Caso Corinna

Debo decir que yo no soy monárquico por convicción, de la misma forma que tampoco soy creyente por nacimiento. En cualquier caso, las circunstancias de cada situación a la mayoría de los mortales nos inclinan a un lado o a otro. Dicho esto, creo con toda sinceridad que conviene resaltar, en lo que voy a exponer, dos cosas principales: la primera, que el Rey Juan Carlos ha prestado un gran servicio a un país que cuando accedió al Trono era un apestado internacional desde mucho antes de la muerte de Franco, el cual, por cierto, ahora muchos no quieren trasladarlo del lugar simbólico en que se encuentra expuesto impúdicamente.…  Seguir leyendo »

Hace unos días, la veterana periodista Pilar Urbano (Valencia, 1940) escribió un artículo en estas mismas páginas en el que instaba al Rey Juan Carlos a abandonar su título de Rey y el que ha sido su hogar durante más de medio siglo.

Lo hacía -como viene siendo costumbre en estos últimos tiempos- con el salvífico propósito de proteger y preservar la Corona y a quien hoy la ciñe, objetivo que cuenta con la aprobación de numerosos enemigos de la institución y –por lo que estoy constatando- no pocas almas cándidas, ajenas a las perversas consecuencias que esta proposición encierra.

Desde que España descarriló un infausto 11 de marzo y se alterase de manera criminal el curso natural de su recorrido histórico como nación, el Espíritu de la Transición sufrió un golpe tan mortal como el de los centenares de víctimas que perdieron la vida en aquella trágica y soleada mañana.…  Seguir leyendo »

Nunca he sido okupa, y menos de un hombre que fue Rey; pero si yo estuviese ahora bajo la camisa de Juan Carlos I podría decir, sin recurrir a la imaginación, que está pasando un momento áspero y penoso. Más duro que el de la abdicación, cuyos maquinistas pudieron revestirlo con la grandeza de un despedirse y despojarse en vivo. El momento más incierto de su vida. Por muy neomonárquico que sea el flamante gobierno de Pedro Sánchez, su debilidad parlamentaria y la falta de influjo político de personajes como González, Guerra o Rubalcaba, ‘exiliados’ por Sánchez, no permiten confiar en su apoyo cara a los episodios que se avecinan.…  Seguir leyendo »

Estatua de Beau Brummell en Londres.

El lunes 13 de mayo de 2013, cené con Corinna en mi restaurante favorito de Londres. La recién autodefinida como “amiga entrañable” del rey Juan Carlos aceptó mi invitación para compartir los mullidos asientos de terciopelo verde de Wiltons, un clásico del pescado exquisito, a punto de cumplir 300 años de existencia.

Su enclave, al final de Jermyn Street, la calle de la moda masculina, justo enfrente de Turnbull and Asser, la camisería de James Bond y el Gran Gatsby, tiene un significado. Ese significado queda elevado al cuadrado por la estatua de bronce que parece vigilar el derecho de admisión ante su entrada: está dedicada a Beau Brummell, representado con su levita, chistera y bastón como arbiter elegantiarum de la era georgiana, en calidad de favorito del Príncipe Regente y futuro Jorge IV.…  Seguir leyendo »

El 18 de junio de 2014 tuvo lugar la abdicación del rey Juan Carlos I. Tras casi cuarenta años como jefe de Estado, su persona dejó de estar amparada por el régimen de inviolabilidad previsto en el artículo 56 de la Constitución y su nuevo estatus, rey emérito, le situó en una situación imprevista hasta ese momento en nuestro ordenamiento jurídico.

Para remediar esta situación, el Gobierno de Mariano Rajoy impulsó primero y el Parlamento aprobó después la Ley Orgánica 4/2014, por la que se modificó la Ley Orgánica 6/1985 del Poder Judicial (BOE 12 de julio de 2014). Entre otros artículos se reformaron el 55 bis de la LOPJ, el cual quedó redactado de la siguiente manera: “Además de las competencias atribuidas a las Salas de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Supremo en los artículos 56 y 57, dichas Salas conocerán de la tramitación y enjuiciamiento de las acciones civiles y penales, respectivamente, dirigidas contra la Reina consorte o el consorte de la Reina, la Princesa o Príncipe de Asturias y su consorte, así como contra el Rey o Reina que hubiere abdicado y su consorte”.…  Seguir leyendo »