Caso Procés

La alargada sombra judicial europea de Puigdemont

Si bien con una fuerza y una cadencia decrecientes, a nivel institucional siguen manifestándose las ondas sísmicas derivadas del proceso independentista catalán que alcanzó su cenit en otoño de 2017. Una destacada fuerza disruptiva muestra Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat y en la actualidad diputado del Parlamento Europeo, gracias a su recurrente capacidad para generar tensión tanto en el escenario político interno como, sobre todo, en el ámbito judicial europeo. Su detención en Cerdeña a finales de septiembre y posterior puesta en libertad por el tribunal competente, que rechazó ejecutar, dejándola en suspenso, la orden europea de entrega remitida por el juez Llarena, proporcionan un nuevo episodio de la ya prolífica serie de peripecias jurisdiccionales que se han ido sucediendo desde que, cuatro años atrás Puigdemont adquiriese la condición de prófugo de la justicia española y fijara su residencia en Waterloo.…  Seguir leyendo »

Bajo el volcán de la anomalía democrática

Con la impotencia con la que hay que asumir las secuelas de una catástrofe de la naturaleza como la erupción volcánica que asola la isla de La Palma, la estructura de poder en España persigue que se admitan con igual naturalidad los desatinos obrados por la mano humana de quienes atienden a su ciego egoísmo. A este fin, estos últimos actúan con la desenvoltura del capitán Renault en Casablanca, donde monta un escándalo de padre y muy señor mío para desviar la atención. Así, el jefe de gendarmes finge el hallazgo de un casino clandestino en el Café de Rick que regenta el personaje de Bogart sin olvidar, en medio de la garata, de meterse en el bolsillo el fajo de billetes que le desliza el crupier por tolerar como propia -¡y tanto!-…  Seguir leyendo »

El día que Puigdemont detuvo a Sánchez en Cerdeña

Nadie contaba con que la erupción del volcán nos devolviera a Puigdemont pringado entre la lava. Al menos no el juez Llarena que el pasado domingo almorzaba contento y relajado con un vocal del CGPJ, otro amigo del ámbito judicial y sus respectivas esposas en el Asia Gallery del Palace. La euroorden contra el prófugo seguía viva, pero nada la traía al primer plano de sus preocupaciones.

Tampoco podía imaginarlo la ministra de Justicia, Pilar Llop, cuando el jueves se sentó en el Palco de Honor del Real acompañando a una elegantísima y muy ovacionada Reina Sofía, junto al presidente del Senado, Ander Gil, el ministro de Cultura, Miquel Iceta, y el presidente del Teatro, Gregorio Marañón.…  Seguir leyendo »

La nueva detención -casual o ¿provocada?- de Carles Puigdemont en Cerdeña (Italia) añade quebrantos e interrogantes tanto a la Orden Europea de Detención y Entrega tramitada ante un tribunal belga («asunto bilateral» judicial hispano-belga), como a los efectos del levantamiento de la inmunidad parlamentaria.

El enjambre judicial se origina porque el auto de 30 julio ante el Tribunal General de la UE (TG) -instancia judicial inferior al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)-, aunque confirma provisionalmente la retirada de la inmunidad como eurodiputado a Puigdemont, se reserva la opción de revisar la situación si hubiera nueva detención en un Estado miembro distinto a Bélgica o Francia -donde debe llevar a cabo su trabajo de eurodiputado, en Bruselas y Estrasburgo-, mezclando el TG el litigio prejudicial en interpretación con la impugnación de la retirada de la inmunidad.…  Seguir leyendo »

Hacía tiempo que no oíamos hablar del President Puigdemont. De Puigdemont sí, entiéndanme, aunque más bien poco. Pero del President Puigdemont ya casi nunca. Incluso en TV3 apareció el otro día subtitulado como “Junts”, por el partido al que se supone que todavía lidera, mientras, lógicamente, se reservaba el título de “President” en exclusiva a Pere Aragonès. Hoy, incluso Aragonès ha tenido que re-reconocerlo como president, aunque lo haya hecho en minúsculas y por Twitter, piando sobre amnistía y autodeterminación pero sin decir ni pío sobre la independencia ni la Justicia española.

Un mensaje poco institucional pero muy institucionalista, digamos, en el que por esas informalidades del Twitter, que parece que han venido para quedarse, se dirige a todo un President de la Generalitat, al exiliado y represaliado aunque ya no único legítimo, como a un tal @krls.…  Seguir leyendo »

Ocho segundos de ruido y furia y cuatro años de cobardía podrían estar tocando a su fin con la detención de Carles Puigdemont en Cerdeña. Y el caso es que nadie se fiaba. Ni se fía. El explosivo cóctel de incredulidad y alarma que siguió a la noticia recordaba a las primeras horas del 23-F, cuando aquel señor con tricornio y con bigote hizo algo que técnicamente no podía ser ni salir bien (¡asaltar el Congreso!).

Pero en realidad hacía tan poco que se había muerto Franco, estaba la democracia tan prendida con alfileres, que a mucha gente lo fatal le pareció bastante más verosímil que lo normal.…  Seguir leyendo »

No sé qué resulta más sorprendente. Que el debate sobre los indultos a los líderes independentistas catalanes se haya producido en los últimos meses en el eje derecha-izquierda o que el apoyo mayoritario se sitúe en este último lado. Progresista sería al parecer utilizar una antigualla de raíz absolutista y de excepción al normal funcionamiento del Estado de Derecho; progresista sería utilizarla a favor de condenados por una sedición con un punto de mira nada internacionalista: la escisión del Estado de una comunidad rica. Pulpo como animal de compañía.

Lo que sí tiene todo el sentido es que el debate sea político y no jurídico.…  Seguir leyendo »

Recordad los indultos

Entrar en la cabeza del doctor Pedro Sánchez solamente es posible con la literatura. Cómo se mantuvo firme hace apenas unas semanas, con el rictus oculto por la mascarilla, aguantando el vacile de Rufián. Podríamos tirar de términos dramáticos, como vejación o desprecio: pero si te despojas de la dignidad para seguir viviendo el sueño del muñeco que corona la tarta, nadie puede ofenderte. Claro que Gabriel Rufián, aparentemente, sí que vejó y despreció a Sánchez al recordarle el valor de sus promesas: la última fue decir que nunca apoyará un referéndum de autodeterminación, como antes aseguró que no habría indultos.…  Seguir leyendo »

Comenzó junio con el anuncio, más o menos velado, de la voluntad del Gobierno de conceder indultos a los condenados por sentencia firme tras el llamado juicio del procés. El debate público sobre la conveniencia de otorgar tal medida de gracia a quienes no han dejado de mostrar su firme voluntad de volver a cometer los hechos por los que fueron condenados no se hizo esperar y posiblemente nos acompañe aún durante muchos días. En el camino se han oído argumentos a favor y contra de los más diversos sectores de la sociedad, así como la intención de impugnar los decretos de concesión ante la sala Tercera del Tribunal Supremo.…  Seguir leyendo »

Le llamó el teatro de la palabra, el espacio donde lo más acendrado del separatismo catalán increpaba y tachaba, sin embargo, las palabras del presidente. Este no se inmutó, musitó palabras atropelladas de adherencias hacia la concordia y el espíritu constitucional precisamente cuando muchos niegan absolutamente tanto ese mismo espíritu como la Constitución que les ha dado la mayor dosis de autonomía y libertad que las regiones han conocido en su historia. La partitura que se ha empeñado en escribir busca afinaduras que no llegarán. Es un juego de todo o nada. Un enrevesado juego de suma cero que solo genera fricciones, desencuentros y demasiadas, tal vez, frivolidades que no ayudan a cohesionar un país que a algunos molesta.…  Seguir leyendo »

El miedo a la realidad

Los indultos, a la espera de resultados contantes y sonantes, no dan por finalizado el proceso. Pendientes del Supremo los recursos contra los indultos, presentados por los tres partidos de la oposición, el Tribunal de Cuentas, nueva inquisición económica según el enunciado nacionalista, ha cerrado los expedientes por presunta malversación de caudales públicos, con embargos y subastas de bienes a la espera.

La coherencia de la reconciliación pasa por no molestar a los beneficiarios, lo que valida el redoble de Arcadi Espada: "El Estado sigue creyendo que España tiene una deuda que pagar a los nacionalistas", y coloca de nuevo al Gobierno en una posición mutante, que va del "no podemos hacer nada en contra del tribunal", "el tribunal no es jurídico", "la sentencia no es firme" y "cuando lo sea, puede ser recurrida".…  Seguir leyendo »

Las tres falacias del indulto

Entre los diferentes argumentos que tanto el Gobierno como sus partidarios han deslizado estos días entre la opinión pública a propósito de los indultos a los presos del 1-O, hay tres que son absolutamente confusos y que no contribuyen en nada a que se pueda conformar un discurso racional por parte de la ciudadanía, más bien todo lo contrario. Son éstos: la venganza de la ley, la concordia y el interés superior de España, que podría calificarse también como utilidad pública o interés general.

Para intentar aclarar el primero, utilizaré la metáfora a la que alude José Castillejo en su espléndido libro Democracias destronadas, una obra que debería ser lectura obligatoria entre nuestros bachilleres.…  Seguir leyendo »

"De esto que veis aquí no quedará piedra sobre piedra que no sea destruido". Lucas (21, 5-19) recoge estas palabras atribuidas a Jesús "cuando algunos le hablaban del Templo". También lo hacen Marcos y Mateo.

No consta que José Luis Ábalos, ministro de Transportes, tuviera en mente el pasaje bíblico cuando hace unos días habló de las "piedras" en el camino del diálogo para referirse a las causas abiertas en el Tribunal de Cuentas contra antiguos altos cargos de la Generalitat a los que se reclama varios millones de euros gastados en la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.…  Seguir leyendo »

¿Después de Sánchez, Companys?

Resulta que en los casos de Cuixart, Jordi Sánchez, Rull, Turull y Forn "se echan en falta gestos o declaraciones" que "hagan evidente su voluntad de reconducir sus reivindicaciones políticas por las vías establecidas".

Pero no sólo eso. Resulta que en el caso de Cuixart el Gobierno advierte que "ha expresado reiteradamente… que volvería a cometer los mismos actos… incluso ha publicado un libro titulado 'Ho tornarem a fer' ('Lo volveremos a hacer')".

Los informes del gobierno reiteran una y otra vez que, en estos cinco casos, no hay el menor atisbo de "arrepentimiento" ni "razones de justicia y equidad" para concederles el perdón.…  Seguir leyendo »

El orden de los factores

Leo a Junqueras, que dice: «El indulto es un triunfo porque demuestra la debilidad del Estado». Otro de los presos independentistas detenido, Cuixart, pontifica: «Será el preludio de la derrota que sufrirá España en Europa». Teniendo en cuenta la incapacidad que demostraron para analizar la realidad catalana, española, europea y mundial cuando se aventuraron a declarar la independencia de Cataluña, creo que en principio no debemos sentirnos amenazados por sus inconsistentes bravatas más dirigidas a la galería secesionista que a la mano que les da de comer y las tolera. El problema es que esos falsos, teatrales y tolerados alardes de fuerza no son tampoco inocuos en la medida en que alimentan la fantasía del éxito secesionista ante su propio electorado, provocando que la situación no amaine sino que se prolongue indefinidamente, lo cual ya encierra un grave daño.…  Seguir leyendo »

La ley reguladora del indulto sólo parece exigir razones de justicia, equidad o utilidad pública para los indultos totales. Sin embargo, puesto que todos han de motivarse, como medidas extraordinarias y excepciones a la separación de poderes que son, el TS, al menos desde 2013, ha extendido esa exigencia a todo tipo de indultos, añadiendo que han de derivarse coherentemente de los hechos que aparecen en el expediente, para así evitar casos de error material patente, de arbitrariedad o de irracionabilidad lógica. Es la única forma de controlar que no se cubra el expediente con razones falsas, absurdas o inventadas. Esos cajones justificativos –justicia, equidad, utilidad pública– son lo suficientemente amplios como para incluir un casuismo enorme y es muy fácil sortear la arbitrariedad, pero eso no impide que la sintamos reptar bajo los énfasis.…  Seguir leyendo »

El indulto de palabras que engañan

Andamos a vueltas con cuestiones que nos tienen perplejos, y que nos dejan un trasfondo de extrañeza cuando con palabras que expresan realidades de gran nobleza vemos que pueden ser utilizadas de muchas maneras, incluso torticeras. Esta es la calculada ambigüedad con la que en estos días vemos que se trata el asunto de unos indultos que tienen toda una profunda carga de complejidad. Porque los indultos que un gobierno puede estudiar y, eventualmente, conceder tienen un itinerario que es claro en nuestro ordenamiento jurídico dentro de un Estado de derecho como es España. Y no se pueden arbitrariamente conceder o negar desde un caprichoso uso y un interesado cálculo que no tiene que ver con las palabras manidas en este festival de una extraña piedad, apelando a sentimientos sagrados y enormemente delicados, para venir a la postre a tapar los verdaderos motivos que se exhiben impudorosamente desde una pretendida magnanimidad.…  Seguir leyendo »

¿Por qué tenemos que pedir perdón?

Salvador Illa afirmaba, en defensa de los indultos a los denominados presos del procés, que «uno y otro dolor requieren de reconocimiento y perdón mutuos». Los indultos se han situado, por empeño del Gobierno, en el escenario del denominado conflicto Cataluña-España. Han dejado de ser el ejercicio de una prerrogativa del Gobierno en el marco de la ley para ser, además, otra cosa: una decisión política de «pacificación». El presidente Sánchez lo ha expresado con claridad en su discurso del pasado lunes: «La razón fundamental de los indultos [...] es su utilidad para la convivencia». Y se añade que «la clara utilidad pública de esta medida» radica en que «es un mensaje sobre todo y ante todo para miles de personas que las apoyaron y que las siguen apoyando [a los presos del procés] como hemos visto, y que se sienten solidarias con su destino.…  Seguir leyendo »

«Reencuentro»: tal fue el título de la conferencia del presidente del Gobierno en el Liceu de Barcelona, cuyo propósito era preparar a la opinión pública ante la inminente aprobación de los indultos para los dirigentes del procés condenados por delitos de sedición, malversación de caudales públicos o desobediencia. Hay ciertas palabras que los lingüistas llaman autoantónimos, y que, según cómo se usen, pueden significar una cosa o exactamente la opuesta (por ejemplo conjurar, que puede ser «conspirar, uniéndose muchas personas o cosas contra alguien, para hacerle daño o perderle», o, por el contrario, «impedir, evitar o alejar un daño o peligro»).…  Seguir leyendo »

Indulgencia plenaria

La frase más sugestiva del padrenuestro es “no nos dejes caer en la tentación”. Para cada uno de nosotros hay una tentación irresistible, de la que no podríamos librarnos con nuestras propias fuerzas. Por eso rogamos a Dios que no nos someta a esa prueba de la que saldremos inevitablemente vencidos: ¡ahórranos la derrota! Schopenhauer interpretaba ese “no nos dejes caer en la tentación” como otra súplica: “No me reveles quién soy”. Me creo recto y virtuoso, pero de repente, inopinadamente, algo me tienta y descubro los límites de esa excelencia de la que me enorgullecía, mi íntimo parentesco con el cieno, no con el cielo...…  Seguir leyendo »