Caso Dolores Delgado

Doña Dolores Delgado; muy señora mía:

Ya sé que en los escritos judiciales y en las instancias administrativas suele ser otro el tratamiento que se da al destinatario, pero para que se vea que ni suplico ni insto nada, la fórmula que uso es para no confundir ni a usted ni a nadie. Le ruego, pues, que sepa disculpar a este humilde abogado la licencia que se toma y tenga a bien disponer un buen ánimo y no peor miramiento.

Vaya por delante que con esta carta no pretendo sumarme a los reproches de mentirosa que durante las últimas semanas ha recibido de algunos diputados y diputadas, senadores y senadoras, y de otros sectores sociales e institucionales.…  Seguir leyendo »