotiations if the UK’s ‘regulatory freedom’ is not accepted – a no-deal scenario that would result in tariffs between the EU and the UK. Yet at the same time the story is telling the world is that Britain is ‘re-emerging after decades of hibernation as a campaigner for global free trade’, as Boris Johnson put it in his speech in Greenwich a few weeks ago.…  Seguir leyendo »

En momentos históricos cruciales, las rupturas políticas racionales suelen producirse por motivos equivocados. El Brexit del primer ministro británico, Boris Johnson, puede ser un buen ejemplo.

Cuando el presidente norteamericano Richard Nixon se deshizo del sistema de Bretton Woods en agosto de 1971, sus razones tenían poca visión de futuro. Abrumado por las presiones internas para imponer controles de precios efectivos y aplacar a sus seguidores de la clase trabajadora, Nixon dejó de ver el panorama más amplio. Aun así, siguió un instinto sólido: las fuerzas históricas habían actuado en contra de la sustentabilidad de ese sistema monetario global remarcable de posguerra.…  Seguir leyendo »

Cuando el Reino Unido votó en 2016 por abandonar la Unión Europea, los responsables de las políticas y líderes políticos en toda Europa temieron que pronto ellos también tendrían que enfrentar una crisis similar. Los preocupaba un efecto dominó por el cual los movimientos y políticos populistas lograrían que otros estados miembros abandonaran, uno tras otro, la UE, revirtiendo un proceso de décadas de integración europea.

Pero, al menos hasta hace poco, la brexit produjo la situación opuesta. Para sorpresa de todos, la UE disfrutó dividendos por la brexit en los años posteriores al referendo en el RU. Los europeos observaron como el RU se sumía en el caos político: los británicos literalmente acopiaban alimentos y medicamentos por miedo a lo que el futuro podría depararles.…  Seguir leyendo »

Depuis le 31 janvier 2020, le divorce entre l’Union européenne (UE) et le Royaume-Uni est enfin prononcé. Une période de transition d’une année au plus, selon les souhaits du premier ministre Boris Johnson, s’ouvre entre les deux parties pour construire une nouvelle relation. Michel Barnier, le négociateur en chef pour l’UE, souhaite que l’on trouve un accord équilibré entre les deux parties, comme il l’a répété dans les médias le 3 février.

Boris Johnson a semblé le même jour abonder dans ce sens en s’engageant à ne pas faire de dumping commercial envers l’UE, tout en affirmant qu’il était hors de question que le Royaume-Uni continue de s’aligner sur les règles européennes.…  Seguir leyendo »

«At least now Brexit is happening, all the immigrants can finally go home.»

I was sitting on a bus traveling through London, my 8-year-old son next to me, when I heard those words. They had been spoken to be overheard, spoken at my son and me, the only non-white passengers on the bus’s upper deck.

Immediately I was taken back to my childhood in the Britain of the 1980s, a place where racism was rife in a way we had thought could never return. Although I was born in multicultural Birmingham, I grew up in an all-white village in the county of Gloucestershire.…  Seguir leyendo »

El adiós del Reino Unido debería llevarnos a reflexionar sobre los errores que hayamos podido cometer los europeos para dar lugar a la marcha de un socio de tanta e importancia. Se va, no solo por disconformidad con la situación actual de la Unión Europea sino porque una mayoría de su pueblo rechaza el futuro del proyecto europeo. Los padres fundadores de la Unión Europea, Adenauer, Schuman y De Gásperi, inspirados por la visión de Jean Monnet, buscaron aplicar un remedio definitivo a la secular guerra civil europea. Todos los intentos de unificar a Europa por la fuerza habían fracasado. El emperador Carlos V no pudo con las armas evitar la división traída por la Reforma protestante.…  Seguir leyendo »

El Brexit es un desastre para el Reino Unido. Frente al riesgo de que ahora pierda a Escocia e Irlanda del Norte a manos de la secesión, el país parece haber aceptado la idea de que Gran Bretaña vuelva a convertirse en la “Pequeña Inglaterra”. Gran Bretaña es ese león raro que elige volverse tan pequeño como un ratón.

Sin duda, salvar el reino inglés es lo único que les importaba a los defensores del Brexit. ¿Pero qué tipo de reino tiene un primer ministro que le miente a su reina, como lo hizo Boris Johnson cuando suspendió el Parlamento el año pasado?…  Seguir leyendo »

Finalmente, los identitarios ingleses han conseguido su objetivo. El brexit se ha consumado, y a partir de ahora el Reino Unido ya no tendrá que someterse al siempre lento y siempre insatisfactorio proceso de armonizar con el resto de los países de la Unión Europea sus intereses económicos y políticos por medio de acuerdos. Acuerdos, compromisos e instituciones comunitarias que no permiten nunca extraer todas las ventajas de la propia posición, y obligan a ceder soberanía, y a aceptar planteamientos no deseados en múltiples temas, en pro de la concordia.

Todo esto se acabó. El lema de los brexiters era la recuperación plena de la soberanía y el control (take back control), y ya lo tienen.…  Seguir leyendo »

The union jack is removed from the European Council in Brussels. Photograph: Olivier Hoslet/Pool/EPA

Berlin: The political class is divided on how harsh to be

The German government is bracing itself for tough negotiations. Berlin sees the UK’s decision to put a 31 December time limit on the process as a tactical manoeuvre by Boris Johnson, calculated to step up the pressure on the EU towards the end of 2020. Germany holds the EU presidency until the end of December and will have to oversee negotiations on the next EU budget, which will involve juggling increasingly difficult demands. It will also be the last major test for Chancellor Angela Merkel, coming shortly before she leaves office in 2021.…  Seguir leyendo »

¿Por qué el Brexit? Es la pregunta que se formulan muchos ciudadanos europeos que ven con estupor el hecho de que el Reino Unido haya dejado de formar parte de la Unión Europea. ¿Por qué los británicos votaron de manera tan rotunda en favor de Johnson? ¿Por qué la UE no ha tenido reflejos para evitarlo? ¿No le importa que uno de los países que ha estado en ella casi desde el principio se marche abriendo una puerta que puede ser utilizada por otros Estados miembros? Ninguna de estas preguntas admite una respuesta sencilla. No obstante, voy a intentar descifrar algunas de las claves que posiblemente nos ayuden a comprender.…  Seguir leyendo »

El Brexit como oportunidad

Los lectores conocen mi actitud ante el Brexit, al haberla expresado en multitud de «Postales» y alguna Tercera. No lo veo como una pérdida ni, menos, como un desastre. Tiene su faceta dolorosa, como todos los divorcios, pero los beneficios que ofrece superan con mucho los daños, siempre que sepan aprovecharse. Sobre todo para Europa. Para los británicos es otra cosa, al ser los perdedores de esa salida, que ellos mismos planearon. Europa, en cambio, entendiendo como tal la Unión Europea, va a encontrarse en muchas mejores condiciones de completar su unión y corregir los defectos estructurales que sus padres fundadores consintieron e impiden todavía hoy, medio siglo después, su pleno funcionamiento, entre otras causas, por la renuencia inglesa.…  Seguir leyendo »

La Unión Europea ha perdido uno de sus estados miembro más importantes. El Reino Unido representaba aproximadamente una sexta parte de la población y economía de la UE. Sin él, la UE seguirá siendo una de las principales potencias económicas del mundo, pero sufrirá una pérdida de dinamismo.

Aun así, hay esperanza de una relación fructífera y de cooperación entre la UE y el Reino Unido. El primer paso es negociar un acuerdo comercial. Pero sería un error concentrarse demasiado en los detalles de esas conversaciones. El comercio es importante para ambas partes, pero las nimiedades de la relación comercial del Reino Unido con Europa no determinarán su destino económico.…  Seguir leyendo »

El Paraíso Perdido del Reino Unido

Adiós, Gran Bretaña. El Brexit ya fue. Se acabó. Algunos británicos ondean banderas del Reino Unido y los edificios públicos están iluminados de rojo, blanco y azul. Tras haber abierto radicalmente un nuevo espacio de maniobra política, el país celebra hoy su logro.

Este estado de ánimo es sorpresivo. Después del referendo de junio de 2016, que la opción “Salir de la UE” ganó por un margen relativamente estrecho (52% frente a un 48%, con una participación del 72%), el Brexit se convirtió en un tema profundamente polarizador. La apuesta por abandonar la Unión Europea se enfrentaba a muchos desafíos legales y dejó al Parlamento amargamente dividido e incapaz de aprobar un acuerdo de salida.…  Seguir leyendo »

Gente celebrando el día del Brexit frente al Parlamento británico (Londres, 31 de enero de 2020). Marcos_Casado / Shutterstock

1. ¿Cómo afecta el brexit a los derechos de los europeos en el Reino Unido y a los de los británicos que residen en la UE?

Conviene huir de la generalización. Brexit es un proceso novedoso, de una magnitud difícil de abarcar dada la intensidad de los vínculos creados en 47 años de pertenencia a la UE, y de una gran casuística. Brexit afectará a cada uno de nosotros de modo distinto, en función de nuestra nacionalidad, de nuestra situación e intereses, y del derecho que queramos ejercer. En mi opinión, la única certidumbre en Brexit es que sus efectos ahondarán la brecha de desigualdad de las capas más vulnerables de la población, por medios económicos, por edad, por estudios, o por origen.…  Seguir leyendo »

Ya no hay vuelta atrás. La negociación tozuda hasta decir basta de Theresa May, y después de Boris Johnson durante un breve periodo, ha logrado que se cumpla la ambición más masoquista y sin sentido jamás soñada en la historia de las islas. El resto del mundo, exceptuando a los presidentes Putin y Trump, han asistido al proceso con asombro y consternación. En diciembre, una mayoría votó a favor de los partidos que propugnaban un segundo referéndum, pero estos fueron, lamentablemente, incapaces de hacer causa común. Ahora nos toca recoger las tiendas, tal vez al son de las campanas de la iglesia, y esperar que los 15 años de arduo camino que vamos a emprender nos devuelvan a algo parecido a lo que tuvimos, con nuestros múltiples tratados comerciales, de seguridad, salud y cooperación científica, además de otros miles de acuerdos útiles.…  Seguir leyendo »