Caso Bono

Muchas veces ha repetido Fernando de los Ríos, al contemplar los avatares de nuestra historia, que en España en muchas ocasiones, a lo largo del tiempo, ha faltado respeto. Es una constatación juiciosa y acertada que expresa un talante de nuestra condición que solo puede ser valorado negativamente.

Parece que el siniestro espíritu hobbesiano de que “el hombre es un lobo para el hombre” ha vencido y ha prosperado frente al “homo homini sacra res”, el hombre es cosa sagrada para el hombre, de Séneca y de sus continuadores.

Para nuestra convivencia en la modernidad ha sido una pesada losa que se ha utilizado con frecuencia para deteriorar, ensuciar y hundir, si era posible, a muchas personas relevantes a las que malas gentes aplicaban la dialéctica del odio y del enemigo sustancial, aquel para el que no hay conciliación posible y que debe siempre ser exterminado.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Martín Pallín, magistrado emérito del Tribunal Supremo (EL PAÍS, 19/07/07):

El llamado caso Bono contiene los ingredientes necesarios para buscar una receta que pueda servir de pauta a la información sobre tribunales.

Una sentencia es la respuesta que un órgano judicial da a un conflicto que, por una u otra causa, ha llegado a su conocimiento. Previamente se lleva a cabo una tarea de investigación de los hechos que están en el origen del litigio. La tarea es más o menos compleja según la multiplicidad de casos que suceden en la vida real. Cuando el conflicto merece la atención del derecho penal, nada se puede hacer sin depurar las versiones, normalmente confrontadas, entre la persona que denuncia e imputa y la postura, rotunda o parcialmente contradictoria, de quien se ve acusado y sometido a un proceso de investigación.…  Seguir leyendo »

Por Andrés de la Oliva Santos, catedrático de Derecho Procesal. Universidad Complutense (ABC, 12/05/06):

LA aún notoria sentencia de 8 de mayo de 2006, dictada por la Sección Decimosexta de la Audiencia Provincial de Madrid, que condena a tres funcionarios policiales (un comisario-jefe y dos inspectores-jefe, funcionarios de cierta categoría) a diversas penas por detención ilegal, falsedad documental y coacciones, presenta características muy destacables. En primer término, contiene una reconstrucción de los hechos probados excepcionalmente minuciosa y precisa, que manifiesta conocer a fondo los procedimientos policiales. Lógicamente, esa reconstrucción es posible gracias a una abundante prueba, sobre todo documental.

En segundo lugar, la sentencia es sólida y enjundiosa en la fundamentación relativa a la detención ilegal.…  Seguir leyendo »

Editoriales de los principales periódicos en relación con la sentencia que condena a varios policías por detención ilegal de dos militantes del PP, falsificación de documento público y coacciones.

ABC: Ahora, responsabilidades políticas.

LA dimisión del hasta ayer delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez, no agota las responsabilidades políticas a las que debe enfrentarse el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero tras las condenas impuestas a los acusados por detención ilegal de dos militantes del PP. Este episodio, que la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid califica como «arbitrario» y «abusivo», es de suma gravedad para una democracia asentada en el reconocimiento de los derechos y libertades individuales.…  Seguir leyendo »