Caso Scala

Hace 40 años, el 15 de enero de 1978, un grupo de jóvenes arrojó cócteles molotov en la entrada de la sala de fiestas Scala, provocando un incendio que destruyó el edificio y mató a cuatro trabajadores. El caso conmovió a la sociedad catalana y la filiación ácrata de los autores del atentado marcó el declive de un vigoroso movimiento anarquista. Este último denunció el atentado como una maniobra policial. ¿Lo fue verdaderamente? La respuesta, como veremos a continuación, es compleja.

En 1976 se reconstituyó la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y en su entorno confluyeron sindicalistas pragmáticos, figuras del exilio, jóvenes que exaltaban valores como la espontaneidad o la autogestión, grupos autónomos dispuestos a la acción directa y también ‘faístas’ (partidarios de reconstruir la Federación Anarquista Ibérica (FAI)).…  Seguir leyendo »