Caso tarjetas Caja Madrid

Hay días que amanecen con bruma pero que despeja según avanza la mañana. Y pasado el mediodía, cuando se retiran la niebla, descubrimos que a pesar de todo vuelve a brillar el sol.

Bueno, que todo esto no era sino para decirles que estoy emocionada y orgullosa, reconciliada con mi país y con mi tiempo. Porque -tarde y dolorosamente para quienes lo hemos perseguido y para quienes han sufrido la injusticia- hemos conocido la sentencia que condena a Rodrigo Rato y Miguel Blesa a cuatro años y seis meses, y seis años de cárcel, respectivamente, por organizar el entramado corrupto de las tarjetas black.…  Seguir leyendo »

Como en algunos chistes, los 65 exalcaldes, ex concejales de Urbanismo, expresidentes o ex consejeros delegados de cajas de ahorros, y otros ex de relumbrón, se vieron de pronto rodeados ni más ni menos que por un hombre justo, cuyo nombre, Francisco Verdú, no le suena a nadie, y toda su estrategia de defensa se desmoronó.

Francisco Verdú era un alto cargo de Caja Madrid cuando alguien de la confianza del jefe supremo, Miguel Blesa, a su vez de toda la confianza de la cúpula del PP madrileño, inventó las tarjetas black, o sea, negras, para que los enchufados de Blesa, y después de Rodrigo Rato, se forraran con dinero presuntamente negro, a costa de los impositores de la caja.…  Seguir leyendo »

Carta abierta a Su Majestad la Reina de España del director adjunto de EL MUNDO, Iñaki Gil.

Estimada Señora:

Permítame que me dirija a Usted con el tratamiento que como Reina de España merece. Además, no gozo del favor de pertenecer a su círculo de amistades como para llamarla simplemente Letizia, menos aún para apocoparla en Ltzia. Y, en ningún caso, osaría dirigirme a usted como “compi yogui”. Porque no hago yoga. Y porque no soy su compañero. Ni su colega.

Me alegra conocer, Señora, que se encuentra Usted entre los más de seis millones de personas que leen cada mes La Otra Crónica en el sitio web elmundo.es.…  Seguir leyendo »

La confesión es de un amigo del ex vicepresidente y ex ministro de Economía y Hacienda. Amigo y compañero de partido durante más de 30 años.

La declaración de Rodrigo Rato ante el juez Fernando Andreu (16- 10- 2014) es un ejercicio de hipocresía, entendible en el contexto de su defensa ante la imputación de un posible delito de administración desleal, pero insostenible desde el punto de vista de la lógica.

Es un pulso desigual. Rato se defiende todo el tiempo argumentando que él creía que el dinero de la tarjeta B formaba parte de su retribución. El juez y el fiscal, insisten en que él, como presidente de la caja, debía saber que no era así, que la entidad no practicaba ninguna retención por los gastos generados y que, además, la contabilidad interna había buscado un escondite (en la cuenta de quebrantos) para que ni la auditora, ni el Banco de España, ni la inspección de Hacienda detectaran ese fondo de reptiles.…  Seguir leyendo »

En el edificio de Madrid donde la policía registró el jueves las oficinas de Oleguer Pujol Ferrusola y de su socio Luis Iglesias, se rodaron las primeras escenas de la película ‘Carne trémula‘, estrenada en 1997 por Pedro Almodóvar. Paseo de Eduardo Dato, 18. Un elegante inmueble, obra del arquitecto Mariano Cardereza, que fue propiedad del marquesado de Oquendo. Almodóvar filmó a la actriz italiana Francesca Neri en el piso de abajo de las oficinas de Drago Capital. El periodista David Placer, del diario ‘Economiadigital’ fue uno de los primeros en apercibirse de la coincidencia. La localización puede verificarse en la web dedicada a la obra de Pedro Almódovar.…  Seguir leyendo »

Tarjetas opacas

España sigue hoy con más de cinco millones de parados, lleva más de seis años inmersa en una profunda crisis económica y, por primera vez en su historia, está contemplando cómo el porvenir de los hijos se presenta más oscuro, más difícil y menos esperanzador que el que tuvieron sus padres. Pues bien, con este dramático panorama general, la noticia de que unos consejeros y ejecutivos de Caja Madrid –puestos a los que la mayoría de ellos accedieron gracias a sus relaciones con partidos políticos, centrales sindicales o patronales– tuvieron el privilegio de utilizar una tarjeta de crédito que era opaca fiscalmente y cuyos gastos no tenían que justificar, ha sido un motivo más para provocar la indignación generalizada de los ciudadanos.…  Seguir leyendo »