Caso Julian Assange

Julian Assange on his way to court following his arrest at the Ecuadorian Embassy, London, April 11, 2019

Seven years ago, Julian Assange seemed at the height of his powers—a superstar information warrior behind the biggest leak in history—when he faced his first major legal blow. He had lost a long fight against extradition to Sweden, where two women had accused him of rape. The possibilities for the rootless WikiLeaks founder, who was used to working from other people’s sofas and hotel rooms around world, narrowed rapidly.

Fearing that the Swedish investigation could lead to his extradition to the United States, in June 2012 Assange walked into the London embassy of Ecuador and claimed sanctuary. The country’s larger-than-life president who had an ego to match, Rafael Correa, was only too happy to oblige.…  Seguir leyendo »

Supporters of Julian Assange in Dhaka, Bangladesh, on Tuesday.Credit Mohammad Ponir Hossain/Reuters

To the journalism mainstream, Julian Assange, newly imprisoned founder of WikiLeaks, is less a hero than a conundrum. True, he was midwife to some of the most sensational and genuinely consequential journalistic disclosures of recent years. Yet he’s a perplexing figure, among the “righteous scumbags” who often figure in free-speech cases, as a headline on the Columbia Journalism Review website puts it, or maybe just “a solid jerk,” as the columnist Kathleen Parker suggests.

The underlying question is whether Mr. Assange is too reckless, undiscerning, unprincipled and morally damaged to merit defending for his work in getting hugely significant information to the public, via some of the same news media that now find him distasteful.…  Seguir leyendo »

En una marcha del 16 de abril, en Quito, algunos protestantes llevaron máscaras con el rostro de Julian Assange, fundador de WikiLeaks. Credit Dolores Ochoa/Associated Press

La abrupta salida de Julian Assange de la embajada ecuatoriana en Londres la semana pasada puso fin al dilema al que el gobierno ecuatoriano se enfrentaba en los últimos meses. Desde que Lenín Moreno, el presidente de Ecuador, asumió sus funciones en mayo de 2017, la situación de Assange ha sido uno de los asuntos más espinosos de la política exterior ecuatoriana.

Uno de los momentos más álgidos fue en octubre pasado, cuando se hizo público el intento de encontrar una salida para el hacker australiano a través de un proceso de nacionalización plagado de irregularidades, llevado a cabo por María Fernanda Espinosa, primera persona nombrada a liderar la cancillería por el gobierno morenista.…  Seguir leyendo »

Mis reuniones con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, siempre tuvieron lugar en la misma habitación pequeña. Como saben los servicios de inteligencia de varios países, visité a Assange en la embajada de Ecuador en Londres muchas veces entre el otoño de 2015 y diciembre de 2018. Lo que estos fisgones no saben es el alivio que sentía cada vez que me iba de allí.

Quería reunirme con Assange por el profundo aprecio que siento por el concepto original de WikiLeaks. Cuando de adolescente leí 1984 de George Orwell, a mí también me inquietaba la perspectiva de un estado vigilante de alta tecnología y su potencial efecto en las relaciones humanas.…  Seguir leyendo »

There was always a surreal edge to Julian Assange’s long sojourn in the Ecuadoran Embassy in London — a Monty Python-esque oddity to having a figure so strange, so central to so many of the rich world’s most urgent debates, camping out in an embassy belonging to a distant developing country he had never actually set foot in. In the person of Assange, the domestic politics of a distant corner of South America collided with big-time geopolitics and various U.S. neuroses in a way neither side seemed quite prepared to handle.

After he skipped on his bail back in 2012, Assange seemed to be looking for a few different things.…  Seguir leyendo »

Julian Assange, the founder of WikiLeaks, was arrested Thursday at the Ecuadorean Embassy in London, where he had lived since 2012. Credit EPA, via Shutterstock

Last November, federal prosecutors accidentally revealed, in an unrelated court document, that a sealed indictment had been filed against WikiLeaks founder Julian Assange. Many people concerned with civil liberties, including some who despise Assange, were alarmed by the idea that he could be punished for his role in exposing American government secrets. “If Assange can be prosecuted merely for publishing leaked classified documents, every single media outlet is at risk of prosecution for doing the exact same thing,” the lawyer Bradley P. Moss wrote in The Atlantic.

At the time, the public didn’t know what the actual charges were. Now that Assange has been dragged from the Ecuadorean Embassy in London, where he’s lived for almost seven years, and is facing extradition to the United States, we do.…  Seguir leyendo »

‘Ecuador decides who Julian Assange sees, what can be in his room, even when he washes and tidies up.’ Photograph: Peter Nicholls/Reuters

Convincing yourself, and the world, that you’re a major political player on the global stage is a tough ask when you’re confined to a back bedroom. It’s an act that Julian Assange has been trying for years – and one which is increasingly starting to have consequences on the WikiLeaks founder.

Assange has had his internet access cut off by the staff of Ecuador’s embassy in London for a second time – the first being a result of WikiLeaks’ intervention in the US election with the leak of emails from the Hillary Clinton campaign, and Assange’s tweets expressing political preference.

Ecuador, not wanting to get dragged into this political row, cut off Assange’s internet access and made him sign an undertaking not to get involved in the politics of other countries – only for the WikiLeaks Twitter account, and Assange’s personal account, to tweet about Catalonian independence and Britain’s expulsion of Russian diplomats.…  Seguir leyendo »

In the last six years, two whistle-blowers have exposed government wrongdoing in the war on terrorism. Both have been punished for their actions — one with imprisonment, the other with exile. Both recently made progress in their struggles with the government, but only one enjoys the high-profile support that both deserve.

This week, the ACLU and Amnesty International launched a campaign urging President Obama to pardon Edward Snowden, the former CIA employee and government contractor who leaked more than a million classified documents in 2013. The campaign  — endorsed by luminaries including Maggie Gyllenhaal, Daniel Radcliffe, George Soros, Michael Stipe, Jimmy Wales and Steve Wozniak — was timed to coincide with the premiere of a major Hollywood biopic, “Snowden,” with Oliver Stone directing and Joseph Gordon-Levitt in the starring role.…  Seguir leyendo »

Hay que aprender a leer periódicos. Exige tiempo, atención y cierta agudeza. De ahí el éxito de la televisión; no necesita nada. Uno se planta ante la pantalla, se sienta en la butaca y soporta lo que le echen. El diario es otra cosa.

Exige saber leer, y aunque a alguno le parezca un atrevimiento, la mayoría de la gente no sabe leer más allá de un titular. Antes se decía un titular y el pie de foto, pero como llegaron los modernos diseñadores, se han complicado las cosas y ahora usted tiene que buscar como perro ansioso dónde se le ha ocurrido al genio poner los pies de foto.…  Seguir leyendo »

Probablemente nunca hubo tiempos mejores. Otra cosa es que pensáramos, con cierta ingenuidad, que estábamos ayudando a cambiar el mundo cuando en realidad era el mundo el que nos cambiaba a nosotros y nos dejaba este poso de melancolía que se reduce a creernos que hubo tiempos mejores. Si los hubo, duraron tan poco que cuesta trabajo definirlos. ¿Desde cuándo hasta cuándo, y por qué? Lo que sí me parece evidente es que las dificultades para ser ingenuos han aumentado considerablemente.

Julian Assange cumplió ayer 44 años. Lleva tres asilado en la embajada de Ecuador en Londres para protegerse de la extradición que le pide Suecia, donde echó cuatro polvos; dos de ellos reglamentarios y los otros menos.…  Seguir leyendo »

Los ciudadanos de todo el mundo asistimos hace apenas unos meses con asombro a la revelación de la existencia de dos programas de vigilancia masiva de las comunicaciones por parte del Gobierno norteamericano. La justificación gubernamental estadounidense ante tal violación del derecho fundamental a la intimidad personal y familiar resultó previsible: los programas han sido eficaces porque han “prevenido muchos ataques terroristas”. Nunca se especificó cuáles fueron estas acciones, lo que obviamente produce en el ciudadano una sensación amarga, que aumenta su incredulidad.

En cambio, es menos previsible la respuesta que pueda dar el Gobierno en cuanto al caso Edward Snowden, exagente de la Agencia de Seguridad Nacional (ASN) y presunto whistleblower o denunciante de esta información.…  Seguir leyendo »

EL pasado 19 de junio, justo un año después de que Julian Assange solicitase asilo diplomático, el ministro de AAEE de Ecuador Ricardo Patiño visitó al fundador de Wikileaks en la Embajada de Ecuador en Londres. Posteriormente, el Canciller Patiño y su homólogo británico William Hague acordaron mantener abiertos los cauces diplomáticos y establecer un grupo de trabajo técnico de carácter bilateral para tratar de buscar una solución al caso Assange.

Aunque aparentemente pueda parecer que nada ha cambiado después de esta visita, lo cierto es que la mera creación de este grupo de trabajo supone una novedad importante. De entrada, permite «encapsular» el problema, de forma que no siga perjudicando a las relaciones bilaterales, y, en segundo lugar, abre el camino a una solución negociada, descartando implícitamente otras opciones, digamos «traumáticas», sobre las que en su momento se especuló.…  Seguir leyendo »

El caso Assange tiene varias dimensiones. Despojándola de otros aspectos, la cuestión gira en torno a la acogida prestada al fundador de Wikileaks, el ciudadano australiano Julian Assange, en la Embajada de Ecuador en Londres y su posterior asilo diplomático otorgado por el Gobierno ecuatoriano. Esa situación plantea problemas de envergadura jurídica y política cuyas perspectivas de solución pueden verse iluminadas por un precedente de hace más de medio siglo.

Por las declaraciones emanadas de los gobiernos ecuatoriano y británico, las principales divergencias parecen centrarse en las siguientes cuestiones: ¿existe el asilo diplomático como institución de Derecho Internacional, fuera del ámbito latinoamericano?…  Seguir leyendo »

La crisis política y diplomática entre el Reino Unido y Ecuador ha marginado momentáneamente a la crisis económica. Para analizarla hagamos, por un momento, abstracción de los ingredientes políticos y personales del embrollo. Un ciudadano australiano de visita a Suecia establece una relación amistosa con una ciudadana sueca que finaliza en la intimidad de un dormitorio. Según la mujer, después de haber compartido sus mutuas apetencias, se quedaron dormidos. En ese trance el varón se desvela y decide renovar sus deseos sexuales mientras la mujer dormía.

Hasta aquí, la versión que la ciudadana sueca manifiesta a una fiscal para que persiga el hecho penalmente.…  Seguir leyendo »

En el cubículo de la embajada del Ecuador en Londres, donde está refugiado, Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, tendrá ahora tiempo de sobra para reflexionar sobre la extraordinaria historia de su vida, que comenzó como oscuro ladronzuelo de la intimidad ajena (es lo que hace un hacker informático, aunque el anglicismo trate de inocular dignidad a ese innoble oficio) en el país de los canguros y ha terminado convirtiéndolo en un icono contemporáneo, tan famoso como los futbolistas o roqueros más de moda, para muchos en un héroe de la libertad de expresión y en el centro de un conflicto diplomático internacional.…  Seguir leyendo »

La aparición de Assange en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres para pregonar al mundo las bondades de su cruzada contra la libertad de prensa y la perfidia de Estados Unidos, y por ende de Gran Bretaña y Suecia, para sofocarla no tiene desperdicio. Propaganda en estado puro y torticero.

Sean cuales sean las intenciones de Estados Unidos hacia el filtrador de miles de telegramas secretos, el hecho es que Assange escamotea la verdad ocultando las causas de su odisea. En su sermón desde el inapropiado púlpito diplomático ecuatoriano no mencionó, ni de pasada, la razón por la que Londres ha prometido extraditarlo a Suecia.…  Seguir leyendo »

La algarabía en torno a la concesión de asilo por Ecuador al fundador de Wikileaks, Julian Assange, oculta las esenciales incoherencias subyacentes. Sólo examinando éstas entenderemos lo que realmente está en juego.

Para empezar, Ecuador, cuya política en materia de libertades en general y libertad de prensa en particular, es todo menos abierta, enarbola la bandera del Estado de derecho y el respeto a la libertad de expresión, al tiempo que arroja dudas sobre Suecia, un país líder en materia garantías procesales y el derecho internacional.

Esta incongruencia se completa con Baltasar Garzón, quien debe su proyección internacional a la exitosa petición de extradición de Augusto Pinochet, basada en una interpretación estricta del asilo político, que ahora, a la cabeza del equipo jurídico de Assange, defiende una posición radicalmente opuesta.…  Seguir leyendo »

El Reino Unido (RU) ha decidido, por resolución firme, en un procedimiento en el que ha tenido que pronunciarse incluso el Tribunal Supremo, la entrega a Suecia del ciudadano australiano Julian Assange, a quien se le persigue en este último país por la supuesta comisión de varios delitos contra la libertad sexual. Anteriormente, Assange había adquirido notoriedad universal por la filtración a distintos periódicos de miles de documentos secretos en los que se revelaba el contenido de numerosas comunicaciones mantenidas entre el Departamento de Estado norteamericano y sus embajadas de todo el mundo.

El 19 de junio del presente año, vulnerando el arresto domiciliario al que estaba sometido, Assange se refugió en la embajada de Ecuador en RU.…  Seguir leyendo »

We have spent our careers as filmmakers making the case that the news media in the United States often fail to inform Americans about the uglier actions of our own government. We therefore have been deeply grateful for the accomplishments of WikiLeaks, and applaud Ecuador’s decision to grant diplomatic asylum to its founder, Julian Assange, who is now living in the Ecuadorean Embassy in London.

Ecuador has acted in accordance with important principles of international human rights. Indeed, nothing could demonstrate the appropriateness of Ecuador’s action more than the British government’s threat to violate a sacrosanct principle of diplomatic relations and invade the embassy to arrest Mr.…  Seguir leyendo »

Ecuador’s decision to grant asylum to Julian Assange, the founder of WikiLeaks wanted in Sweden for questioning over claims of rape and sexual molestation, has put the country in a political standoff with Britain, where he is holed up in the Ecuadorean Embassy.

But the confusion in London has, in fact, little if anything to do with Ecuadorean-British relations and everything to do with regional and local politics in the Western Hemisphere. And it has little to do with protecting Mr. Assange’s right to a fair trial or freedom of the press — which Ecuador’s president, Rafael Correa, has trampled upon at home.…  Seguir leyendo »