Caso Juan Carlos I

Toda la verdad sobre Juan Carlos

Una vez caído el desaforado Jinete, sobre el caballo ya sólo queda la Silla. Entre los rescoldos de las cenizas del esplendor de lo que un día fue Jockey, ha emergido Saddle.

Ocho años después del cierre del mítico restaurante, un nuevo establecimiento, con las mismas pretensiones de templo gastronómico, ocupa su enclave, en la calle Amador de los Ríos, frente al Ministerio del Interior.

La estructura es la misma. En la planta baja ha desaparecido el mullido diván corrido, en el que cada anfitrión sentaba a sus invitados, preferentemente a las damas, y un espectacular lucernario ilumina la madera, el cuero y el latón que contribuyen al confort de un gran salón de ambiente cosmopolita.…  Seguir leyendo »

Dudas y certezas

Las exclusivas que viene publicando EL ESPAÑOL, con la reproducción de las declaraciones efectuadas ante la Fiscalía suiza por Dante Canonica, entonces abogado de Juan Carlos I en aquel país, y de Arturo Fasana, la persona que gestionó parte de su fortuna en el extranjero, abren nuevamente el debate jurídico y político respecto a la cuestión de ¿hasta dónde alcanza la inviolabilidad del Rey Emérito?

La Constitución, en su artículo 56.3, establece que “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65,2”.…  Seguir leyendo »

Desde un organismo público de la Administración General del Estado se produjo en la noche del sábado 21 de marzo un súbito golpe al sistema constitucional. Tras el título «Monarquía en estado de alarma», la primera cadena de TVE dedicó trece minutos al impacto producido por el chantaje que han lanzado al Estado un policía corrupto y una empresaria de dudosa trayectoria que hace algunos años sirvió a Don Juan Carlos.

Emitido precisamente antes de su informativo de mayor audiencia, el contenido del espacio estuvo en las antípodas de lo que cabe esperar de una televisión estatal. El guión y las intervenciones de los invitados a emitir juicios sobre el asunto parecían programados para socavar la piedra angular de nuestra democracia, de la monarquía parlamentaria.…  Seguir leyendo »

Sanción social, familiar

Lo que era un secreto a voces -un asunto tenebroso, que diría Balzac- ha pasado a quedar expuesto a la luz del día: el anterior Jefe del Estado se hacía retribuir (o se dejaba retribuir, si se quiere hablar de manera más suave) por su trabajo de lobby a favor de empresas españolas. Una tarea que forma parte de su oficio -más aún: un verdadero deber-, pero que no resulta retribuible. Va en el sueldo. Y, por supuesto, en caso de cobrar, tendría que tributar como todo hijo de vecino.

En seguida ha venido la polémica sobre temas legales, porque nuestro hombre no es como los demás.…  Seguir leyendo »

España, puesta a prueba

A San Policarpo, obispo de Esmirna, se le recuerda por las palabras que expiró a sus 85 años al ser quemado en la hoguera a mediados del siglo I durante el Imperio de Antonino Pío, sucesor del hispalense Adriano, uno de los dos césares que la Bética aportó a Roma: «¡Señor, vaya tiempo me has dado para nacer!». Al hacer balance de su sexenio en el trono, coincidiendo en el tiempo con la pandemia del coronavirus y con el rebrote del corinnavirus que urgió en 2014 la abdicación de su augusto progenitor, seguro que Felipe VI hace suya la misma pesadumbre.…  Seguir leyendo »

Matar al padre en nuestra hora más negra

Hay una escena de la película Un Método Peligroso del canadiense David Cronenberg que desconcierta incluso a los mayores adictos al cine psicológico. Es el momento en que Sigmund Freud y su hasta entonces discípulo Carl Jung discuten, al término de una reunión académica, sobre las razones por las que Amenophis IV decidió eliminar todo vestigio iconográfico del reinado de su padre Amenophis III para transformarse en Akenathon. Cuando Jung discute la tesis de su maestro, que relaciona lo ocurrido con el origen del monoteísmo, Freud asume tan mal su rebelión intelectual que se congestiona, hasta rodar por el suelo desvanecido.…  Seguir leyendo »

La legitimidad de origen de la monarquía, como forma política en la que un rey es el jefe del Estado, proviene del regular acceso hereditario a la Corona. Esa característica es genuina e indisociable de la monarquía. Sin embargo, en la monarquía parlamentaria, que es la única fórmula que hace compatibles monarquía y democracia, esa legitimad dinástica, que tiene sus virtudes en cuanto a la estabilidad estatal, va acompañada, necesariamente, de otra legitimidad de origen, de tipo indirectamente democrático: la que se deriva de estar prevista en una Constitución emanada de la voluntad popular, que ha descargado de poderes autónomos al rey y únicamente le ha confiado una función de auctoritas de carácter simbólico y moderador amparada en su obligada neutralidad política y su exclusivo servicio a los intereses generales.…  Seguir leyendo »

El rey Felipe VI de España se dirigió a la nación el 18 de marzo desde el Palacio de la Zarzuela.Credit...Getty Images

El monarca que reinó España durante casi cuatro décadas recibió cien millones de dólares de Arabia Saudí, los ocultó en paraísos fiscales y entregó una parte a su amante, según la justicia suiza. Pero el cuento con final infeliz de Juan Carlos I, con su mezcla de traiciones amorosas, espionaje y supuestas comisiones, no quedaría completo sin el drama familiar: su hijo y actual rey, Felipe VI, lo ha repudiado públicamente al renunciar a una herencia manchada por la sospecha.

El rey reconoce en el comunicado que difundió el domingo que conocía la existencia de esa fortuna desde hacía un año.…  Seguir leyendo »

Aunque el drama del coronavirus es el que más me ocupa y preocupa, cosa que sucede al resto de los mortales, también sigo con atención las noticias que desde el pasado domingo se vienen publicando sobre la decisión del Rey Felipe VI de renunciar a la herencia de su padre y de retirar a don Juan Carlos la asignación fijada en los presupuestos de la Casa del Rey. Se trata de un asunto cuyo atractivo se justifica por sí mismo y, en este caso, además, con un valor añadido: los espléndidos análisis aparecidos en algunos medios, como los de este periódico, empezando por los distintos editoriales y continuando por comentarios del estilo de Antonio Torres del Moral, catedrático de Derecho Constitucional, al defender que Es el momento de arropar a Felipe VI, o de Eduardo Álvarez, dedicado a El Rey Felipe y la virtud.…  Seguir leyendo »

La actual Monarquía española es constitucional y parlamentaria, muy distinta de las monarquías absolutas del Ancien Régime y de las meramente constitucionales que terminaron con Alfonso XIII. El Rey mantiene el atributo de la inviolabilidad que lleva implícita su inmunidad frente, al menos, su procesamiento en el orden jurisdiccional penal, disponiendo el artículo 56.3 de la Constitución que “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”, complementando este aserto con la remisión al artículo 64, que prevé el necesario refrendo de todos sus actos constitucionales por otras autoridades del Estado, que asumen las posibles responsabilidades por dichas decisiones.…  Seguir leyendo »

Antes de abdicar, el comportamiento de Juan Carlos I hizo recaer una pesada sombra sobre el futuro de la Monarquía. En un primer plano, los millonarios pagos recibidos de sátrapas árabes eran ya voz del pueblo, que hubiera dicho Feijóo el ilustrado, y de confirmarse plantean un serio problema al sistema democrático, y también a Juan Carlos I. En cuanto a la pasión invernal por esa señora tan mona, punto de llegada de una biografía afectiva muy densa, lleva a la pregunta de su coste para todos, así como sobre las responsabilidades de un personaje símbolo del Estado: parece lógico no confundir su derecho a ejercer la libertad sexual, como cualquier ciudadano, con la actuación de depredador al modo de sus antecesores, los reyes absolutos.…  Seguir leyendo »

Bolingbroke, un pensador y político inglés del XVIII, escribió un librito titulado Idea del rey patriota. La tesis era bien sencilla: toda monarquía parlamentaria funciona con la combinación ponderada de dos elementos: el Rey y los partidos en las Cámaras. El problema que veía Bolingbroke era la dificultad para disciplinar a los miembros de esos partidos en una vida honrada y de servicio público. El motivo era que esos dirigentes tendían a la corrupción y al bloqueo del gobierno.

La solución era un rey patriota; esto es, un Jefe del Estado que liderase la vida política desde el ejemplo y la legalidad, porque ese era el verdadero servicio a la patria.…  Seguir leyendo »

Dios mediante, está previsto que en unos meses superaremos la presente crisis de la epidemia del coronavirus. Como consuelo vale decir que las pasadas epidemias del siglo XIX generaban mortalidad a cuantos se infectaban, por ejemplo, del cólera.

Nunca hubiera pensado que iba a vivir una epidemia que retuviera en nuestras casas a millones de seres humanos. Lo cual demuestra lo imprevisible de nuestra existencia a diferencia de las predicciones del exitoso escritor Harari, que ha vendido millones de libros (Sapiens, Homo Deus), con la teoría del fin de las epidemias, de la hambruna y de la guerra total y el inicio de una vida humana feliz, logarítmica y «amortal».…  Seguir leyendo »